Nina Novak, el ballet clásico pudo más que la guerra

Foto Nina Novak - 1954 Pedro J Torres blogNina Novak es una destacada ex bailarina, coreógrafa y maestra de ballet; nació en Varsovia, Polonia, en 1927, tras formar parte algunos años de diferentes compañías de ballet en diversas partes del mundo, en 1963 escogió como su hogar definitivo a Venezuela, en donde fundó la prestigiosa Academia de Ballet Clásico que lleva su nombre. En esta entrega compartimos con ustedes alguna información resumida así como datos meritorios y relevantes de su vida, consagrada a la danza.

Desde 1935, a sus ocho años de edad, Nina Novak se dedicó de lleno al mundo de la danza clásica; sus primeros pasos en este delicado arte tuvieron lugar en la Escuela de Ballet de la Ópera de Varsovia, bajo la tutela de los maestros Nijinska y Woizikowsky. 

Tras la invasión alemana a Polonia, en 1939, Nina continuó asistiendo a sus clases siempre que los ataques lo permitieran; sólo dejó de bailar cuando fue recluida en el campo de concentración de Jena, en Turingia (Alemania), junto a su hermana Kazimiera. En esa etapa sombría llegó a temer que su vida y la de su hermana hubiesen llegado a su fin, pero ni aún así se apagó su pasión por el ballet. La posibilidad de escapar de ese terrible destino se presentó cuando sus captores nazis le permitieron escribir una nota, una vez al mes; aprovechando la oportunidad se puso en contacto con otra bailarina, esposa de un médico que atendía soldados alemanes heridos en el frente ruso, tres semanas después fue puesta en libertad.

Inmediatamente huyó de Varsovia y emigró hacia los Estados Unidos donde vivió a partir de 1945; en 1948 ingresó al Ballet Ruso de Montecarlo, en el cual permaneció hasta finales de 1962. Luego de participaciones esporádicas en diferentes compañías, en 1963 Nina Novak se instaló definitivamente en Venezuela, donde prosiguió su carrera como bailarina y fundó la Academia de Ballet Clásico Nina Novak.

En 1985, por invitación de Vicente Nebrada, director artístico del Teatro Teresa Carreño, Nina Novak se integró al Ballet Teresa Carreño como directora artística del repertorio clásico, cargo que ejerció durante dos años, luego de los cuales permaneció como invitada regular para dictar clases y bailar con la compañía.

El pasado 14 de agosto le fue otorgado un importante premio en reconocimiento a la Mejor Agrupación de Ballet Clásico 2015 (a la Escuela de Ballet Nina Novak). Ello en homenaje y destacando la valiosa contribución cultural que ha venido haciendo. En efecto, Nina Novak lleva ya cincuenta y dos años de vida productiva y creadora en Venezuela, entregada al arte y al enriquecimiento cultural venezolano. Ella misma confiesa que, la encantó el país, su tierra y habitantes, desde la primera vez que, en 1952, la visitó.

Para  el vocero y creador de la Fundación Torres-Picón, Pedro J. Torres, Novak merece el reconocimiento y aprecio de todos los venezolanos, así como de la comunidad dancística internacional, por su persistente y exitosa dedicación a la causa del ballet clásico frente a los horrores de la guerra.

La música y el deporte rescatan a más de mil niños víctimas de la violencia armada

La violencia, el narcotráfico, la guerrilla, el conflicto armado que castiga al noble pueblo colombiano, han causado profundas heridas, físicas y sicológicas, en aquellos seres inocentes cuyas vidas deberían estar llenas sólo de paz, de alegría, de sueños para el futuro: los niños. En esta nota compartimos desde la Fundación Torres-Picón, cómo la música y también el deporte recuperan vidas y hacen germinar la esperanza.

Muchos jóvenes han tenido que presenciar, y aún sufrir en carne propia, hechos que nunca debieron haber vivido; sin embargo, hasta el momento 1.022 de estos niños han tenido la oportunidad de superar sus traumas y ver el porvenir con una nueva esperanza. Esto ha sido posible gracias al programa Diplomacia Deportiva y Cultural implementado por el Ministerio de Relaciones Exteriores colombiano, el cual está enfocado en la prevención del reclutamiento armado infantil a través de la música y el deporte; el éxito que este programa está alcanzando se manifiesta en los diferentes intercambios culturales que ya se han efectuado con otros países.

-Una iniciativa gubernamental colombiana que está logrando importante reconocimiento internacional y espacios en grandes medios de comunicación, comenta Pedro J. Torres.   

Efectivamente, un grupo de nueve jóvenes ejecutantes de guasa, cununo, marimba y tambora,  provenientes de Tumaco, Barbacoas, Mosquera, Roberto Payán y El Charco (Nariño), realizaron recientemente una serie de presentaciones ante auditorios de Washington, la Universidad de Howard y la escuela primaria John Easton, en las cuales ofrecieron una demostración de talento y creatividad en la interpretación de piezas tradicionales de la costa del Pacífico Sur de Colombia.

Posteriormente los jóvenes artistas se presentaron en la sede de la Organización de Estados Americanos (OEA), y tras una visita a la ciudad de Nueva york volvieron a Bogotá, con una nueva visión de la vida y un renovado deseo de llevar un mensaje de paz y reconciliación a todos los pueblos que se han visto azotados por el flagelo del conflicto armado.

A su regreso, los jóvenes ofrecieron al ministerio un concierto simbólico, en agradecimiento por la oportunidad que el programa les ha ofrecido.

Luis Armando Soto explicó que “esta iniciativa se viene desarrollando desde 2011 y hasta el momento se han vinculado niños de 58 municipios de 17 departamentos, que han visitado un total de 39 países en intercambios que han transformado su forma de pensar, abriendo las ventanas del mundo a los niños, lo que les permite conectarse con lo mejor del deporte mundial y lo mejor de la música, que les aporta en materia humana, cultura y liderazgo”. Igualmente destacó que el Ministerio ofrece acompañamiento permanente a los muchachos, quienes a su vez se comprometen a actuar como multiplicadores de este mensaje de aliento, a fin de impulsar a quienes les rodean a dedicar sus energías a la música y al deporte, alejándose así de los grupos armados.

Para Torres, directivo y creador de la Fundación Torres-Picón, dedicada a promover la prevención en salud, con acento en la obesidad infantil y juvenil, así como la cultura, las artes y la educación para la superación personal y colectiva; luchar en contra de la violencia y por la paz es algo que enaltece por igual a pueblos, comunidades y gobiernos, y si es con música y deporte ¡mejor!

La Música Coral Latinoamericana, presente en la Gran Canaria

Este 23 de noviembre, en el Paraninfo de La Universidad de Las Palmas de Gran Canaria, tendrá lugar por primera vez un grandioso encuentro de música y danza latinoamericana en el cual seis grupos corales y seis agrupaciones de ballet, en representación de Colombia, Venezuela, Brasil, Perú, Cuba, Chile, Bolivia y Argentina, ofrecerán un espectáculo artístico intercultural con el que darán a conocer al público canario las diferentes manifestaciones de la música y de las danzas folclóricas de cada uno de estos países. La información es compartida por la Fundación Torres-Picón.

Las corales que tomarán parte en este encuentro son la Coral Cum Decore, el Coro Ainur, el Coro Círculo Mercantil, el Coro Voces Del Mundo y el Coro Schola Cantorum.

Los grupos de baile que también estarán presentes son Danzas y Expresiones de Venezuela, Encanto Boliviano, Amazonas del Perú, Danza Contemporánea Nara, el Ballet colombiano Macondo y el bailarín colombiano Brian Carrillo.

Se trata de un evento internacional musical y dancístico, en onda de responsabilidad social, solidario, ya que los fondos que se recauden serán íntegramente donados a “La Casa de Cultura y Solidaridad”, una asociación civil cuyo principal objetivo es la defensa y promoción de los derechos humanos, a través del combate de la esclavitud infantil, el hambre y el desempleo. Esta asociación, con sedes en todo el territorio español, además de en la Gran Canaria, colabora también con obras sociales que apoyan a personas de bajos recursos.

El proyecto de este espectáculo, auspiciado por “El coro de Voces del Mundo” y organizado por “El Patio de Las Culturas” y el “Aula de Alfredo Kraus”, surge con el propósito de mostrar ante el público de Canarias toda la riqueza de las tradiciones culturales de Latinoamérica, su música, sus bailes y su folclor, a través de la puesta en escena del talento de artistas y bailarines de alta calidad técnica e interpretativa, para descubrir un nexo cultural entre estas manifestaciones y el saber popular canario.

Evento que la Fundación Torres-Picón saluda, desde los puntos de vista cultural  y como innovación responsable o solidaria, comentó Pedro J. Torres.

Giacomo Puccini, el visionario renovador de la ópera

Desde la Fundación Torres-Picón, compartimos hoy los aspectos más relevantes de este grande de la música de todos los tiempos. Giacomo Antonio Domenico Michele Secondo Maria Puccini nació en Lucca, Italia, el 22 de diciembre de 1858. Es reconocido universalmente como uno de los más grandes compositores de ópera de fines del siglo XIX y principios del XX; utilizaba como efectos los recursos tonales y atonales según las necesidades dramáticas de la historia, por ello es considerado como el creador de los conceptos musicales que regirían al cine. Combinó en forma admirable las técnicas alemanas e italianas en la realización de sus composiciones. 

Su legado está formado por doce óperas, una Misa solemne, un Himno a Roma, un capricho sinfónico, dos preludios sinfónicos y tres minués para cuarteto de cuerda y unas pocas piezas instrumentales compuestas en su juventud y, aunque comparada con las de sus predecesores su obra no fue muy profusa, Puccini fue la gran figura de la lírica internacional de las primeras décadas del siglo XX.

Nace en una familia de músicos, varios de cuyos miembros habían sido maestros de capilla de la catedral de Lucca desde el siglo XVIII; al morir su padre Michele en 1863, Giacomo heredó esta responsabilidad, por lo que fue puesto bajo la tutela y la enseñanza de su tío Fortunato Magi, aunque con pocas esperanzas porque hasta entonces el niño no había dado muestras de poseer talento musical. No fue sino hasta los quince años, cuando ingresó al Instituto de Música Pacini de Lucca, dirigido por el maestro Carlo Angeloni, que comenzó a interesarse seriamente por esta; entonces se reveló como un organista y pianista de talento y fue muy solicitado por los principales salones e iglesias de su ciudad.

En 1876 tuvo la oportunidad de asistir en Pisa a una representación de la Aída, de Verdi, la cual fue para él un descubrimiento, a partir entonces decidió dejar el cargo heredado y dedicarse a la composición de óperas; esta decisión fue reforzada durante el tiempo que pasó estudiando en el Conservatorio de Milán, donde su maestro Amilcare Ponchielli lo alentó a escribir su primera obra, fue así como en 1884 estrenó Le Villi, con la que obtuvo un éxito notable. Su segunda ópera fue Edgar, estrenada en 1889 tras cinco años de trabajo, con esta pieza no se repitió el éxito anterior y nunca fue incluida en repertorio. Pero en 1893 consiguió su primer triunfo con Manon Lescaut, obra que representó su consagración; luego estrenó La Bohème, una de sus obras más famosas, en 1896; en 1900 su obra más dramática, Tosca, y en 1904 la exótica ópera Madama Butterfly, la cual no vio el éxito de inmediato pero tras ciertos arreglos se convirtió en la obra que aclamamos hoy.

No obstante, a partir de este momento comenzó una etapa difícil en la vida de Puccini en la que sufrió varios reveses, incluyendo un accidente automovilístico; en cuanto a la música, inició una renovación de su estilo para evitar el estancamiento, así compuso en 1910 La fanciulla del West y en 1917 La rondine. Estos cambios fueron la causa de que, a pesar de su excelencia, sus nuevas óperas no fuesen tan bien acogidas por el público como las anteriores; entre estas nuevas piezas se cuentan  Il tabarro, Suor Angelica y Gianni Schicchi, que juntas conformaron lo que él denominó Il Trittico.

A su muerte, acaecida en Bruselas, Bélgica, el 29 de noviembre de 1924, dejó sin terminar su última y más arriesgada ópera, Turandot, dejando al compositor italiano Franco Alfano la tarea de concluirla.

“Estos datos que articulamos con información de agencias y medios digitales internacionales, buscan acercar a estas figuras y a la maravillosa dimensión de la música, principalmente a jóvenes y niños en todos los lugares. Estamos convencidos que las bellas artes, la cultura y la educación, además de la prevención en salud constituyen herramientas combinables de enorme valor para el desarrollo integral de nuestros muchachos” acotó Pedro J. Torres, presidente y vocero de la Fundación Torres-Picón.

Presentan en México el ciclo fílmico “La nueva danza francesa”

 

Desde hace varios siglos, Francia ha sido pionera en el arte sublime de la danza; especialmente París, ha marcado pauta y, principalmente en el pasado siglo XX y los años transcurridos del presente siglo XXI, la capital francesa ha marcado pauta en cuanto a técnicas y estilos se refiere.

Esto es particularmente evidente en lo tocante a la danza contemporánea, en la cual se ha producido toda una nueva experiencia coreográfica en la cual los bailarines pueden presentar actuaciones llenas de brillo, arte y condición física. Nada mejor que el cine para inmortalizar tales demostraciones y hacer posible que las disfrute un público mucho mayor que el que cabe en una sala de espectáculos, suscribe Pedro J. Torres, vocero y presidente de la Fundación Torres-Picón, al compartir la información.

Es por esto que, en  la Sala Guillermo del Toro del Instituto Cultural Cabañas, la Alianza Francesa de Guadalajara ha ofrecido al público un ciclo cinematográfico titulado “La nueva danza francesa”, en el cual se presentó una retrospectiva sobre la danza contemporánea, con filmes realizados por cineastas franceses, en los que se registran actuaciones llevadas a cabo a partir de los años ochenta del pasado siglo hasta el presente.

Los cortometrajes seleccionados para este muy reciente ciclo cinematográfico incluyeron piezas coreográficas, entre otros realizadores, de Régine Chopinot, Philippe Decouflé, Odile Duboc, Régis Obadia, Christian Rizzo, Luz Caty Olive, Alain Buffard, Boris Charmatz.

Desde la Fundación Torres-Picón, estimamos y aplaudimos la idea. “Nos parece genial haber conformado y programado jornadas de cine para el aprendizaje y disfrute con tal propósito” señaló Torres.

 

Joven Orquesta y Coro de Madrid brinda música para todos los gustos

 

La Joven Orquesta y Coro de la Comunidad de Madrid (JORCAM) en unión con los Teatros del Canal, ofrecen este año una nueva temporada del Ciclo Ibercaja de Música, con una serie de veintinueve conciertos dedicados al propósito de acercar la música clásica a todo tipo de público; estos conciertos han sido repartidos en cuatro niveles: conciertos para niños, conciertos para familias, conciertos para jóvenes y Matinés Musicales presentados por grupos de cámara o solistas. La información es compartida desde la Fundación Torres-Picón.

Esta programación está especialmente pensada para que cada espectador encuentre algo en el ciclo que vaya de acuerdo con su carácter y pueda disfrutar a plenitud; así, por ejemplo, en la categoría de los conciertos para la familia se presentan programas que recorren la música del pasado siglo XX, con piezas de Michael Jackson, Bob Marley o Bruno Mars.

Unos doce mil estudiantes de las escuelas, por su parte, disfrutan también de la programación de este ciclo, habiendo recibido previamente una preparación especial ofrecida en sus planteles por las guías del JORCAM.

Finalmente, en el nivel de conciertos para jóvenes, la protagonista es la propia JORCAM, organizadora del evento, acompañada de agrupaciones musicales invitadas.

Albert Boadella, director artístico de los Teatros del Canal, manifiesta que el Ciclo Ibercaja de Música es un instrumento especialmente destinado a abrir las puertas del fascinante mundo de la música clásica a aquellos públicos, especialmente el infantil y el juvenil, que normalmente no tienen acceso a ella; en tal sentido expresa que “hay que acabar con los prejuicios que separan a los músicos de la sociedad, para que los niños dejen de ver la música como una cosa lejana”.

Este ciclo musical tiene como motivación principal la urgente necesidad de ofrecer a los niños y jóvenes una educación musical que no está presente en los programas escolares formales españoles; a este respecto, el director de orquesta de JORCAM insiste en que “empezar a estudiar música desde pequeños nos da un panorama diferente, nos abre al arte, nos hace mejores personas, por eso es imprescindible”, quien asegura que su objetivo primordial es formar a los jóvenes que integran la orquesta, casi cuatrocientos músicos en pleno desarrollo, cuyas edades van desde los tres hasta los veinticuatro años.

Lo dicho por el vocero de JORCAM, es algo que compartimos plenamente en la Fundación Torres-Picón, apuntó su presidente y creador, Pedro J. Torres. “La música abre a los niños y jóvenes infinitas posibilidades de desarrollo y crecimiento personal, mientras se ocupan o enfocan en actividades que reportan y multiplican en sus comunidades, y en la sociedad en general, tanto resultados como visiones o caminos de positivo bienestar y salud”.

 

Por primera vez Ballet Teresa Carreño y Teresa Danza Contemporánea danzan juntos

 

La sala Ríos Reyna en Caracas ha sido el escenario del primer encuentro entre el Ballet Teresa Carreño y Teresa Danza Contemporánea, bajo el auspicio de la Fundación Teatro Teresa Carreño y con el acompañamiento musical de la Orquesta Sinfónica de Venezuela, bajo la dirección del maestro Alfonso López Chollett; se presentó el estreno de la coreografía “Pájaro de Fuego”, de Brixio Bell, además de creaciones de Walter Castillo y Félix Oropeza, comparte la Fundación Torres-Picón.

La pieza “Letargo”, de Walter Castillo, está basada en el ballet “La Siesta de un Fauno”, el cual fue originalmente coreografiado por el bailarín de ballet y coreógrafo ruso Vaslav Nijinski, con música del compositor francés Claude Debussy. En esta ocasión fue creada para el Ballet Teresa Carreño una versión coreográfica con una línea neoclásica-contemporánea y una puesta en escena minimalista que representa la continuación del sueño, privando a la historia original de sus atributos míticos, poniendo en relieve sus características reales, se explicó.

La segunda producción, “Tepumeremé” es una pieza original de Félix Oropeza, basada en el Mito de Amalivaca tal y como está representado en el mural del dramaturgo venezolano César Rengifo, esta obra tiene como acompañamiento musical la composición del maestro Inocente Carreño, “La Margariteña”. Se trata de una composición y creación colectiva en la que toman parte los catorce intérpretes-creadores que integran el grupo Teresa Danza Contemporánea.

El cierre del encuentro de creaciones fue el estreno de la obra “Pájaro de Fuego” de Brixio Bell, con música de Igor Stravinsky, interpretada por el Ballet Teresa Carreño. En esta coreografía, de Bell se presentó una versión actualizada del cuento original, el cual está basado en historias folclóricas tradicionales rusas que hablan sobre un ave mágica de intenso brillo; contó con vestuarios innovadores, originales escenografías y un elaborado juego de iluminación y efectos especiales escénicos, lográndose excelentes comentarios así como el entusiasmo y reconocimiento del público.

Desde la Fundación Torres-Picón, su vocero y presidente Pedro J. Torres, saluda y felicita este esfuerzo y buena iniciativa dancística llevada a cabo en Venezuela.

 

Un concierto para recordar la música y celebrar la amistad

 

La conmemoración de los cincuenta años de la recuperación de las relaciones diplomáticas entre Alemania e Israel, celebrada entre el 23 y 25 de octubre, fue el marco que encuadró la gira de conciertos que ofreciera la orquesta Sinfónica de Jóvenes Weimar con el maestro Ziv Cojocaru, en las ciudades de Rishon Le Zion, Jerusalén y Tel Aviv, comenta la Fundación Torres-Picón.

Bajo la dirección del maestro Michael Sanderling, la Orquesta Sinfónica de Jóvenes Weimar de Jerusalén inauguró en Berlín, Alemania, el Festival Clásico “Joven Euro”, y luego inició sus presentaciones en Israel con el solista Alexey Stadler en Violoncello y un repertorio de obras de famosos compositores judíos que en la actualidad son poco conocidas, o incluso han sido olvidadas, como la Sinfonía N° 2 de Kurt Weill, el Concierto para chelo y orquesta de Shostakovich y Apertura Fantasía Romeo y Julieta de Tchaikovsky.

El momento estelar de esta serie de conciertos se produjo el domingo 25 de octubre, con el estreno mundial de la obra “Links Metamorfosis”, del compositor israelí contemporáneo Ziv Cojocaru.

El maestro Ziv Cojocaru, nacido en 1977 en Beer-Sheva, es un destacado y versátil compositor, arreglista y pianista. Con una brillante carrera en la escena musical popular israelí, se ha convertido en lazo de unión entre la música clásica, la contemporánea y la popular en su país.

La Orquesta Sinfónica de Jóvenes Weimar de Jerusalén, inició sus actividades en 2011, formada conjuntamente por músicos provenientes de la Academia de Música y Danza de Jerusalén y de Escuela de Música Franz Liszt de Weimar; según palabras del Presidente de la Academia, “La orquesta nació con una misión, la de revivir, ejecutando las obras maestras olvidadas de compositores judíos que habían sido prohibidas. La generación más joven está redescubriendo los valores culturales y ello tiene mayor significado en el 50 aniversario de las relaciones entre Alemania e Israel”.

Para Pedro J. Torres, creador y vocero de la Fundación Torres Picón, que difunde las manifestaciones artísticas, especialmente las relacionadas con la música y la danza, así como orientada a promover la prevención en salud entre niños y jóvenes “la buena música continúa uniendo al mundo, aportándole al desarrollo en paz y en convivencia. Este es un muy buen ejemplo y ocasión”.

 

Georg Friedrich Händel, de un ACV a “El Mesías”

 

Pedro J. Torres promueve que desde el arte y la cultura se respalde el bienestar humano

Pedro J. Torres promueve que desde el arte y la cultura se respalde el bienestar humano

Sin pretender máximo rigor y extenso detalle histórico-biográfico, nos ha parecido interesante compartir desde la Fundación Torres-Picón, en estas entregas informativas, los datos más relevantes de las grandes figuras de la música, y de la danza, universales. Esto para agregar y contribuir con difusión, en forma resumida, pensando un poco en las generaciones más jóvenes. Esta vez nos referiremos a Händel, que aunque nacido en Alemania, es el autor del himno nacional británico “God save the King/Queen”, por el cual el rey Jorge I le otorgó la nacionalidad inglesa, comentó Pedro J. Torres, directivo y creador de la fundación.

Georg Friedrich Händel, músico alemán, nació en la ciudad de Halle el 23 de febrero de 1685. Contemporáneo de Johann Sebastian Bach, fue uno de los más elevados representantes no sólo del estilo barroco sino de la música en todos los tiempos; fue un compositor muy prolífico, autor de más de seiscientas obras en todos los géneros de su tiempo, especialmente oratorios y óperas, a los cuales imprimió un nuevo sello de magnificencia y esplendor.

Oponiéndose a los deseos de su padre, que quería que fuera abogado, Händel inició su carrera como músico en su ciudad natal, donde muy pronto descolló por sus excelentes dotes y obtuvo importantes posiciones, primero como organista de la catedral de Halle en 1702 y, un año más tarde, como violinista de la Ópera de la corte de Hamburgo, donde en 1705 estrenó con gran éxito su primera ópera, “Almira” y luego “Nerón”. Al año siguiente viajó a Italia, donde se familiarizó con el estilo italiano, lo que le permitió enriquecer su propio estilo, tradicionalmente alemán; de esa época datan sus óperas “Rodrigo” y “Agrippina” y el oratorio “La Resurrezione”.

De vuelta en Alemania, en 1710, recibió el cargo de maestro de capilla de la corte del Elector de Hannover, en el cual permaneció poco tiempo puesto que ese mismo año viajó a Inglaterra, donde ganó fama como autor de óperas italianas; a partir de 1712 decidió establecerse en Londres, a raíz del gran éxito que obtuvo allí su opera “Rinaldo”.

En 1714 el Elector de Hannover, en cuya corte había trabajado Händel, fue coronado rey de Inglaterra con el nombre de Jorge I; Händel retomó su relación con su antiguo señor y a partir de ese momento trabajó para la corte de Inglaterra. Es el autor del himno nacional británico “God save the King/Queen”, por el cual el rey Jorge I le otorgó la nacionalidad inglesa.

Fue éste un periodo de gran éxito y prosperidad para Händel, a pesar de los enemigos que se había granjeado a causa de su talento; no obstante, a partir de 1730, la suerte le dio la espalda y las cosas empezaron a salir mal para el músico, a causa de una serie de reveses financieros, la quiebra de su compañía teatral, las intrigas políticas, la competencia de otras compañías y disgustos de toda índole. Hombre corpulento y de carácter irascible, el 13 de abril de 1737 a causa de una rabieta sufrió una apoplejía, tras la cual perdió la movilidad de la mitad derecha de su cuerpo y con ella la capacidad de componer; tenía entonces 52 años. Luego de cuatro meses en cama sin experimentar mejoría, fue llevado a las aguas termales de Aquisgrán (Alemania), donde a las pocas semanas comenzó a recuperar la movilidad de su cuerpo, en lo que él siempre consideró una «cura milagrosa».

De regreso a Londres comenzó a componer de nuevo, pero en 1739 se inició la guerra entre Inglaterra y España, lo que representó para Händel una época de privaciones y penurias. En 1741, ya al borde de la desesperación, recibió de Charles Jennens los textos de una nueva obra sobre la vida de Jesús, a fin de que les pusiera música; súbitamente inspirado, sintiendo que aquellos textos estaban dirigidos a él, se enfrascó en componer y tras tres semanas de trabajo intensivo, sin descanso, concluyó su magna obra: “El Mesías”.

La obra se estrenó en Dublín el 13 de abril de ese mismo año y Händel nunca cobró un centavo por su trabajo, desde el principio dispuso que todo lo que se recaudara sería donado a perpetuidad a los presos y a los enfermos, porque esta obra había producido un milagro en su vida. “Será siempre para los enfermos y para los presos, pues he sido un enfermo y con ella me he curado; y fui un preso, y ella me liberó”.

La fecha 13 de abril siempre fue significativa para él porque los grandes sucesos de su vida se dieron en dicha fecha; como culminación de esto, Händel fallece en Londres a los 71 años, el 13 de abril de 1756, cumpliéndose así su deseo de morir un Viernes Santo.

Con información de agencias y libros consultados.

 

El siglo XVIII vuelve a sonar en la 33ª edición de la “Semana de Música Antigua de Mataró”

 

La Semana de Música Antigua es una cita anual que cada mes de noviembre reúne a los amantes de la música en Mataró, Barcelona, España; este año, la 33ª edición de este melodioso festival se celebra del 8 al 29 de noviembre en los espacios de la Capilla del Hospital Sant Jaume y Santa Magdalena y el Altar del Roser de la Basílica de Santa María; su eje temático será la profundización en la música de estilo rococó, también conocida como “sonido galante”. Se informa desde la Fundación Torres-Picón.

Fue en Francia, a principios del siglo XVIII, cuando surgió el “sonido galante”, un estilo musical que llenaba los nuevos gustos musicales de la época, representando un regreso a lo simple y natural como reacción ante la complejidad y los excesos de la música barroca, y buscando un sonido más clásico y cercano a los sentimientos; este estilo alcanzó su mayor proyección durante el tercer cuarto del siglo.

Así lo indican publicaciones especializadas y opiniones expertas, señala Pedro J. Torres, presidente y vocero de la Fundación Torres-Picón.

La inauguración del festival fue programada para el domingo 8 de noviembre; en esta oportunidad se cuenta con la participación del periodista y musicólogo Joan Vives, quien ofrecerá información acerca de los conciertos que formarán parte de esta edición; posteriormente el pianista Josep Maria Roger ofrecerá un concierto de clavicémbalo con piezas de Ferran Sor (1778-1839), quien fuera el principal exponente del “sonido galante” en Cataluña.

El viernes 13 de noviembre, el afamado y galardonado grupo “Corazón Infantil Amics de la Unió”, el Quinteto “Arcattia” y Vicençç Prunés frente al órgano, interpretarán el recital de “Stabat Mater”, del napolitano Giovanni Battista Pergolesi (1710-1736), dirigidos por Josep Vila Jover.

El sábado 28, el conjunto de música barroca “Ímpetus” presentará las “Piezas de clavecín en concierto”, de Jean-Philippe Rameau (1683-1764).

El domingo 29 de noviembre, el “Trío Barroco del Café” presentará el último concierto por este año, con el título “Del sentimentalismo al rococó francés y al estilo galante de Berlín”; este concierto, que refleja toda la sonoridad y el espíritu de los grupos de música de cámara de las primeras décadas del siglo XVIII, está inspirado en las conversaciones de corte filosófico que sostuvo Voltaire con Federico II el Grande de Prusia en el Palacio de Sans-Souci de Postdam.

Para Pedro J. Torres y la Fundación Torres-Picón, es extraordinaria esta programación, dar una mirada a la música antigua, valorarla y disfrutarla; en un contexto en el que también la contemporánea evoluciona. “Estimamos que la música clásica no envejece, es la misma de siempre, sobresaliente e inspiradora”.