Pedro J. Torres: Sistema de Orquestas y Coros de Venezuela capta bebés músicos

El Sistema de Orquestas y Coros Infantiles y Juveniles de Venezuela, el mundialmente elogiado programa musical venezolano que ha adiestrado a más de 2,5 millones de niños y jóvenes desde 1975, entre ellos, al director de orquesta Gustavo Dudamel, puso en funcionamiento desde finales del año 2012 su más reciente proyecto, el programa “Nuevos integrantes”, el cual tiene como objetivo captar bebés, incluso desde el vientre materno, a fin de impregnarlos con música clásica y, de este modo, rescatarlos de los peligros que encierran la pobreza y la delincuencia, explica Torres, presidente y vocero de la Fundación Torres-Picón.

“Un niño que agarra un instrumento musical es un niño que jamás empuñará un arma”, ha afirmado Leonardo Méndez, coordinador del programa que, hasta el presente, ha logrado atraer a más de 1.500 niños tan sólo en Caracas, la capital de Venezuela. Desde su inicio, el Sistema de Orquestas integraba a sus filas a niños de cinco años en adelante, pero a partir del momento en que arrancó en programa, se cuentan por cientos los niños que acuden mensualmente a la sede caraqueña del sistema, para recibir clases de canto, iniciación musical con instrumentos de papel y conciertos gratuitos. Más aún, un grupo de músicos de “El Sistema” últimamente visita con regularidad los hospitales públicos con la intención de tocar música clásica para las futuras madres, incluso en el momento mismo del parto.

Este sistema de orquestas y coros no para de innovar

En 1975, con la colaboración de sólo nueve músicos, el economista José Antonio Abreu fundó “El Sistema”; poco a poco, con paciencia, empeño y dedicación, su idea fue creciendo, extendiéndose por todo el país, hasta convertirse en una amplia red de orquestas sinfónicas y coros infantiles y juveniles. Y es notable que de cada diez niños que acuden a estas clases, siete provienen de hogares pobres. “El Sistema”, como se ha dado en llamarlo, además de ser el programa de responsabilidad social más importante y continuado en la historia de Venezuela, se ha convertido en el producto de exportación cultural nacional de mayor trascendencia, mundialmente calificado como un “milagro musical”, que ha llegado a ser tomado como ejemplo en países como Colombia, Perú, Bolivia, e incluso en Escocia y Estados Unidos. Y el mismo fenómeno está sucediendo ahora, con el programa “Nuevos integrantes”, ya que en las últimas semanas educadores y músicos provenientes del exterior han llegado a Venezuela, con el objeto de “empaparse” del proyecto y evaluar esas ideas para eventualmente ponerlas en práctica en sus propios países.

El programa “Nuevos integrantes”

Leonardo Méndez, responsable de “Nuevos integrantes”, ha contado -a modo de anécdota- que el programa se le ocurrió una noche, a fines de 2012, cuando trataba de hacer dormir a su hija más pequeña, sin conseguirlo; quizás como último recurso, le puso un CD de música clásica; al instante, la niña se quedó dormida. A través de esa experiencia, Méndez comprendió hasta qué punto la música es capaz de favorecer al relajamiento y al desarrollo cognitivo. “¿Por qué esperar tanto tiempo si podemos captar a los niños desde el momento de nacer?”, se preguntó, y a partir de ese momento comenzó a utilizar ese conocimiento como “gancho” para atraer y convencer a las madres de niños pequeños, y aún a las embarazadas, para que inscriban a sus hijos en el proyecto.

Según Fátima Fernández, profesora de gimnasia musical para madres embarazadas en el novedoso programa, “junto a la piel, el oído es el órgano más desarrollado de los niños. De hecho, tres meses antes del parto, los bebés ya pueden escuchar”. Por su parte, Abigaíl Vázquez, futura madre e integrante del programa, afirma que “es impresionante cómo, dependiendo de los ritmos que uno le va colocando, se va sintiendo cómo el bebé reacciona”.

Canales de televisión y periódicos digitales se han dado a la tarea de documentar esta información que enaltece la música, los niños y jóvenes venezolanos, y también la encomiable labor de quienes trabajan para el Sistema de Orquestas y Coros Infantiles y Juveniles de Venezuela, apuntó Pedro J. Torres, vocero y presidente de la Fundación Torres-Picón.

Pedro J. Torres: Contra el estrés y la depresión, tango y meditación

De ritmo cadencioso y sensual, el tango durante años ha sido considerado una danza elegante y refinada, propia de salones exclusivos; no obstante, recientes estudios han revelado que este sugestivo baile es también una terapia tan eficaz como la meditación para tratar el estrés, la ansiedad y la depresión, señala el presidente y vocero de la Fundación Torres-Picón. El análisis de los bailarines de tango (expertos) demuestra la hipótesis de la “eficiencia neural”.

Pedro J. Torres refiere que, en efecto, en un experimento llevado a cabo por la Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos, un grupo de pacientes que sufrían de depresión fueron asignados al azar a tres grupos: uno participó en clases de tango, otro en clases de meditación, y el tercero (grupo de control) no participó en ninguna. Los resultados indicaron que las personas que bailan tango pueden experimentar los mismos estados mentales de calma y serenidad que las personas que practican la meditación con regularidad, lo cual indica que ambas actividades son igualmente eficaces como tratamiento secundario de la depresión y control del estrés, según han publicado agencias de noticias y medios de prensa digitales.

En la Universidad Santa María de California se llevó a cabo una investigación más profunda, realizando electroencefalogramas (EEG) a los practicantes de la meditación de atención plena y a los bailarines de tango, a fin de evaluar su actividad cerebral durante sus ejercicios. Se comprobó tanto en unos como en otros que se concentraron en un enfoque interno y la atención dedicada fue la misma en ambos grupos.

Por otro lado, se ha comprobado que las personas pueden, a través de la meditación, no solamente disminuir sus niveles de estrés, sino además ampliar sus capacidades cognitivas. En la medida que la mente se va relajando, el cerebro va entrando en un patrón cada vez más amplio de ondas alfa, que son las que aparecen justo antes de dormir y durante la meditación. Estas ondas al principio abarcan un área muy extensa del cerebro y finalmente se concentran en la zona frontal. Si este estado de relajación se profundiza se pueden alcanzar frecuencias aún más bajas, como las de los patrones de theta y delta.

Al igual que con la meditación, a través de este estudio se comprobó que, aunque cada grupo presentó un estado alfa, los bailarines de tango más expertos mostraron en comparación un estado alfa aún más intenso que el de los otros grupos. Los bailarines de tango expertos demuestran la hipótesis de la eficiencia neural, que señala que a medida que aumenta la experiencia se necesitan menos recursos mentales para ejecutar la misma actividad, esto significa que mientras más se practica el tango, aumenta la capacidad de entrar en niveles más profundos de relajación y se perciben con mayor intensidad sus efectos positivos.

Pedro J. Torres recordó que es función de la institución que representa, la Fundación Torres-Picón, destacar las coincidencias y promover sinergias entre el bienestar humano, por una parte, y por la otra, el arte y la cultura.

Pedro J. Torres: La danza hace a las personas más felices y menos estresadas

Bailar es un ejercicio que no necesariamente deba realizarse con una técnica establecida, por el contrario, existen muchas opciones de baile. Para aquellas personas de gustos clásicos está el ballet o el flamenco, pero para quien gusta de algo menos tradicional, ¿por qué no hip hop o la salsa? comenta el presidente de la Fundación Torres-Picón, Pedro J. Torres, que viene enfocando su trabajo en los temas de la prevención en salud y promoción de las artes entre niños y jóvenes. La revista Archives of Pediatrics & Adolescent Medicine publicó una investigación llevada a cabo por el Centro de Suecia para las Ciencias de Cuidado de Salud, en la que fueron estudiadas 112 niñas adolescentes que sufrían de fuertes problemas de dolor de espalda y cuello, estrés, ansiedad y depresión.

Es de todos sabido que bailar es muy divertido y que constituye un estupendo modo de ejercitarse y perder peso, pero un estudio realizado recientemente demostró que el baile puede ser aún más beneficioso de lo anteriormente imaginado.

La revista Archives of Pediatrics & Adolescent Medicine publicó una investigación llevada a cabo por el Centro de Suecia para las Ciencias de Cuidado de Salud, en la que fueron estudiadas 112 niñas adolescentes que sufrían de fuertes problemas de dolor de espalda y cuello, estrés, ansiedad y depresión. Se dividió a este grupo en dos partes, la mitad de las niñas asistieron a clases de baile semanales, mientras que la otra mitad no lo hizo.

Las niñas que tomaron las clases de baile experimentaron una mejora significativa en su salud mental. Bailar las ayudó a desarrollar pensamientos y sentimientos positivos, aumentaron su autoconfianza y su seguridad para hacer frente a problemas, e incrementaron su autoestima y autocontrol. Por si fuera poco, este positivo estado de ánimo se prolongó durante ocho meses aún después de concluidas las clases.

En opinión de Anna Dubert, precursora de la investigación, los resultados arrojados por este estudio “podrían contribuir a nuevos hábitos saludables”. No cabe duda de ello, tomando en cuenta que bailar es de por sí una actividad muy entretenida, el saber que con su práctica se logra además una mejora significativa en el estado físico y mental de las personas, constituye un poderoso estímulo para realizarlo con frecuencia.

Y para hacerlo aún más grato, bailar es un ejercicio que no necesariamente deba realizarse con una técnica establecida, por el contrario, existen muchas opciones de baile. Para aquellas personas de gustos clásicos está el ballet o el flamenco, pero para quien gusta de algo menos tradicional, ¿por qué no hip hop o la salsa? Y aún quienes no tienen interés en tomar clases formales de baile, simplemente pueden bailar en casa mientras realizan sus quehaceres diarios.

Para el presidente de la Fundación Torres-Picón, Pedro J. Torres, dedicada a labores preventivas de la obesidad entre niños y niñas, entre otras tareas, incluida la promoción del arte y la cultura, es indispensable insistir en la formación de conciencia así como en brindar oportunidades a todas las personar para desarrollar estilos de vida saludables. Esto debe hacerse en el hogar y también en las escuelas. Es responsabilidad tanto de los padres y representantes, como de los maestros y profesores. Hay que trabajar lo individual, así como lo colectivo.

Pedro J. Torres: La música ayuda a aumentar la concentración en el trabajo

Aunque hay canciones que producen lo contrario: la música con letras, por lo general hace que el oyente cambie el foco de su atención y se distraiga de su labor, por lo que no resulta conveniente para lograr y mantener un óptimo nivel de rendimiento. El presidente de la Fundación Torres-Picón, Pedro J. Torres, enfocada en la prevención de la obesidad infantil y otros temas relacionados con el ámbito de la cultura y las artes, recuerda que muchas personas necesitan de un ambiente tranquilo, lo más silencioso posible, para poder concentrarse en su trabajo y rendir al máximo en sus labores, pero no todo el mundo es así.

También son numerosos los individuos que experimentan dificultades para permanecer concentrados en el trabajo si tienen que permanecer en un espacio silencioso; para estas personas un acompañamiento musical, seleccionado correctamente, puede ser la solución perfecta para mantener activo el cerebro y concentrarse en la realización de tareas importantes.

Según se publicó en el portal “Business Insider”, investigadores de la Universidad de Birmingham (Reino Unido), han demostrado que la música es capaz de incrementar la productividad de las personas que deben ejecutar un trabajo repetitivo; sin embargo cuando se trata de tareas que requieren mayor capacidad intelectual, la lista de piezas musicales apropiadas debe ser seleccionada de forma más meticulosa.

Ciertas tonadas que van acompañadas de sonidos de la naturaleza, como cantos de pájaros o corrientes de agua, tienen la propiedad de elevar el estado de ánimo, incrementar el funcionamiento cognitivo y ejercer una influencia favorable en la concentración, así lo indican expertos del Instituto Politécnico Rensselaer, EE.UU.

Como asevera Teresa Lesiuk, profesora asistente y directora del programa de terapia musical en la Universidad de Miami, es primordial tomar en cuenta las preferencias personales en materia musical, debido a que la persona que trabaja escuchando el tipo de música que más le gusta, tiende a ejecutar sus deberes con mayor eficiencia, rapidez y creatividad.

No obstante ello, expertos de la Universidad Católica Fu Jen en Xinzhuang, Taiwán (China), afirman que escuchar las canciones predilectas puede perjudicar la concentración, ya que distraen a los trabajadores. En consecuencia, recomiendan que la música ambiental debe ser neutral, sin provocar muchas emociones en el trabajador, para lograr un mejor rendimiento. Igualmente, según la investigación de la compañía Cambridge Sound Management, las canciones, es decir, la música que incluye letra, por lo general hace que el oyente cambie el foco de su atención y se distraiga de su labor, por lo que no es conveniente para lograr y mantener un óptimo nivel de rendimiento.

Otro estudio determina que el volumen también influye en la capacidad de concentración y la creatividad: la música a nivel medio favorece el pensamiento creativo, este nivel, así como el alto, pueden ayudar a la mente a alcanzar un pensamiento más abstracto, pero niveles altos de ruido reducen la capacidad del cerebro para procesar la información.

Para Pedro J. Torres, presidente de la Fundación Torres-Picón, profundizar en el conocimiento y compartirlo, ampliar su difusión, es una contribución invalorable al acervo cultural y al bienestar humano general. Agencias internacionales de noticias y medios de comunicación en todo el mundo hacen su contribución en este sentido, más todos debemos igualmente apoyar las labores de divulgación.

Pedro J. Torres: Investigadores plantean nueva técnica quirúrgica frente a la obesidad

Un grupo de científicos ha probado con éxito en ratones una nueva técnica quirúrgica que podría llegar a sustituir a las “complicadas” e “invasivas” operaciones de reducción de estómago en humanos, ha publicado la revista británica “Nature”, indica Pedro J. Torres, vocero y presidente de la Fundación Torres-Picón, la cual trabaja en prevención de la obesidad y otros temas de relevancia o impacto socio-cultural.

Este nuevo procedimiento, desa rollado por expertos del Vanderbilt University Medical Center de Nashville (EE.UU.), consiste en desviar flujo de bilis hacia la parte final del intestino delgado -el íleon-, reseñan diferentes medios de comunicación internacionales, citando un despacho de la agencia de noticias EFE.

Para Pedro J. Torres, desde la Fundación Torres-Picón, “estimamos que no en todos los casos, solo en los extremos, la vía quirúrgica es el recurso adecuado. Es el médico tratante quien debe recomendar o no un procedimiento determinado. Nos enfocamos en las bondades de la prevención, en atajar el problema antes de que aparezca, estamos convencidos sobre que más vale prevenir que lamentar”, dijo.

El resultado sobre la pérdida de peso en roedores obesos, de acuerdo con este estudio, es comparable al que ofrecen métodos más tradicionales, como la gastrectomía vertical o la cirugía bariátrica.

En esta última, que requiere una mínima incisión al ser por vía laparoscópica, se usan corchetes quirúrgicos para reducir el estómago del paciente, que se une a un asa de intestino delgado mediante el denominado by-pass gástrico.

Mientras que, la gastrectomía vertical extirpa hasta el 90 por ciento del estómago del paciente y el órgano queda reducido a una especie de conducto con una capacidad de absorción aproximada de 50 a 60 gramos.

Estudios anteriores también han demostrado que los ácidos biliares potencian los “efectos metabólicos positivos” que generan los by-pass gástricos.

Teniendo en cuenta este conocimiento, Naji Abumrad, a la cabeza del estudio, y sus colegas, conectaron la vesícula biliar de ratones obesos a diferentes partes del intestino delgado y compararon después los “beneficios metabólicos” que tuvo esta intervención con los de un by-pass durante un periodo de hasta ocho semanas.

Los expertos descubrieron que la simple inyección de flujo de ácido biliar en el íleo es suficiente para obtener efectos similares a los que generan “procedimientos quirúrgicos tradicionales más complicados”.

Al parecer, esos efectos son consecuencia de una reducción en la absorción de grasa en el intestino delgado y a cambios en la microbiota o flora intestinal. Aunque este nuevo procedimiento es “menos invasivo” y más sencillo desde el punto de vista técnico, los autores advierten de que su seguridad y eficacia a largo plazo no han sido aún determinados.

Además, sostienen, esta técnica es inviable para pacientes obesos o diabéticos cuyas vesículas biliares han sido extirpadas para combatir los cálculos biliares.

También es aún pronto para conocer con exactitud hasta qué punto esta nueva intervención quirúrgica es reversible, se agrega en la nota de EFE.

“Los riesgos de la obesidad no son una broma, la obesidad mata. Todos tenemos la corresponsabilidad de actuar, de tomar medidas para que en nuestro hogar, en nuestra comunidad, ciudad, estado, país y continente, disminuya la incidencia de factores que son controlables mucho antes de tener que llevar a un paciente al quirófano” apuntó el presidente y vocero de la Fundación Torres-Picón, Pedro J. Torres (http://pedrojtorres.com/).

Pedro J. Torres: Plan preventivo de adiestramiento y educación anti obesidad para Puerto Rico

El presidente y vocero de la Fundación Torres-Picón, quién trabaja en prevención de la obesidad infantil, comenta que investigadores y médicos puertorriqueños presentaron, en la Universidad de Yale, un plan estratégico para reducir la alta prevalencia de la obesidad infantil en la isla. Debemos evitar y controlar en todas las regiones las graves secuelas de la presencia de un alto índice de grasa corporal y sobrepeso, que la Organización Mundial de la Salud y la Organización Panamericana de la Salud han denunciado como “epidemia¨ del siglo veintiuno.

Torres compartió que, los profesionales de la salud participaron en el Foro 2015 del Instituto de Liderazgo en Salud Global.

Los galenos e investigadores explicaron que su “objetivo principal era trabajar con diferentes grupos de interés para construir colaboraciones estratégicas y abordar la alta prevalencia de la obesidad infantil en Puerto Rico, que ha aumentado desde 1996”, así lo refirió por escrito el doctor José Capriles, decano asociado de Asuntos Académicos en el Recinto de Ciencias Médicas (RCM) de la Universidad de Puerto Rico (UPR).

Capriles, portavoz de la delegación de Puerto Rico que viajó a la universidad de Yale en Connecticut, puntualizó que “en el 2013, el 17.9% de los niños entre dos a cuatro años estaban obesos, mientras que el 66.1% de la población general presentaba sobrepeso y obesidad”. El plan estratégico razonado e impulsado por la delegación puertorriqueña contempla ofrecer adiestramientos sobre la obesidad infantil a diferentes sectores, incluyendo la academia, el gobierno, los medios de comunicación, el sistema de salud, las organizaciones sin fines de lucro, miembros de la comunidad, la empresa privada, filántropos, inversionistas y organizaciones profesionales.

“Prevemos motivar a los líderes de la Isla para tomar esta iniciativa innovadora y contribuir al bienestar de los niños de nuestro país. El resultado de este esfuerzo será desarrollar una política pública para la prevención de la obesidad infantil en Puerto Rico”, expresó Capriles sobre la presentación realizada.

Con planteamientos de este tipo, integradores en la acción preventiva, todos debemos estar de acuerdo, son positivos y alentadores de una cultura global para la vida sana, afirmó Pedro J. Torres (http://pedrojtorres.com/), y agregó que todos debemos actuar y ser parte de la solución.

Pedro J. Torres: Humo de cigarrillos y tabaco se vincula con la obesidad

Los niños expuestos al humo de los fumadores son más propensos a desarrollar obesidad, sugiere un estudio realizado por un grupo de investigadores canadienses, comentó Pedro J. Torres, presidente y vocero de la Fundación Torres-Picón, la cual viene trabajando en divulgación de información preventiva sobre la obesidad infantil y en otros temas de relevancia social. Fumar cerca de los pequeños, podría ser tan nocivo para ellos como hacerlo durante el embarazo, señala el estudio, según un comunicado de la Universidad de Montreal, en Canadá.

Torres, al citar la información dijo que, a los 10 años de edad, los niños expuestos al humo del tabaco tendían a tener cinturas más anchas y un índice de masa corporal más alto que los infantes no expuestos. “Es un dato relevante develado por este grupo investigador” agregó. “Sospechamos que las estadísticas que vinculan la obesidad infantil con la exposición al tabaquismo de los padres, podrían subestimar el efecto debido a que los padres informan de menos la cantidad que fumaban, por la vergüenza”, dijo la líder del estudio, Linda Pagani, del Centro de Investigación CHU Sainte-Justine en Montreal.

Aunque el aumento de peso quizá no parezca grande, los investigadores explicaron que ocurre en un momento del desarrollo en que podría tener consecuencias a largo plazo. “La exposición en la niñez temprana al humo de segunda mano podría influir en los desequilibrios endocrinos (hormonales) y alterar el funcionamiento del neurodesarrollo en este periodo crítico del desarrollo, dañando así sistemas vitales que pasan por un importante crecimiento y desarrollo postnatal hasta mediados de la niñez”, añadió Pagani.

La investigadora aseguró que hay diversas formas en que el humo del cigarro en el hogar influye negativamente en los sistemas vitales inmaduros de los niños, que son más vulnerables que los de los adultos a los efectos tóxicos del humo de segunda mano.

El estudio no establece una relación causal directa entre la exposición al humo de segunda mano y el aumento de peso posterior. Pero los investigadores creen que su trabajo es más firme que estudios anteriores porque incluyó información sobre el bienestar, el estilo de vida, la conducta y el ambiente social de los niños, que también podrían afectar al peso. El estudio ha sido publicado en una edición digital reciente de la revista “Nicotine and Tobacco Research”.

“La OMS considera la obesidad en niños y niñas como uno de los problemas de salud más graves de la actualidad. Más de 50 millones de niños presentan sobrepeso mundialmente. Mientras que por otra parte, no hay lugar a dudas respecto a los efectos dañinos del tabaco, la nicotina y el humo en el bienestar humano” señaló Pedro J. Torres (http://pedrojtorres.com/), presidente de la Fundación Torres-Picón.

Pedro J. Torres: “Consentimiento” de los abuelos favorece obesidad de los niños

El presidente de la Fundación Torres-Picón, Pedro J. Torres, explica que una investigación reciente ha sugerido que las abuelas y los abuelos al consentir a sus nietos pueden estar afectando sin darse cuenta la salud de los pequeños, pues son expuestos a patrones de conducta que favorecen la obesidad. El sobrepeso y la obesidad han recibido el alerta de la Organización Mundial de la Salud, pues su diseminación global ha alcanzado elevadas cifras y sus efectos ponen en riesgo a millones de personas, incluyendo jóvenes y niños tras complicaciones severas.

Los buenos hábitos de alimentación y salud deben ser enseñados y promovidos por los padres, familiares, representantes, maestros y autoridades; es un hecho que mucho de lo que los niños aprenden proviene de la interacción con ellos o de la observación de sus ejemplos, afirma el vocero y presidente de la Fundación Torres-Picón, Pedro J. Torres (http://pedrojtorres.com/), enfocada en prevención del sobrepeso y la obesidad en niños y niñas. Una investigación reciente sugiere que abuelas y abuelos quienes consienten a sus nietos pueden estar dañando sin saberlo la salud de los pequeños al exponerlos a patrones de conducta que generarían obesidad.

-Eso es porque los abuelos tienden a mostrar afecto al ser indulgentes a la hora de aplicar alguna norma, y por ejemplo suelen sobrealimentar o permitir que coman comida chatarra y exonerar a sus nietos de que realicen tareas físicas, han reportado NBC y Telemundo47. Para Pedro J. Torres, presidente de la Fundación Torres-Picón, dedicada a labores preventivas de la obesidad infantil, es indispensable insistir en la formación de conciencia respecto a la enfermedad y sus secuelas. Torres destaca que el control y disminución de ésta enfermedad a nivel mundial va a representar el descenso de muertes prematuras.

Una interesante nota en video puede verse aqui.

 

 

Pedro J. Torres: “La inseguridad” puede estimular la obesidad

Según un panel de expertos, la inseguridad en los vecindarios sería una de las causas de la obesidad de los latinos en California, al limitar las posibilidades de realizar ejercicio físico al aire libre. “Aunque indirecto, todo lo que evite que nos ejercitemos o impida que tengamos acceso a una dieta saludable, contribuye con las condiciones que estimulan la obesidad” dijo al respecto el presidente y vocero de la Fundación Torres-Picón. Pedro J. Torres. “Esta percepción de la falta de seguridad en los vecindarios influye en la actividad física” asegura una investigadora.

Torres contó que en un foro presentado por el Centro Investigación de Políticas de Salud de la Universidad de California Los Ángeles (UCLA), las investigadoras Joelle Wolstein y Susan Babey destacaron algunos de los factores que hacen que los hispanos de California tengan unos de los índices más altos de sobrepeso y obesidad de los Estados Unidos, entre ellos la inseguridad. En la presentación, Babey mostró que el 32,6 % de los latinos presentó prevalencia de obesidad según datos de la Encuesta de Salud de California del 2011-12, y señaló a la inseguridad de los parques y los vecindarios como una de las causas que incrementa la obesidad.

“Esta percepción de la falta de seguridad en los vecindarios influye en la actividad física” aseguró la investigadora, quien recomendó que las autoridades locales trabajaran conjuntamente con los residentes de vecindarios más pobres, para desarrollar programas de prevención de la delincuencia. A su vez, Wolstein señaló que “casi todas las razas y grupos étnicos han visto un aumento notable en los índices de obesidad en comparación con el 2001” y apuntó al consumo de comidas rápidas como la primera causa de este aumento.

El informe mostró que un 40 % de los adolescentes latinos (de edades entre 12 y 17 años) presenta sobrepeso u obesidad, un aumento de 3,5 % con relación al 2001. Otro de los factores que destacó el reporte fue la falta de disponibilidad de productos saludables -como vegetales y verduras- a precios alcanzables en los vecindarios de menores ingresos.

En este sentido, Wolstein recomendó aumentar la presencia de los “mercados agrícolas” que ofrecen los productos directamente de los campos de cultivo a los consumidores, y promover la utilización de los subsidios estatales para adquirir estos productos. Otras comunidades con altos índices de obesidad y sobrepeso fueron la afroamericana con 36,1 %, los originarios de las islas del pacífico con 37,1 % y los nativos americanos con 36,2 %. Según el informe, los blancos no hispanos presentaron un índice de sobrepeso y/u obesidad de 21,9 %.

Aumentar la cohesión social de los vecindarios a través de las oportunidades de interacción entre los residentes, fue otra de las recomendaciones presentadas por este informe, divulgado por agencias internacionales de noticias, como la española EFE.

“La otra parte fundamental que complementa la alimentación equilibrada como una medida preventiva principal, es el combate de la vida sedentaria, caminar, involucrarnos y participar más en las prácticas deportivas, en la realización de ejercicio físico cotidianamente, que es una efectiva herramienta para mantener el peso y las buenas condiciones, ayudando a procesar el consumo de calorías”, recordó Pedro J. Torres (http://pedrojtorres.com/), en nombre de la Fundación Torres-Picón.

Pedro J. Torres: Exceder 4 refrescos por semana hace propensos a los niños a ser obesos

La Universidad de Navarra realizó un estudio que asevera que el consumo de bebidas azucaradas eleva en un 246% el sobrepeso infantil. El presidente de la Fundación Torres-Picón, enfocada en labores preventivas de salud, especialmente en los niños y niñas, compartió la información divulgada. Detener la epidemia global de sobrepeso y obesidad alertada por la Organización Mundial de la Salud (OMS) supone considerar nuevos enfoques y visiones que permitan el diseño de estrategias integrales más efectivas.

Según el estudio “Consumo de bebidas carbonatadas azucaradas y obesidad en la infancia/adolescencia: un estudio de casos y controles”, que se hizo ganador del premio al mejor artículo científico que otorga el Colegio Oficial de Médicos de Guipúzcoa, los refrescos se han convertido en un problema para los padres, que tienen que lidiar con sus hijos para evitar que los consuman en exceso y engorden. Nerea Martín Calvo, especialista en Pediatría en el departamento de Medicina Preventiva y Salud Pública de la Facultad de Medicina de la Universidad de Navarra, afirma que más de cuatro refrescos a la semana aumentan el riesgo de obesidad un 246%.

Entre las actividades permanentes de la Fundación Torres-Picón, se encuentra la de compartir información calificada que pueda ser relevante en la prevención de la obesidad infantil, apuntó Pedro J. Torres (http://pedrojtorres.com/), agregando que, ésta es una de ellas. La investigación citada analizó la asociación entre el consumo de bebidas carbonatadas-azucaradas y la obesidad en la infancia. Para el estudio se contó con 174 casos (niños/adolescentes obesos) y 174 controles (no obesos), es decir, un total de 348 niños/adolescentes navarros.

“Encontramos que el consumo de bebidas carbonatadas-azucaradas (los refrescos más comunes) se asociaba significativamente con la obesidad en los niños de nuestro estudio”, asegura la experta Martín Calvo. Asimismo dijo que, descubrieron que la obesidad infantil es 3,46 veces más frecuente entre los niños que consumían más de cuatro raciones de este tipo de bebidas a la semana; es decir, este consumo semanal conlleva un incremento relativo del riesgo de obesidad del 246%.

Para Pedro J. Torres, vocero y presidente de la Fundación Torres-Picón, que trabaja en prevención de la obesidad infantil, “esta información puede servir de ayuda en la elaboración de nuevas estrategias; como insumo para el análisis y para la discusión constructiva en diferentes ámbitos”. Detener la epidemia global de sobrepeso y obesidad alertada por la Organización Mundial de la Salud (OMS) supone considerar nuevos enfoques y visiones que permitan el diseño de estrategias integrales más efectivas.