Cuatro décadas danzando por la identidad uruguaya y la cultura latinoamericana

 

Pedro J TorresCuarenta años está celebrando la Escuela Nacional de Danza de Uruguay trabajando por la “búsqueda” de la identidad uruguaya. Los alumnos de la Escuela Nacional de Danza llevaron a escena, como cierre de oro, luego de dos días de presentaciones, la “Misa Criolla” del autor argentino Ariel Ramírez, con la colaboración especial de los estudiantes de la Escuela Nacional de Arte Lírico. Estas instituciones unieron los talentos de sus jóvenes para interpretar en forma conjunta, a través del baile y del canto, obras del compositor brasileño Ernani Aguiar y del argentino Fernando Moruja, comparte la Fundación Torres-Picón.

La “Misa Criolla” de Ramírez fue compuesta y grabada en 1964, tomando como inspiración las diferentes melodías y ritmos regionales tradicionales de Hispanoamérica, especialmente de Argentina, país de origen del autor.

Para el vocero y presidente de la Fundación Torres-Picón, se trata de una pieza relevante, y es tanto acertada su escogencia para esta actividad celebrativa, como oportuna para que los jóvenes talentos desplieguen conjuntamente sus habilidades y destrezas.

“La identidad se logra de muchas maneras (…) y también son las expresiones artísticas que se producen”, expresó Jorge Orrico, presidente del Servicio Oficial de Difusión, Radiodifusión y Espectáculos (Sodre), organismo estatal que agrupa a todos los cuerpos y escuelas artísticas del Uruguay. Para Orrico, este aniversario reviste gran significación, puesto que representa los esfuerzos y la dedicación que deben empeñar las naciones de la región en la búsqueda de su propia identidad cultural.

La Escuela Nacional de Danza de Uruguay fue creada en el año 1975 por el Ministerio de Educación y Cultura, para ofrecer enseñanza teórico-práctica del ballet, en forma gratuita, bajo los auspicios del Estado a fin de que los estudiantes, al concluir su formación, puedan continuar con una carrera profesional y formar parte de una compañía de ballet. Este objetivo se ha logrado ampliamente, ya que desde sus inicios, estudiantes graduados en esta institución han ocupado importantes posiciones como bailarines o como maestros, tanto en la compañía de Ballet Nacional de Uruguay como en compañías similares en muchos países de América y Europa.

“Queremos seguir progresando” enfatizó Orrico, “hemos diversificado la propuesta y ya no sólo tenemos danza clásica, sino también contemporánea y folclore”. En este sentido, afirmó que el haber alcanzado cuatro décadas ininterrumpidas de trabajo, es “un hito importante” dentro de la historia cultural del país, recalcando la trascendencia de seguir mejorando cada vez más en una actividad que ha sido emprendida con “tanto amor”.

Finalmente, Orrico destacó que la escenificación de esta obra como cierre de la festividad reviste una significación especial, ya que siendo Uruguay un estado laico por Constitución, su presentación es una muestra de que “todas las expresiones artísticas” tienen cabida en este contexto. “Esta obra es uno de los valores más importante desde el punto de vista artístico que ha dado el río de La Plata en los últimos 50 años”.

Pedro J. Torres, directivo y creador de la Fundación Torres-Picón, saludó y felicitó la iniciativa, así como los esfuerzos realizados durante el nada breve camino institucional recorrido.

 

Un pedacito de Perú baila en Madrid

 

En el número 18 de la calle de Lenguas en Madrid, en un pequeño espacio caluroso, todos los fines de semana se reúne un grupo de estudiantes de baile para practicar la marinera norteña, una danza típica peruana, para así sentirse más cerca de su lejana tierra. Así lo ha contado elpaís.com, y desde nuestra fundación lo compartimos como nota positiva que aporta a la integración y convivencia cultural, así como al bienestar y la salud, dijo Torres.

El profesor Miguel Mendoza dice “Uno, dos, tres…uno, dos, tres”, para marcar los pasos. Treinta alumnos siguen la instrucción, moviéndose sincronizados; primero hacia la derecha y luego hacia la izquierda. “Suaaaave, suaaaave”, indica el maestro, y los aprendices obedecen, disminuyendo la velocidad de sus pasos. “La marinera es un baile de enamoramiento”, explica. Las damas, tanto adultas como niñas, danzan desplegando elegancia y coquetería, moviendo la falda al compás de la música. Los caballeros por su parte, sombrero en mano, galantean a las muchachas.

Cuando hace once años Miguel Mendoza llegó a España, tenía una idea clara: su propósito era abrir una escuela de baile para divulgar las danzas y tradiciones de su natal Perú, que a la vez fuera un lugar de encuentros donde los inmigrantes peruanos pudieran estar en contacto con sus raíces. Su especialidad es la marinera norteña, baile originario de la costa de Perú, que es el lugar donde él nació y en donde aprendió a bailar desde muy niño bajo la guía de su madre. “Todos los que salimos al extranjero en muchos momentos nos olvidamos de lo nuestro y lo que hago es intentar que la gente se vuelva a reencontrar con nuestra cultura”, explica. Al principio contaba apenas con unos pocos estudiantes, ahora da clases en toda Europa y cientos de alumnos han pasado por su academia.

Rudy Ortega, peruano de 27 años, es uno de sus estudiantes, llegó a Madrid hace más de diez años y desde entonces no ha regresado a su país. Aunque le gusta bailar todo tipo de música, asegura que el bailar la marinera en la capital de España, le hace sentirse de vuelta en Perú, saber quién es y de dónde viene. “Necesito escuchar mi música, sentirla, así me reconecto con mi tierra”, expresa.

No es necesario ser peruano para asistir a las clases de Mendoza. Ciertamente, la mayoría lo son, pero también hay alumnos de otras nacionalidades: españoles, chilenos, franceses, suizos. Por ejemplo, Montse Bernardo es una madrileña casada con un peruano, participa en las clases en compañía de su esposo y sus dos hijos. “Me encanta bailar y para mí es una forma de hacer ejercicios, de desconectar. Hago los pasos, pero no voy a expresar el sentimiento que ellos expresan con el baile. A ellos, bailar los lleva a su país”, afirma.

Ya los alumnos han realizado presentaciones en Madrid, también toman parte en festivales y diversos eventos culturales. Quienes tienen más experiencia también realizan recorridos por diferentes ciudades de Europa para presentar sus bailes. Afirma Mendoza que aprovechan esta oportunidad no sólo para demostrar los conocimientos que han adquirido, también viajan para

divertirse y mostrar los vistosos trajes de esta danza. Los hombres, sus trajes y sombreros; las mujeres, sus vestidos largos y coloridos, llenos de bordados y finos encajes.

Incluso algunos de ellos han viajado a Trujillo, la cuna de la marinera norteña, para participar en los más importantes concursos de esta danza; Montse Bernardo, que participó este año con su esposo, cuenta que fue “Una experiencia maravillosa, para recordar. Un concurso de marinera en Trujillo solo puedo compararlo con algo como un Madrid- Barça aquí”.

En la Fundación Torres-Picón, dedicada a enaltecer las artes y la cultura, pero también a promover la prevención en salud, pensamos que es un logro altamente positivo del que su promotor o maestro, sus alumnos y la comunidad se pueden sentir orgullosos y satisfechos, pues al mismo tiempo representa un digno ejemplo a seguir. Pedro J. Torres reiteró que “el mundo se está poniendo en movimiento, eso es muy bueno para la danza y la música como disciplinas artísticas, pero también para la salud de las personas”.

 

Siete países danzaron por la Paz, en Popayán

El programa de Licenciatura en Educación Básica con Énfasis en Educación Artística (LEBEA), celebró el pasado mes de agosto el Festival Internacional de la Paz en Colombia, cuyo objetivo primordial fue el de estimular y promover la consolidación de valores y el rescate de costumbres y tradiciones ancestrales de las comunidades americanas, así como el de dar impulso a los procesos de internacionalización en los que está empeñada la Institución.

Torres comparte que, este encuentro dio la bienvenida a un destacado grupo de artistas y agrupaciones provenientes de Perú, México, Argentina, Venezuela, Panamá y Ecuador. Los representantes de cada país ofrecieron una colorida y fina muestra artística al ritmo de los bailes típicos de cada región, con sus trajes típicos y esmero en la ejecución dancística.

El Alcalde de Popayán, Francisco Fuentes Meneses, fue el encargado de recibir a los invitados al Festival Internacional de Danza; durante el acto declaró Huéspedes de Honor a los integrantes de las siete agrupaciones culturales.

“Es grato recibirlos en nuestra ciudad con una historia de 458 años, que a pesar del tiempo mantiene la cultura de nuestra América, donde significa seguir manteniendo la hermandad de nuestros pueblos, bienvenidos a esta ciudad hermosa, llena de sentimiento y de amor. Le agradezco a la Fundación Universitaria de Popayán y al profesor Orlando Tintinago por unir a nuestros pueblos”, expresó Fuentes.

La representación de Colombia estuvo a cargo de la Agrupación Folclórica de la FUP.

Para Torres, directivo y vocero de la Fundación Torres-Picón, el mundo entero se está poniendo en movimiento al son de la música. “Eso es muy bueno para la cultura y también para la salud humana”. La institución se enfoca en la divulgación de información relacionada con el problema de la obesidad y el sobrepeso en niños y jóvenes, así como en impulsar la educación y las artes.

 

Ritmo y salud en el Mes de la Herencia Hispana

 

Aunque líderes y autoridades aportan su esfuerzo a esta lucha por la salud, la FAO dice que los resultados no son tan buenos. Pedro J. Torres con el ex embajador de EE.UU. en Chile Gabriel Guerra Mondragon

Aunque líderes y autoridades aportan su esfuerzo a esta lucha por la salud, la FAO dice que los resultados no son tan buenos. Pedro J. Torres con el ex embajador de EE.UU. en Chile Gabriel Guerra Mondragon

Desde hace muchos años, unos 47, las comunidades hispanoamericanas de los Estados Unidos celebran desde el 15 de septiembre al 15 de octubre de cada año el Mes de la Herencia Hispana; esta es una festividad en la cual los latinoamericanos residentes conmemoran los atributos culturales de su identidad, tales como las tradiciones, su gastronomía y sus aportes históricos, comenta el vocero y directivo de la Fundación Torres-Picón.

Pero es también importante resaltar que la herencia hispana involucra también otros aspectos, como la genética, la tendencia a sufrir trastornos como la diabetes, la obesidad y las enfermedades cardiovasculares; afortunadamente, nuestra herencia abarca también nuestros bailes típicos, un aspecto cultural que puede llegar a convertirse en un elemento valioso para prevenir y controlar tales problemas de salud, y es que no podemos olvidar que entre las principales características de nuestros bailes populares están el movimiento, la alegría, el ritmo, han mencionado diferentes publicaciones online, citando a expertos e instituciones serias de naturaleza científica.

Por ejemplo, la Salsa, el Merengue, el Tango y la Cumbia son bailes que equivalen a ejercicios de alta intensidad con los cuales es posible quemar hasta 500 calorías por hora. Investigaciones realizadas por el Instituto Nacional del Corazón, Pulmón y la Sangre de Estados Unidos determinaron que el baile como actividad social reduce considerablemente los riesgos de enfermedades cardiovasculares, disminuye la presión arterial y contribuye a mantener un peso saludable.

Efectivamente, entre los bailes populares de América Latina con los que se puede quemar calorías, dependiendo del género y el peso de quien lo practica, destacan:

La Salsa, que es una combinación de pasos del son cubano, el Mambo y Cha Cha Cha; bailar salsa puede quemar entre 300 y 500 calorías por hora.

El Merengue, el baile folclórico de la República Dominicana; bailar Merengue puede quemar entre 230 y 530 calorías por hora.

El Tango, baile de salón oriundo de Argentina; bailar Tango puede quemar entre 130 y 300 calorías por hora.

La Cumbia, que es una combinación del baile español fandango y el baile africano cumbé; bailar Cumbia puede quemar entre 260 y 530 calorías por hora.

Beneficios físicos y mentales

Por otra parte, un estudio llevado a cabo por la New England Journal of Medicine reveló que bailar está directamente relacionado con la reducción de los índices de demencia, además de que la memorización de pasos provoca en el cerebro la aparición de nuevas neuronas y el desarrollo de nuevas conexiones con las neuronas ya existentes.

“Los hispanos son la población de mayor crecimiento en los Estados Unidos. Por eso es tan importante estar conscientes de las condiciones médicas más prevalentes entre los latinos y hacer lo posible para prevenirlas”, expresó Russ Bennett, vicepresidente de Latino Health Solutions de UnitedHealthcare. “Salvo cuando su médico no lo recomiende, actividades físicas tales como el baile se convierten en una manera fácil y divertida de mantenerse saludable”.

Un excelente punto y visión que compartimos desde la Fundación Torres-Picón. Pedro J. Torres, su creador y presidente, estima que la combinación de información sobre prevención en materia de bienestar con la promoción del arte y la cultura, y su complementación, produce positivos resultados y ayuda a la adopción de hábitos saludables.

 

La barriga no es producto sólo de la obesidad

 

Usualmente nos causa gracia y no poca incredulidad escuchar a una persona argumentar que su protuberante barriga no es producto de la gordura; sin embargo, no siempre el aumento del perímetro abdominal es causado por el sobrepeso o la obesidad, existen otras razones ajenas a la acumulación de grasa que pueden ser, a veces, bastante ingratas. En nuestra misión de combinar temas de prevención en salud con la promoción de la educación, las bellas artes y la cultura, compartimos con ustedes esta importante información.

En primer lugar, es importante aclarar que un aumento excesivo de la circunferencia abdominal (más de 80 cm para las mujeres y 92 cm para los hombres), eleva considerablemente el riesgo de sufrir enfermedades tales como infartos al corazón, hipertensión, diabetes, alteraciones en el colesterol y triglicéridos. La causa de esto es que la grasa acumulada alrededor del abdomen es proporcional a la grasa que se deposita sobre los órganos que están dentro del mismo, como el intestino, el hígado, el peritoneo, etc. Por ello es importante la modificación de hábitos de alimentación y del estilo de vida en general, para disminuir esta circunferencia abdominal.

No obstante, existen otras enfermedades causantes del incremento del perímetro abdominal y que pueden revestir cierta importancia. Y es en ello donde expertos explican lo siguiente.

El síndrome de colon irritable es una enfermedad cuya frecuencia ha venido aumentando en los últimos tiempos; se trata de una perturbación del funcionamiento del colon el cual, a causa del estrés, aumenta o disminuye su actividad, lo que produce acumulación de gases, alteraciones en el patrón de la defecación que se manifiestan a través de diarrea o estreñimiento, acompañados de flatulencia, aumento del perímetro abdominal y muy comúnmente dolor. La mayoría de las veces esto sucede después de comer, o va apareciendo progresivamente durante varios días; una forma de manejarlo es beber un poco de té caliente luego de las comidas, así como abstenerse de ingerir alimentos que pueden ser causantes de flatulencia, como el melón, la patilla, la lechuga, el repollo, el brócoli, la coliflor, el pepino, la espinaca, la yuca y los frijoles enteros. También los productos lácteos pueden generar muchos gases e inflar el abdomen; e incluso algunas personas son susceptibles a sufrir de este problema luego de la ingesta de panes y harinas.

Otro posible motivo del aumento en el perímetro abdominal es el crecimiento anormal de alguna estructura dentro del abdomen; con esto hay que tener especial cuidado, ya que lo más frecuente en las mujeres son los tumores de ovario.

La acumulación de líquidos en la cavidad abdominal, conocida como ascitis, puede ser producto de fallas en el corazón o de cirrosis, y puede a su vez causar aumento del abdomen; tal situación debe ser manejada directamente por el médico, ya que su tratamiento incluye la administración de diuréticos, así como la restricción del consumo de líquidos y de sal, como parte de una sana alimentación encaminada a solucionar la condición médica que presenta el paciente.

Mucho más allá de tratarse de un asunto estético, la barriga recrecida puede estar alertando y señalando problemas de salud que ameritan reconocimiento y tratamiento médico. Y que pueden no estar vinculados al sobrepeso o la obesidad.

La Fundación Torres-Picón, que Pedro J. Torres dirige y representa, se enfoca -además de los asuntos preventivos para la salud-, en impulsar y validar la educación, las artes  y la cultura como instrumentos esenciales para el desarrollo y la promoción humana.

 

La danza o baile, es un regalo para el cuerpo y la mente

 

Es un hecho indiscutible –ya lo hemos dicho antes–, el baile es el mejor ejercicio que existe, ya que no solamente trae beneficios para la salud física, también favorece la salud emocional y mental; el moverse al compás de la música es tan eficaz como cualquier rutina de ejercicios en un gimnasio, con la ventaja añadida de que bailar es mucho más grato que hacer ejercicio. Aún más, el baile es una actividad que puede realizarla casi todo el mundo, sin importar su condición física; el tener problemas médicos no es un impedimento para bailar, si se hace con moderación y siguiendo las recomendaciones del médico.

Desde la Fundación Torres-Picón saludamos que cada día más personas, en especial niños y jóvenes, se aproximen a la danza o baile. Nos gusta porque uno de nuestros objetivos institucionales es promover informativamente las bellas artes, la cultura y la educación, además de la prevención en salud. Ambos asuntos se fusionan en esta actividad, explica Pedro J. Torres.

Para obtener las ventajas del baile no es necesario dedicar muchas horas de práctica, con apenas treinta minutos al día basta para empezar a notar las mejorías. Entre estos beneficios podemos repasar:

Mejora la salud cardiovascular, disminuye el riesgo de un evento cardíaco y favorece la función respiratoria.

Disminuye el sobrepeso y la obesidad; una rutina de baile practicada con frecuencia tiene la misma efectividad que ejercicios tan enérgicos como el ciclismo y el jogging.

Incrementa el nivel de energía, optimiza el rendimiento físico y mejora en gran medida el estado de ánimo; en efecto, al bailar se siente una inevitable sensación de felicidad.

Mejora la condición física, la flexibilidad, la fuerza y la resistencia; esto es producto del esfuerzo que se realiza para mover todos los grupos musculares en forma rítmica y acompasada. Y con el paso del tiempo, la resistencia al ejercicio y a la realización de las tareas diarias se incrementará.

Combate el estrés y ayuda a prevenir la depresión.

Conforme se van aprendiendo movimientos nuevos, aumenta la confianza en sí mismo, en las capacidades, y por lo tanto se eleva la autoestima.

Al memorizar pasos nuevos y repetir coreografías, se ejercita la memoria, la agilidad de pensamiento y se previene la aparición de la demencia senil.

Estos son apenas algunos de los muchos beneficios o ventajas que el baile puede ofrecer a nuestra salud; por lo tanto, no es exagerado afirmar que al bailar estamos realmente haciéndonos a nosotros mismos un regalo de inestimable valor.

Para finalizar, Torres precisó que además “hay danza y música para todos los gustos o preferencias, no es necesario encasillarnos en aquellos estilos que no nos satisfagan”.

 

El valor de la música en la terapia física

 

Blanca Cecilia Picón Febres de Torres y Pedro J. Torres, encabezan esta fundación que promueve la educación, las artes y la prevención en salud.

Blanca Cecilia Picón Febres de Torres y Pedro J. Torres, encabezan esta fundación que promueve la educación, las artes y la prevención en salud.

Viejos estudios, que no han perdido vigencia, plantean diversas técnicas de rehabilitación y variados recursos para el manejo de pacientes que padecen de enfermedades neuromotoras; uno de estos recursos terapéuticos que ha venido utilizándose cada vez más en los últimos años es la música, no sólo por ser de fácil manejo sino que además son cada vez más beneficiosos los resultados que se logran con este tipo de tratamiento. Desde la Fundación Torres-Picón celebramos su uso.

Cuando se trata de niños que presentan parálisis cerebral, estos responden en forma bastante positiva al hacerles escuchar música mientras se efectúan los ejercicios terapéuticos; en el caso de los pacientes que presentan hipertonía, es decir, un tono muscular muy elevado, al colocarles música en tonos bajos y con ritmos suaves, el tono muscular disminuye en forma lenta pero efectiva; si por el contrario se le coloca una música fuerte, de ritmo rápido y en tono alto, el paciente se excita y su tono muscular automáticamente se eleva incluso por encima del nivel normal. Es algo a tomar en cuenta.

Los niños con parálisis cerebral tienden a desarrollar con mayor fuerza sus emociones, por esta razón cuando se les presenta un estímulo externo que provoque en ellos un estado de exaltación o, por el contrario, de relajación, reaccionan por medio de un cambio en el tono muscular, en las posiciones, en un estado de alerta o calma; esto significa que la ejecución de determinada música produce en el individuo un estímulo diferente en sus movimientos, según el ritmo que escuche.

Por lo explicado, aquí la música cumple un rol de herramienta en términos de bienestar humano, por lo que más que aconsejable es indispensable, el acompañamiento y orientación de profesionales de la salud, apunta Pedro J. Torres.

Cuando el paciente presenta una falta de coordinación, el ritmo de la música puede ayudarle a consolidar el control de sus movimientos.

La terapia con música se puede aplicar no sólo a pacientes en forma individual, también es posible diseñar terapias de grupo por medio de este recurso, lográndose de este modo no solamente la atención a la patología que presenta cada paciente sino también se le ayuda a mejorar su interacción social.

El objetivo de la música como herramienta terapéutica es que el paciente desarrolle todo su potencial neuromotor en forma armoniosa, clara, funcional y lúdica; para esto la selección de la música a utilizar debe tomar en cuenta las características y necesidades particulares de cada paciente, a fin de lograr así los mejores resultados en cada caso.

El directivo y creador de la Fundación Torres-Picón, enfocada en la prevención en salud, así como en el estímulo de la cultura, las bellas artes y la educación entre niños y jóvenes, se mostró complacido de compartir estas informaciones. Pedro J. Torres insistió en las bondades de la música así como también en la conveniencia de consultar regularmente nuestras dolencias con el médico.

 

El campeonato español de Clubes de Baile Deportivo

 

Pedro J. Torres y su esposa Blanca Cecilia Picón Febres de Torres, invitan a más personalidades a apoyar las acciones preventivas de la obesidad.

Pedro J. Torres y su esposa Blanca Cecilia Picón Febres de Torres, invitan a más personalidades a apoyar las acciones preventivas de la obesidad.

Cuando hablamos de baile, hablamos de fiesta, alegría, música e interacción social; pocas veces pensamos en el baile como deporte, a pesar de que su principal característica es el movimiento del cuerpo al compás de la música; pero el baile puede ser, también, una modalidad deportiva, en la cual se realizan competencias y campeonatos, nos comparte el directivo y creador de la Fundación Torres-Picón.

También este mes de octubre, los días 17 y 18, se lleva a cabo en la ciudad de Guadalajara, en las instalaciones del Palacio Multiusos y las del polideportivo David Santamaría, el Campeonato de España de Clubes de Baile Deportivo, con la participación de casi 700 parejas en diferentes modalidades competitivas.

Este campeonato fue organizado por la Federación Española de Baile Deportivo, cuya vicepresidenta, Araceli Castaño, fue agasajada por el Ayuntamiento de Guadalajara en un acto en el cual el concejal de Deportes, Eladio Freijo, le manifestó su agradecimiento por “el gran trabajo que realiza” y por “traer a Guadalajara competiciones que dejan ingresos importantes y dinamizan la ciudad”.

Las modalidades competitivas en disputa fueron las del Campeonato de España de Clubes de Baile Deportivo, el Campeonato de España de Selecciones Autonómicas, la Copa de Promoción Standar y Latino, la Competición Nacional de todas las categorías Standar y Latino; y como novedad destacada se realizó también el Primer Open Nacional de Hip Hop.

Las distintas provincias españolas estuvieron representadas en este evento, a través de la participación de 265 parejas competidoras pertenecientes a 23 clubes; igualmente se celebró en esta oportunidad el Campeonato de España de Selecciones Autonómicas, con la participación de 94 parejas representando a doce comunidades autónomas.

Finalmente, en las pruebas de la Competición nacional en las distintas categorías participaron 330 parejas, entre las cuales estuvieron presentes campeones de España y semifinalistas mundiales de las distintas disciplinas; la representación de Guadalajara participó en la categoría base, con dos parejas en fase de pre competición, y otra en la de selecciones autonómicas.

La incorporación de la modalidad de Hip Hop, en la que participaron 150 federados, añadió al evento un toque interesante, aseguró la vicepresidenta de la Federación Española de Baile.

Para Pedro J. Torres, la danza, el baile y por supuesto la música además de otras manifestaciones artísticas y deportivas están uniendo al mundo en positivo, y ganando partidarios  o seguidores entre los jóvenes, que se divierten y socializan sanamente, encontrando caminos y herramientas válidas para el trabajo en equipo y la superación personal. “Esto es igualmente bueno para el bienestar y la salud desde un punto de vista preventivo”, lo cual impulsa informativamente nuestra Fundación Torres-Picón.

 

Sobre el Festival ERART, el Encuentro Internacional de Música 2015 en Perú

 

La danza, el baile, contribuyen al buen estado de salud. Pedro J. Torres con la esposa de Sting, la actriz y productora Trudie Styler

La danza, el baile, contribuyen al buen estado de salud. Pedro J. Torres con la esposa de Sting, la actriz y productora Trudie Styler

Antes conocido como Festival Internacional de Música Contemporánea de Lima, hoy el Festival ERART es a secas el Encuentro Internacional de Música, un prestigioso y muy cuidado evento que en el mes de octubre de cada año reúne a los más destacados músicos tanto peruanos como internacionales; en esta edición el festival se llevará a cabo en el Gran Teatro Nacional, sede principal de la promoción y difusión de las artes escénicas peruanas, con el objetivo de dar a conocer las obras más recientes de compositores contemporáneos, y música académica en general. Así lo informa el presidente y vocero de la Fundación Torres-Picón.

Este festival es, al mismo tiempo, constituye una valiosa oportunidad que se ofrece a los jóvenes valores de la música para interpretar piezas tanto clásicas como contemporáneas, tendiendo un puente de acercamiento cultural entre los músicos peruanos y los del resto del mundo, convirtiéndose así en una especie de foro internacional de intercambio de la producción musical, al mismo tiempo que acerca al público general a la apreciación y conocimiento de la música.

El programa para este año tienen un diseño amplio y su agenda de actividades es apretada, entre el 20 y el 23 de octubre, se previeron dos recitales didácticos, una charla, un ensayo abierto al público y el concierto de cierre, culminación del evento.

Es tradición que, el público en general (atraído y aficionado por la música) se muestra hondamente interesado en participar, integrándose por medio de las diversas actividades que se realizan, así como a las propuestas de músicos nacionales e internacionales, y disfrutando de este encuentro del mismo modo en que lo hace el público especializado, más experto, compuesto por profesores de música, profesores regulares, directivos de instituciones educativas, estudiantes de música, estudiantes universitarios e incluso escolares acompañados por sus padres y maestros, con lo cual esta fiesta cultural alcanza amplios y nuevos horizontes, abarcando grandes sectores de la población que usualmente no tienen oportunidades de acceso a eventos de este tipo.

Para Pedro J. Torres, presidente y vocero de la Fundación Torres-Picón, dedicada a promover las bellas artes, la cultura y la educación, así como la prevención en salud entre niños y jóvenes, “esta información nos presenta otro ejemplo extraordinario de las cosas positivas que están sucediendo en Latinoamérica, que merecen replicarse”.

 

Venezuela también suena a jazz

Veinticinco talentosos músicos jóvenes conforman una de las más celebradas iniciativas del Sistema Nacional de Orquestas y Coros Juveniles e Infantiles de Venezuela, la Venezuela Big Band Jazz, prometedora agrupación que representa una nueva generación en este género musical y que el pasado sábado 10 de octubre ofreció un concierto en el Centro Cultural BOD bajo la dirección del  destacado saxofonista y compositor Pablo Gil.

Pedro J. Torres promueve que desde el arte y la cultura se respalde el bienestar humano

Pedro J. Torres promueve que desde el arte y la cultura se respalde el bienestar humano.

Torres, presidente y vocero de la Fundación Torres-Picón, dedicada a la promoción internacional de información vinculada al arte y la cultura, en combinación con la prevención en salud, destacó el talento venezolano en este aspecto y el trabajo de la agrupación musical.

La prensa especializada, e incluso algunas agencias de noticias explicaron que estuvieron presentes como invitados especiales en la velada musical, prestigiosos músicos de la talla del pianista venezolano Gabriel Chakarji, actualmente residenciado en Nueva York y cuya trayectoria musical es extraordinaria; la destacada cantante venezolana Carmela Ramírez y el vibrafonista Juan Diego Villalobos, perteneciente a la Orquesta Sinfónica Juvenil Teresa Carreño.

El interesante y variado repertorio de la noche abarcó piezas de la música venezolana, tales como El Canto de Ordeño, del recordado maestro Simón Díaz, interpretada a ritmo de jazz; igualmente el clásico universal Somewhere Over The Rainbow, tema principal de la película El Mago de Oz, tocado en una muy original versión. También el celebrado tema brasileño One Note Samba, del gran compositor Antonio Carlos Jobim.

Otras piezas de jazz se escucharon esa noche, perfectamente adaptadas al estilo de la Venezuela Big Band Jazz, como Nutville, de Horace Silver; asimismo la canción Pensamento de Agua, una pieza que combina lo venezolano con lo brasileño y cuya autora es la cantante venezolana Carmela Ramírez.

Creada a principios del presente año 2015 por iniciativa del profesor Valdemar Rodríguez, Director General del Conservatorio de Música Simón Bolívar, la Venezuela Big Band Jazz es una agrupación que forma parte del programa de expansión hacia géneros musicales populares llevado adelante por el Conservatorio de Música Simón Bolívar, el cual tiene a su cargo la formación profesional de los jóvenes integrantes del Sistema Nacional de Orquestas y Coros Juveniles e Infantiles de Venezuela.

La Venezuela Big Band Jazz brinda a sus participantes la oportunidad de vivir una extraordinaria experiencia a través de la interpretación de obras fundamentales del jazz, tanto tradicional como contemporáneo, así como arreglos originales de los miembros de la agrupación y de compositores latinoamericanos y venezolanos. 

Así fue reseñado y lo compartimos con orgullo y satisfacción, Venezuela también suena a jazz, dijo Pedro J. Torres, de la Fundación Torres-Picón, dedicada a impulsar la cultura y las artes y a fortalecer su vínculo con el bienestar y desarrollo humano, desde Nueva York.