Durante una semana el Costa Rica Piano Festival llenó de música la ciudad de San José

Pedro J. Torres- Durante una semana el Costa Rica Piano Festival llenó de música la ciudad de San JoséA fin de promover el desarrollo de los jóvenes pianistas, ofreciéndoles la oportunidad de alternar con grandes maestros del arte y participar en clases magistrales dictadas por éstos, se celebró en la ciudad de San José la V edición del Costa Rica Piano Festival, el cual tuvo lugar en diferentes escenarios culturales de la ciudad, desde el 16 al 21 de julio.

Al evento asistieron como invitados especiales los prestigiosos pianistas internacionales Vladimir Khomyakov, profesor visitante en la University of Southern California y profesor de música en Saddleback College; Sergey Kuznetsov, miembro de la facultad de Lone Star College Montgomery en Houston, Texas, y fundador y socio gerente de Bakitone International, y Sean Kennard, ganador de los máximos galardones en innumerables concursos y festivales musicales de renombre internacional.

El concierto inaugural estuvo a cargo de un grupo de estudiantes de piano y tuvo lugar en la sala María Clara Cullell, de la Escuela de Artes Musicales de la Universidad de Costa Rica (UCR), el pasado lunes 16 de julio.

En el festival estuvieron presentes más de treinta pianistas de países como Kazajistán, Rusia, China, México, Estados Unidos y Costa Rica.

Paralelamente se realizó el primer concurso internacional, cuyos finalistas tuvieron la oportunidad de presentarse como solistas acompañados por la Orquesta Costa Rica Piano Festival, dirigida por el maestro Alejandro Gutiérrez, ganador del Premio Nacional Aquileo J. Echeverría.

Diversas salas de la ciudad acogieron los conciertos que se celebraron a lo largo de toda la semana, entre ellas el Teatro Nacional, la Escuela Musical de Artes Integradas, el Teatro Eugene O’Neill, el Costa Rica Tenis Club, el Club Unión, y el Auditorio Nacional, en el cual se llevó a cabo el concierto de clausura el sábado 21 de julio, y en el cual tomaron parte los más destacados pianistas costarricenses contemporáneos, como Manuel Matarrita y Jacques Sagot. Así lo reseñaron diferentes medios de comunicación social y lo compartió la Fundación Torres-Picón (FTP).

El Costa Rica Piano Festival es un proyecto creado y dirigido por el pianista costarricense Lanzo Luconi, con el objetivo de realzar y promover el talento nacional costarricense, y desde su fundación se ha convertido en cita obligada para los amantes de la música a nivel internacional, comentó la FTP en boca de su portavoz y directivo Pedro J. Torres.

GF/FTP

Celebran en Caracas el “Festival de Improvisación Día 15” de danza contemporánea

Pedro J. Torres- Celebran en Caracas el “Festival de Improvisación Día 15” de danza contemporáneaCon una propuesta multidisciplinaria que reunió a casi cuarenta bailarines en escena, el domingo 22 de julio se llevó a cabo el Festival de Improvisación Día 15, en los espacios abiertos del Centro Cultural BOD en Caracas, Venezuela, con la dirección artística de Inés Rojas y la asistencia a la dirección de Hilse León, informó y comentó la Fundación Torres-Picón.

El encuentro, que fue de entrada libre, constituyó una manifestación colaborativa y simbólica desde el lenguaje de la danza contemporánea, cuyo propósito fue ampliar las posibilidades expresivas hacia formas más flexibles, frescas y espontáneas del movimiento.

Creado en 1999 por iniciativa de la prestigiosa bailarina y coreógrafa Inés Rojas, directora de la Compañía Neodanza, el Festival de Improvisación Día 15, en su decimoquinta edición se celebró en una única jornada en la cual se concentró toda la fuerza del arte de la danza contemporánea que ha venido desarrollándose a lo largo de todo el país, y que a través de este evento se busca apoyar para que continúe creciendo, evolucionando y proyectándose hacia el futuro.

Entre los artistas que participaron en este evento se encuentran Aráis Batlle, Roberto Sánchez, Lucia Ramírez, Francisca Becerra, Ronald Guánchez, Mariana Tamarís, Ximena Carquéz, Hilse León, Luisana Muñoz, Ana Ramírez, Félix Guánchez, Alexis Ramones, Heisell Leal, Maga (music), Greissy Vecchionacce , Zamir Naja, Freddy Belmontes, María Fernanda Abzueta, Pedro Alcalá, Alexana Jiménez, Daniel Celis, Anahis Monges, Yulianne Peñaloza, Valentina Martinez, Waleska Aguilar, Linda Pernía, Alexis Ramones, Cesar Amaya, Andrea Morgado, Mayra Cedeño, Dayana Ferreira, Vanessa Lozano, Isabel Barrios y Simón García de los Ríos.

Señaló Inés Rojas que “con esta nueva edición del Festival buscamos propiciar un encuentro y diálogo entre el espectador y los artistas del movimiento, músicos y por supuesto, los espacios de la Torre BOD que, en este caso, devienen en áreas propicias para la interacción artística, la convivencia y el disfrute, cristalizando las propuestas que desde la improvisación los artistas invitados experimentarán desde sus particulares capacidades físicas e interpretaciones”.

La producción general del evento corrió a cargo de Neodanza Teae, con el auspicio del BOD  y el aporte logístico y de asistencia de producción del equipo del Centro Cultural. Este festival forma parte del ciclo “Un camino hecho para seguir caminando”, el cual se plantea un recorrido a través de las propuestas artísticas que han llenado los espacios de ese Centro Cultural de La Castellana, en la ciudad de Caracas, y que abarca una programación variada que se extenderá hasta el venidero mes de diciembre.

La Fundación Torres-Picón comprometida con el impulso divulgativo internacional, comentó y compartió esta nota. Su presidente y vocero, Pedro J. Torres, felicitó la iniciativa y elogió el sitial que viene obteniendo, desarrollando y consolidando la danza contemporánea, en medio de las demás manifestaciones artísticas.

GF/FTP

Joshua Bell, el mejor violinista del mundo, en concierto con la Orquesta Filarmónica Joven de Colombia

Pedro J. Torres- Joshua Bell, el mejor violinista del mundo, en concierto con la Orquesta Filarmónica Joven de ColombiaUna noche mágica se vivió el pasado sábado 7 de julio en la Sala Efraín Recinos del Centro Cultural Miguel Ángel Asturias, en Guatemala, con la presentación del estadounidense Joshua Bell, considerado el mejor violinista de la música contemporánea, acompañado por los casi noventa jóvenes músicos que integran la Orquesta Filarmónica Joven de Colombia, por todos conocida como “La joven”. El concierto fue conducido por Rafael Payare, destacado director venezolano, refiere la Fundación Torres-Picón.

El espectáculo, denominado Tocando Fibras, fue parte de la gira artística que están llevando a cabo el músico estadounidense y “La Joven” a través de Colombia y diversos países de Centroamérica; en esta oportunidad, Bell ejecutó toda su actuación tocando su famoso violín Gibson ex-Huberman, fabricado en el siglo XVIII y valorado en quince millones de dólares, el cual lo ha acompañado a todas sus presentaciones en los últimos diez años.

El concierto fue conducido por el talentoso director venezolano Rafael Payare, quien ha estado al frente de la Filarmónica de Viena, la Orquesta de Cámara Mahler, la Sinfónica de Chicago y la Orquesta Filarmónica Checa, entre otras.

Joshua Bell

Violinist Joshua Bell

La noche se inició con el poema sinfónico Íntima, del compositor colombiano Adolfo Mejía, una interpretación breve pero intensa de Bell, en la cual el músico probó una vez más lo que ha afirmado en múltiples ocasiones y es que ninguna grabación, por muy fiel que sea y por muy refinada que sea la tecnología que se use para registrarla, jamás podrá despertar las emociones que transmite la actuación del músico en vivo en el escenario.

A continuación, “La Joven” ofreció una estupenda interpretación de la décima sinfonía de Dmitri Shostakóvich, compuesta en 1953 tras la muerte de Stalin, como una manifestación de libertad.

Culminó la velada llena de energía y animación cuando los jóvenes músicos llenaron la sala de ritmos latinos, transformando el recital en una fiesta, con  música, baile y regocijo.

Además de sus actuaciones en concierto, Joshua Bell ha participado en diversas series de televisión y su música también ha podido escucharse en las bandas sonoras de películas como Ángeles y Demonios, Silk o El violín rojo, ganadora ésta última de un Óscar por mejor música original; asimismo ha publicado más de 40 discos.

Este destacado violinista, considerado actualmente el mejor del mundo, fue en su infancia un niño prodigio de la música, de ahí el entusiasmo con que siempre está dispuesto compartir el escenario con músicos de las generaciones más jóvenes interesadas en la música clásica, para apoyar su talento y ayudar a impulsar su desarrollo.

Es notable el interés y compromiso de los jóvenes con la música de alta calidad, ello ocurre en todos los continentes y la América nuestra no es la excepción. Pedro J. Torres, en representación de la Fundación Torres-Picón, destacó las bondades que como mecanismo de integración y proyección cultural viene aquilatando  o refinando la música.

FTP

Alicia cruzó de nuevo el espejo y realizó una danza de maravillas con el Ballet de la UNCuyo

Alicia cruzó de nuevo el espejo y realizó una danza de maravillas con el Ballet de la UNCuyoUn mundo onírico lleno de magia, fantasía, seres extraordinarios y entrañables, y una historia que ha trascendido todas las barreras para convertirse en un clásico mundial de la literatura, el teatro y el cine, cruzó nuevamente el espejo y llegó convertida en ballet a las tablas de la Sala Chalo Tulián de la Nave Universitaria de la Universidad Nacional de Cuyo (UNCuyo), en Argentina, protagonizada por el Ballet de la UNCuyo, dirigido por Marisa Manyegüi, los días miércoles 11, jueves 12 y viernes 13 de julio, compartió y reseñó la Fundación Torres-Picón.

Alicia en el país de las maravillas, una magnífica puesta en escena basada en la inmortal obra homónima del polifacético escritor inglés Lewis Carroll, fue adaptada, coreografiada y dirigida por el maestro Alejandro Cervera, y contó además con la asistencia coreográfica del bailarín y coreógrafo Damián Malvacio, el diseño de vestuario de Mini Zuccheri, basado en bocetos de Horacio Pigozzi, los vestuarios de Victoria Fornoni y la realización escenográfica de Gabriela Bizzon.

Señaló Cervera que esta obra es una propuesta de grandes magnitudes; en este sentido, dijo que Alicia “es una producción muy grande y muy compleja. Hay una gran cantidad de trajes diversos, una utilería importante, un complejo diseño sonoro, en sintonía con la variedad de personajes y con la clave onírica de la obra”.

Igualmente destacó el gran trabajo técnico e interpretativo realizado por el Ballet de la UNCuyo en el montaje de esta pieza: “No es habitual hacer de oruga, ratón, conejo, carta, número, reina de corazones… Pero este es un grupo con historia y también con mucho futuro. Su forma de trabajar les abre, por un lado, las puertas al público, y por otro, a ellos como artistas”.

Sobre su acercamiento inicial a la obra, explicó Cervera: “Yo leí el libro de grande, cuando estaba dirigiendo el Ballet del Sur. Me deslumbró, me enterneció, me dio muchas ideas coreográficas casi inmediatamente. Es el sueño de una niña pero además es una crítica al poder, es un ensayo sobre el tiempo, y una aproximación a los objetos y los seres que dialogan con los niños”.

Lewis Carroll (1832-1898), seudónimo de Charles Lutwidge Dodgson, fue un escritor, matemático, fotógrafo y lógico inglés, autor de numerosas obras entre las cuales se encuentran varios tratados de matemática, así como algunas piezas literarias, no obstante, su obra más famosa que consagraría su nombre para la posteridad es Alicia en el país de las maravillas, escrita especialmente para Alicia Liddell, la niña que le sirvió de inspiración para crear su obra. De carácter tímido e introvertido, Carroll siempre prefirió la amistad de los pequeños, en especial de las niñas, a las que pintaba y fotografiaba, siempre con la autorización de sus madres; para ellas escribió numerosos cuentos e historias, siempre llenas de humor e imaginación, y con frecuentes referencias matemáticas, juegos de lógica y acertijos, pensadas para estimular la imaginación de sus pequeños amigos.

La obra Alicia en el país de las maravillas surgió el 4 de julio de 1862 durante un paseo por el Támesis, en Londres, en respuesta a la solicitud de las tres pequeñas hermanas Liddell; a partir de entonces, Alicia en el país de las maravillas y A través del espejo, ambas piezas creadas originalmente con el nombre de Las aventuras de Alicia bajo tierra, se convirtieron en uno de los clásicos inmortales de la literatura de todos los tiempos.

Pedro J. Torres, portavoz y directivo de la Fundación Torres-Picón, comentó que desde el punto de vista dancístico y conceptual, estimaba formidable y aplaudía la explicación de Cervera sobre su aproximación a la obra, cuando refiere su visión respecto al sueño de una niña que además es una crítica al poder, un ensayo sobre el tiempo, y una aproximación a los objetos y los seres que dialogan con los niños.

FTP

V Temporada de Música Clásica en el Complejo Cultural Universitario de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla

Pedro J. Torres- Orquesta Sinfónica Nacional de República Dominicana inicia su “Temporada de Conciertos 2018”

Con un concierto realizado el 5 de agosto, en el teatro del Complejo Cultural Universitario (CCU) de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (BUAP) en Puebla de Zaragoza, México, se dio inicio a la V Temporada de Música Clásica del Complejo Cultural Universitario BUAP. Informa la Fundación Torres-Picón.

El recital inaugural, a cargo del grupo “Confluencias Ensamble”, fue un evento de carácter íntimo en el cual se recreó la música de cámara que solía interpretarse en los salones de la época renacentista, pero dándole un matiz más actual, a través de los arreglos creados por el guitarrista José Francisco Gómez Pérez para piezas del compositor clásico alemán Johann Sebastian Bach y de los músicos contemporáneos Heitor Villa-Lobos de Brasil, Isaac Albéniz de España, y Astor Piazzolla de Argentina.

El grupo Confluencias Ensamble está integrado por Evangelina Reyes, flautista principal de la Orquesta Sinfónica Nacional; Miguel Alonso Alcántara, integrante de la Orquesta Filarmónica de la UNAM desde hace 6 años, y José Francisco Gómez, catedrático de Guitarra y Música de cámara en la Escuela Superior de Música del INBA y la Facultad de Música de la UNAM.

Artes escénicas también son herramienta clave en promover la conservación de la salud. Pedro J. Torres junto a Isabella Rossellini

Artes escénicas también son herramienta clave en promover la conservación de la salud. Pedro J. Torres junto a Isabella Rossellini

Las piezas que se escucharon en este primer concierto fueron Bachianas Brasileiras No. 6, para  flauta y viola, de Heitor Villa-Lobos; la Suite Española Op. 47, para flauta, viola y guitarra, de Isaac Albéniz; Distribuição de flôres, para flauta y guitarra, de Heitor Villa-Lobos; Trio Sonata BWV 525, para flauta, viola y guitarra, de Johann Sebastian Bach; y Tres tangos, para flauta, viola y guitarra, de Astor Piazzolla.

Es de hacer notar que este concierto fue el estreno mundial de estos arreglos, los cuales son el resultado de tres años de trabajo y que con toda seguridad a partir del presente formarán parte integral del repertorio camerístico internacional.

El próximo encuentro a realizarse dentro de esta V Temporada de música clásica del CCU BUAP quedó previsto y convocado para septiembre, con participación del Cuarteto Latinoamericano, ganador del Grammy; comentó Pedro J. Torres, presidente y portavoz de la Fundación Torres-Picón, al compartir la presente información.

FTP

 

 

Orquesta Sinfónica Nacional de República Dominicana inicia su “Temporada de Conciertos 2018”

Pedro J. Torres- Orquesta Sinfónica Nacional de República Dominicana inicia su “Temporada de Conciertos 2018”

Con el objetivo de acercar la música clásica a todos los rincones del país caribeño, la empresa de telecomunicaciones Claro, de República Dominicana, y la Orquesta Sinfónica Nacional unen de nuevo sus fuerzas para llevar adelante la “Temporada de Conciertos 2018”, la cual dió inicio el 8 de agosto y se prolongará hasta octubre. Informa y comenta la Fundación Torres-Picón.

La “Temporada de Conciertos 2018” estará dedicada a la memoria del violinista Pavle Vujcic, quien fuera concertino de la orquesta por más de tres décadas, con motivo del primer aniversario de su fallecimiento, el cual se conmemoró el pasado 28 de julio.

Los pormenores de esta iniciativa cultural fueron anunciados a través de una rueda de prensa ofrecida conjuntamente por la directora de Comunicaciones y Relaciones Corporativas de Claro, Gerty Valerio, y por el maestro José Antonio Molina, director titular de la Orquesta Sinfónica Nacional, acto en el que estuvo presente Margarita Copello de Rodríguez, de la Fundación Sinfonía, quien ha dedicado más tres décadas a la difusión de la música clásica en el país.

“Estamos convencidos de que la música clásica deja una huella en nuestra sociedad y enriquece culturalmente a quienes la escuchan. Nuestra alianza con la Orquesta Sinfónica Nacional forma parte del compromiso de Claro Dominicana con la promoción del arte y la cultura, en particular con la ampliación del alcance de este género musical”, señaló Valerio. Indicó que, a fin de dar mayor difusión a los conciertos, éstos podrán ser seguidos a través del portal web de la empresa; igualmente se llevará a cabo una campaña educativa para dar a conocer a la OSN, sus músicos y su historia.

Por su parte, el maestro Molina expresó lo que significa para la OSN la realización de esta temporada de conciertos, luego de más de tres cuartos de siglo de trayectoria: “Arribar al inicio de la Temporada 2018, simboliza la culminación de un concierto de voluntades, metas y sueños compartidos por una institución que a lo largo de 77 años no ha mermado en la búsqueda casi obsesiva de la excelencia artística y la conquista de perpetuarse en los anales del arte y la cultura de la República Dominicana”.

Acá vemos otro excelente ejemplo de interacción de la música clásica con las modernas tecnologías de información y comunicación, y más allá de eso, de sinergia entre las instituciones culturales y las empresas responsables socialmente, expresó Pedro J. Torres, directivo y vocero de la Fundación Torres-Picón, al compartir esta información.

FTP

 

Siete décadas cumple el Ballet Nacional de Guatemala y lo celebra con obras para todos los gustos

Pedro J. Torres- Siete décadas cumple el Ballet Nacional de Guatemala y lo celebra con obras para todos los gustos

Siete décadas cumple el Ballet Nacional de Guatemala y lo celebra con obras para todos los gustos

Cada país tiene, entre sus costumbres y tradiciones, ciertas festividades, actos y solemnidades que celebran o conmemoran fechas especiales o eventos significativos para la vida de esa nación; en Guatemala se celebra en forma muy especial la Ceremonia de la Rosa de la Paz, un acto que conmemora la firma del Acuerdo de Paz Firme y Duradera entre el Gobierno de la República y la Unidad Revolucionaria, integrada por cuatro grupos guerrilleros; esta ceremonia se lleva a cabo en el Monumento a la Paz, develado el 29 de diciembre de 1997, un año después de haberse firmado el compromiso, en el Palacio Nacional de la Cultura.

En el marco de esta solemne ceremonia, realizada el pasado 16 de julio, el Ballet Nacional de Guatemala (BNG) inauguró la celebración del septuagésimo aniversario de su fundación, la cual dio inicio con una gala realizada el miércoles 1º de agosto en la Gran Sala “Efraín Recinos” del Centro Cultural “Miguel Ángel Asturias”.

A esta gala le sigue la temporada oficial de ballet, la cual comenzó el sábado 11 de agosto y culmina en septiembre; durante varias semanas, el BNG ofrece una selección de obras, especialmente dedicada a su público de siete décadas, así como a las nuevas generaciones que se asoman por primera vez al arte del ballet.

Esta cuidadosa selección consiste en tres programas diferentes: el ballet clásico estará presente, en primer lugar con la conmovedora historia de Giselle, protagonizada por Martha Lucía Rivera y Norman Barrios; cerrando este programa el BNG presentará el drama de Otelo, basado en la obra de William Shakespeare, protagonizado por Gerson Malín.

El segundo programa es una fusión de pasado y presente, con un repertorio diverso que incluye obras como el Grand pas de quatre, Fantasía Carmen, La muerte del cisne, el Pas de cinque y el Macbeth pas de deux. Según explicó Sonia Marcos, directora del ballet, “esta fase está destinada a visualizar las destrezas y talento de nuestros bailarines”.

Dicho programa también incluye una pieza que no se ha representado en el país desde hace muchos años; se trata de Rapsodia rumana, original del bailarín y coreógrafo guatemalteco Roberto Castañeda. Es un ballet bastante versátil, con una música muy linda y de mucha energía. Sobre todo, es un homenaje al maestro, quien fue uno de los fundadores de la compañía; la presentación de esta obra es una forma de conservar los valores, trayectoria y trabajo del grupo.

El tercer programa de la temporada está conformado por un estreno, la obra 29.70, una coreografía en la cual participan 29 bailarines y hace alusión al 70 aniversario de la compañía.  “Estas son propuestas de ballet neoclásico con música más contemporánea, pero que siempre guardan los principios de la danza clásica (…) Con esto buscamos acercar e involucrar al público joven en el ballet clásico”, explicaron los voceros de la celebración.

Así fue reseñado en medios de comunicación centroamericanos e igualmente por agencias especializadas.

Desde la Fundación Torres-Picón, nos sumamos y saludamos al septuagésimo aniversario del BNG. “70 años de constante y fructífera labor cultural. Todo un orgullo nacional”, señaló Pedro J. Torres.

FTP

Un mes de agosto musical en Varsovia, Polonia, con el festival de música clásica “Chopin y su Europa”

edro J. Torres- Un mes de agosto musical en Varsovia, Polonia, con el festival de música clásica “Chopin y su Europa”

Con un concierto a cargo del joven pianista polaco Szymon Nehring, el pasado jueves 9 de agosto fue inaugurada en Varsovia, Polonia, la decimocuarta edición del festival de música clásica “Chopin y su Europa”, considerado uno de los eventos musicales de mayor trascendencia en la escena cultural europea e indiscutible punto focal de la temporada veraniega en la capital polaca, explica la Fundación Torres-Picón al compartir esta nota.

Este festival es el principal evento del mes de agosto en Varsovia, una de las capitales del romanticismo musical en el Viejo Continente gracias al legado de su más célebre músico, el insigne pianista Frédéric Chopin, un verdadero icono inmortal de la cultura polaca y símbolo de la ciudad y de todo ese país; de hecho, las obras creadas por Chopin aún se escuchan por toda la ciudad, en cuya gente está sembrado un gran amor por la música y un profundo interés por este tipo de encuentros culturales.

En esta edición, además de Chopin, el festival contempló otro protagonista, el célebre compositor y director de orquesta clásico polaco Krzysztof Penderecki, nacido el 23 de noviembre de 1933 en la ciudad de Dębica, actualmente reconocido como figura clave de la música polaca por su innovador estilo compositivo.

 

Además del Gran Teatro de Varsovia y el edificio de la Filarmónica, una serie de eventos se planificaron en otros espacios de la ciudad, entre ellos el anfiteatro del célebre parque Lazenki

Pedro J. Torres, con el ex presidente de México Felipe Calderón, ambos en favor de la cultura por la vida sana

Pedro J. Torres, con el ex presidente de México Felipe Calderón, ambos en favor de la cultura por la vida sana

Este año el festival tiene una significación especial ya que se celebra el primer centenario de la recuperación de la independencia de Polonia, acaecida en 1918, a raíz de la terminación de la Primera Guerra Mundial, por lo que el sentimiento polaco está aún más exaltado que de costumbre.

Más de ciento veinte composiciones han hecho parte del programa del evento, de las cuales sesenta son obras de compositores polacos; conciertos monográficos de Mieczyslaw Karlowicz e Ignacy Jan Paderewski interpretados por la Orquesta Nacional Rusa y la Royal Philharmonic de Londres, los conciertos para violín de Ludomir Rozycki y Mieczyslaw Karlowicz y los conciertos para piano de compositores como Karol Rathaus, Witold Maliszewski o Maurycy Moszkowski, entre otras.

Igualmente se ha escuchado el Trio en Piano de Chopin, interpretado por Yulianna Avdeeva, Gidon Kremer y Giedre Dirvanauskaite, o la Sonata para violín y piano de Wladyslaw Zelenski.

El concierto de clausura quedó a cargo del cuarteto Belcea, el cual fue fundado en 1994, y de la pianista georgiana Elisabeth Leonskaja, quien ha sido galardonada con numerosos premios y reconocimientos internacionales, entre los cuales se cuenta el prestigioso “Reina Elizabeth de Bélgica”.

Nuestras felicitaciones a Varsovia y al importante festival, expresó el portavoz y directivo de la Fundación Torres-Picón. Pedro J. Torres.

FTP

Una versión ligera especial para niños de “La niña malcriada” estrenará el Ballet de Jalisco

Pedro J. Torres- Una versión ligera especial para niños de “La niña malcriada” estrenará el Ballet de Jalisco

La Niña Malcriada (La Fille Mal Gardée), es una obra internacional de gran atractivo; este ballet clásico considerado uno de los más antiguos es uno de los pocos cuya trama no relata las aventuras de príncipes y princesas, brujas y magos, hadas o seres mitológicos; narra una historia de amor entre gente común, dos jóvenes campesinos que se enfrentan a la autoridad materna para defender su unión. Fue creado durante la Revolución Francesa, en las postrimerías del siglo XVIII, en Burdeos, Francia, y se inscribe dentro del género “ballet comédie”, y cuenta con grandes recursos de la pantomima. Se trata de un ballet presentado en dos actos, originalmente coreografiado por el maestro Jean Dauberval basado en música de cincuenta y cinco aires franceses populares, y fue estrenado el 1º de julio de 1789 en el Grand Théâtre de Bordeaux de Burdeos, Francia.

En la actualidad, muchas de las compañías de ballet realizan sus presentaciones según la versión creada por Alexander Gorsky con música de Peter Ludwig Hertel, basado en la puesta en escena de 1885 de Marius Petipa y Lev Ivanov para el Ballet Imperial de San Petersburgo, la cual se estrenó en el Teatro Bolshoi en Moscú en 1903, pero la más representada en los últimos tiempos es la versión creada por Frederick Ashton para el Royal Ballet en 1960.

Siendo una pieza ligera y cómica, es ideal para introducir a los niños en el fascinante mundo del ballet, es por ello que el Ballet de Jalisco ha realizado una puesta en escena de La Niña Malcriada, con coreografía de Luisa Díaz, Slauka Ladewig y Dariusz Blajer, especialmente dedicada a los más pequeños de la casa, la cual es llevada a las tablas en el Teatro Degollado, en la ciudad mexicana de Guadalajara, Jalisco.

Al respecto, señaló Dariusz Blajer, director de la compañía de ballet: “La importancia de esto es la generación de nuevos adeptos al ballet. Mostrar a los jóvenes y sus padres que una función de ballet puede ser divertida, simpática y un niño puede aprender de esto y en un futuro ir a otras funciones”.

Por su parte, Esnel Ramos, bailarín, expresó que “cada ballet siempre trata de enfatizar la importancia del príncipe y la princesa. Pero esto es muy aparte, trata de una historia del pueblo, es una historia de amor entre dos personas muy sencillas, muy humildes”.

La presente nota e información, es compartida y divulgada por la Fundación Torres-Picón, enfocada en promover la cultura y las bellas artes como instrumento de desarrollo integral para los jóvenes y niños. Pedro J. Torres, quien encabeza la institución, aplaude el enfoque de acercar más personas al ballet y de cultivar nuevas vocaciones para la danza clásica.

FTP

Con la presentación de veinte obras en cinco días celebró el Ballet Nacional de Ecuador su 38º aniversario

Con la presentación de veinte obras en cinco días celebró el Ballet Nacional de Ecuador su 38º aniversarioNo fue una, ni dos, ni tres, sino veinte las obras que presentó el Ballet Nacional de Ecuador en el corto lapso de cinco días como celebración de sus 38 años de trayectoria artística; el evento tuvo lugar entre el lunes 24 y el sábado 28 de julio en el Teatro Nacional de la Casa de la Cultura Ecuatoriana; comparte y comenta la Fundación Torres-Picón.

Cuatro elencos forman el Ballet, y cada uno de ellos presentó una obra diferente en cada uno de los cinco días de la festividad, con funciones que totalizaron 120 minutos durante los cuales el público asistente pudo disfrutar de diversas propuestas que fueron desde lo clásico a lo contemporáneo, lo metropolitano y lo urbano.

Creado con la finalidad de ofrecer al público la posibilidad de disfrutar del arte de la danza sin costo alguno, el Ballet Ecuatoriano de Cámara realizó su debut oficial el 26 de julio de 1980; hoy, treinta y ocho años más tarde, el Ballet Nacional de Ecuador se afianza en su propósito originario y sigue ofreciendo su arte al público en forma totalmente gratuita.

Durante su casi cuatro décadas de actividad, el Ballet ha acercado la danza a todos los estratos de la población, llevando a cabo importantes presentaciones dancísticas en escuelas, colegios, barrios, ciudades, cantones y provincias de todo el país.

Durante el año 2017, el Ballet realizó 314 presentaciones, y en los primeros seis meses del presente año ha efectuado 158 funciones, a las cuales se calcula que han asistido unos 335.977 espectadores, quienes han podido disfrutar de obras tan variadas como Carmina Burana, El Gato con Botas, Balada para un Momento, La Belmonte, Chakana, Kallampa Azul, Bernarda, Somos, Fiesta Ecuador, Farrón, Circo, entre muchas otras.

Asimismo, este año el Ballet ha ofrecido los estrenos de las obras Don Quijote, Coppélia, Perfume de Gardenias, Alicia y Transitando.

Para Pedro J. Torres, presidente y vocero de la Fundación Torres-Picón, “esta celebración ha constituido un gran y exitoso esfuerzo de producción, así como el cumplimiento de su 38 aniversario, la materialización de una formidable ejecutoria cultural, que es referente latinoamericano”.

FTP