Alicia cruzó de nuevo el espejo y realizó una danza de maravillas con el Ballet de la UNCuyo

Alicia cruzó de nuevo el espejo y realizó una danza de maravillas con el Ballet de la UNCuyoUn mundo onírico lleno de magia, fantasía, seres extraordinarios y entrañables, y una historia que ha trascendido todas las barreras para convertirse en un clásico mundial de la literatura, el teatro y el cine, cruzó nuevamente el espejo y llegó convertida en ballet a las tablas de la Sala Chalo Tulián de la Nave Universitaria de la Universidad Nacional de Cuyo (UNCuyo), en Argentina, protagonizada por el Ballet de la UNCuyo, dirigido por Marisa Manyegüi, los días miércoles 11, jueves 12 y viernes 13 de julio, compartió y reseñó la Fundación Torres-Picón.

Alicia en el país de las maravillas, una magnífica puesta en escena basada en la inmortal obra homónima del polifacético escritor inglés Lewis Carroll, fue adaptada, coreografiada y dirigida por el maestro Alejandro Cervera, y contó además con la asistencia coreográfica del bailarín y coreógrafo Damián Malvacio, el diseño de vestuario de Mini Zuccheri, basado en bocetos de Horacio Pigozzi, los vestuarios de Victoria Fornoni y la realización escenográfica de Gabriela Bizzon.

Señaló Cervera que esta obra es una propuesta de grandes magnitudes; en este sentido, dijo que Alicia “es una producción muy grande y muy compleja. Hay una gran cantidad de trajes diversos, una utilería importante, un complejo diseño sonoro, en sintonía con la variedad de personajes y con la clave onírica de la obra”.

Igualmente destacó el gran trabajo técnico e interpretativo realizado por el Ballet de la UNCuyo en el montaje de esta pieza: “No es habitual hacer de oruga, ratón, conejo, carta, número, reina de corazones… Pero este es un grupo con historia y también con mucho futuro. Su forma de trabajar les abre, por un lado, las puertas al público, y por otro, a ellos como artistas”.

Sobre su acercamiento inicial a la obra, explicó Cervera: “Yo leí el libro de grande, cuando estaba dirigiendo el Ballet del Sur. Me deslumbró, me enterneció, me dio muchas ideas coreográficas casi inmediatamente. Es el sueño de una niña pero además es una crítica al poder, es un ensayo sobre el tiempo, y una aproximación a los objetos y los seres que dialogan con los niños”.

Lewis Carroll (1832-1898), seudónimo de Charles Lutwidge Dodgson, fue un escritor, matemático, fotógrafo y lógico inglés, autor de numerosas obras entre las cuales se encuentran varios tratados de matemática, así como algunas piezas literarias, no obstante, su obra más famosa que consagraría su nombre para la posteridad es Alicia en el país de las maravillas, escrita especialmente para Alicia Liddell, la niña que le sirvió de inspiración para crear su obra. De carácter tímido e introvertido, Carroll siempre prefirió la amistad de los pequeños, en especial de las niñas, a las que pintaba y fotografiaba, siempre con la autorización de sus madres; para ellas escribió numerosos cuentos e historias, siempre llenas de humor e imaginación, y con frecuentes referencias matemáticas, juegos de lógica y acertijos, pensadas para estimular la imaginación de sus pequeños amigos.

La obra Alicia en el país de las maravillas surgió el 4 de julio de 1862 durante un paseo por el Támesis, en Londres, en respuesta a la solicitud de las tres pequeñas hermanas Liddell; a partir de entonces, Alicia en el país de las maravillas y A través del espejo, ambas piezas creadas originalmente con el nombre de Las aventuras de Alicia bajo tierra, se convirtieron en uno de los clásicos inmortales de la literatura de todos los tiempos.

Pedro J. Torres, portavoz y directivo de la Fundación Torres-Picón, comentó que desde el punto de vista dancístico y conceptual, estimaba formidable y aplaudía la explicación de Cervera sobre su aproximación a la obra, cuando refiere su visión respecto al sueño de una niña que además es una crítica al poder, un ensayo sobre el tiempo, y una aproximación a los objetos y los seres que dialogan con los niños.

FTP

V Temporada de Música Clásica en el Complejo Cultural Universitario de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla

Pedro J. Torres- Orquesta Sinfónica Nacional de República Dominicana inicia su “Temporada de Conciertos 2018”

Con un concierto realizado el 5 de agosto, en el teatro del Complejo Cultural Universitario (CCU) de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (BUAP) en Puebla de Zaragoza, México, se dio inicio a la V Temporada de Música Clásica del Complejo Cultural Universitario BUAP. Informa la Fundación Torres-Picón.

El recital inaugural, a cargo del grupo “Confluencias Ensamble”, fue un evento de carácter íntimo en el cual se recreó la música de cámara que solía interpretarse en los salones de la época renacentista, pero dándole un matiz más actual, a través de los arreglos creados por el guitarrista José Francisco Gómez Pérez para piezas del compositor clásico alemán Johann Sebastian Bach y de los músicos contemporáneos Heitor Villa-Lobos de Brasil, Isaac Albéniz de España, y Astor Piazzolla de Argentina.

El grupo Confluencias Ensamble está integrado por Evangelina Reyes, flautista principal de la Orquesta Sinfónica Nacional; Miguel Alonso Alcántara, integrante de la Orquesta Filarmónica de la UNAM desde hace 6 años, y José Francisco Gómez, catedrático de Guitarra y Música de cámara en la Escuela Superior de Música del INBA y la Facultad de Música de la UNAM.

Artes escénicas también son herramienta clave en promover la conservación de la salud. Pedro J. Torres junto a Isabella Rossellini

Artes escénicas también son herramienta clave en promover la conservación de la salud. Pedro J. Torres junto a Isabella Rossellini

Las piezas que se escucharon en este primer concierto fueron Bachianas Brasileiras No. 6, para  flauta y viola, de Heitor Villa-Lobos; la Suite Española Op. 47, para flauta, viola y guitarra, de Isaac Albéniz; Distribuição de flôres, para flauta y guitarra, de Heitor Villa-Lobos; Trio Sonata BWV 525, para flauta, viola y guitarra, de Johann Sebastian Bach; y Tres tangos, para flauta, viola y guitarra, de Astor Piazzolla.

Es de hacer notar que este concierto fue el estreno mundial de estos arreglos, los cuales son el resultado de tres años de trabajo y que con toda seguridad a partir del presente formarán parte integral del repertorio camerístico internacional.

El próximo encuentro a realizarse dentro de esta V Temporada de música clásica del CCU BUAP quedó previsto y convocado para septiembre, con participación del Cuarteto Latinoamericano, ganador del Grammy; comentó Pedro J. Torres, presidente y portavoz de la Fundación Torres-Picón, al compartir la presente información.

FTP

 

 

Siete décadas cumple el Ballet Nacional de Guatemala y lo celebra con obras para todos los gustos

Pedro J. Torres- Siete décadas cumple el Ballet Nacional de Guatemala y lo celebra con obras para todos los gustos

Siete décadas cumple el Ballet Nacional de Guatemala y lo celebra con obras para todos los gustos

Cada país tiene, entre sus costumbres y tradiciones, ciertas festividades, actos y solemnidades que celebran o conmemoran fechas especiales o eventos significativos para la vida de esa nación; en Guatemala se celebra en forma muy especial la Ceremonia de la Rosa de la Paz, un acto que conmemora la firma del Acuerdo de Paz Firme y Duradera entre el Gobierno de la República y la Unidad Revolucionaria, integrada por cuatro grupos guerrilleros; esta ceremonia se lleva a cabo en el Monumento a la Paz, develado el 29 de diciembre de 1997, un año después de haberse firmado el compromiso, en el Palacio Nacional de la Cultura.

En el marco de esta solemne ceremonia, realizada el pasado 16 de julio, el Ballet Nacional de Guatemala (BNG) inauguró la celebración del septuagésimo aniversario de su fundación, la cual dio inicio con una gala realizada el miércoles 1º de agosto en la Gran Sala “Efraín Recinos” del Centro Cultural “Miguel Ángel Asturias”.

A esta gala le sigue la temporada oficial de ballet, la cual comenzó el sábado 11 de agosto y culmina en septiembre; durante varias semanas, el BNG ofrece una selección de obras, especialmente dedicada a su público de siete décadas, así como a las nuevas generaciones que se asoman por primera vez al arte del ballet.

Esta cuidadosa selección consiste en tres programas diferentes: el ballet clásico estará presente, en primer lugar con la conmovedora historia de Giselle, protagonizada por Martha Lucía Rivera y Norman Barrios; cerrando este programa el BNG presentará el drama de Otelo, basado en la obra de William Shakespeare, protagonizado por Gerson Malín.

El segundo programa es una fusión de pasado y presente, con un repertorio diverso que incluye obras como el Grand pas de quatre, Fantasía Carmen, La muerte del cisne, el Pas de cinque y el Macbeth pas de deux. Según explicó Sonia Marcos, directora del ballet, “esta fase está destinada a visualizar las destrezas y talento de nuestros bailarines”.

Dicho programa también incluye una pieza que no se ha representado en el país desde hace muchos años; se trata de Rapsodia rumana, original del bailarín y coreógrafo guatemalteco Roberto Castañeda. Es un ballet bastante versátil, con una música muy linda y de mucha energía. Sobre todo, es un homenaje al maestro, quien fue uno de los fundadores de la compañía; la presentación de esta obra es una forma de conservar los valores, trayectoria y trabajo del grupo.

El tercer programa de la temporada está conformado por un estreno, la obra 29.70, una coreografía en la cual participan 29 bailarines y hace alusión al 70 aniversario de la compañía.  “Estas son propuestas de ballet neoclásico con música más contemporánea, pero que siempre guardan los principios de la danza clásica (…) Con esto buscamos acercar e involucrar al público joven en el ballet clásico”, explicaron los voceros de la celebración.

Así fue reseñado en medios de comunicación centroamericanos e igualmente por agencias especializadas.

Desde la Fundación Torres-Picón, nos sumamos y saludamos al septuagésimo aniversario del BNG. “70 años de constante y fructífera labor cultural. Todo un orgullo nacional”, señaló Pedro J. Torres.

FTP

Una versión ligera especial para niños de “La niña malcriada” estrenará el Ballet de Jalisco

Pedro J. Torres- Una versión ligera especial para niños de “La niña malcriada” estrenará el Ballet de Jalisco

La Niña Malcriada (La Fille Mal Gardée), es una obra internacional de gran atractivo; este ballet clásico considerado uno de los más antiguos es uno de los pocos cuya trama no relata las aventuras de príncipes y princesas, brujas y magos, hadas o seres mitológicos; narra una historia de amor entre gente común, dos jóvenes campesinos que se enfrentan a la autoridad materna para defender su unión. Fue creado durante la Revolución Francesa, en las postrimerías del siglo XVIII, en Burdeos, Francia, y se inscribe dentro del género “ballet comédie”, y cuenta con grandes recursos de la pantomima. Se trata de un ballet presentado en dos actos, originalmente coreografiado por el maestro Jean Dauberval basado en música de cincuenta y cinco aires franceses populares, y fue estrenado el 1º de julio de 1789 en el Grand Théâtre de Bordeaux de Burdeos, Francia.

En la actualidad, muchas de las compañías de ballet realizan sus presentaciones según la versión creada por Alexander Gorsky con música de Peter Ludwig Hertel, basado en la puesta en escena de 1885 de Marius Petipa y Lev Ivanov para el Ballet Imperial de San Petersburgo, la cual se estrenó en el Teatro Bolshoi en Moscú en 1903, pero la más representada en los últimos tiempos es la versión creada por Frederick Ashton para el Royal Ballet en 1960.

Siendo una pieza ligera y cómica, es ideal para introducir a los niños en el fascinante mundo del ballet, es por ello que el Ballet de Jalisco ha realizado una puesta en escena de La Niña Malcriada, con coreografía de Luisa Díaz, Slauka Ladewig y Dariusz Blajer, especialmente dedicada a los más pequeños de la casa, la cual es llevada a las tablas en el Teatro Degollado, en la ciudad mexicana de Guadalajara, Jalisco.

Al respecto, señaló Dariusz Blajer, director de la compañía de ballet: “La importancia de esto es la generación de nuevos adeptos al ballet. Mostrar a los jóvenes y sus padres que una función de ballet puede ser divertida, simpática y un niño puede aprender de esto y en un futuro ir a otras funciones”.

Por su parte, Esnel Ramos, bailarín, expresó que “cada ballet siempre trata de enfatizar la importancia del príncipe y la princesa. Pero esto es muy aparte, trata de una historia del pueblo, es una historia de amor entre dos personas muy sencillas, muy humildes”.

La presente nota e información, es compartida y divulgada por la Fundación Torres-Picón, enfocada en promover la cultura y las bellas artes como instrumento de desarrollo integral para los jóvenes y niños. Pedro J. Torres, quien encabeza la institución, aplaude el enfoque de acercar más personas al ballet y de cultivar nuevas vocaciones para la danza clásica.

FTP

Con la presentación de veinte obras en cinco días celebró el Ballet Nacional de Ecuador su 38º aniversario

Con la presentación de veinte obras en cinco días celebró el Ballet Nacional de Ecuador su 38º aniversarioNo fue una, ni dos, ni tres, sino veinte las obras que presentó el Ballet Nacional de Ecuador en el corto lapso de cinco días como celebración de sus 38 años de trayectoria artística; el evento tuvo lugar entre el lunes 24 y el sábado 28 de julio en el Teatro Nacional de la Casa de la Cultura Ecuatoriana; comparte y comenta la Fundación Torres-Picón.

Cuatro elencos forman el Ballet, y cada uno de ellos presentó una obra diferente en cada uno de los cinco días de la festividad, con funciones que totalizaron 120 minutos durante los cuales el público asistente pudo disfrutar de diversas propuestas que fueron desde lo clásico a lo contemporáneo, lo metropolitano y lo urbano.

Creado con la finalidad de ofrecer al público la posibilidad de disfrutar del arte de la danza sin costo alguno, el Ballet Ecuatoriano de Cámara realizó su debut oficial el 26 de julio de 1980; hoy, treinta y ocho años más tarde, el Ballet Nacional de Ecuador se afianza en su propósito originario y sigue ofreciendo su arte al público en forma totalmente gratuita.

Durante su casi cuatro décadas de actividad, el Ballet ha acercado la danza a todos los estratos de la población, llevando a cabo importantes presentaciones dancísticas en escuelas, colegios, barrios, ciudades, cantones y provincias de todo el país.

Durante el año 2017, el Ballet realizó 314 presentaciones, y en los primeros seis meses del presente año ha efectuado 158 funciones, a las cuales se calcula que han asistido unos 335.977 espectadores, quienes han podido disfrutar de obras tan variadas como Carmina Burana, El Gato con Botas, Balada para un Momento, La Belmonte, Chakana, Kallampa Azul, Bernarda, Somos, Fiesta Ecuador, Farrón, Circo, entre muchas otras.

Asimismo, este año el Ballet ha ofrecido los estrenos de las obras Don Quijote, Coppélia, Perfume de Gardenias, Alicia y Transitando.

Para Pedro J. Torres, presidente y vocero de la Fundación Torres-Picón, “esta celebración ha constituido un gran y exitoso esfuerzo de producción, así como el cumplimiento de su 38 aniversario, la materialización de una formidable ejecutoria cultural, que es referente latinoamericano”.

FTP

El Ballet Estable del Teatro Colón, en Buenos Aires, Argentina, inició su temporada 2018 con Coppelia

El Ballet Estable del Teatro Colón

Bajo la dirección de Paloma Herrera y acompañado por la Orquesta Filarmónica de Buenos Aires con la batuta de Martin West, el Ballet Estable del Teatro Colón, en Buenos Aires, Argentina, dio inicio a la temporada 2018, con uno de los clásicos inmortales del arte de la danza, se trata del ballet Coppelia, el cual fue puesto en escena en siete funciones completas, más una adaptada especialmente para el público infantil, en el marco del ciclo “Colón en Familia”; esta adaptación, de una hora de duración, suprime el segundo acto de la pieza, el cual es recuperado mediante la actuación de un narrador, comenta la Fundación Torres-Picón.

Basado en el cuento El hombre de arena, del escritor y compositor alemán Ernst Theodor Amadeus Hoffmann, el mismo autor de El Cascanueces, Coppelia es un ballet de corte sentimental y cómico a la vez, una de las principales obras de la danza clásica; narra la historia del romance entre dos campesinos, Swanilda y Franz, quienes viven en la misma aldea que un misterioso hombre de gris, el juguetero Coppelius, el cual se dedica a fabricar muñecas de tamaño natural. Un día, Franz ve a una bella joven leyendo en la ventana de la casa de Coppelius y, creyendo que es la hija del juguetero, se siente atraído hacia ella; Swanilda, que lo ve todo, se enfurece.

Esa noche, Swanilda entra a la sombría casa de Coppelius y, luego de curiosear por todos lados, encuentra a Coppelia, la muñeca favorita de su creador, la esconde y toma su lugar. Por su parte, Franz también entra a la casa, buscando a la joven de la ventana; al llegar Coppelius, atrapa a Franz y trata de hacer un hechizo para pasar vida del campesino a Coppelia; Swanilda finge cobrar vida y movimiento, Coppelius ve con asombro cómo su sueño se hace realidad pero Swanilda, luego de un rato, le revela la verdad al juguetero y éste, desilusionado, cae inconsciente, y despierta sólo para encontrar su muñeca rota, y para ver cómo Swanilda y Franz huyen de la casa.

La historia termina con la boda de Swanilda y Franz en la plaza del pueblo, a la cual acude Coppelius con ánimo de reclamo pero finalmente, al ser resarcido de sus pérdidas, perdona a la joven pareja y todo acaba en fiesta.

Originalmente, Coppelia fue estrenada el 25 de mayo del 1870 en la Ópera de París, con música de Léo Delibes, libreto de Charles Nuitter y la coreografía de Arthur Saint-Leon, quien lamentablemente falleció poco después del estreno. Al año siguiente fue estrenada en San Petersburgo, Rusia, con una versión de Marius Petipa sobre el original de Saint-Leon; diez años más tarde Petipa hizo su propia coreografía; finalmente, en 1968 el cubano Enrique Martínez realizó la más reciente revisión, vigente hasta ahora, de esta emblemática obra, y es precisamente ésta la que ha sido ofrecida al público en el Teatro Colón, apuntó Pedro J. Torres, portavoz y directivo de la Fundación Torres-Picón.

 

FTP

 

Ballet Nacional de España inauguró el LXIV Festival Internacional de Teatro Clásico de Mérida con Electra

Ballet Nacional de Espana

Mérida, antigua ciudad romana, hoy capital de la comunidad autónoma de Extremadura en España, es también la capital de la cultura grecolatina, con la celebración del LXIV Festival Internacional de Teatro Clásico de Mérida, el cual dio inicio el pasado 29 de junio y se estará llevando a cabo hasta el próximo 26 de agosto, informa la Fundación Torres-Picón.

El festival enfocado principalmente en el teatro clásico, fue inaugurado con la tragedia griega Electra, de Sófocles, uno de los tres grandes dramaturgos de la antigua Atenas, la cual fue escrita entre el 430 y el 415 a.C., y ha sido magistralmente llevada a la escena en el Teatro Romano de Mérida, los días viernes 29 y sábado 30 de junio y el domingo 1º de julio, por el Ballet Nacional de España (BNE), el cual arriba este año a su cuadragésimo aniversario.

La versión de Electra que el público meritense pudo disfrutar, y que fue originalmente estrenada en diciembre del pasado año 2017 en el Teatro de la Zarzuela, es una pieza vanguardista que recrea el mito de la tragedia griega y lo traslada a la España rural y profunda del siglo XX, dándole a la historia “una magia única”, tal como expresó Jesús Cimarro, director del Festival.

La obra es una adaptación del dramaturgo Alberto Conejero, con la coreografía y la dirección de Antonio Ruz y con el acompañamiento musical de la Orquesta de Extremadura (OEX), dirigida por Manuel Coves como director invitado, y la participación de músicos flamencos del BNE.

Este montaje “ahonda en los diferentes lenguajes de la danza, a través de una tragedia clásica con una visión original y contemporánea, inspirada en el imaginario popular”, explicó Antonio Najarro, director del Ballet Nacional de España, quien destacó que Antonio Ruz en la dirección de la obra “ha conseguido que los bailarines experimenten lo que es ser un instrumento actoral”, logrando así un “gran resultado escénico”.

En esta oportunidad la bailarina Inmaculada Salomón dio vida a Electra y el bailarín Sergio Bernal encarnó a Orestes, acompañados por la voz potente e inimitable de la cantaora Sandra Carrasco en el papel del corifeo, “una artista con una voz increíble y una intérprete sin la que la obra no tendría sentido”, expresó el director Antonio Ruz, quien añadió que la perspectiva vanguardista desde la que se aborda la tragedia griega convierte a la obra en “una experiencia humana y sensorial en la que movimiento, espacio, luz, música y voz forman parte de un todo”.

A lo largo de los venideros dos meses, el Festival Internacional de Teatro Clásico de Mérida desarrollará un extenso programa de actividades que se estarán llevando a cabo tanto en la ciudad como en otras localidades de Extremadura; de esta manera se presentarán montajes como Esquilo, nacimiento y muerte de la tragedia, de la Compañía de Rafael Álvarez “El Brujo”; Nerón, un drama de Eduardo Galán basado en el Quo vadis?, del historiador y novelista polaco Henryk Sienkiewicz; Fedra, de Paco Becerra o Las amazonas, de Magüi Mira, basada en la tragedia del dramaturgo alemán Heinrich von Kleist Pentesilea.

Desde la Fundación Torres-Picón (FTP) aplaudimos la iniciativa y reconocemos su elevado nivel de ejecución; se trata de un excelente festival y de obras de renombre clásico, remozadas con gran creatividad, apuntó Pedro J. Torres, presidente y portavoz de la institución cultural y de desarrollo social.

GF/FTP

Éxito total de la nueva versión de “El Lago de los Cisnes” estrenada por el Royal Ballet de Londres

Royal Ballet de LondresEl pasado 17 de mayo se estrenó en el teatro Royal Opera House de Londres una nueva versión del consagrado ballet clásico El Lago de los Cisnes, con una magistral puesta en escena creada por el joven coreógrafo Liam Scarlett e interpretado por el Royal Ballet, con la participación protagónica de la bailarina argentina Marianela Núñez en el papel de Odile y el ruso Vadim Muntagirov como el Príncipe Sigfrido. Informó y comentó la Fundación Torres-Picón.

Esta nueva versión, que fue recibida por el público con grandes ovaciones y un clamoroso aplauso que duró casi quince minutos, es la primera que se realiza en esta compañía en treinta años, desde el estreno del montaje realizado por quien fuera primer bailarín de la compañía, Anthony Dowell; esta nueva versión surge justo cuando Kevin O’Hare, director del Royal Ballet, había llegado al convencimiento de que esta pieza, una obra icónica de Tchaikovsky, Petipa e Ivanov, “debía ser revisada y actualizada, resolviendo ciertas inconsistencias del montaje y adaptándose a lo que esperan las nuevas audiencias”.

Pedro J. Torres, with former Mexican President Felipe Calderón, both in favor of culture for healthy life

Pedro J. Torres, with former Mexican President Felipe Calderón, both in favor of culture for healthy life

Es así como este nuevo Lago de los Cisnes no sólo contó con figuras de primer orden en la escena del ballet mundial sino que, además de la excelente coreografía de Scarlett, también sumó un magnífico vestuario y una escenografía espectacular. En efecto, la historia que originalmente se desarrollaba en un momento impreciso del medioevo, en la versión de Scarlett transcurre a finales del siglo XIX, en tiempos previos a la Primera Guerra Mundial y, en consecuencia, el vestuario de los bailarines corresponde a ese periodo, con uniformes prusianos los hombres y vestidos de colores claros las damas, con los espectaculares diseños de John MacFarlane, y todo enmarcado en un ambiente que recuerda al Imperio Austro-húngaro.

Asimismo, grandes aplausos arrancó la señorial escenografía del salón del palacio donde se celebra el baile en el que el Príncipe Sigfrido debe escoger a la que será su esposa. No es de extrañar entonces que esta nueva producción esté llamada a convertirse en una de las piezas más célebres del Royal Ballet de Londres, destinada a permanecer por muchos años en su repertorio y que sea programada en forma bianual, como lo marca la tradición de la compañía, y que además sea la más costosa del Royal Ballet en varias décadas.

Expresó Scarlett, quien aún no alcanza los 32 años, que su propósito con esta coreografía no era el de “reinventar” El Lago de los Cisnes, un clásico inmortal, sino rendir homenaje a la historia de este ballet en el teatro Royal Opera House y a la producción original creada por Petipa e Ivanov y estrenada en el Mariinsky de San Petersburgo, en 1895, de la cual derivan todas las producciones que de esta obra se han realizado en el mundo desde entonces; en tal sentido restauró las partes de la partitura original de Tchaikovsky, omitidas en otros montajes, trabajó especialmente el vals y las danzas de carácter del primer acto, a excepción de la Danza Napolitana, la cual quedó tal como la creó el mítico coreógrafo británico Sir Frederick Ashton; reestructuró el cuarto acto, añadiendo un paso a dos, y le dio más profundidad a los personajes, en especial al Príncipe Sigfrido y al malvado hechicero Von Rothbart.

El Royal Opera House, conocido también como el teatro Covent Garden, es la sede del Royal Ballet y de la Royal Opera, los cuales se alternan en el uso de sus instalaciones, explicó Pedro J. Torres, de la Fundación Torres-Picón, que promueve informativamente la danza clásica y la música de este mismo género.

FTP

Ciudad de México acogió por primera vez al Ballet Selecto de Francia

Ballet Selecto de FranciaUna visita muy especial recibió la Ciudad de México los días sábado 9 y domingo 10 de junio, con la llegada al Gran Teatro Moliére del Ballet Selecto de Francia, un espectáculo que reunió en un mismo escenario a lo mejor del ballet francés; informó y comentó la  Fundación Torres-Picón.

Cabe recordar que, si bien los primeros pasos de este arte se dieron durante el Renacimiento en Italia, fue en Francia donde se produjo su mayor desarrollo, bajo el reinado de Luis XIV, el Rey Sol, y desde donde se inició su expansión a Europa y al resto del mundo; de hecho, fue allí donde el arte comenzó a profesionalizarse; fue en Francia donde recibió el nombre de ballet, y tradicionalmente todo el vocabulario técnico de la danza está en idioma francés. Aunque es innegable la sumatoria realizada a la especialidad por las escuelas, artistas y compañías de ballet de Rusia. La técnica de baile, el arte de la coreografía y la música de ballet se han construido con grandes aportaciones rusas. 

Pero volviendo al tema original, el Ballet Selecto constituye una propuesta original de ballet neoclásico en la cual se fusiona la más exquisita técnica del ballet clásico tradicional con las novedosas tendencias del ballet contemporáneo. Se trata de una compañía internacional, integrada por veinte artistas y creativos, y dirigida por François Maudit; con diez años de trayectoria, la compañía goza de gran reconocimiento por su elegante estética, su disciplina y su gran cuidado de la técnica. Habiendo ya realizado diversas giras artísticas en todo el continente europeo, esta reciente visita a la capital mexicana constituye la primera que realiza para presentarse en un escenario del continente americano.

El programa presentado en esta oportunidad estuvo conformado por un repertorio de obras emblemáticas, intervenidas con coreografías de Maudit; algunas de las piezas de las que el público tuvo oportunidad de disfrutar fueron Sansón y Dalila, Madame Bovary, Chaikovski Concerto, Quant on a que l’amour y Bolero, además de un Homenaje a Petipa.

Angélica del Rey, vocera en México del Ballet Selecto, explicó que “se trata de la representación de las principales obras, las más reconocidas y queridas por el público, en una nueva propuesta. La idea es generar un acercamiento mucho más entendido entre la gente y los autores de esas piezas, a través del conjunto de artistas que da vida al espectáculo”.

Durante toda la presentación hubo varios cambios de vestuario y se utilizaron diversas ambientaciones, además de efectos de iluminación; pero en palabras de Angélica del Rey, “el cuerpo humano, la expresión corporal, es, sin embargo, donde se encuentra el mayor potencial visual para el público; eso quiere decir que lo que admira el público no se ve ‘contaminado’ con telones o escenografías saturadas”.

Una de las claves del éxito de esta compañía no es secreto en lo absoluto: se trata de un equipo de trabajo bien integrado donde son primordiales la comunicación y la noción del trabajo en grupo; de esta manera no hay “divismos” ni lucimientos individuales, explicó del Rey.

Pedro J. Torres, de la Fundación Torres-Picón, reconoció en México un espacio formidable donde la cultura y las artes clásicas se vienen desarrollando y multiplicando en sintonía e interacción con su sociedad, más allá de ser un gran escenario para estos eventos.

FTP

 

Ballet Nacional Chileno estrenó “Giselle, contrapunto y revisita”, una versión de Mathieu Guilhaumon

Ballet Nacional ChilenoGiselle es una joven, bella e ingenua campesina que se enamora de un joven noble, el conde Albrecht, quien está comprometido en matrimonio, pero para conquistarla finge ser un campesino y no le dice a ella de su compromiso. Alertada por Hilarión, que la ama profundamente, y al descubrir la traición, Giselle cae en la desesperación y la locura, y muere en brazos de su amado. Pero la historia de Giselle trasciende al más allá. En el bosque, junto a su tumba, el fantasma de la joven se une a las Willis, un grupo de espíritus vengativos que llevan hasta la tumba a los hombres infieles para matarlos. Sólo Giselle podrá evitar que las Willis cobren venganza en Albretch.

Tal es la historia de Giselle, un clásico del ballet universal, creado durante el Romanticismo por Jules Perrot y Jean Coralli, con libreto de Théophile Gautier y Vernoy de Saint-Georges, basado en una obra de Heinrich Heine De l’Allemagne y con música de Adolphe Adam; la versión original de esta obra fue estrenada en 1841 en la Ópera de París; informa la Fundación Torres-Picón.

Giselle, contrapunto y revisita es una versión contemporánea de Mathieu Guilhaumon, coreógrafo y director del Ballet Nacional Chileno (BANCH), estrenada el pasado 21 de abril en el Teatro Universidad de Chile, con el acompañamiento musical de la Orquesta Sinfónica Nacional de Chile, bajo la dirección del maestro Francois López-Ferrer.

Giselle, contrapunto y revisita conserva la estructura original de la obra en dos partes y la historia de amor, traición y venganza de Giselle, trasladadas a un entorno contemporáneo con nuevos elementos, como nuevos movimientos, así como variaciones en la escenografía y en el vestuario.

Mathieu Guilhaumon, creador de esta versión contemporánea de un clásico del ballet, expresó: “Creo que es interesante hacer nueva propuesta para el público, porque cuando veo un ballet clásico hoy en día siempre me cuestiono qué significa esa obra después de tantos años de su creación”. En cuanto a la música de la obra, indicó Mathieu Guilhaumon: “Es una música muy narrativa, es un elemento que no podemos olvidar, pues se compuso específicamente para el ballet original”.

Pedro Torres and Jane Fonda

In all of America, as in other continents, there are good initiatives and commitment to culture, arts and health promotion, but we must persist, says Pedro J. Torres

Por su parte, Millaray Lobos, prestigiosa actriz e investigadora teatral chilena, quien colaboró de cerca con Guilhaumon para la creación de este montaje, expresó: “La pregunta que uno se hace es cómo salvaguardar la particularidad de algo y traducirlo de manera que nos permita darle una nueva vida, pero sin matar lo que antes estaba ahí”.

Asimismo, Vanessa Turelli, bailarina que da vida a Giselle, aseguró: “Es un desafío muy grande generar una nueva versión, algo diferente, con nuevas ideas. El personaje pasa por estados muy diferentes durante toda la obra, desde la más inocente dulzura hasta una locura muy personal”.

Esta información fue compartida por la Fundación Torres-Picón, en declaración de su portavoz y directivo Pedro J. Torres, como una contribución a la divulgación global de las actividades de danza  y música clásica que se llevan a cabo en todos los continentes.

GF/FTP