La Orquesta Filarmónica de Bogotá cumple cincuenta años haciendo que “la música sea para todos”

Pedro J Torres Bogata Todos Para

Dentro del gran contexto de la historia de la música, cincuenta años no son mucho, sin embargo, si tomamos como patrón la extensión de la existencia humana, cincuenta años pueden ser toda una vida, más aún si esas cinco décadas han sido intensamente vividas y profusamente fructíferos los resultados de tal experiencia. Así son los cincuenta años de la Orquesta Filarmónica de Bogotá, lapso de tiempo encomiablemente dedicado a la música, en el más amplio sentido de la palabra. Esta información es compartida por la Fundación Torres-Picón.

La  Orquesta Filarmónica de Bogotá (OFB) fue fundada en 1967 y desde ese momento ha llevado su música tanto a los escenarios culturales tradicionales de la ciudad capital colombiana, como a otros espacios menos “ortodoxos”: plazas, parques, iglesias, colegios, hospitales, en suma, cualquier espacio público en el que normalmente no se escucharían las notas de la música sinfónica, haciendo así efectivo su lema, de que “La música es para todos”.

Tres veces cada semana la música de la OFB resuena en las salas de cuidados intensivos, pediatría, trasplantes y pabellones de quemados de los hospitales San Rafael, Simón Bolívar, Tunal, Suba y la Fundación Cardioinfantil de la capital colombiana.

Igualmente la OFB se hace presente en las aulas de clases de treinta y un instituciones públicas y en siete centros orquestales de las alcaldías locales de las diferentes jurisdicciones de la ciudad, haciendo realidad el proyecto “La Filarmónica en la escuela y la ciudad”. Asimismo, la orquesta ofrece conciertos didácticos para niños, a fin de darles formación sobre música sinfónica.

Desde el momento mismo de su creación, la OFB ha buscado acercarse a un público variado, por lo que no ha limitado su repertorio estrictamente a la música clásica, sino que se ha atrevido a incursionar en una diversidad de géneros musicales; fue así como en 1968, con apenas un año de fundada, fue escogida para honrar al Papa Pablo VI con motivo de su visita a Colombia, ocasión para la cual preparó un repertorio de música sacra.

De igual modo, ha incursionado en el heavy metal en colaboración con la banda Kraken, en la década de 1990; en el rock, el año pasado, con el grupo Los Petit Fellas, en el marco de la celebración de los 478 años de la ciudad de Bogotá, y en la música típica colombiana, con la cual grabó el disco La OFB es Colombia, el cual en el año 2008 le mereció el premio Grammy Latino como mejor álbum instrumental. También ingresó en el mundo del pop, los ritmos del Pacífico y del Caribe, con los cuales en el año 2009 grabó el álbum Mestizajes, los ingresos de estas ventas se destinaron íntegramente al programa Bogotá Bien Alimentada, que lleva adelante la Secretaría de Integración Social en favor de la población con menos ingresos y recursos de la ciudad.

Por supuesto, el repertorio de la OFB abarca también grandes obras de la música clásica universal, ubicándose en el selecto grupo de orquestas latinoamericanas que ha realizado casi en su totalidad ciclos de compositores como Mahler, Bruckner y Bartók, así como giras de conciertos en diversos países, como Ecuador, Perú, Estados Unidos, Rusia, Italia y China.

Es esta versatilidad, la variedad de sus propuestas musicales, la excelente calidad de sus interpretaciones y el entusiasmo por realizar presentaciones en cualquier espacio disponible, incluso al aire libre y en forma gratuita, además de su colaboración incondicional en programas de profundo interés social, lo que ha convertido en una realidad uno de los propósitos de la OFB: “tocar el alma de la gente”.

Pedro J. Torres, presidente y portavoz de la Fundación Torres-Picón, dijo que la Orquesta Filarmónica de Bogotá, por toda su magnífica ejecutoria cultural y social, y en especial por este tan significativo cumpleaños, “merece nuestro aplauso de pie, efusivo, genuino y sentido”.

FTP

 

Inició Festival de Música Clásica Port de Sóller en Mallorca, España

Pedro J Torres Spain Blog

El pasado 30 de septiembre dio inicio la temporada musical de otoño en Mallorca, con el primer concierto del Festival de Música Clásica Port de Sóller, un evento musical que ha llegado a su décimo primera edición, y a pesar de su trayecto “relativamente corto” se ha convertido ya en “el principal reclamo cultural del Valle de Sóller”; expresaron sus voceros, comentaron los medios y la Fundación Torres-Picón.

Efectivamente, por los escenarios del Festival han pasado artistas de renombre internacional como el violinista Rainer Sonne, el Vincent Trio de la Orquesta Philharmonica de Berlín, el barítono Nikolay Borchev, die Charlottenburger Bachsolisten, el clarinetista Wenzel Fuchs, the Dresden String Trio, Dimitri Ashkenazy, Tomas Tomaszewski, Alexander Zemtsov, Denitsa Laffchieva, Susanna Herzog, Francisco Fullana, Tila Quartett, Senza Misura Quartet y el Quinteto de Rundfunk Sinfonieorchester Berlin, o el Trio Neuklang, todos bajo la dirección de los maestros Alexander Malter y Jos Kuiper.

El concierto inaugural del Festival, el sábado 30, estuvo a cargo del Dresden String Trio, conjunto musical cuyos integrantes son miembros de la Staatskapelle Dresden.

La siguiente fecha, fue el 7 de octubre, en que hizo su presentación el trío integrado por Christina Fassbender, flautista, Barnabas Kubina, trompa o corno francés y Chieko Yokoyama, pianista.

El 14 de octubre el turno ha sido de Vincent Trio, parte integrante de la Orquesta Philharmonica de Berlín.

La clausura del Festival (el 21 de octubre) se reservó a la presentación de la soprano rusa Evelina Dobraceva, acompañada por el director artístico del festival, el pianista Alexander Malter.

El lugar del encuentro fue el Oratorio del Museo de la Mar en el Port de Sóller en Mallorca, Islas Baleares. La Organización del Festival expresó que este evento, cuya primera edición se realizó en el año 2005, se puso en marcha con el objetivo de convertirse en un atractivo cultural de la región y que “continua afianzándose con la intención de apoyar el turismo cultural en el Valle de Sóller”, una localidad que ha acogido con entusiasmo la celebración del evento desde sus inicios y que por ello “debe perdurar”.

Para la Fundación Torres-Picón, así como su portavoz y directivo Pedro J. Torres, este festival de música clásica ya ha alcanzado un carácter de tradición cultural, por su madurez, y al mismo tiempo es un ejemplo de atractivo turístico, de iniciativa, en tal sentido. Muchas regiones en el mundo están apalancando su turismo en programas permanentes culturales, que dan cabida a la música y a la danza clásica.

FTP

 

El XXII Festival Internacional de Ballet de Miami por primera vez se inició en Nueva York

 

Pedro J Torres NY Ballet Blog

Como parte de la celebración del vigésimo segundo aniversario  del Festival Internacional de Ballet de Miami (IBFM), por primera vez en su historia las compañías invitadas al evento realizaron su debut fuera de la ciudad de Miami, en una gala que se presentó el 14 de septiembre en el Union City Performing Art Center, en el Suburbio de Manhattan en Nueva Jersey, distrito de Nueva York, tras la cual se trasladaron a Miami para las dos galas que se llevaron a cabo el 16 de septiembre en el Fillmore de Miami Beach, Teatro Jackie Gleason, y el 17 en el Miami Dade County Auditorium; información que compartió la Fundación Torres-Picón.

Entre las compañías que participaron en las tres funciones de este encuentro artístico estuvieron el Ballet de la Opera de París, el Ballet Teatro Alla Scala, de Italia, el Ballet Nacional de la Opera de Ljubljana, de Slovenia, el Ballet Nacional de España, además de varias de Latinoamérica y Estados Unidos, como el Ballet Estable del Teatro de la Plata, de Argentina, y la Compañía Nacional de Danza, de México.

El fundador y director artístico del Festival, Pedro Pablo Peña, explicó que la iniciativa de inaugurar el Festival en Nueva York partió de una propuesta por parte del Union City Performing Art Center, la cual fue acogida con beneplácito ya que, según expresó, “Nueva York es la meca de las artes”.

Una de las figuras más importantes del Festival fue la afamada bailarina Delphine Moussin, cuya imagen fue la seleccionada para los carteles que anunciaban el evento. Moussin ostenta el rango de étoile (estrella) en el Ballet de la Ópera de París, una de las compañías más relevantes del mundo, y en cuya escuela es también profesora.

En el marco del evento, Moussin realizó una extraordinaria presentación en honor al brillante coreógrafo y bailarín francés Maurice Béjart, interpretando una de sus coreografías, la cual fue inspirada en la inolvidable novela Madame Bovary, de Gustave Flaubert, publicada en 1856, y acompañada con música de Strauss; la obra refiere la historia de Emma, la esposa de un médico de provincias la cual, aburrida de su monótona existencia, busca emociones en amores clandestinos, cae en una espiral de desórdenes y deudas tras lo cual acaba suicidándose, abandonada por todos.

Igualmente relevante es la figura del bailarín principal Casey Herd, quien hizo parte del Ballet Nacional de Holanda durante ocho años, hasta que decidió convertirse en bailarín independiente.

Mención especial merece la presencia en el Festival de una de sus figuras más destacadas la cual, paradójicamente, no bailó este año; se trata de la prima ballerina brasileña Cecilia Kerche, Embajadora de la UNESCO por la danza, designada en 2006 como Dirigente del Consejo Internacional de la Danza (CID) y actual directora artística del Theatro Municipal do Rio de Janeiro, la cual asistió  para recibir el trofeo anual de “Una vida por la danza”; Kerche fue alumna de la legendaria bailarina rusa Natalia Makárova, en las últimas versiones de La Bayadère y El lago de los cisnes. También compartió roles estelares con famosos bailarines como Igor Zelensky, del Kirov Ballet, Jorge Veja, de Cuba, y Julio Boca, de Argentina.

Desde la Fundación Torres-Picón compartimos la información y celebramos la muy importante realización del XXII Festival Internacional de Ballet de Miami, dijo su presidente y vocero Pedro J. Torres.

FTP

Debuta en Washington DC el Ballet de la ciudad de San Salvador

Pedro J Torres Washington DC

Aún no tiene un año de fundada y ya comenzó a cosechar éxitos la recién creada compañía de Ballet de San Salvador, la cual se presentó por primera vez el pasado 9 de septiembre en el Teatro Thearc de Washington DC, capital de los Estados Unidos, comentó la prensa especializada y comparte la Fundación Torres-Picón.

En efecto, el Ballet de San Salvador nació en el mes de enero del presente año, a través del llamado a una audición abierta en la cual fueron seleccionados diecisiete bailarines salvadoreños, hombres y mujeres, egresados de las más destacadas escuelas del país y dedicados enteramente al arte de la danza. 

Pedro J. Torres along with Jane Fonda, famous international activist for healthy habits. Culture and the arts contribute to human well-being.

Pedro J. Torres along with Jane Fonda, famous international activist for healthy habits. Culture and the arts contribute to human well-being.

El repertorio presentado en esta oportunidad incluyó las piezas de danza clásica, neoclásica y contemporánea Maquilishuat Bajo la Luna, Bajo el Almendro, Ingrávido, Noche Azul y Paquita.

La bailarina y maestra salvadoreña Marta Castellón tiene a su cargo la dirección artística de la compañía, con la asistencia del bailarín y maestro Óscar Moreno, egresados ambos de la Escuela Nacional de Danza “Morena Celarié” y continuadores de la obra del bailarín cubano-mexicano Erick Rodríguez.

Explicó Castellón que el repertorio del Ballet de San Salvador está conformado por piezas originales, características del folclore salvadoreño, además del ballet clásico Paquita, para cuyo montaje la compañía contó con la colaboración durante la primera temporada del bailarín, maestro, repositor y ensayista búlgaro Rumen Ivanov Rashev.

La creación de esta compañía fue posible gracias al empeño de la Secretaría de Cultura del Gobierno de San Salvador y al trabajo de un equipo multidisciplinario encargado de la producción artística para el lanzamiento exitoso de esta primera temporada.

Asimismo, la presentación del Ballet de San Salvador en Washington DC fue el resultado de un esfuerzo combinado realizado por el Alcalde de San Salvador, Nayib Bukele, su esposa la señora Gabriela Rodríguez de Bukele, conjuntamente con la Oficina de la Alcaldesa para Asuntos Latinos (OLA)

 Art and culture also supports good health practices. Pedro J. Torres with chairman of the Brooklyn Museum, Arnold Lehman.


Art and culture also supports good health practices. Pedro J. Torres with chairman of the Brooklyn Museum, Arnold Lehman.

de la ciudad.

Todo el continente americano, y Centroamérica y El Salvador no son excepciones, se viene conectando, activando y proyectando a través del ballet y la música clásica. Más allá de los problemas globales, que los hay y muchos persisten, es noble el propósito y valioso el esfuerzo del Ballet de la ciudad de San Salvador por estar presente y hacer parte de lo mejor de las artes, señaló al respecto Pedro J. Torres, presidente y vocero de la Fundación Torres-Picón.

FTP

Concierto de música clásica y típica regional en el “Segundo Festival internacional Guisi’i 2017” en México

Pedro J Torres Concert in Mexico

Las respetables naves de la iglesia de Santo Domingo de Guzmán de la ciudad de Tehuantepec, en el estado de Oaxaca, México, fueron el espacio donde la noche del pasado jueves 24 de agosto se llevó a cabo el primer gran concierto de música clásica, con piezas de Gioacchino Rossini, Georg Philipp Telemann, Antonin Dvorak y Andrew Skaggs, entre otros; informó y comentó la Fundación Torres-Picón.

Al día siguiente, el viernes 25 de agosto, se realizó un segundo concierto, esta vez con la actuación de la banda tradicional de Tehuantepec Saa Ladxiduá, cuyo nombre significa “música de mi corazón”; la agrupación interpretó sones antiguos que en la actualidad ya no se ejecutan, así como

Pedro J. Torres, con el ex presidente de México Felipe Calderón, ambos en favor de la cultura por la vida sana

Pedro J. Torres, con el ex presidente de México Felipe Calderón, ambos en favor de la cultura por la vida sana

valses y un variado repertorio popular, además de música de otras regiones del mundo, como pasodobles y polkas eslavas, entre otros.

Estas presentaciones formaron parte del “Segundo Festival Internacional de Música Guisi’i 2017”, una jornada cultural de cuatro días de duración, íntegramente dedicada a  la cultura musical, tanto teórica como técnica y práctica, la cual contó con la participación de experimentados maestros cuya principal meta fue la de enseñar y perfeccionar las técnicas de los músicos de la región.

Este “Segundo Festival Internacional de Música Guisi’i 2017” contó con la decidida colaboración de la Presidenta Municipal, Lic. Yesenia Nolasco Ramírez quien, al referirse al primer concierto, expresó que éste “es un recital dedicado a la música clásica en concierto totalmente acústico, los maestros Faustino Díaz (trombón, trompeta y tuba), Armando Cedillo (trompeta), Iain Hunter (trombón) y Rodrigo Gutiérrez (saxofón y flauta), interpretaron un selecto repertorio de música clásica con temas de Rossini, Georg Philipp Telemann, Dvorak, Albinoni, y otros más para poder disfrutar y comenzar el diálogo musical de nuestro pueblo tehuano con música de talla internacional, e intérpretes también de un nivel reconocido a nivel mundial”.

Por su parte, el Director de Cultura del municipio de Tehuantepec, Abraham Rasgado González destacó la importancia de la presencia de manifestaciones musicales típicas de la región en el Festival; en tal sentido indicó: “Los jóvenes músicos tehuanos e istmeños asisten a aprender y perfeccionar sus conocimientos musicales, los cuales aplican en la ejecución de nuestros sones tehuanos y demás música tradicional”.

Desde el arte y la cultura también se apoyan las buenas prácticas en salud. Pedro J. Torres con el chairman del Museo de Brooklyn, Arnold Lehman

Desde el arte y la cultura también se apoyan las buenas prácticas en salud. Pedro J. Torres con el chairman del Museo de Brooklyn, Arnold Lehman

Como parte de esta jornada musical, igualmente se llevaron a cabo clases magistrales dirigidas a músicos, en este caso trombonistas, trompetistas, saxofonistas, tubistas y flautistas.

En cada localidad, en cada pueblo, aquí, allá, dónde sea, la música clásica irrumpe y seduce nuevas audiencias, es el reverdecer de un verdadero lenguaje y culto en favor de la paz, que hace aflorar sentimientos positivos y que permite el desarrollo integral de niños y jóvenes, destacó -a propósito de esta información- Pedro J. Torres, de la Fundación Torres-Picón.

GF/FTP

Romeyno Gutiérrez Luna, pianista indígena, ofrece concierto con música clásica y tradicional tribal

Pedro J Torres Pianist Luna

Cuando se habla de músicos virtuosos del piano, siempre vienen a la mente nombres como Frédéric Chopin, Maurice Ravel, Franz Liszt o Arthur Rubinstein; sin embargo, en justicia, a esta lista deberíamos agregar nombres de artistas de nuestras latitudes, más cercanos a nuestra cultura, a nuestras raíces, artistas indígenas tan virtuosos como los grandes e inolvidables músicos europeos; comenta la Fundación Torres-Picón al dar difusión a esta nota.

Tal es el caso del pianista Romeyno Gutiérrez Luna, originario de Batopilas, municipio situado en la sierra Tarahumara en el estado de Chihuahua, al norte de México. Con treinta años de edad, Romeyno Gutiérrez ha sido embajador artístico de su etnia rarámuri y ha llevado la música tarahumara a Estados Unidos y a ocho países de Europa.

En agosto, en el marco del Tercer Encuentro Indigenista, organizado por la Comisión Nacional de Desarrollo para los Pueblos Indígenas y celebrado desde el viernes 11 y hasta el domingo 13 de agosto, Romeyno Gutiérrez ofreció un concierto en el lobby del Fashion Mall de Chihuahua, en el cual combinó en forma armoniosa los sonidos tradicionales de la etnia rarámuri con el de piezas clásicas mundialmente conocidas de Wolfgang Amadeus Mozart y Frédéric Chopin, además de una interpretación del concierto de Alhambra.

Para los indígenas, la música no es sólo un arte o un medio para entretener a las personas, para ellos, al igual que en otras culturas, la música es una forma de adoración a sus dioses, una parte importante de sus rituales religiosos, con objetivo y significado; a través de la música, los indígenas del grupo étnico mexicano Tarahumara rinden tributo a la deidad Onoruame, cuyo nombre significa “madre y padre”.

Es por esta razón que Romeyno inicia cada concierto con un repertorio de danzas rarámuri; ataviado con su traje tradicional, en esta oportunidad obsequió a la audiencia con una interpretación de la danza del toro y la danza del conejo, entre otras.

Cada pieza fue acogida con un clamoroso aplauso, demostrando el aprecio del público por este joven artista que, como embajador cultural de su pueblo, ha cruzado fronteras y llevado su arte a escenarios en todo el mundo.

Hemos expresado que, la cultura y las artes vienen robusteciéndose a lo largo y ancho del continente americano, y en particular América Latina viene consolidándose como un espacio fértil para tal propósito, señala Pedro J. Torres, en nombre de la Fundación Torres-Picón, al compartir los detalles de esta información. “No podemos ocultar nuestro entusiasmo, orgullo y beneplácito latinoamericano” subrayó.

GF/FTP

La danza, es mucho más que una simple actividad recreativa

Pedro J Torres La Danza More

Para adorar a sus dioses, como ritos de transición, para honrar a los ancestros, como parte del galanteo, para crear magia, como forma de expresar ideas sentimientos o emociones, como arte o como simple diversión, la danza siempre ha estado presente en todas las culturas humanas desde el principio de nuestra historia como especie; se  resume y se comenta en esta nota compartida por la Fundación Torres-Picón.

Los provechos de la danza son incontables, tanto físicos como emocionales, y están al alcance de todos, desde los niños más pequeños que apenas aprenden a andar, hasta las personas de edad avanzada, ya que todos los seres humanos nacemos con la predisposición de movernos al ritmo de la música, sólo se necesita un poco de disposición, ganas de disfrutar y una buena melodía… o sin ella, igual se puede bailar.

“La danza en el movimiento del cuerpo en diferentes dimensiones, que unen sentimientos encontrados a través de la música. El ritmo transporta al bailarín a diferentes situaciones de la vida, expresando así los más puros sentimientos”, así se expresa la bailarina profesional Iris Fuentes, directora de Jazz Ballet del Zulia, Venezuela, quien lleva ya veinticinco años de carrera profesional en el arte de la danza; manifiesta que la danza es una forma de expresión no verbal en la que la comunicación se realiza mediante el movimiento, los gestos y las expresiones del rostro.

Danzar aporta grandes beneficios para la salud física, favorece la motricidad gruesa, la concentración, desarrolla el oído musical, eleva la autoestima y mejora el estado de ánimo. Señala Fuentes que “cuando la niña o adolescente entran al mundo del baile  aprenden a mover su cuerpo, cambian la forma de caminar, la expresión corporal, favorece el pie plano, los problemas de espalda y estos cambios ayudan la autoestima de las chicas”.

Pedro J. Torres

Artes escénicas también son herramienta clave en promover la conservación de la salud. Pedro J. Torres junto a Isabella Rossellini

Por su parte, el traumatólogo especializado en el área infantil, Pablo Romero, afirma que más que una actividad recreativa, “la danza es una excelente opción para la salud porque fortalece los músculos, mejora la coordinación y desarrolla el equilibrio, además emocionalmente favorece la alegría por la diversión que le genera a las niñas mover el cuerpo al ritmo de la música”.

Dada la diversidad de la cultura humana, existen numerosos tipos de danza y siempre es posible hallar uno que se acomode a nuestros gustos y tendencias, desde los bailes africanos, los folclóricos, el jazz, los ritmos urbanos, el ballet clásico, el hip hop, y una nueva forma que cada día gana más adeptos, el baile acrobático.

Bailar es un gran ejercicio, para el cual sólo se necesitan las ganas de hacerlo, asegura Fuentes. “Quieres bailar, expresar con tu cuerpo sentimientos y emociones, pues inicia con clases en una academia, disfruta de los diferentes estilos. Lo importante es iniciar cada clase con ejercicios de calentamiento para acondicionar el cuerpo y evitar lesiones”.

Para los niños, la danza representa grandes beneficios en todas las áreas de su desarrollo, tanto físico como mental, emocional y espiritual; a través de la danza los pequeños pueden llevar a cabo ejercicios aeróbicos, cardiovasculares y de flexibilidad, además favorece el desarrollo de la memoria, el pensamiento lógico, la destreza y reduce el estrés. Al danzar se genera una sensación de bienestar, se estimula la espontaneidad y la capacidad de improvisar; todo esto favorece el desarrollo de la creatividad, la disciplina y la constancia, cualidades que les serán muy útiles a lo largo de su vida.

Leopold Stokowski

Anglo-American conductor Leopold Antoni Stanislaw Stokowski (1882 – 1977), under whose auspices the Philadelphia Orchestra achieved international renown. From 1929 onward, he conducted without a baton. (Photo by Erich Auerbach/Getty Images)

Bien como manifestación cultural, como práctica deportiva, diversión o herramienta social y de comunicación, la danza ha acompañado a la humanidad desde tiempos remotos, señaló Pedro J. Torres de la Fundación Torres-Picón. “Sin lugar a dudas es altamente positiva y saludable” puntualizó.

GF/FTP

 

“Salomé” danzó en el Teatro Municipal Ignacio A. Pane de Asunción, Paraguay

Pedro J Torres Salome Dance

Entre el jueves 24 de agosto y el domingo 3 de septiembre, el Ballet Clásico y Moderno Municipal de Asunción, Paraguay ofreció una serie de presentaciones de la obra Salomé, en el Teatro Municipal Ignacio A. Pane de la capital paraguaya, bajo la dirección artística del maestro Miguel Bonnín, como parte de la celebración de los 45 años de fundación de la Compañía y en el 480 aniversario de la Ciudad de Asunción, compartió y comentó la Fundación Torres-Picón.

Salomé es una obra inspirada en la pieza teatral del novelista, poeta, crítico literario y autor teatral irlandés Oscar Wilde y el evangelio de San Marcos; es una obra en la que se conjugan el poder, la venganza, el odio, la pasión obsesiva, la ambición y la belleza. Del pasaje bíblico se destaca especialmente la fuerza y la seducción de la danza de los siete velos, con la cual Salomé adquiere el poder para exigir al rey Herodes la cabeza de Juan el Bautista.

La obra teatral de Wilde fue originalmente escrita en francés y estrenada en París en 1894, fue protagonizada por la reconocida actriz Sarah Bernhardt. Posteriormente, el compositor alemán Richard Strauss compuso una ópera homónima basada en ella, y  en 1894 Lord Alfred Douglas la tradujo al inglés.

En esta ocasión, el montaje presentado por Ballet Clásico y Moderno Municipal de Asunción contó con coreografía del Maestro chileno Jaime Pinto, música de Killer-Fanuk y Florencesmith, además de la participación especial como artista invitado del bailarín Anton Joroshmanov, de la Compañía Nacional de Danza de México.

El elenco que tomó parte en esta pieza estuvo conformado por las bailarinas Maia Ayala, Mary Carmen Aquino, Alejandra Acosta y Cristina Báez, quienes se alternaron para interpretar a Salomé;  Anton Joroshmanov alternando con Guido Cañete y Ángel de Jesús Ovelar, en el papel de Juan el Bautista; Sonia Soto, Giannina Fernández y Sofía Schittner interpretaron el rol de Herodías, y Johann Larreinegabe y Antón Jorosmanov dieron vida a Herodes.

La presentación de la  Temporada del Ballet Clásico y Moderno Municipal es posible gracias a la Dirección General de Cultura de la Municipalidad de Asunción, conjuntamente con Producción General de la Asociación de Amigos del Ballet y el apoyo de la Embajada de México en Paraguay.

Así vemos, como la cooperación interinstitucional e internacional, apoya el decidido auge que está teniendo la música y la danza clásica en el mundo, comentó Pedro J. Torres, portavoz de la Fundación Torres-Picón, al compartir esta información y reseña.

GF/FTP

Sexta edición del Festival Internacional “La Escena Vocal” llenó de canto lírico a la capital de Uruguay

Pedro J Torres Vocal Uraguay

Cuatro días de excelentes interpretaciones de la mejor música clásica vocal pudieron disfrutarse durante la VI edición del Festival Internacional “La Escena Vocal”, el cual tuvo lugar en la Sala Verdi de Montevideo, Uruguay, entre el 28 de julio y el 1º de agosto, con la asistencia de renombrados exponentes de la escena lírica internacional, informa la Fundación Torres-Picón.

Prestigiosos representantes de Argentina, Brasil, Chile, Francia, EE.UU., México y Uruguay se hicieron presentes en este magnífico evento, el cual fue inaugurado el viernes 28 con la participación del destacado cantante francés Estèphe, gracias al auspicio de la Embajada de Francia; Estèphe regaló al público asistente con un variado repertorio que incluyó, en primer término, a dos grandes ejemplos de la canción lírica de los siglos XIX y XX respectivamente, Amores de poeta, de Robert Schumann y Don Quijote a Dulcinea, de Maurice Ravel; de inmediato el artista interpretó las arias de personajes de las óperas Las Bodas de Fígaro, Don Giovanni y La flauta mágica, de Mozart, y concluyó su presentación con dos piezas del musical de Broadway y éxito cinematográfico On the town, de Leonard Bernstein.

El sábado 29 correspondió el turno a la soprano norteamericana Sandra Hamaoui, quien triunfó en las Audiciones Regionales del Teatro Metropolitan de Nueva York en el año 2016, y hoy en día es parte del ensemble de la Deutsche Oper Berlín; la joven cantante interpretó un repertorio variado compuesto por piezas del repertorio francés, español, americano y ruso.

El domingo 30 se realizó una gala en conjunto, en la cual los artistas uruguayos de la Compañía Art Cantorum, especializados en el barroco, bajo la dirección de Gastón Gerónimo, acompañaron a los contratenores Martín Oro, José Lemos y Lea Amaro de Argentina, Brasil y Uruguay respectivamente, así como a Sandra Hamaoui y a la mezzo-soprano argentina Florencia Machado, ganadora del Concurso Internacional del Teatro Colón, en un montaje denominado La Era de los Castrati: gloria e infortunio. Este montaje contó con la concepción escénica de la chilena Miryam Singer, la narración de Luis Armando, y guión y curaduría de María Julia Caamaño.

El lunes 31, Florencia Machado volvió a subir al escenario para interpretar un repertorio que incluyó la primera audición de los Lieder de Maeterlinck de Zemslinsky, así como los Lieder de Matilde Wesendonck de Wagner, las Chansons de Bilitis de Debussy y piezas de Manuel de Falla y Xavier Montsalvatge.

Para el cierre del Festival, el martes 1º, la soprano mexicana internacional Maria Katzarava, triunfadora en grandes teatros como el Covent Garden de Londres, la Scala de Milán y el Liceu de Barcelona, interpretó todo un repertorio operístico compuesto por arias de Tosca, de Turandot, de Butterfly, de Trovatore, así como canciones de la compositora mexicana de música de concierto María Grever.

Mención aparte merece la destacada participación del pianista Fernando Pérez, artista residente del festival, quien con su teclado fue el acompañamiento perfecto para las voces de los cantantes durante los cuatro días del evento.

Así el canto lírico internacional se dio cita en Uruguay y el resultado fue memorable, apuntó Pedro J. Torres, presidente y vocero de la Fundación Torres-Picón, quien al explicar el programa cumplido felicitó a los organizadores y participantes.

GF/FTP

Sentimiento gitano y taconeo “jondo” con Mi Carmen flamenca en el Ciclo de Danza 2017 de Málaga

Pedro J Torres Flamenca

Quince espectáculos de sala y múltiples actividades paralelas conformarán el programa del “Ciclo de Danza 2017”, a celebrarse  desde el 3 al 24 del  venidero mes de octubre en el Teatro Cervantes de Málaga, en la comunidad autónoma de Andalucía, España, comparte y comenta la Fundación Torres-Picón.

Manifestaciones dancísticas muy diversas forman parte del programa, como el ballet clásico ruso, danza contemporánea, danza tradicional española, bailes para niños e incluso ballet sobre hielo, con intérpretes españoles e internacionales de la calidad de Víctor Ullate, que ofrecerá su versión de El amor brujo; el Ballet Nacional de España, bajo la dirección de Antonio Najarro, con una puesta en escena de la pieza Zaguán y Alento; el Ballet Nacional Ruso con el clásico Giselle; el estreno de la pieza Encerrado en la calle, a cargo de la compañía de David Martín; el DanceLab Berlín y Fernando Hurtado, con el estreno de Factoría Echegaray 37 Guernica 17, entre otros.

Pedro J. Torres con el ex embajador de EE.UU. en Chile Gabriel Guerra Mondragon

Aunque líderes y autoridades aportan su esfuerzo a esta lucha por la salud, la FAO dice que los resultados no son tan buenos. Pedro J. Torres con el ex embajador de EE.UU. en Chile Gabriel Guerra Mondragon

En esta constelación artística, una estrella destaca en forma muy especial: se trata de la puesta en escena de Mi Carmen flamenca, la aplaudida versión “jonda” y bailada de la ópera clásica Carmen, del compositor francés Georges Bizet, basada en una novela de Prósper Mérimée, interpretada magistralmente por la bailaora malagueña Úrsula Moreno y el guitarrista sevillano Antonio Andrade; esta obra será presentada el domingo 15 de octubre en el escenario principal del Ciclo.

Mi Carmen flamenca es una adaptación de la trágica historia de Carmen, la gitana que prefiere morir antes de mentir o de que le sea arrebatada su tan preciada libertad, una mujer cuyo amor fue tan intenso como breve. Esta versión de la historia, que fuera estrenada por primera vez hace casi veinte años en la Deutsche Oper de Berlín, expresa la esencia del más puro flamenco, y además reúne elementos de la música árabe, el jazz y la salsa en perfecta armonía con el clásico taconeo “jondo” y con piezas de Prokofiev, Tchaikovsky, Falla y Mahler y hasta de Elton John.

Más de veinte artistas entre bailarines y músicos conforman la Compañía Flamenca Antonio Andrade y Úrsula Moreno, la cual ha logrado ya una proyección tanto nacional como internacional, llevando el espectáculo Mi Carmen flamenca a diversos escenarios en España y alrededor del mundo, con gran éxito y aclamación del público en cada oportunidad; su consolidación se produjo el pasado mes de junio con la presentación de esta obra en la Bienal de Flamenco de Málaga del espectáculo Torera, la cual tuvo lugar en el mismo Teatro Cervantes de Málaga.

En Mi Carmen flamenca, Úrsula Moreno da vida a Carmen, el primer bailarín malagueño José Galvañ interpreta a Don José y el sevillano José Luis Vidal Lebri interpreta a Escamillo, con el respaldo de un cuerpo de baile integrado por Julia Acosta, Azahara Alcaine, Rosa Belmonte, Marta Cañizares, Paula González, Mariché López, Coral Moreno, Juan Berlanga y Antonio López y el acompañamiento de un grupo de seis músicos.

Así que a zapatear y aplaudir, comenta la Fundación Torres-Picón, en boca de su presidente y portavoz, Pedro J. Torres, al compartir y divulgar los detalles de este ciclo, en Andalucía.

GF/FTP