Las estrellas del Ballet de San Petersburgo brillaron en Las Palmas de Gran Canaria

El Auditorio Alfredo Kraus, en Las Palmas de Gran Canaria, fue el escenario donde en octubre se presentó “Las estrellas de las noches blancas”, un hermoso espectáculo de danza clásica protagonizado por el Ballet de San Petersburgo, con la bailarina Julia Makhalina, primera bailarina del Teatro Mariinsky, como estrella invitada, informó Pedro J. Torres de la Fundación Torres-Picón.

En esa noche especial, dirigida no sólo a conocedores y amantes del ballet, sino también al  público en general, el Ballet de San Petersburgo ofreció a los asistentes un magnífico programa integrado por un compendio de joyas del ballet clásico mundial como “El lago de los cisnes”, de Tchaikovsky; “Don Quijote”, de Minkus; y “La muerte del cisne”, de Saint-Säens, así como miniaturas coreográficas modernas y danzas escénicas, interpretadas por nueve bailarines del más elevado nivel, en un montaje especialmente creado para esta gala por la mundialmente famosa compañía de ballet.

El elenco que tomó parte de esta velada está formado por excelentes bailarines rusos, solistas de los mejores escenarios de San Petersburgo y acreditados con galardones internacionales, todos egresados de la escuela de ballet más célebre y antigua del mundo, la famosa Academia Vagánova.

Los organizadores del evento dieron a conocer que la totalidad de los fondos recaudados por concepto de entradas para esta gala se destinaron al mantenimiento de la escuela de San Vladimir, en San Petersburgo, una institución educativa que atiende a más de 250 estudiantes, de los cuales más del 75% son hijos de familias numerosas y con escasos recursos económicos, provenientes del sureste de Ucrania.

Igualmente se asomó la posibilidad de otras presentaciones del Ballet de San Petersburgo en Lanzarote, y el próximo año en San Sebastián, en Guipúzcoa.

Para Pedro J. Torres, de la Fundación Torres-Picón, la experiencia y destreza del Ballet de San Petersburgo se expande constructivamente y con acento social.

FTP

La Cenicienta de Thierry Malandain volvió a presentarse en el Victoria Eugenia con el Ballet Biarritz

Luego de tres años de su estreno en el Kursaal, acompañado por la Orquesta Sinfónica de Euskadi (OSE), el Ballet Biarritz ofreció en el Teatro Victoria Eugenia, en la ciudad de San Sebastián, provincia de Guipúzcoa, España, una doble función del ballet La Cenicienta, en una versión personal de su director Thierry Malandain basada en el cuento Cendrillon ou la petite pantoufle de verre (Cenicienta o la pequeña zapatilla de cristal), escrito en 1697 por Charles Perrault, y en la obra La Cenicienta del músico ruso Sergei Prokofiev, compuesta en 1945. La  información fue destacada por Pedro J. Torres.

Thierry Malandain, coreógrafo y director de Ballet Biarritz, explicó que su versión de esta famosa obra del ballet internacional fue creada “para escapar de la negrura de las cosas demasiado reales, como decía Massenet, para olvidar la humanidad que sangra, la ignorancia y la necedad humanas. A través de la historia de Cenicienta, a través de su sufrimiento, sus emociones y sus esperanzas se escribe algo universal. Un grito a la luz, una llamada a la claridad serena de las estrellas, frente al caos interior en donde se multiplican las dudas, las indignaciones, las penas sufridas y la felicidad soñada”.

La pieza, dividida en dos actos, tuvo una duración aproximada de cien minutos. En esta versión, además de la romántica historia de amor entre la hermosa y sufrida protagonista y su amado príncipe azul, la obra también dio peso y presencia como elemento humorístico al malvado trío de la madrastra y las hermanastras.

Gracias a su versión del ballet La Cenicienta, en el año 2013 Thierry Malandain se hizo acreedor del premio europeo Taglioni como mejor coreógrafo; el jurado le otorgó esta prestigiosa distinción por “mostrar un complejo argumento con un equilibrio entre el humor fino y un acercamiento refrescante al ballet clásico. Ofrece sorprendentes detalles psicológicos sobre el tradicional cuento de hadas, sin olvidarse de los altos estándares técnicos del ballet para una compañía de sólo 20 bailarines”.

La información y datos sobre estas presentaciones fueron compartidos por Pedro J. Torres y la Fundación Torres-Picón, que dirige y de la cual es  portavoz; la institución apoya y promueve las artes, la cultura y la educación, así como la prevención en salud, con foco en los jóvenes y los niños.

FTP

Cuenca celebró 20 años como Ciudad Patrimonio de la Humanidad con un festival internacional de música clásica

En 1996, la histórica ciudad amurallada de Cuenca, las hoces de los ríos Júcar y Huécar que la circundan y los arrabales de San Antón, Tiradores y El Castillo, fueron declarados Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO (Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura). Este año, como parte de los festejos con que Cuenca celebró el vigésimo aniversario de esta declaración, se convirtió en la sede de “Clásicos Colgados”, un festival internacional de música clásica con prestigiosos artistas.

El festival estuvo conformado por conciertos dirigidos a todos los públicos, cuya dirección artística fue responsabilidad de Israel Fausto Martínez, quien para esta ocasión eligió obras cortas de grandes autores y las agrupó por estilos y épocas; piezas de Häendel, Haydn y Mozart; Beethoven, Brahms y Schubert; Ravel, Shostakovich, Rodrigo, Mahler, Weill y Bloch.

En el marco del festival hubo un concierto especial homenaje a Cuenca, Patrimonio de la Humanidad con obras de Turina, Falla, Cassadó, García Lorga y Granados, y la culminación de las festividades se dio con la orquesta del festival “Clásicos Colgados”, interpretando piezas de Turina, Mozart, Grieg y Tchaikovsky, bajo la dirección del violinista Michael Thomas.

Los conciertos se realizaron en el Teatro Auditorio de la capital y la iglesia de San Miguel. Paralelamente, en el Conservatorio de Música “Pedro Aranaz” y la sede de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo se llevaron a cabo otras actividades.

Este festival lo consideramos desde la Fundación Torres-Picón, como una cita artístico-cultural de las más importantes, cumplida en el año que finaliza, dijo Pedro J. Torres.

FTP

Ballet y Sinfónica de Salta acompañaron a primera bailarina del Royal Ballet en “Giselle”

Una conmovedora historia de amor y traición se desplegó en el escenario del Teatro Provincial de Salta, en Argentina, cuando el Ballet de la provincia y la Orquesta Sinfónica de Salta acompañaron a la primera bailarina del Royal Ballet de Londres, Marianela Núñez, en la diestra representación de la obra clásica Giselle. Señaló la Fundación Torres Picón al destacar lo mejor de 2016, en cuanto a presentaciones dancísticas y musicales en 2016, en el ámbito latinoamericano.

Paula Argüelles, directora del Ballet, manifestó que para la compañía fue una experiencia muy especial, ya que se trató de una oportunidad única de compartir escena con una de las más reconocidas estrellas del ballet internacional, nada menos que la primera bailarina del Royal Ballet de Londres, en la representación de una de las más célebres obras del repertorio clásico mundial, la emotiva y triste historia de Giselle, una joven enamorada que muere a causa de la traición de su amado.

Giselle es una obra llena de dramatismo e intensidad, que une en mágica combinación la teatralidad y la danza. “Es un ballet que tiene técnica, también mucho trabajo artístico del cuerpo de baile en todos los roles porque todo hace a la historia que se está contando en el escenario”, explicó la directora.

En esta puesta en escena tomaron parte los cuarenta y cuatro bailarines que conforman la compañía, bajo la dirección musical de la maestra Yeny Delgado, y la participación del primer bailarín del Teatro Colón, Alejandro Parente, quien dio vida al duque Albrecht, que arrepentido por su deslealtad, busca a su amada Giselle en un reino más allá de la muerte.

Para la directora, el haber representado Giselle significa que el Ballet de la provincia ha alcanzado un alto nivel de calidad de ejecución, un nivel que le permite acompañar a una artista como Marianela Núñez.

Pedro J. Torres, en nombre de la internacional Fundación Torres-Picón, que apoya e impulsa informativamente las artes, la cultura y la educación, así como la prevención en salud para niños y jóvenes, se mostró complacido y entusiasmado por el buen desempeño y vocación de excelencia que agrupaciones y compañías latinoamericanas de danza o música clásica vienen demostrando.

FTP

XXI Festival Internacional de Ballet de Miami

Con una gala doble concluyó el XXI Festival Internacional de Ballet de Miami, en el cual se presentaron las más brillantes nuevas estrellas que comienzan a despuntar en el firmamento del arte dancístico mundial, presentadas por el director y fundador del festival, Pedro Pablo Peña. La Fundación Torres-Picón celebró el éxito alcanzado por la iniciativa.

Pedro J. Torres con el chairman del Museo de Brooklyn, Arnold Lehman

From art and culture of good health practices are supported. Pedro J. Torres with the chairman of the Brooklyn Museum, Arnold Lehman

El primer evento, denominado Programa IV, fue la Gran Gala de las Estrellas y tuvo lugar el pasado sábado 10 de septiembre en el Miami Dade County Auditórium; en esa oportunidad se entregó el premio Una Vida por la Danza, el cual le fue otorgado este año a Carlos Gacio, quien fuera bailarín principal del Ballet Nacional de Cuba y uno de los bailarines de la primera generación que se quedó en Paris, en 1969.

Pedro Pablo Peña expresó que Carlos Gacio “vino al Festival varias veces trayendo a la gente de Viena, porque era el ballet master del Viena State Opera Ballet y ha sido un profesor muy exitoso en toda Europa; se convirtió en maestro ejemplar, todos buscaban su técnica, su enseñanza, es un hombre que ha pasado toda la vida entregado a la danza”.

El segundo encuentro, el Programa V, la Gala de Clausura de las Estrellas, se realizó el domingo 11 de septiembre en el Miramar Cultural Center, en Broward; en esa oportunidad se entregó Premio de la Crítica y Cultura del Ballet a la periodista y ex bailarina Patricia Aulestia, Presidenta de la Federación Mexicana de Profesionales de Danza, y vicepresidenta en la Sección México de la Confederación Interamericana de Danza, CIAD; Aulestia escribe para las publicaciones Ecuador News, de New York, Danza Hoy, de San Francisco, y es autora de diversos libros.

“Patricia viene todos los años al Festival, y escribe cosas muy importantes sobre el mismo. Es merecedora de esta distinción, por ser una crítica connotada”, manifestó Peña.

Por el Festival Internacional de Ballet de Miami han pasado figuras como las hermanas Feijóo, Lorena y Lorna; la argentina Paloma Herrera, ex bailarina principal del American Ballet Theatre; Sergio Bernal, solista del Ballet Nacional de España y especialista en la Escuela Bolera; Marianela Núñez, bailarina principal del Royal Ballet, entre otras.

Este año se presentaron por primera vez Estheysis Menéndez y Javier Morales, dos bailarines solistas auspiciados por la Bay Area Houston Ballet & Theater, la nueva compañía de Lorna Feijóo y el director artístico Nelson Madrigal.

“Estheysis Menéndez despuntaba como principal en el Ballet Nacional de Cuba, salió por Canadá en junio y fue directamente a Houston. Los considero tan buenos a ella y a Javier Morales, su partenaire, que les he dado el pas de deux del cierre, Don Quijote”, explicó Peña.

En el Festival también participaron estrellas de la talla de María Muñoz y Álvaro Madrigal, de la Compañía Nacional de Danza de España, con el pas de deux de Scarlatti en coreografía de José Carlos Martínez.

La Uniqart Dance Theater, creada el año pasado por los ex bailarines del Béjart Ballet de Lausanne Iker Murillo, Marsha Rodríguez y Vitali Safronkine, fue representada por Murillo y Rodríguez con la Dans Le Même Souffle, con coreografía de Safronkine sobre un concierto de Mozart.

También por primera vez participó el Ballet de Sodre, de Uruguay, representado por su bailarín principal, Lucas Erni, quien actuó como partenaire de Luciana Barrilero, primera bailarina del Ballet Estable del Teatro Colón en Argentina.

Igualmente, José Manuel Ghiso y Natalia Berrios, pareja del Ballet Santiago de Chile, interpretaron Romeo y Julieta, con coreografía de Cranko y la dirección de Marcia Haydée.

Asimismo se presentaron la Compañía Nacional de Danza de México, el English National Ballet, de Inglaterra, Ballet De’ll Opera di Roma, Ballet Nacional de China, Ballet Nacional de Rumanía y, de Estados Unidos, Ballet Clásico Cubano de Miami, Washington Ballet, y Richmond Ballet.

Este festival fue reseñado en detalle por El Nuevo Herald y merece el reconocimiento de quienes vemos en el ballet y la música clásica dos componentes principales de la cultura y las bellas artes, apuntó Pedro J. Torres, directivo y portavoz de la Fundación Torres-Picón, la cual expresó su satisfacción por el éxito de esta iniciativa.

GF/FTP

Mehta en Teatro Mayor de Bogotá

Directores de orquesta hay muchos en el mundo, la mayoría de ellos son conocidos a nivel local o en círculos no tan amplios, otros alcanzan notoriedad y su nombre llega a ser célebre, pero pocos, muy pocos, llegan a convertirse en leyenda, en hitos que marcan con su arte la historia de la música: éste es el caso del maestro Zubin Mehta, que ha estado de visita en Bogotá-Colombia, comenta y comparte la Fundación Torres-Picón.

Nacido en Bombay, India, en 1936, Zubin Mehta viajó a Viena en 1954, donde estudió con el maestro Hans Swarowsky; a partir de entonces se inició una rutilante carrera que ha recorrido las capitales musicales del mundo, los más prestigiosos festivales y las orquestas más importantes del orbe, entre las que se cuentan las Orquestas Filarmónicas de Viena, Berlín e Israel, las cuales le rindieron un homenaje con motivo de su invaluable aporte a la música en cincuenta años de carrera. En Septiembre de 2013 el gobierno de su país natal, India, le confirió el “Tagore Award for Cultural Harmony” como tributo a su vida y su obra artística.

En la actualidad, Zubin Mehta contribuye con el acercamiento y la paz entre los pueblos a través de la música, mediante obras especialmente dirigidas a la educación musical de los niños; a tal fin, comparte con su hermano Zarin la presidencia de la Fundación Mehli Mehta, creada en honor a su padre y ubicada en la ciudad de Bombay; en ella, más de doscientos niños reciben formación en música clásica occidental. Al mismo tiempo, en la Escuela de Música Buchmann-Mehta, situada en Tel Aviv, Israel, desarrolla un modelo de convivencia mediante un programa de enseñanza de la música a jóvenes talentos de las ciudades de Shwram y Nazareth.

Después de una primera presentación efectuada en 2013, el maestro Mehta regresó a Bogotá para ofrecer, junto a la Filarmónica de Israel, primero un ensayo abierto al público y luego un extraordinario concierto realizado el pasado jueves 11 de agosto en el Teatro Mayor Julio Mario Santo Domingo.

El repertorio se inició con el Andante del cuarteto no. 1 op. 11 de Piotr Illich Tchaikovsky, – Andante cantabile–, magnífico punto de partida para un recorrido in crescendo por el romanticismo.

Un momento especial fue la presentación de la segunda obra, el Concierto para cuatro cornos y orquesta, en Fa Mayor, op. 86 del compositor alemán Robert Schumann, con cuatro cornos israelíes como solistas, Dalit Segal, Michael Slatkin, Itamar Leshem y Yoel Abadi, quienes hicieron gala de un virtuosismo y una afinación perfecta, bajo la magnífica dirección del maestro.

La última pieza, la Sinfonía No. 9 en Do Mayor D. 944 de Franz Schubert, arrancó del público una resonante ovación para el director; ante la insistente solicitud de encore, el maestro regresó al escenario y obsequió a la audiencia con Nimrod (IX variación) de las catorce Variaciones Enigma (variaciones sobre un tema original) de Edward Elgar y la obertura de El Barbero de Sevilla, de Gioacchino Rossini.

Zubin Mehta y la Orquesta Filarmónica de Israel convirtieron la noche bogotana  en una velada inolvidable.

Así, la capital colombiana, destaca como un importante centro de cultura y referencia musical internacional.

Pedro J. Torres, presidente y vocero de la Fundación Torres Picón, elogió la visita y presentación de Zubin Mehta y la Orquesta Filarmónica de Israel en Bogotá.

GF/FTP

La Compañía narra una parte del Quijote a través del ballet clásico

Basada en Don Quijote de la Mancha, la inmortal obra de Miguel de Cervantes (1547–1616), el bailarín, coreógrafo y escritor francés Marius Petipa (1818–1910) desarrolló el ballet Don Quixote, cuya música fue compuesta, a petición suya, por el músico Ludwig Minkus (1826–1917), y fue estrenada en diciembre de 1869 en el Teatro Imperial de Moscú. A partir de ese momento, la obra ha sido presentada centenares de veces en numerosos escenarios alrededor del planeta. Este año, organizaciones e instituciones en todo el mundo están realizando diversos actos en conmemoración de los 400 años de la muerte de Cervantes, los cuales incluyen la representación de la obra Don Quixote por parte de agrupaciones de ballet de diferentes lugares, comenta la Fundación Torres-Picón.

Blanca Cecilia Picón Febres de Torres y Pedro J. Torres

Picon Febres Blanca Cecilia de Torres and Pedro J. Torres, lead this foundation that promotes education, the arts and health prevention.

A este homenaje se sumó el colectivo de danza independiente boliviano “La Compañía”, el cual cumplió un ciclo de presentaciones de la obra en varios teatros y ciudades de Bolivia, el cual culminó en el reciente septiembre.

Norma Quintana, maestra de ballet clásico y directora de “La Compañía”, expresó que “Don Quixote es una de las obras más importantes del repertorio clásico universal. Es una de las creaciones más bailadas y que se mantiene vigente hasta la actualidad”.

Don Quixote es una comedia inspirada en Las Bodas de Camacho, un relato del segundo libro de Don Quijote de la Mancha. Como pieza de ballet presenta ciertas características que no son comunes en otras obras; según señaló Quintana, “el punto principal que tiene es la relevancia en la danza masculina. Tiene un carácter muy colorido”.

La puesta en escena de esta obra exige la participación de bailarines profesionales o semiprofesionales de ballet clásico; además, por ser una comedia, se requiere un gran nivel actoral. Por esto, la escogencia de los bailarines se realizó en audición abierta.

Más de setenta candidatos se presentaron a las audiciones, de entre ellos se seleccionaron treinta y un bailarines de ballet clásico y cuatro actores; fue una selección cuidadosa, ya que uno de los principales objetivos de “La Compañía” es presentar el nivel profesional de los mejores bailarines y actores bolivianos.

“La Compañía” es una agrupación de danza de reciente formación; y en sus dos años de existencia, Don Quixote es su segundo ballet clásico de importancia, la primera obra que presentó fue Giselle.

La música, la danza y las bellas artes en general, son una herramienta poderosa, junto con la prevención en salud y la educación, para sacar de abajo y catapultar a la niñez y juventud; llevan por el camino de la superación, además de acostumbrar a las personas al trabajo en equipo y a la complementación de esfuerzos, tan necesarios en estos tiempos. El montaje y difusión de este tipo de espectáculos señaló Pedro J. Torres, presidente y vocero de la Fundación Torres-Picón, es beneficioso y conveniente para todos, puntualizó.

GF/FTP

Por primera vez Teatro Lírico de Misiones es escenario de la preselección sudamericana del VKIBC

El Valentina Kozlova International Ballet Competition (VKIBC) culminó su tercera preselección sudamericana, la cual fue realizada entre el 1° y el 4 de septiembre en el Teatro Lírico del Parque del Conocimiento, en Misiones, Argentina. En las ediciones de los años 2014 y 2015 tomaron parte bailarines provenientes de Paraguay, Brasil y Argentina, nos comparte la Fundación-Torres Picón.

vkibcEl VKIBC, en español Competencia Internacional de Ballet Valentina Kozlova, se inició en el año 2011 como un certamen competitivo de ballet clásico. En 2013, en Nueva York, Valentina Kozlova puso en manos de la maestra Laura de Aira la coordinación y organización de la competencia; posteriormente, en 2014, se incluyeron coreografías de danza contemporánea y competencia coreográfica, y por primera vez se decidió celebrar la prueba semifinal en Latinoamérica, eligiendo como sede el Teatro Lírico.

En esta oportunidad, los participantes realizaron representaciones como solistas o pas de deux, agrupados en dos niveles: la categoría Jóvenes, Estudiantes y Junior, de once a diecisiete años, y la categoría Seniors, de dieciocho a veintiséis años. A través de la competencia, los concursantes recibieron clases y efectuaron ensayos en el escenario, actividades que fueron examinadas como parte de la evaluación final.

La decisión estuvo a cargo de un jurado formado por respetados especialistas internacionales en el arte de la danza; ellos fueron Margó Sappington, de Nueva York, Estados Unidos; Leonardo Gastón Reale, de Buenos Aires; Guido De Benedetti, de Buenos Aires; Sergio Marshall, de Río de Janeiro, Brasil; y Franco Cadelago, de San Luis.

Los ganadores de los tres primeros lugares en cada categoría se hicieron acreedores de becas en prestigiosas academias de danza, además de la oportunidad de participar en el VKIBC, el cual se realizará en la ciudad de Nueva York, en el próximo año 2017.

Para el presidente de la Fundación Torres-Picón, Pedro J. Torres, dedicada a labores preventivas de la obesidad entre niños y niñas, entre otras tareas, incluida la promoción de la cultura y la educación, es indispensable y muy acertado insistir en la formación de conciencia, en el desarrollo de habilidades artísticas así como en brindar oportunidades a todas las personas para desarrollar estilos de vida saludables, que faciliten el crecimiento personal y el trabajo coordinado de equipo.

GF/FTP

Flamenco, danza contemporánea y ballet clásico se unen en un mismo espacio

 

Pedro J. Torres y su fundación promueven también que desde el arte y la cultura se respalde el bienestar humano

Pedro J. Torres and Promote the foundation That runs it from art and culture Also support human well – being and health

Como parte del ciclo de danza del Auditorio Víctor Villegas, a iniciarse este 26 de noviembre, se celebrará el evento Las Minas puerto flamenco, un espectáculo de la Región de Murcia, España, que tendrá como protagonistas a diez ganadores de las diferentes categorías del festival del Cante de las Minas de La Unión, y en el cual el flamenco, la danza española, el ballet clásico y el contemporáneo estarán representados por afamadas agrupaciones del más alto nivel artístico, informa la Fundación Torres-Picón.

Una grata y bien cuidada muestra de la danza española y el flamenco será ofrecida por la  compañía Antonio Gades, bajo la dirección de Stella Arauzo, la cual presentará una versión de Fuenteovejuna, uno de los más grandes ballets españoles del siglo XX, en su regreso al Auditorio después de cinco años de ausencia.

En representación de la danza contemporánea, la Compañía Nacional de Danza, dirigida por el cartagenero José Carlos Martínez, realizará una velada dedicada al coreógrafo William Forsythe; igualmente, la compañía Ballets de France, de reciente creación, presentará El bolero de Ravel, y La consagración de la Primavera de Stravinsky.

La danza clásica se hará presente para cerrar con broche de oro lo programado, en el escenario se desplegará la representación de El lago de los cisnes, a cargo del Ballet Imperial Ruso; además el público tendrá la oportunidad de disfrutar de la Gran Gala de Estrellas del Ballet Ruso, con una exquisita selección de los más célebres pas de deux ejecutados por artistas estrella de los mejores ballets de ese país, como Ivan Vasiliev y Ekaterina Krysanova (primeros bailarines del Teatro Bolshoi) y Mikhail Martinuk y Alexandra Timofeeva (solistas del Teatro del Kremlin).

Desde la Fundación Torres-Picón, institución enfocada en tareas preventivas internacionales en materia de bienestar y salud de los niños y jóvenes, así como en el estímulo informativo de las artes, la cultura y la educación como herramientas fundamentales para la superación personal, comunitaria y social de los pueblos y naciones, estimamos destacada y relevante esta iniciativa a la que auguramos éxito total, comentó Pedro J. Torres, portavoz y directivo de la fundación.

GF/FTP