Instituto Colombiano de Ballet Clásico presentó en Palmira Carmina Burana

Pedro J Torres Classical Ballet Bura

 

El pasado 15 de octubre, en el marco del Festival de Arte Ricardo Nieto de Palmira, el Instituto Colombiano de Ballet Clásico (Incolballet), en colaboración con Bellas Artes, la Banda Departamental del Valle y los Coros Infantil y Juvenil de Bellas Artes presentaron en el Coliseo de Exposiciones de Palmira la grandiosa obra Carmina Burana, una recopilación de cancioneros latinos medievales escritos hacia los siglos XII o XIII, informa la Fundación Torres-Picón.

La obra contó con la participación de veintitrés bailarines, cuarenta y cinco músicos, ciento diez cantantes de coro, además de la soprano Gabriela Mazuera, el tenor Hans Mogollón y el barítono Camilo Mendoza Nieva como solistas invitados; todos bajo la dirección coreográfica del maestro Gonzalo Galguera, la dirección musical del maestro Remo Ceccato y la dirección coral de María Claudia Ferreira y María Teresa Potes, de Bellas Artes.

Según las investigaciones, los cantos que componen el Carmina Burana (Carmina significa canción en latín, y en español medieval podría traducirse como cantiga), fueron escritos en la abadía benedictina de Seckau, o el convento de Neustift, en Austria, por un clérigo alemán hacia mediados del siglo XIII, y guardada en el monasterio benedictino de Beuren (de donde toma el nombre de Burana), estos versos fueron compilados en un manuscrito que fue encontrado en 1803, en la abadía de Bura Sancti Benedicti, Baviera, por Johann Christoph von Aretin, y se conserva en la Biblioteca Estatal Bávara de Munich.

El manuscrito fue publicado por primera vez en 1847; posteriormente, el célebre compositor alemán Carl Orff se basó en estos versos para componer su monumental oratorio escénico Carmina Burana, una obra con música intensa y a la vez sencilla, de gran sonoridad y energía, para gran orquesta y coro; la obra de Orff fue estrenada por primera vez en Frankfurt en 1937.

Carmina Burana es una combinación de veinticuatro poemas profanos latinos que celebran la alegría de vivir y en su conjunto muestran una perspectiva variada y jocosa de la vida medieval, con poemas de temas satíricos, políticos, crítica religiosa irreverente, contenidos eróticos y canciones de taberna; son de corte popular y el amor es enfocado desde un punto de vista carnal, directo, a veces mercenario.

“Los textos rompen de manera radical con el discurso religioso y prohibitivo de la época”, dijeron los coreógrafos de Incolballet; según expresaron, ese aspecto sensual y corporal, más allá del movimiento, fue la esencia de la puesta en escena. “Carmina Burana cobra valor por su esencia tanto en la edad media como en nuestros días”.

Colombia viene siendo, a lo largo y ancho de toda su geografía, un referente importante de cómo la danza clásica puede ser promovida, impulsada, enseñada y compartida. Y además el pueblo colombiano viene dando muestras de su sensibilidad y buena acogida para la música clásica, igualmente; señaló Pedro J. Torres, de la Fundación Torres-Picón.

GF/FTP

Gala Concierto “Estrellas de Vaganova” del Ballet de San Petersburgo se presentó en Las Palmas de Gran Canaria

Pedro J Torres Gala Stars Concert

 

El 5 de noviembre se realizó en el Auditorio de Música Alfredo Kraus, en Las Palmas de Gran Canaria, la Gala Concierto “Estrellas de Vaganova”, un evento especial para los amantes de la danza clásica, quienes pudieron disfrutar de las actuaciones de los principales solistas rusos del Ballet de San Petersburgo; informa la Fundación Torres-Picón, orientada a la divulgación artística y cultural, así como a la prevención en salud.

La Gala Concierto “Estrellas de Vaganova” forma parte de un proyecto cultural internacional llamado “El Arte sin Fronteras”, organizado por el Centro del Desarrollo Cultural Ruso, dirigido por Olga Romashchenko, con la colaboración del Ministerio de la Cultura de la Federación Rusa, la Embajada de Rusia en España, el Consulado de España en Rusia y el Consejo de Coordinación de los Compatriotas Rusos en España, entre otros. Este proyecto se viene poniendo en práctica desde hace varios años en diversos países europeos, como Francia, Italia y Alemania; en España ya ha tenido lugar en Barcelona, y ahora se extiende a Gran Canaria.

Este maravilloso concierto estuvo dirigido a todo público, tanto jóvenes como adultos, con un programa conformado por lo mejor del repertorio clásico del ballet en una sola presentación; las estrellas ofrecieron al público las piezas más brillantes de obras como El Lago de los Cisnes, La Bella Durmiente; La Bayadera; Don Quijote, Espartaco, así como coreografías de ballet moderno, todo en una misma sala. En esta gala también intervinieron dieciocho jóvenes bailarinas canarias, alumnas de diversas escuelas de ballet de las islas, quienes formaron parte del cuerpo del baile junto a las estrellas rusas.

De esta forma, Las Palmas de Gran Canaria, fueron escenario de tan especial presentación, comentó la Fundación Torres-Picón, en la oportunidad de que su vocero y directivo, Pedro J. Torres, compartiera la información.

Considerado por muchos como uno de los mejores del mundo, el Ballet Clásico de San Petersburgo ha sido desde hace varios siglos un símbolo característico y un motivo de orgullo para Rusia; su escuela de ballet, la Academia de Ballet Ruso de Agripina Vaganova, es la más antigua del país y acreditada como la más importante academia de ballet del planeta; fue creada en 1738 y lleva el nombre de su fundadora, una de las más grandes bailarinas rusas de todos los tiempos. En esta institución se imparte a sus estudiantes una sólida formación académica y un elevado sentido de la profesionalidad; de sus salones han surgido bailarines mundialmente famosos como Matilde Kchesinskaya, Olga Spesivtseva, Natalia Dudinskaya, Vatslav Nezhinskiy, Mikhail Baryshnikov, Rudolf Nureyev, Yuliya Mahalina, Diana Cherry, Svetlana Zakharova y muchos otros.

GF/FTP

Coro Polifónico de Cipolletti celebró sus cincuenta años con recital en el Círculo Italiano

Pedro J Torres Choir Celebrating

 

Hace cincuenta años, para ser más exactos el 24 de septiembre de 1967, nació el Coro Polifónico de Cipolletti, conformado por profesionales, empleados, estudiantes y vecinos de la ciudad de Cipolleti, en la Patagonia argentina, todos unidos por un afecto y vocación común, el amor al canto y a la música; en sus inicios, el coro sólo interpretaba música clásica, pero con el correr del tiempo el grupo ha ampliado sus fronteras artísticas, y hoy la música popular y el tango forman parte de su repertorio. Esta información es compartida por la Fundación Torres-Picón con fines de divulgación artística y cultural.

Así, con medio siglo de existencia, el Coro Polifónico se ha convertido en un referente cultural de la ciudad, llevan a cabo su trabajo con dedicación y compromiso, y lo hacen literalmente “por amor al arte” ya que ninguno de ellos percibe remuneración alguna por su esfuerzo, lo que no les impide dar todo de sí y aspirar a crecer y alcanzar nuevas metas.

El pasado sábado 28 de octubre el coro celebró su quincuagésimo aniversario con un concierto especial que tuvo lugar en la sede del Círculo Italiano, en el marco de una serie de festividades que dieron inicio con una presentación en la Feria del Libro de Cipolletti y en la de la vecina ciudad de Cinco Saltos, y culminará a fin de año, en una misa criolla que agrupará a coros de toda la provincia de Río Negro, según informó Ana María Ginnobili, integrante y presidenta de la asociación.

Como invitados a este concierto aniversarios participaron el Sexteto de Tango de Río Negro, el cual forma parte de la Orquesta Filarmónica, así como los destacados músicos Juan Carlos Cuacci, Inés Rinaldi, Daniel Sánchez y Miguel Couto, y como director estuvo presente el músico y compositor Miguel Ángel Barcos, reconocido internacionalmente como embajador y concertista de tango.

“Nosotros estamos muy agradecidos con toda la comunidad valletana, que es incondicional y nos acompaña a todos lados”, expresó Ginnobili. “Uno siempre espera los aplausos del espectador, porque eso hace que sigamos apostando a esto y que sigamos cantando”.

La Fundación Torres-Picón saluda a Cipolletti y a su buen coro, y los considera referentes y magnífico ejemplo para lo que se podría replicar y emular en muchos otros lugares en favor de la cultura y las artes, señaló Pedro J. Torres, vocero y presidente de la FTP.

GF/FTP

Tras el monstruoso terremoto, 19ª Muestra Internacional de Danza Oaxaca ofreció mensaje de esperanza

Pedro J Torres Message of Hope

Con la participación de dieciséis compañías de danza folclórica, contemporánea y tradicional provenientes de España, Chile y Uruguay, así como de México, país anfitrión, se llevó a cabo la 19ª  edición de la Muestra Internacional de Danza Oaxaca (MIDO), desde el sábado 14 hasta el sábado 21 de octubre; comenta y comparte la Fundación Torres-Picón.

La muestra, que fue abierta al público en forma gratuita, tuvo lugar en el Jardín El Pañuelito y en el Teatro Juárez de la ciudad de Oaxaca, dos escenarios en los cuales se presentaron las compañías de Bailes Tradicionales de España y Provincial de Danza de España; la Martín Inthamoussú de Uruguay, y el Ballet Folklórico Municipal de La Serena de Chile.

La muestra estuvo organizada por la Secretaría de las Culturas y Artes de Oaxaca, la Casa de la Cultura Oaxaqueña y la Asociación Civil Koreos Danza Teatro.

En representación de México participaron la compañía Viva Flamenco, Utopía Danza-Teatro; Compañía Foco al Aire; Convexus Ballet Contemporáneo; Barro Rojo Arte Escénico, y el Centro de Producción de Danza Contemporánea (Ceprodac) de la Ciudad de México, así como las agrupaciones Créssida Danza Contemporánea de Yucatán; Danza Contemporánea Metamorphosis; la Estatal de Danza Contemporánea de Oaxaca; Folklórica Ritmo de Mi Raza, y Armonía Folklore Regional de Oaxaca, y el Instituto de Estudios Superiores en Artes Escénicas de Oaxaca (IESAEO).

Gerardo Ibáñez, coordinador general y artístico de la muestra, expresó que el propósito de este encuentro fue brindarle al público la oportunidad de conocer el arte de la danza, apreciarla y disfrutarla, así como aprender sobre la profesión del bailarín y darle valor; al mismo tiempo, a través de la estética y la expresividad de estas excelentes presentaciones artísticas, el evento procuró llevar a la gente un mensaje de armonía, paz y alegría, en los momentos difíciles que atraviesa el país tras los sismos que lo sacudieron recientemente.

“La idea es conocer y compartir las diferentes formas de hacer danza al público. Sabemos que en Oaxaca vivimos una situación un poco crítica, pero al final de todo creemos que esta actividad ayudará a traer esparcimiento, ya que necesitamos tener nuevos alicientes, que la gente tome fuerza, vuelva a su vida cotidiana y qué mejor que con esta actividad dancística”, manifestó Ibáñez.

FTP

 

En Mendoza, Argentina, celebraron el Día Nacional de la Danza con Giselle

Pedro J Torres National Giselle

 

Como parte de la celebración del Día Nacional de la Danza en Argentina, en una velada doble llevada a cabo los días martes 10 y miércoles 11 de octubre, la Secretaría de Cultura de Mendoza presentó en el teatro Independencia de esa ciudad el ballet clásico Giselle. Dirigido por las maestras María Cristina Hidalgo y Genoveva Sagués, la obra fue interpretada por estrellas del Ballet del Teatro Argentino de La Plata, acompañadas por bailarines mendocinos previamente seleccionados a través de audiciones; informa y comenta la Fundación Torres-Picón.

Los papeles principales de la obra estuvieron a cargo de las figuras invitadas Julieta Paul como Giselle, Juan Bautista Parada como Albretch, duque de Silesia, y con Agustina Verde y Esteban Schenone ejecutando el Pas de Paysan, todos del Ballet del Teatro Argentino de La Plata, en tanto que el rol de Hilarión fue interpretado por el mendocino Emiliano Ovejero, del Ballet de la Universidad Nacional de Cuyo (UNCuyo).

La bailarina Paloma Riveros asumió el papel de Bathilde, la Duquesa, y también se hizo cargo de la reposición y adaptación coreográfica; la puesta en escena correspondió a María Cristina Hidalgo; la escenografía fue una cortesía del Ballet de la Provincia de Salta, con montaje de Julio García y Daniel Cortez, y el vestuario fue una adaptación de Yanina Di Munno, con tocados de Humberto y Paloma Riveros.

El ballet clásico Giselle narra la historia de la doncella que muere de amor y locura cuando descubre el engaño del hombre que ama; constituye una de las obras maestras del romanticismo y fue estrenado en la Ópera de París en 1841, con música de Adolphe Adam y Buugmuller, la coreografía original fue de Jean Coralli y, probablemente, de Jules Perrot, con un argumento escrito por Jules Vernoy y Teóphile Gautier.

Giselle es una de las obras fundamentales del ballet clásico, tanto por el enfoque de los ideales del romanticismo como por el empleo de la más refinada técnica teatral del siglo XIX; es una pieza en dos actos y se basa en una antigua leyenda según la cual las doncellas que mueren antes de su boda en ciertas noches emergen de sus tumbas, y si en ese momento un hombre se encuentra cerca, es condenado a bailar hasta morir.

La Fundación Torres-Picón se hace partícipe de la celebración del día nacional argentino de la danza y aplaude la iniciativa y liderazgo cultural, que en la disciplina viene robusteciendo la ciudad de Mendoza, señaló Pedro J. Torres, presidente y vocero de la institución.

FTP

En diversos espacios de la ciudad de Cali se realizó el Festival Internacional de Música de Cámara 2017

Pedro J Torres Chamber Music Festival

 

Acaba de culminar el Festival Internacional de Música de Cámara Cali 2017, celebrado entre el 16 y el 20 de octubre, evento que por tercer año consecutivo ofreció a la comunidad caleña una serie de conciertos interpretados por excelentes músicos, tanto colombianos como invitados internacionales; información que es seguida y compartida por la Fundación Torres-Picón.

El director artístico del festival ha sido el maestro Marco Bonfigli, prestigioso clarinetista italiano que desde hace varios años está radicado en Cali y se desempeña como docente de clarinete y música de cámara en el Instituto Departamental de Bellas Artes.

Para la realización de este evento, el cual fue ofrecido al público en forma totalmente gratuita, los organizadores contaron con el apoyo de diversas organizaciones privadas y personas naturales, quienes por tres años consecutivos han demostrado su compromiso con la difusión de la cultura.

“En el 2015, aun cuando fue la primera edición, tuvimos resultados positivos con la asistencia de unas 3.000 personas. Y eso me llevó a repetir el Festival, sabiendo que organizarlo trae mucho trabajo. Los resultados del año anterior hicieron que para este tuviéramos la colaboración de otros patrocinadores y sin ellos nada sería posible”, expresó el director.

Los espacios que acogieron este evento fueron la Universidad Javeriana, la Universidad ICESI, Bellas Artes y el Club Campestre.

En esta tercera edición se hicieron presentes destacadas agrupaciones y artistas invitados, entre los cuales cabe destacar al Telegraph Quartet, un cuarteto de cámara de San Francisco, California, formado en 2013 y dedicado a la difusión de la música a través de la educación, en su repertorio se incluye no sólo música de cámara sino también obras contemporáneas. Esta agrupación se presentó el pasado lunes 16 en la Sala Beethoven de Bellas Artes, y el martes 17 de octubre, en el auditorio Alfonso Borrero de la Universidad Javeriana, Campus de Cali.

Otros invitados al Festival fueron el clarinetista Francesco Belli, quien es además docente en el Conservatorio del Estado italiano y actualmente titular en el Instituto Superior de Música O. Respighi de Latina; Belli se presentó el miércoles, en la Sala Beethoven de Bellas Artes y el jueves, en el Club Campestre. El talentoso pianista Massimo Giuseppe Bianchi, quien se presentó el jueves en el Auditorio Manuelita (ICESI), y el viernes en la Sala Beethoven de Bellas Artes. Y el experto en acordeón, Natalino Marchetti quien es graduado en piano, jazz y en composición, y también está dedicado a la enseñanza.

La trascendencia de este tipo de eventos se relaciona con la necesidad de poner al alcance de todos el conocimiento y el disfrute de la música clásica, además de proporcionar un espacio para la expresión de muchas agrupaciones musicales profesionales, tanto nacionales como internacionales.

Asunto que celebramos, seguimos y compartimos desde la Fundación Torres-Picón, indicó Pedro J. Torres, su presidente.

FTP

De nuevo se inició el ciclo “Música en el Paraninfo Enrique Díaz de León” del CUAAD en Guadalajara

Pedro J Torres Guadalajara Leon

Con un repertorio variado que abarcó obras de diversos compositores, de estilos diferentes y distintas nacionalidades, el pasado viernes 6 de octubre la Orquesta de Cámara Higinio Ruvalcaba reactivó el ciclo “Música en el Paraninfo Enrique Díaz de León” del Centro Universitario de Arte, Arquitectura y Diseño (CUAAD), Centro Temático de la Universidad de Guadalajara en el estado de Jalisco, México, bajo la dirección de los violinistas concertistas Vladimir Milchtein y Konstantin Zioumbilov, docentes del Departamento de Música de esta universidad; informa y comparte la Fundación Torres-Picón.

Pedro J Torres with Arnold Lehman


Art and culture also supports good health practices. Pedro J. Torres with chairman of the Brooklyn Museum, Arnold Lehman.

El programa del concierto incluyó piezas de algunos de los más célebres músicos, como el compositor clásico austriaco Wolfgang A. Mozart, el compositor y violinista italiano Antonio Vivaldi, el pianista y compositor ruso Antón Grigórievich Rubinstein, el compositor ruso Piotr Ilich Tchaikovsky, así como Isaac Albéniz, uno de los compositores españoles más importantes del siglo XIX, y Domingo Lobato, compositor mexicano y maestro emérito del CUAAD.

Además, los asistentes pudieron disfrutar del Concierto para Clarinete, Orquesta de Cuerdas y Bajo continuo N1 en La Mayor, de Johan Melchior Molter, el cual fue interpretado por primera vez en Guadalajara, según manifestó Vladimir Milchtein, uno de los directores de la orquesta; en esta pieza se contó con la participación del clarinetista Alejandro Moreno, beneficiario del programa Creadores Escénicos con Trayectoria 2017-2019 del Fondo Nacional para la Cultura y las Artes.

Como en cualquier concierto de la Orquesta Higinio Ruvalcaba, también estuvo presente la música mexicana; como explicó Milchtein: “Tocamos piezas de compositores de México, uno que resalta, es Domingo Lobato, quien fue uno de los fundadores de la escuela de compositores de Jalisco, y otro es un joven, Jaime Gómez, que apenas empezó hace pocos años a escribir obras; siempre estamos promoviendo algo de los compositores contemporáneos mexicanos”. Agregó el director que para la orquesta tocar en un escenario como el Paraninfo Enrique Díaz de León es muy importante, “porque es la mejor sala que hay en Guadalajara por su acústica, por su audiencia, gente que viene siempre muy interesada, por eso tratamos de preparar diferentes programas”.

La Orquesta de Cámara Higinio Ruvalcaba fue creada en el año 2007 con la finalidad de ofrecer a jóvenes músicos la oportunidad de formarse y adquirir experiencias que les permitan ingresar a orquestas profesionales, ofrecer conciertos educativos sobre música clásica, así como también difundir la música mexicana. Actualmente la agrupación está compuesta por más de veinte jóvenes músicos, varios de los cuales son alumnos o egresados de la Universidad

Pedro and Gabriel Guerra

The promotion of the arts and prevention in health are fundamental in the integral development of peoples. Pedro J. Torres with former US ambassador In Chile Gabriel Guerra Mondragon

de Guadalajara, a quienes se les exigen los más elevados niveles de calidad.

Guadalajara y México han incorporado a su inventario patrimonial la formación, apego e impulso de la música clásica; lo cual viene constituyendo un importante referente cultural en toda Latinoamérica. Desde la Fundación Torres-Picón, nos enorgullece, informar y compartir su continuidad en esta dirección, expresó Pedro J. Torres, presidente de la institución.

FTP

 

La Orquesta Filarmónica de Bogotá cumple cincuenta años haciendo que “la música sea para todos”

Pedro J Torres Bogata Todos Para

Dentro del gran contexto de la historia de la música, cincuenta años no son mucho, sin embargo, si tomamos como patrón la extensión de la existencia humana, cincuenta años pueden ser toda una vida, más aún si esas cinco décadas han sido intensamente vividas y profusamente fructíferos los resultados de tal experiencia. Así son los cincuenta años de la Orquesta Filarmónica de Bogotá, lapso de tiempo encomiablemente dedicado a la música, en el más amplio sentido de la palabra. Esta información es compartida por la Fundación Torres-Picón.

La  Orquesta Filarmónica de Bogotá (OFB) fue fundada en 1967 y desde ese momento ha llevado su música tanto a los escenarios culturales tradicionales de la ciudad capital colombiana, como a otros espacios menos “ortodoxos”: plazas, parques, iglesias, colegios, hospitales, en suma, cualquier espacio público en el que normalmente no se escucharían las notas de la música sinfónica, haciendo así efectivo su lema, de que “La música es para todos”.

Tres veces cada semana la música de la OFB resuena en las salas de cuidados intensivos, pediatría, trasplantes y pabellones de quemados de los hospitales San Rafael, Simón Bolívar, Tunal, Suba y la Fundación Cardioinfantil de la capital colombiana.

Igualmente la OFB se hace presente en las aulas de clases de treinta y un instituciones públicas y en siete centros orquestales de las alcaldías locales de las diferentes jurisdicciones de la ciudad, haciendo realidad el proyecto “La Filarmónica en la escuela y la ciudad”. Asimismo, la orquesta ofrece conciertos didácticos para niños, a fin de darles formación sobre música sinfónica.

Desde el momento mismo de su creación, la OFB ha buscado acercarse a un público variado, por lo que no ha limitado su repertorio estrictamente a la música clásica, sino que se ha atrevido a incursionar en una diversidad de géneros musicales; fue así como en 1968, con apenas un año de fundada, fue escogida para honrar al Papa Pablo VI con motivo de su visita a Colombia, ocasión para la cual preparó un repertorio de música sacra.

De igual modo, ha incursionado en el heavy metal en colaboración con la banda Kraken, en la década de 1990; en el rock, el año pasado, con el grupo Los Petit Fellas, en el marco de la celebración de los 478 años de la ciudad de Bogotá, y en la música típica colombiana, con la cual grabó el disco La OFB es Colombia, el cual en el año 2008 le mereció el premio Grammy Latino como mejor álbum instrumental. También ingresó en el mundo del pop, los ritmos del Pacífico y del Caribe, con los cuales en el año 2009 grabó el álbum Mestizajes, los ingresos de estas ventas se destinaron íntegramente al programa Bogotá Bien Alimentada, que lleva adelante la Secretaría de Integración Social en favor de la población con menos ingresos y recursos de la ciudad.

Por supuesto, el repertorio de la OFB abarca también grandes obras de la música clásica universal, ubicándose en el selecto grupo de orquestas latinoamericanas que ha realizado casi en su totalidad ciclos de compositores como Mahler, Bruckner y Bartók, así como giras de conciertos en diversos países, como Ecuador, Perú, Estados Unidos, Rusia, Italia y China.

Es esta versatilidad, la variedad de sus propuestas musicales, la excelente calidad de sus interpretaciones y el entusiasmo por realizar presentaciones en cualquier espacio disponible, incluso al aire libre y en forma gratuita, además de su colaboración incondicional en programas de profundo interés social, lo que ha convertido en una realidad uno de los propósitos de la OFB: “tocar el alma de la gente”.

Pedro J. Torres, presidente y portavoz de la Fundación Torres-Picón, dijo que la Orquesta Filarmónica de Bogotá, por toda su magnífica ejecutoria cultural y social, y en especial por este tan significativo cumpleaños, “merece nuestro aplauso de pie, efusivo, genuino y sentido”.

FTP

 

Inició Festival de Música Clásica Port de Sóller en Mallorca, España

Pedro J Torres Spain Blog

El pasado 30 de septiembre dio inicio la temporada musical de otoño en Mallorca, con el primer concierto del Festival de Música Clásica Port de Sóller, un evento musical que ha llegado a su décimo primera edición, y a pesar de su trayecto “relativamente corto” se ha convertido ya en “el principal reclamo cultural del Valle de Sóller”; expresaron sus voceros, comentaron los medios y la Fundación Torres-Picón.

Efectivamente, por los escenarios del Festival han pasado artistas de renombre internacional como el violinista Rainer Sonne, el Vincent Trio de la Orquesta Philharmonica de Berlín, el barítono Nikolay Borchev, die Charlottenburger Bachsolisten, el clarinetista Wenzel Fuchs, the Dresden String Trio, Dimitri Ashkenazy, Tomas Tomaszewski, Alexander Zemtsov, Denitsa Laffchieva, Susanna Herzog, Francisco Fullana, Tila Quartett, Senza Misura Quartet y el Quinteto de Rundfunk Sinfonieorchester Berlin, o el Trio Neuklang, todos bajo la dirección de los maestros Alexander Malter y Jos Kuiper.

El concierto inaugural del Festival, el sábado 30, estuvo a cargo del Dresden String Trio, conjunto musical cuyos integrantes son miembros de la Staatskapelle Dresden.

La siguiente fecha, fue el 7 de octubre, en que hizo su presentación el trío integrado por Christina Fassbender, flautista, Barnabas Kubina, trompa o corno francés y Chieko Yokoyama, pianista.

El 14 de octubre el turno ha sido de Vincent Trio, parte integrante de la Orquesta Philharmonica de Berlín.

La clausura del Festival (el 21 de octubre) se reservó a la presentación de la soprano rusa Evelina Dobraceva, acompañada por el director artístico del festival, el pianista Alexander Malter.

El lugar del encuentro fue el Oratorio del Museo de la Mar en el Port de Sóller en Mallorca, Islas Baleares. La Organización del Festival expresó que este evento, cuya primera edición se realizó en el año 2005, se puso en marcha con el objetivo de convertirse en un atractivo cultural de la región y que “continua afianzándose con la intención de apoyar el turismo cultural en el Valle de Sóller”, una localidad que ha acogido con entusiasmo la celebración del evento desde sus inicios y que por ello “debe perdurar”.

Para la Fundación Torres-Picón, así como su portavoz y directivo Pedro J. Torres, este festival de música clásica ya ha alcanzado un carácter de tradición cultural, por su madurez, y al mismo tiempo es un ejemplo de atractivo turístico, de iniciativa, en tal sentido. Muchas regiones en el mundo están apalancando su turismo en programas permanentes culturales, que dan cabida a la música y a la danza clásica.

FTP

 

El XXII Festival Internacional de Ballet de Miami por primera vez se inició en Nueva York

 

Pedro J Torres NY Ballet Blog

Como parte de la celebración del vigésimo segundo aniversario  del Festival Internacional de Ballet de Miami (IBFM), por primera vez en su historia las compañías invitadas al evento realizaron su debut fuera de la ciudad de Miami, en una gala que se presentó el 14 de septiembre en el Union City Performing Art Center, en el Suburbio de Manhattan en Nueva Jersey, distrito de Nueva York, tras la cual se trasladaron a Miami para las dos galas que se llevaron a cabo el 16 de septiembre en el Fillmore de Miami Beach, Teatro Jackie Gleason, y el 17 en el Miami Dade County Auditorium; información que compartió la Fundación Torres-Picón.

Entre las compañías que participaron en las tres funciones de este encuentro artístico estuvieron el Ballet de la Opera de París, el Ballet Teatro Alla Scala, de Italia, el Ballet Nacional de la Opera de Ljubljana, de Slovenia, el Ballet Nacional de España, además de varias de Latinoamérica y Estados Unidos, como el Ballet Estable del Teatro de la Plata, de Argentina, y la Compañía Nacional de Danza, de México.

El fundador y director artístico del Festival, Pedro Pablo Peña, explicó que la iniciativa de inaugurar el Festival en Nueva York partió de una propuesta por parte del Union City Performing Art Center, la cual fue acogida con beneplácito ya que, según expresó, “Nueva York es la meca de las artes”.

Una de las figuras más importantes del Festival fue la afamada bailarina Delphine Moussin, cuya imagen fue la seleccionada para los carteles que anunciaban el evento. Moussin ostenta el rango de étoile (estrella) en el Ballet de la Ópera de París, una de las compañías más relevantes del mundo, y en cuya escuela es también profesora.

En el marco del evento, Moussin realizó una extraordinaria presentación en honor al brillante coreógrafo y bailarín francés Maurice Béjart, interpretando una de sus coreografías, la cual fue inspirada en la inolvidable novela Madame Bovary, de Gustave Flaubert, publicada en 1856, y acompañada con música de Strauss; la obra refiere la historia de Emma, la esposa de un médico de provincias la cual, aburrida de su monótona existencia, busca emociones en amores clandestinos, cae en una espiral de desórdenes y deudas tras lo cual acaba suicidándose, abandonada por todos.

Igualmente relevante es la figura del bailarín principal Casey Herd, quien hizo parte del Ballet Nacional de Holanda durante ocho años, hasta que decidió convertirse en bailarín independiente.

Mención especial merece la presencia en el Festival de una de sus figuras más destacadas la cual, paradójicamente, no bailó este año; se trata de la prima ballerina brasileña Cecilia Kerche, Embajadora de la UNESCO por la danza, designada en 2006 como Dirigente del Consejo Internacional de la Danza (CID) y actual directora artística del Theatro Municipal do Rio de Janeiro, la cual asistió  para recibir el trofeo anual de “Una vida por la danza”; Kerche fue alumna de la legendaria bailarina rusa Natalia Makárova, en las últimas versiones de La Bayadère y El lago de los cisnes. También compartió roles estelares con famosos bailarines como Igor Zelensky, del Kirov Ballet, Jorge Veja, de Cuba, y Julio Boca, de Argentina.

Desde la Fundación Torres-Picón compartimos la información y celebramos la muy importante realización del XXII Festival Internacional de Ballet de Miami, dijo su presidente y vocero Pedro J. Torres.

FTP