Celebrada en San José de Costa Rica la Primera Jornada Internacional de la Música

 

Pedro J Torres Celebrate International Music

El mes de febrero tuvo un inicio musical en la comunidad de La Carpio, en San José de Costa Rica, donde estudiantes de música provenientes de todas las provincias del país, así como profesores de academias y universidades se dieron cita en esta comunidad para celebrar la primera Jornada Internacional de la Música, organizada por la Fundación Sistema Integral para la Formación Artística e Inclusión Social (SIFAIS). Comenta y comparte Pedro J. Torres.

El encuentro comenzó con un campamento internacional de verano para cuerdas, el cual tuvo lugar entre el lunes 29 enero y el sábado 3 de febrero en las instalaciones de SIFAIS; se trató de un campamento intensivo para la Camerata de Luz SIFAIS y músicos de La Carpio, el cual contó con la presencia de un invitado internacional, el director italiano Alessandro Bares, así como con la de la violinista costarricense, Grace Marín, profesora de la carrera de Violín de la Universidad de Costa Rica (UCR).

El campamento finalizó el sábado 3 con un concierto abierto al público en forma gratuita, el cual fue ofrecido por la Camerata de Luz en el Auditorio del Museo de

Pedro J Torres and Wife at Table


Pedro J. Torres and his wife Blanca Cecilia Picón Febres de Torres, invite to support the preventive actions of obesity and to promote arts and culture among children and young people.

Jade Precolombino, en el centro de San José; el repertorio de este recital incluyó piezas como el Concierto para Violín en Fa Menor, El Invierno, de Antonio Vivaldi; la Sinfonía de los Juguetes del compositor Sigmund Romberg, la cual fue interpretada por primera vez en el país; el célebre vals de la Suite de Jazz nº 2 de Dmitri Shostakovich y la Suite nº 1 de Peer Gynt de Edvard Grieg.

“La Camerata de Luz se ha convertido en un gran ejemplo de superación por su notorio avance en tan poco tiempo. Este ensamble se ha presentado en diversos lugares como el Teatro Nacional, el Teatro Popular Melico Salazar, el Auditorio Nacional, el Auditorio Clodomiro Picado, el Park Inn, el Tennis Club; además, realizó una gira musical en el teatro Rubén Darío de Nicaragua” señaló Andrei Montero, director musical de SIFAIS.

Posteriormente, el martes 6 y miércoles 7 de febrero se llevó a cabo el primer Taller Internacional de Formación Musical Cuevadeluz para profesores y asistentes de cuerdas, organizado por SIFAIS en coordinación con la Fundación para el Avance de Educación de Cuerdas (FASE) y el cuarteto de música clásica Sound Impact, ambos procedentes de los Estados Unidos.

Este taller fue dirigido a estudiantes avanzados y docentes de la mayor parte de las escuelas de música de todo el país, entre ellos profesores de la Universidad Nacional, Universidad de Costa Rica, Instituto Nacional de la Música, Sistema Nacional de Educación Musical, escuelas municipales y escuelas privadas.

En el evento también estuvieron presentes Debra Lyle, Directora Ejecutiva de FASE, Danielle Cho, co-fundadora del cuarteto Sound Impact y Juan Jaramillo, miembro del cuarteto, quienes se encargaron de dar a los presentes una capacitación para el manejo de clases grupales y calentamientos básicos a partir de una metodología pedagógica de enseñanza musical denominada método Bornoff.

Pedro Torres and Jane Fonda

In all of America, as in other continents, there are good initiatives and commitment to culture, arts and health promotion, but we must persist, says Pedro J. Torres

El presidente y portavoz de la Fundación Torres-Picón, Pedro J. Torres, que realiza labores de divulgación preventiva, basadas en extender el alcance informativo de la opinión de expertos y estudios o investigaciones científicas relacionadas con la salud infantil y juvenil, así como comprometida en promover el arte, la cultura y la educación como herramientas para la superación personal, dijo que iniciativas como esta, llevada a cabo en Costa Rica, aportan y suman mucho más allá de la cultura: son ejecutorias de muy positivo impacto social que deben ser aplaudidas y difundidas para que se repliquen o inspiren en otros lugares.

GF/FTP

Ballet Clásico de Cuba y Compañía de Ballet de San Petersburgo coinciden en Talavera de la Reina

Pedro J Torres Cuba Ballet

Durante el mes de febrero, la ciudad de Talavera de la Reina, provincia de Toledo, en la comunidad autónoma de Castilla-La Mancha, España, se convierte en la capital internacional de la danza, al dar cabida a una amplia programación que según se planificó incluye diversos géneros del arte, a presentarse en el escenario del teatro Palenque de esta ciudad, divulga la Fundación Torres-Picón.

Así lo informó María Ángeles Núñez, concejal de Cultura del Ayuntamiento de Talavera de la Reina, quien anunció que el día domingo 4 de febrero, se estará presentando el Ballet Clásico de Cuba, el cual pondrá en escena una obra clásica, la ópera Carmen del compositor francés Georges Bizet. Posteriormente, el jueves 8 de febrero,  se presentó en ese mismo escenario la Compañía de Ballet de San Petersburgo, “para enmarcar y completar la programación de danza con mayúsculas en Talavera”.

Más adelante, los días sábado 17 y domingo 18 de febrero, y como parte de este evento cultural, se llevó a cabo el Campeonato Nacional de Danzas multidisciplinar y por categorías, el cual reunirá en el teatro Palenque a más de 1.200 bailarines que participarán en las modalidades de Danzas Española y Flamenco, Ballet Clásico, Danzas Modernas, Contemporáneo, Danzas Latinas y Bailes de Salón.

Igualmente se dieron cita en este encuentro diferentes personalidades del mundo de la danza, tanto en España como en el mundo, entre los cuales se cuenta Antonio Najarro, director del Ballet Nacional de España, quien también impartió una ‘master class’ de baile.

Asimismo explicó la concejal de Cultura que el afamado coreógrafo Ángel Martínez fue quien presentó al Ayuntamiento de la ciudad el proyecto de este Campeonato, y es ahora el encargado de la organización del evento, que reune en Talavera de la Reina a todo lo mejor de la danza española e internacional.

Para la Fundación Torres-Picón, prosigue la labor y tarea de divulgar y promover la cultura y las artes; aquí allá y donde sea. En cuanto a estas presentaciones, las mismas han logrado hacer coincidir y reunir a compañías y bailarines de muy alta calidad. Ello es un estímulo al talento dancístico y una motivación para los futuros profesionales del área. En la Fundación Torres-Picón aplaudimos este proyecto hecho realidad, apuntó Pedro J. Torres, su presidente y vocero.

GF/FTP

Octavo Festival de Música de los Siete Lagos nuevamente une al arte con la educación

Pedro J Torres Octavo Concert

 

Por octavo año consecutivo acaba de llevarse a cabo en Bariloche y Villa la Angostura, Argentina, uno de los más importantes encuentros de música de cámara de Latinoamérica, el Festival de Música de Los Siete Lagos, el cual se inició el miércoles 24 de enero, extendiéndose hasta el viernes 2 de febrero, en los espacios del Camping Musical de Bariloche, el Centro de Convenciones de Villa la Angostura y la Capilla Virgen de la Asunción de Villa la Angostura, informa y comenta la Fundación Torres-Picón.

Como cada año, el Festival conjugó en un mismo evento un nutrido programa de conciertos de música de cámara con una amplia gama de actividades culturales y educativas, entre las cuales destacaron un Concurso Nacional de Jóvenes Pianistas así como diversas charlas formativas ofrecidas por algunos de los más destacados músicos a nivel internacional, los mismos que deleitaron al público con lo mejor de su arte.

“Después de ocho años podemos decir que el Festival se ha consolidado como uno de los más importantes, no sólo en Argentina sino también en Latinoamérica”, expresó Germán Clavijo, destacado violista argentino, miembro de la mundialmente célebre Orquesta Sinfónica de Londres, quien desde 2011 forma parte activa en la organización del Festival y actualmente tiene a su cargo la dirección musical del evento. “Hemos crecido y lo seguimos haciendo año a año. Cada vez más y más personas se acercan porque tienen ganas de aprender. El círculo de músicos que viene a tocar y a dar clases es maravilloso, de primer nivel, y creo que está dando frutos”, añadió.

En esta edición tomaron parte reconocidos músicos de todo el mundo, entre los cuales cabe mencionar a las violinistas Maia Cabeza, de Estados Unidos, y Miriam Helms Ålien, de Noruega; los violistas argentinos Germán Clavijo y Silvina Álvarez; los chelistas Kate Gould de Gran Breteña, y Pablo Bercellini, de Argentina, acompañados por violinistas de la Camerata Siete Lagos; así como los instructores de instrumentos de la Royal Academy of Music de Londres, la violinista Eva de Vries y el violista Jean Ryoo.

Entre los compositores cuyas obras pudieron disfrutarse a lo largo del Festival figuran grandes maestros de la música clásica como Ludwig van Beethoven, Aleksandr Borodin, Max Bruch, Robert Schumann, Dmitri Shostakovich, Antonín Dvořák, Franz Schubert y Johann Sebastian Bach.

Paralelamente a los conciertos se realizaron diversas actividades educativas, como una master-class abierta al público ofrecida por Alexander Panizza, pianista canadiense de padres argentinos y un concierto dedicado a los niños a cargo de la escuela Sonidos de Huemul, bajo la dirección de Teresa Usandivaras.

Asimismo se celebró un Concurso Nacional de Jóvenes Pianistas, con la participación de jóvenes músicos de diversas regiones del país; la evaluación estuvo a cargo de un jurado integrado por Panizza, Edith Fischer, de Chile y José Luis Juri, de Argentina.

La clausura del Festival, realizada el Centro de Convenciones de Villa la Angostura, estuvo a cargo de la Camerata Siete Lagos, con un repertorio de obras de Benjamin Britten, Edvard Grieg y Dmitri Shostakovich.

Desde la Fundación Torres-Picón se comparte está información con la finalidad de promover la cultura y las artes. Es un magnífico ejemplo de cómo las convocatorias de calidad terminan asentándose como sólidas y constructivas tradiciones, además de como referentes importantes de la música clásica internacional, en este caso, señaló con visible entusiasmo Pedro J. Torres, portavoz y directivo de la institución.

GF/FTP

El Cascanueces, una tradición navideña tan venezolana como la hallaca

Pedro J Torres The Nutcracker

Llegó y pasó diciembre en Venezuela, y con ese mes una vez más El Cascanueces, el montaje de tan célebre obra, informó la Fundación Torres-Picón.

Desde su primera presentación en Caracas, El Cascanueces se ha convertido en parte inseparable de la navidad venezolana, es por eso que nuevamente este año el Teatro Teresa Carreño ofreció al público este hermoso ballet, desde el sábado 9 al martes 19 de diciembre tuvo lugar con entradas totalmente agotadas.

El Cascanueces es un ballet clásico, obra del compositor ruso Piotr Ilich Tchaikovsky, inspirado en la adaptación que el escritor francés Alejandro Dumas (padre) realizara de un cuento original del escritor y compositor alemán Ernst Theodor Amadeus Hoffmann; esta obra constituye, junto a El Lago de los Cisnes y La Bella Durmiente, la trilogía de ballets de Tchaikovsky que toda persona amante de este arte debe ver por lo menos una vez en la vida. El Cascanueces fue estrenado en San Petersburgo el 18 de diciembre de 1892 y su coreografía original fue realizada por Marius Petipa y Lev Ivanov.

La primera compañía que presentó El Cascanueces en Venezuela fue el Ballet Metropolitano, bajo la dirección de Keyla Ermecheo y la coreografía de Héctor Zaraspe, en 1984. Posteriormente, el 7 de diciembre de 1996, se estrenó en el Teatro Teresa Carreño una nueva versión con coreografía del recordado Vicente Nebrada y es hasta el momento el único espectáculo que se ha presentado cada año, en forma ininterrumpida, en la principal sala de teatros del país, con un éxito de taquilla que ha registrado un lleno total en cada función.

La masiva asistencia a este espectáculo se debe principalmente a que se trata de un clásico del arte universal con una magnífica puesta en escena, obra de un maestro como lo fue Vicente Nebrada, quien supo actualizar el típico ballet clásico enriqueciéndolo con escenografía, vestuario, iluminación y efectos especiales de pirotecnia y sonido, a fin de renovarlo y hacerlo aún más atractivo para el público de la actualidad; esto, sumado a la magistral interpretación de la música de Tchaikovsky que ofreció la Orquesta Sinfónica Venezuela, dirigida esta vez por los maestros Alfonso López desde el sábado 9 hasta el jueves 14, y Rodolfo Saglimbeni del viernes 15 al martes 19 de diciembre, y a la excelente expresión histriónica de los bailarines del Ballet Teresa Carreño. El Cascanueces es un espectáculo que atrae no sólo a los conocedores del ballet sino también al público en general.

Este año el elenco del ballet fue renovado con la creación de Ballet Juvenil Teresa Carreño, un cuerpo de baile integrado por cuarenta jóvenes bailarines cuidadosamente seleccionados tras numerosas audiciones realizadas en todo el país, según informó la maestra Rita Dordelly, directora artística de la producción. De esta manera, la puesta en escena ofrecida para esta temporada contó con más de ciento cuarenta bailarines, entre los cuales, junto a los cuarenta del Ballet Juvenil, estaban treinta y ocho bailarines de la compañía estable del Teresa Carreño y casi setenta  formados en la Escuela Danza Caracas y el Ballet Clásico Rita Dordelly.

Como bien decía Nebrada, al público venezolano le agradan los espectáculos que cuentan una historia; por eso los ballets como Romeo y Julieta, Coppelia, El Lago de los Cisnes y El Cascanueces gozan de tanta aceptación. En este caso, la historia fue protagonizada por Clara, una niña de siete años, lo que establece de inmediato una identificación y empatía en el público infantil; por otra parte, los adultos también se ven atraídos por el drama de la lucha entre el bien y el mal y el triunfo del amor, que se integran en el argumento central de toda la obra.

Con tantos años en cartelera se da el caso de que muchos, que de niños fueron a verla con sus padres, ahora han regresado con sus hijos a disfrutar nuevamente de esta obra, convirtiendo a El Cascanueces, la última producción de Vicente Nebrada, en una tradición navideña nacional, cuya permanencia se proyecta por muchos años para el deleite de las generaciones por venir, compartió y comentó la Fundación Torres-Picón, en boca de su directivo y portavoz, Pedro J. Torres.

GF/FTP

 

El realismo mágico de René Magritte sube al escenario con “Nubes”

Pedro J Torres Magico Rene

El 15 de agosto del pasado año 2017 se cumplieron cincuenta años del fallecimiento del pintor belga René Magritte, figura principal del movimiento surrealista, y como homenaje a su genio creador, durante la reciente temporada navideña la compañía madrileña Aracaladanza puso nuevamente en escena su producción Nubes, uno de sus montajes más exitosos, el cual se estuvo presentando en los Teatros del Canal, en Madrid, hasta el pasado 30 de diciembre, informó y compartió la Fundación Torres-Picón.

Minucioso en su técnica y de hábil pincelada, las obras de Magritte representan una extraordinaria yuxtaposición de objetos cotidianos colocados en entornos inusuales, lo que les otorga un significado diferente a las cosas familiares; esta manipulación de la realidad, denominada surrealismo, ha recibido con frecuencia el calificativo de ‘realismo mágico’, una corriente artística que tiene en Magritte su principal exponente.

Y precisamente de este surrealismo que saluda directamente al subconsciente del espectador, de este ‘realismo mágico’ que no se deja atrapar por ninguna restricción mental o física, es que surgió Nubes, una pieza que da rienda suelta a la imaginación mediante juegos visuales y metafóricos para la libre interpretación de cada espectador.

Javier Torres, productor de la obra, explicó como fue el proceso de creación de la pieza: “Hemos visto pinturas de Magritte y nos han quedado unas ideas, unas sensaciones, unos sentimientos y unas imágenes que hemos interpretado, pero no somos reproductores de sus cuadros”.

En esta puesta en escena, de cincuenta minutos de duración, los objetos no son lo que parecen, sino que pueden “interpretar el papel” de otra cosa totalmente distinta; así, cada objeto es protagonista, tal como si fuera un bailarín más. Este tipo de creaciones son características de Aracaladanza, piezas dirigidas a un público familiar, tanto a los adultos como a los niños.

“Los pequeños se quedan alucinados y generalmente en silencio. Y a los mayores les sirve para sacar al niño que llevan dentro”, expresó el productor.

Esta pieza no presenta una historia con una secuencia lógica ni personajes concretos, sino una serie de momentos que llaman a los recuerdos, la ternura, el humor y hasta la magia.

Nubes, estrenada en el año 2009, es la segunda de la famosa trilogía creada por Aracaladanza inspirada en la obra de artistas El Bosco o Joan Miró, y por su belleza, creatividad y delicadeza ha recibido numerosos premios y reconocimientos, entre los que se encuentra el Premio Nacional de Teatro para la Infancia y Juventud.

Desde la Fundación Torres-Picón saludamos este creativo, oportuno y celebrado montaje, expresó Pedro J. Torres, vocero y directivo de la institución.

GF/FTP

El trío armenio Khachaturian engalanó el Festival de Música Clásica Yaiza en Las Palmas, Islas Canarias

Pedro J Torres Canary Islands Concert

 

Cerrando el año 2017, una semana de música clásica disfrutó el municipio de Yaiza de la provincia de Las Palmas, en Canarias, España, desde el sábado 18 hasta el sábado 25 de noviembre, con la realización de los cuatro conciertos especiales que integraron el Festival Música Clásica Yaiza 2017, organizado por la Asociación Música Clásica Lanzarote con la colaboración del Ayuntamiento de Yaiza, que de esta manera continúa buscando dar impulso y apoyo a las expresiones artísticas en el municipio; se compartió y comentó desde la Fundación Torres-Picón.

El primer encuentro de la cuádruple cita tuvo lugar el sábado 18 en la Casa de la Cultura Benito Pérez Armas, con la presentación del trío armenio Khachaturian, integrado por Armine Grigoryan al piano, Karen Shakhgaldyan con el violín y Karen Kocharyan con el violoncello. Khachaturian obsequió al público con Las Estaciones, del compositor ruso Piotr Ilich Tchaikovski, las cuales para el autor no son cuatro, sino doce, es decir, los doce meses del año, una pieza para cada uno; igualmente tocaron la obra En memoria de una gran artista.

El trío Khachaturian ya venía precedido por el grato recuerdo de su participación en la edición 2015 del Festival, cuando se presentó en esta misma sala interpretando piezas de Johann Sebastian Bach y Johannes Brahms.

El segundo concierto se realizó el martes 21, en Camel House de Mácher; en esta oportunidad Khachaturian estuvo acompañado por otros tres músicos igualmente virtuosos, Fabiola Porras con el clarinete, Sona Barseghyan en el piano y Maxim Novikov con la viola; durante esta presentación los seis músicos se mezclaron, intercambiándose y formado dúos y tríos para interpretar obras de Franz Schubert, Robert Schumann y Claude Debussy, entre otros.

La tercera cita fue el jueves 23 en el Museo del Vino de Bodegas El Grifo; para esta ocasión los seis músicos repitieron la misma dinámica del concierto anterior, esta vez con piezas de Edvard Grieg, Manuel de Falla, Johannes Brahms, Benjamin Britten, Heraclio Fernández y otros.

El concierto de clausura del Festival de Música Clásica Yaiza se realizó el sábado 25, nuevamente en Bodegas El Grifo; en esta cita final todos los músicos invitados a esta edición 2017 ofrecieron su interpretación de obras de Tchaikovski, Schumann y del compositor armenio Aram Khachaturian, uno de los más insignes representantes de la estética neorromántica en la música, a quien el trío Khachaturian homenajea llevando su nombre.

Así lo detalló la Fundación Torres-Picón al compartir esa información. La FTP fomenta e impulsa la divulgación de las artes, en especial la música clásica y la danza, así como la prevención en salud. Fue establecida y es presidida por Pedro J. Torres.

GF/FTP

El Ballet y la Orquesta Filarmónica de Santiago presentaron Raymonda en el Teatro Municipal

Pedro J Torres Raymonda Ballet

 

Con cuatro funciones, desde el 25 hasta el 29 de noviembre, se presentó en el Teatro Municipal de Santiago, Chile, una nueva versión del clásico Raymonda, uno de los “grandes ballets” por antonomasia del extenso repertorio creado por el legendario coreógrafo francés Marius Petipa.

Esta nueva versión es una coreografía creada por Luis Ortigoza, quien fuera Primer Bailarín Estrella del Ballet de Santiago, y está basada en la coreografía de Petipa; en esta oportunidad la obra fue interpretada por el Ballet de Santiago, acompañado por la Orquesta Filarmónica de Santiago, bajo la dirección musical de José Luis Domínguez y la dirección artística de Marcia Haydée, contó además con la escenografía y el vestuario del talentoso diseñador chileno Pablo Núñez.

En su versión original, Raymonda fue estrenada el 7 de enero de 1898 en el Teatro Mariinski de San Petersburgo, con música del compositor ruso Alexandr Glazunov, libreto de Lydia Pashkova y Marius Petipa, y coreografía de Petipa. Ambientada en la Edad Media, la obra cuenta con un argumento simple, basado en una antigua leyenda medieval, y narra la historia de una joven que es pretendida y amada por dos hombres de distintas posiciones sociales. En Raymonda se encuentran presentes todos los elementos distintivos del ballet de la época: un gran castillo, una elegante dama, un valiente caballero, ensoñaciones románticas y exóticos extranjeros, todo expresado mediante una excelente técnica interpretativa y la gran elegancia del ballet clásico.

Respecto a su coreografía, Luis Ortigoza explicó que “del original mantengo obviamente el argumento, la trama, los personajes principales y la forma en qué está construido el ballet en escenas. Hay mucha coreografía mía sobre lo de Petipa, respetando la presencia del cuerpo de baile, diagonales y círculos. He respetado ese tipo de cosas, pero las he actualizado y he agilizado bastante el ballet original”.

Por su parte, Pablo Núñez expresó que la creación de la escenografía está inspirada en la estética del estilo decorativo gótico: “todo es dorado, es una jaulita de oro gótica”; sobre el vestuario dijo que se trata de una fantasía basada en el estilo del medioevo, utilizando los colores para marcar la diferencia entre los personajes europeos y los sarracenos.

Trabajar por la excelencia artística, en este caso en favor de la danza, del ballet clásico, enLatinoamérica, es una actitud positiva y una iniciativa sobresaliente. Desde la Fundación Torres-Picón les deseamos el mayor éxito, expresó Pedro J. Torres, portavoz y directivo de la institución, al compartir esta información.

GF/FTP

 

Dos compañías de danza se unen a través del mar para homenajear a Horacio Quiroga en Montevideo

Pedro J Torres Horacio en Montevideo

Este año se cumple un siglo de la obra Cuentos de amor de locura y de muerte, del brillante escritor uruguayo Horacio Quiroga, nacido en Salto en 1878 y fallecido en Buenos Aires en 1937; en ocasión de tan importante fecha un grupo de bailarines españoles y uruguayos se unieron para rendir homenaje al insigne escritor, a través de la escenificación de los dieciocho cuentos que componen la obra, en un espectáculo de danza contemporánea. Esta nota informativa es compartida por la Fundación Torres-Picón, en su tarea de difundir las artes y la cultura, en especial la danza y la música.

Este espectáculo iberoamericano tuvo lugar los días 21 y 22 de noviembre en el Teatro Solís de Montevideo y fue protagonizado por el grupo Danza Martín Inthamoussú, de Uruguay, y el grupo Provisional Danza, de España.

En la dirección de este grupo combinado estuvo la coreógrafa española Carmen Werner, ganadora del Premio Nacional de Danza 2007, para quien presentar este espectáculo en la patria del escritor fue todo un reto. “En Uruguay la palabra Quiroga es mucho”, expresó.

Señaló que para este montaje no quiso profundizar en detalles exactos o descriptivos, sino reflejar en forma integral la atmósfera oscura, depresiva y rara de Quiroga. “Lo que he hecho ha sido un compendio, hay algunos detalles que son más descriptivos, pero realmente es un genérico, es un general lo que se respira, se respira el ambiente de Quiroga”, manifestó.

Explicó que, siendo ésta una coproducción española-uruguaya, cada compañía ensayaba el montaje en su país, y se comunicaban a través de llamadas, fotos y grabaciones. “Le mandaba videos de información desde España a Martín Inthamoussú y ellos lo ensayaban aquí en Uruguay”.

Por su parte, para la bailarina uruguaya Andrea Salazar, este sistema de ensayos e instrucciones por video y a través del correo fue extraño al principio, pero el sistema funcionó y dio buenos resultados. Salazar fue la encargada de interpretar en escena uno de los cuentos más famosos de Quiroga, El Almohadón de Plumas, un desconcertante relato en el que una mujer muere desangrada por un enorme parásito que vive en su almohadón.

Indicó que ésta fue la segunda oportunidad en que interpretó este cuento en danza, ya que a principios de noviembre, ella y su compañero Gonzalo Decuadro viajaron a España para el estreno de la obra, el cual fue realizado en Madrid.

“La pieza gustó mucho”, comentó, y explicó que la medida que indica a los bailarines cuándo y cuánto es exitosa una pieza es el número de veces que los artistas salen a saludar al público, una vez que ha sido bajado el telón.

Así como Salazar u Decuadro viajaron a España a principios de mes para el estreno de Amor, locura y muerte en Madrid, para su presentación en Montevideo correspondió el turno de cruzar el Atlántico a los artistas españoles Taiana Chorot y Cristian López.

En nuestro continente americano, la música y las bellas artes en general cada día involucran a más personas, y aumentan las coincidencias y colaboraciones con países europeos, eso redunda en beneficio de la cultura y merece tanto estímulo como reconocimiento, pues es una manera de proyectar y atesorar creaciones formidables, puntualizó Pedro J. Torres, portavoz y presidente de la Fundación Torres-Picón.

GF/FTP

Niccolò Paganini Bocciardo, el mejor violinista de todos los tiempos

Pedro J Torres Violinist Blog

Niccolò Paganini Bocciardo nació en Génova, Italia, el 27 de octubre de 1782, hijo de Antonio Paganini y Teresa Bocciardo. Excelente violinista, violista, guitarrista y compositor, considerado como uno de los mejores músicos de su época y uno de los más brillantes violinistas de todos los tiempos, poseía oído absoluto y una afinación perfecta; era capaz de extraer del violín sonidos y efectos inimaginables y desarrolló al máximo las posibilidades técnicas del instrumento a través de variados recursos como las triples cuerdas, los glissandi, los pizzicati y los arpegios, informa y comenta la Fundación Torres-Picón.

Tuvo entre sus posesiones cinco violines Stradivarius, y dos Amati, además de su violín favorito, un Guarnerius bautizado como Il Cannone.

Niño prodigio, a los cinco años comenzó a estudiar la mandolina con su padre, a los siete se inició con el violín. A los nueve años había desarrollado suficiente habilidad con el instrumento como para hacer sus primeras presentaciones públicas, sin embargo no fue considerado un virtuoso hasta 1813. A los trece años dominaba magistralmente el violín, a tal punto que sus maestros aceptaban que ya no había nada más que pudieran enseñarle; a esa edad inició su primera gira por varias ciudades de Lombardía.

Teniendo apenas dieciséis años era ya famoso, pero siendo tan joven no fue capaz de manejar la fama y se dedicó a la bebida, hasta que una dama desconocida lo rescató del vicio y le dio albergue en su villa; allí aprendió a tocar la guitarra y el piano. En ese periodo, en 1801 escribió más de veinte obras en las que combinaba la guitarra con otros instrumentos. Más tarde, entre 1805 y 1813 se desempeñó como director musical en la corte de de María Anna Elisa Bacciocchi, princesa de Lucca y Piombino, hermana de Napoleón.

En 1813 dejó ese cargo y se dedicó a hacer giras a través de Italia, durante las cuales su particular manera de tocar y su consumada maestría artística, aunadas a su apariencia algo extraña, impresionaban tanto a su audiencia que hubo quienes llegaron a pensar que su virtuosismo era producto de actos de hechicería.

En 1828 emprendió una primera gira a través de Europa que lo llevó a Viena, Praga, Varsovia y Berlín, luego a París y en 1831 fue a Londres; durante esta gira se consagró como el violinista más consumado de su tiempo. Estando en París conoció al compositor y pianista húngaro Franz Listz el cual, cautivado por el arte de Paganini, creó un correlato al piano inspirado en lo que éste hacía con el violín.

En 1819 le fue diagnosticada una tuberculosis que fue progresivamente minando su salud, agravada por la medicación con mercurio que tomaba como tratamiento para la sífilis que también padecía; por esta razón renunció a las giras a partir de 1834, año en el que sufrió un fuerte ataque de hemoptisis. Lentamente la enfermedad fue avanzando más allá de sus pulmones e invadió su laringe, causando una afonía crónica que se prolongó por los dos últimos años de su vida. Un segundo y violento episodio de hemoptisis precipitó su muerte el 27 de mayo de 1840, en Niza.

Paganini era capaz de interpretar piezas de gran dificultad utilizando únicamente una de las cuatro cuerdas del violín, habiendo retirado previamente las otras tres para evitar que se rompieran, y podía tocar a dos o tres voces, dando la sensación de que sonaban varios violines en lugar de uno. Y por si esto fuera poco, en la mayor parte de sus espectáculos estaba presente la improvisación.

En sus propias composiciones, aplicó todos los recursos de su estilo brillante y efectista; entre ellas pueden destacarse los veinticuatro Caprichos para violín solo Op. 1 (1818), seis Conciertos para violín y orquesta, nueve Cuartetos para guitarra y arcos (1806-1816), varias sonatas y piezas como La danza de las brujas (1813) y Tarantella (1830) además de doscientas obras en las que la guitarra es la protagonista.

Músicos posteriores, como Franz Liszt, Johannes Brahms, Sergei Rachmaninoff, Boris Blacher, Andrew Lloyd Webber, George Rochberg y Witold Lutosławski, entre otros, recibieron la poderosa influencia de su técnica genial y única.

Desde la Fundación Torres Picón, honramos su ejecutoria musical y legado, señaló Pedro J. Torres, presidente de la institución.

GF/FTP

Temporada navideña española incluirá concierto de Los Tres Tenores y Orquesta Filarmónica de Khisinau

Pedro J Torres Temporary Naviden

La ciudad de Guadalajara, en la comunidad autónoma de Castilla-La Mancha, España, se está preparando para disfrutar durante los venideros meses de diciembre y enero de una excepcional temporada artística y cultural, la cual englobará una diversidad de actividades “para todos los públicos y todos los gustos artísticos”, como parte de la tradicional programación navideña que cada año ofrecen el Teatro Auditorio Buero Vallejo y el Teatro Moderno de Guadalajara; informa la Fundación Torres-Picón.

Para este año la programación abarca conciertos, ballets, festivales benéficos, además del tradicional espectáculo infantil que incluirá el sorteo de obsequios entre el público asistente que tradicionalmente se realiza en las fechas próximas al Día de Reyes. Las propuestas van desde teatro de comedia con estrellas de la pantalla chica, pasando por teatro infantil y de títeres, espectáculos de música contemporánea, hasta la presentación de obras consagradas como los ballets clásicos Giselle y El lago de los cisnes y la ópera Nabucco de Giuseppe Verdi.

El 17 de diciembre se realizará el ya tradicional Concurso de Villancicos Ciudad de Guadalajara, además del concierto benéfico de Navidad Unidos por la Paz, y el clásico Concierto de Año Nuevo Johann Strauss.

Emotivo promete ser el recital que se ofrecerá en homenaje a la extraordinaria música del grupo Queen, con coro, ballet y orquesta de Rusia. Asimismo está programado un concierto especial de música clásica, totalmente interpretado con guitarras eléctricas.

Pero sin duda la pieza central de esta temporada será el extraordinario concierto de Los Tres Tenores, a cargo de los tenores Miguel Borrallo, Eduardo Sandoval y Byung Sam Lee, con el acompañamiento musical de la State Philarmonic Orchestra de Khisinau, de Moldavia, que se llevará a cabo el 20 de diciembre en el Teatro Auditorio Buero Vallejo como celebración del décimo quinto aniversario de su inauguración.

Este magnífico recital se ofrecerá como un recuerdo y a la vez como un homenaje al legendario concierto original de Los Tres Tenores, Luciano Pavarotti, Plácido Domingo y José Carreras, celebrado en el año 1990, según informó el concejal de Cultura del Ayuntamiento de Guadalajara, Armengol Engonga, acompañado por el director del Teatro, Julio Gómez.

Todo un merecido homenaje conmemorativo o recordatorio del concierto ofrecido por Pavarotti, Domingo y Carreras, y además qué buena manera de celebrar la temporada navideña, comentó Pedro J. Torres, presidente y vocero de la Fundación Torres-Picón, al compartir la información.

GF/FTP