Joshua Bell, el mejor violinista del mundo, en concierto con la Orquesta Filarmónica Joven de Colombia

Pedro J. Torres- Joshua Bell, el mejor violinista del mundo, en concierto con la Orquesta Filarmónica Joven de ColombiaUna noche mágica se vivió el pasado sábado 7 de julio en la Sala Efraín Recinos del Centro Cultural Miguel Ángel Asturias, en Guatemala, con la presentación del estadounidense Joshua Bell, considerado el mejor violinista de la música contemporánea, acompañado por los casi noventa jóvenes músicos que integran la Orquesta Filarmónica Joven de Colombia, por todos conocida como “La joven”. El concierto fue conducido por Rafael Payare, destacado director venezolano, refiere la Fundación Torres-Picón.

El espectáculo, denominado Tocando Fibras, fue parte de la gira artística que están llevando a cabo el músico estadounidense y “La Joven” a través de Colombia y diversos países de Centroamérica; en esta oportunidad, Bell ejecutó toda su actuación tocando su famoso violín Gibson ex-Huberman, fabricado en el siglo XVIII y valorado en quince millones de dólares, el cual lo ha acompañado a todas sus presentaciones en los últimos diez años.

El concierto fue conducido por el talentoso director venezolano Rafael Payare, quien ha estado al frente de la Filarmónica de Viena, la Orquesta de Cámara Mahler, la Sinfónica de Chicago y la Orquesta Filarmónica Checa, entre otras.

Joshua Bell

Violinist Joshua Bell

La noche se inició con el poema sinfónico Íntima, del compositor colombiano Adolfo Mejía, una interpretación breve pero intensa de Bell, en la cual el músico probó una vez más lo que ha afirmado en múltiples ocasiones y es que ninguna grabación, por muy fiel que sea y por muy refinada que sea la tecnología que se use para registrarla, jamás podrá despertar las emociones que transmite la actuación del músico en vivo en el escenario.

A continuación, “La Joven” ofreció una estupenda interpretación de la décima sinfonía de Dmitri Shostakóvich, compuesta en 1953 tras la muerte de Stalin, como una manifestación de libertad.

Culminó la velada llena de energía y animación cuando los jóvenes músicos llenaron la sala de ritmos latinos, transformando el recital en una fiesta, con  música, baile y regocijo.

Además de sus actuaciones en concierto, Joshua Bell ha participado en diversas series de televisión y su música también ha podido escucharse en las bandas sonoras de películas como Ángeles y Demonios, Silk o El violín rojo, ganadora ésta última de un Óscar por mejor música original; asimismo ha publicado más de 40 discos.

Este destacado violinista, considerado actualmente el mejor del mundo, fue en su infancia un niño prodigio de la música, de ahí el entusiasmo con que siempre está dispuesto compartir el escenario con músicos de las generaciones más jóvenes interesadas en la música clásica, para apoyar su talento y ayudar a impulsar su desarrollo.

Es notable el interés y compromiso de los jóvenes con la música de alta calidad, ello ocurre en todos los continentes y la América nuestra no es la excepción. Pedro J. Torres, en representación de la Fundación Torres-Picón, destacó las bondades que como mecanismo de integración y proyección cultural viene aquilatando  o refinando la música.

FTP