Tras el monstruoso terremoto, 19ª Muestra Internacional de Danza Oaxaca ofreció mensaje de esperanza

Pedro J Torres Message of Hope

Con la participación de dieciséis compañías de danza folclórica, contemporánea y tradicional provenientes de España, Chile y Uruguay, así como de México, país anfitrión, se llevó a cabo la 19ª  edición de la Muestra Internacional de Danza Oaxaca (MIDO), desde el sábado 14 hasta el sábado 21 de octubre; comenta y comparte la Fundación Torres-Picón.

La muestra, que fue abierta al público en forma gratuita, tuvo lugar en el Jardín El Pañuelito y en el Teatro Juárez de la ciudad de Oaxaca, dos escenarios en los cuales se presentaron las compañías de Bailes Tradicionales de España y Provincial de Danza de España; la Martín Inthamoussú de Uruguay, y el Ballet Folklórico Municipal de La Serena de Chile.

La muestra estuvo organizada por la Secretaría de las Culturas y Artes de Oaxaca, la Casa de la Cultura Oaxaqueña y la Asociación Civil Koreos Danza Teatro.

En representación de México participaron la compañía Viva Flamenco, Utopía Danza-Teatro; Compañía Foco al Aire; Convexus Ballet Contemporáneo; Barro Rojo Arte Escénico, y el Centro de Producción de Danza Contemporánea (Ceprodac) de la Ciudad de México, así como las agrupaciones Créssida Danza Contemporánea de Yucatán; Danza Contemporánea Metamorphosis; la Estatal de Danza Contemporánea de Oaxaca; Folklórica Ritmo de Mi Raza, y Armonía Folklore Regional de Oaxaca, y el Instituto de Estudios Superiores en Artes Escénicas de Oaxaca (IESAEO).

Gerardo Ibáñez, coordinador general y artístico de la muestra, expresó que el propósito de este encuentro fue brindarle al público la oportunidad de conocer el arte de la danza, apreciarla y disfrutarla, así como aprender sobre la profesión del bailarín y darle valor; al mismo tiempo, a través de la estética y la expresividad de estas excelentes presentaciones artísticas, el evento procuró llevar a la gente un mensaje de armonía, paz y alegría, en los momentos difíciles que atraviesa el país tras los sismos que lo sacudieron recientemente.

“La idea es conocer y compartir las diferentes formas de hacer danza al público. Sabemos que en Oaxaca vivimos una situación un poco crítica, pero al final de todo creemos que esta actividad ayudará a traer esparcimiento, ya que necesitamos tener nuevos alicientes, que la gente tome fuerza, vuelva a su vida cotidiana y qué mejor que con esta actividad dancística”, manifestó Ibáñez.

FTP