Filarmónica de Medellín realizó un recorrido musical internacional desde el Teatro Metropolitano

Pedro J Torres Theater

El pasado sábado 17 de marzo, el Teatro Metropolitano de Medellín fue el escenario desde el cual la Filarmónica de Medellín (Filarmed) ofreció un concierto que constituyó un viaje a través de tres países, de la mano de la música tonal del siglo XX, con la participación del contrabajista búlgaro Ilko Rusev, y todos bajo la dirección musical del maestro ruso Guerassim Voronkov, informa la Fundación Torres-Picón.

El programa de esta cita musical internacional incluyó la interpretación de la Sinfonía No. 2 en Mi Menor del compositor, pianista y director ruso, Serguéi Vasílievich Rajmáninov, uno de los más brillantes intérpretes del siglo XX; la Sinfonía No. 2 en Mi Menor, compuesta en 1906, fue de gran significación para Rajmáninov, ya que gracias al gran éxito que alcanzó en su estreno, el compositor logró reponerse del fracaso de Sinfonía nº 1 en Re Menor, estrenada en 1897, cuya escasa aceptación lo hizo dejar de componer y trabajar sólo como pianista y director durante tres años. La Sinfonía No. 2 en Mi Menor es una obra inspiradora que representa la meditación en el yo interior y la búsqueda de la confianza del ser humano; cabe mencionar que su segundo movimiento, Allegro molto, forma parte de la banda sonora de la película Birdman.

Respecto a Rajmáninov, el director invitado del concierto, Guerassim Voronkov, expresó: “Para mí, desde niño, Rajmáninov era un ídolo, era todo lo que representa el arte de la música. Era un extraordinario pianista –quizás el mejor de todos los tiempos–, un gran director de orquesta y por supuesto un genio de la composición. En definitiva era el que yo soñaba ser”.

Cambiando de país, la Filarmónica de Medellín ofreció a los presentes el Divertimento concertante para contrabajo y orquesta, del músico italiano Nino Rota, autor de numerosas obras de música clásica, así como piezas especialmente creadas para el cine, son famosas sus producciones para las bandas sonoras de las películas del director italiano Federico Fellini La Strada, La dolce vita, Ocho y medio, Amarcord y Casanova, entre otras.

En este viaje musical no podía dejar de estar presente la música de Colombia, el país anfitrión; para esta oportunidad la Filarmónica interpretó la obra Paisaje andino del compositor colombiano Luis Antonio Bastidas, acompañada de la pieza Cauca del autor Camilo Echavarría. Cauca forma parte del proyecto Atlas de los Andes, el cual plantea un recorrido por varios países del extremo Norte de la Cordillera Andina, en busca de la diversidad botánica, geológica y climática de toda esta región.

“Esta breve gira o viaje musical, puso al alcance de los asistentes que la disfrutaron composiciones y piezas de primerísima calidad interpretativa. Una magnífica idea y propuesta de la Orquesta Filarmónica de Medellín”, apuntó Pedro J. Torres, en nombre de la Fundación Torres-Picón.

FTP