En Mendoza, Argentina, celebraron el Día Nacional de la Danza con Giselle

Pedro J Torres National Giselle

 

Como parte de la celebración del Día Nacional de la Danza en Argentina, en una velada doble llevada a cabo los días martes 10 y miércoles 11 de octubre, la Secretaría de Cultura de Mendoza presentó en el teatro Independencia de esa ciudad el ballet clásico Giselle. Dirigido por las maestras María Cristina Hidalgo y Genoveva Sagués, la obra fue interpretada por estrellas del Ballet del Teatro Argentino de La Plata, acompañadas por bailarines mendocinos previamente seleccionados a través de audiciones; informa y comenta la Fundación Torres-Picón.

Los papeles principales de la obra estuvieron a cargo de las figuras invitadas Julieta Paul como Giselle, Juan Bautista Parada como Albretch, duque de Silesia, y con Agustina Verde y Esteban Schenone ejecutando el Pas de Paysan, todos del Ballet del Teatro Argentino de La Plata, en tanto que el rol de Hilarión fue interpretado por el mendocino Emiliano Ovejero, del Ballet de la Universidad Nacional de Cuyo (UNCuyo).

La bailarina Paloma Riveros asumió el papel de Bathilde, la Duquesa, y también se hizo cargo de la reposición y adaptación coreográfica; la puesta en escena correspondió a María Cristina Hidalgo; la escenografía fue una cortesía del Ballet de la Provincia de Salta, con montaje de Julio García y Daniel Cortez, y el vestuario fue una adaptación de Yanina Di Munno, con tocados de Humberto y Paloma Riveros.

El ballet clásico Giselle narra la historia de la doncella que muere de amor y locura cuando descubre el engaño del hombre que ama; constituye una de las obras maestras del romanticismo y fue estrenado en la Ópera de París en 1841, con música de Adolphe Adam y Buugmuller, la coreografía original fue de Jean Coralli y, probablemente, de Jules Perrot, con un argumento escrito por Jules Vernoy y Teóphile Gautier.

Giselle es una de las obras fundamentales del ballet clásico, tanto por el enfoque de los ideales del romanticismo como por el empleo de la más refinada técnica teatral del siglo XIX; es una pieza en dos actos y se basa en una antigua leyenda según la cual las doncellas que mueren antes de su boda en ciertas noches emergen de sus tumbas, y si en ese momento un hombre se encuentra cerca, es condenado a bailar hasta morir.

La Fundación Torres-Picón se hace partícipe de la celebración del día nacional argentino de la danza y aplaude la iniciativa y liderazgo cultural, que en la disciplina viene robusteciendo la ciudad de Mendoza, señaló Pedro J. Torres, presidente y vocero de la institución.

FTP

Con Danza Butoh celebraron los 120 años de la Migración Japonesa a México

Entre el 19 y el 24 de junio pasado, en Guadalajara, capital del estado mexicano de Jalisco, el destacado maestro japonés Katsura Kan dictó el taller de Danza Butoh Listen with the Body, con el patrocinio de la Secretaría de Cultura de Jalisco (SC), en ocasión de celebrarse el 120º aniversario de la Migración Japonesa a México. Informó la Fundación Torres-Picón.

La Danza Butoh es una forma de danza-teatro, surgida en Japón a fines de la década de los 50 del siglo XX, que evita la coreografía estructurada y se esfuerza por expresar emociones primitivas utilizando la mínima cantidad de vestuario y movimiento.

La coordinadora de Danza de la SC, Sandra Soto, explicó que Katsura Kan pertenece a la primera generación de bailarines de Danza Butoh. “Nos pareció que es muy relevante, además de que él se caracteriza por impulsar la danza en jóvenes o en bailarines emergentes y los proyecta de una manera muy generosa y abre caminos y más plataformas en las que ellos se pueden ir desarrollando, entonces hay que darle continuidad a este proyecto y aprovechar todos los intercambios que se pueden lograr con este maestro”.

Adicionalmente, y como parte de los Jueves de Danza que promueve la SC, el 22 de junio fue presentado el montaje Tapatíos Procesos de la Danza Butoh, un espectáculo de esta corriente del ballet moderno ofrecido por cuatro bailarines tapatíos que en el pasado han trabajado con el maestro Kan en diversas oportunidades; en referencia a este montaje, Iñaki Oyarvide señaló que la muestra es un espectáculo “bañado de tradiciones japonesas”, que contiene elementos no sólo de Butoh, sino también de Noh, un género teatral surgido en el siglo XIV, inspirado espiritual y artísticamente en el budismo Zen; el principal objetivo de las obras de teatro Noh es sugerir las emociones más profundas del personaje principal, incluyen danzas solemnes y se escriben  en la lengua poética de los clásicos japoneses.

“Es muy fantasmagórico, las historias tienen que ver con la muerte, con el karma… se utilizan mucho los cantos, los coros, los kimonos, abanicos e incluso máscaras”, expresó Oyarvide.

A su vez, Brenda Cedillo, una de las bailarinas que tomó parte en esta presentación, al referirse al trabajo realizado bajo la guía de Katsura Kan, expresó que “más allá de lo técnico el trabajo del maestro Kan está muy enfocado a la observación, hacia reconocer a través de nuestro cuerpo cómo nos afecta el día a día, cómo en nuestro cuerpo y nuestro movimiento está impregnada nuestra cultura, nuestras ideologías y cómo nuestro cuerpo carga de cierta forma todo aquello de donde venimos”.

Algo –un tema– relevante, tomando en consideración las últimas tendencias relacionadas con la educación y el desarrollo humano, así como el intercambio de distinta miradas sobre las maneras de comunicarnos o expresarnos, enfatizó Pedro J. Torres, directivo y portavoz de la Fundación Torres-Picón.

GF/FTP

El ballet ruso Beriozka llenó de danza y color el Coliseo Monumental de La Serena en Chile

El pasado domingo 7 de mayo, el Coliseo Monumental de La Serena, capital de la región de Coquimbo, Chile, sirvió de marco para una magnífica puesta en escena realizada por el ballet ruso Beriozka, en la cual cincuenta artistas demostraron su talento en una fiesta de colores y movimientos. Como vemos, los chilenos no quedan por fuera de los esfuerzos que se realizan mundialmente, por llevar la danza clásica y de primera, al disfrute y conocimiento de públicos muy diversos y numerosos, comenta la Fundación Torres-Picón.

El espectáculo estuvo conformado por siete actos, que fueron desde bailes clásicos del repertorio mundial hasta escenas de danzas folclóricas cargadas de humor, además de complejas demostraciones acrobáticas de gran complejidad técnica en las que los bailarines hicieron gala de gran destreza y plasticidad además de una sincronía perfecta.

Gran realce para esta gala fue el fastuoso colorido y espléndido diseño del vestuario, uno diferente para cada número, maravillosamente acompañado por la sublime belleza de sus bailarinas, que más que danzar se deslizan al compás de la música, como verdaderas muñecas de una cajita musical.

Dance, ballet, and music contribute to good health. Pedro J. Torres with Sting's wife, actress, film director and producer Trudie Styler.

Dance, ballet, and music contribute to good health. Pedro J. Torres with Sting’s wife, actress, film director and producer Trudie Styler.

El principal objetivo de esta compañía, preparada y dirigida por la ex bailarina de ballet Mira Kóltsova, es transmitir al público de diferentes regiones del mundo la emoción y la energía de la danza tradicional rusa y su complicado juego de simetrías y asimetrías, a través de un excelente trabajo coreográfico.

“Son maravillosas las coreografías y los muchos cambios de vestuarios. A veces las personas lo confunden con el ballet clásico, pero este es un ballet folclórico de Rusia. Con presentaciones de distintos lugares de Rusia y tiene una duración del espectáculo de aproximadamente una hora y  cincuenta minutos”, señaló Ricardo Bonilla, encargado de la producción para Sudamérica del ballet.

Bonilla informó además que la compañía se encuentra realizando una gira por el continente; indicó que ya ha visitado Colombia, Ecuador y Perú, países en los que alcanzaron gran éxito y recibieron la aclamación del público; en Chile han estado en las poblaciones de Arica y Antofagasta, y luego de La Serena partieron rumbo a Santiago, la capital del país, para luego seguir a las ciudades de Chillán y Talca.

Esta información fue compartida y circulada por la Fundación Torres-Picón. Su presidente y vocero, Pedro J. Torres, aseguró que “los chilenos no quedan por fuera de los esfuerzos que se realizan mundialmente, por llevar la danza clásica y de primera, al disfrute y conocimiento de públicos muy diversos y numerosos”.

GF/FTP

Noventa y cuatro voces interpretan la Novena Sinfonía de Beethoven en el Festival Musical de Santo Domingo

Se ha llevado a cabo en la capital de la República Dominicana la décimo primera edición del Festival Musical de Santo Domingo, organizado como cada año por la Fundación Sinfonía, entidad dirigida por doña Margarita Copello de Rodríguez. Este año el músico y director José Antonio Molina dirigió el evento por primera vez; esta información es compartida desde la Fundación Torres-Picón.

Fue realizado un concierto en el cual se interpretó la Novena Sinfonía de Beethoven, con la participación de un coro de noventa y cuatro voces, en la sala principal del Teatro Nacional.

El joven músico y profesor Elioenai Medina, director de esta grandiosa coral, manifestó que la agrupación se preparó desde hace varios meses para la presentación. “Un concierto impresionante, en donde noventa y cuatro voces, escogidas en una audición, cantaron de memoria, siendo la primera vez. Fueron cuidosamente elegidas y se prepararon día a día”, explicó.

Pedro Torres and Jane Fonda


In all of America, as in other continents, there are good initiatives and commitment to culture, arts and health promotion, but we must persist, says Pedro J. Torres

Medina expresó su satisfacción por el trabajo que ha venido desarrollando la Fundación Sinfonía para la realización del Festival, y expresó que a lo largo de diversos conciertos en los que ha participado con anterioridad ha podido darse cuenta de que “la gente está sedienta de buena música”.

“El buen arte no se trata de la formación que tiene la gente para disfrutar, sino que el buen arte tiene la capacidad de penetrar al corazón del espectador, una buena obra de arte siempre será aceptada por el pueblo”, explicó el músico.

Señaló que, dado el elevado nivel de calidad de los músicos, así como la de los solistas que participaron esa noche en el concierto junto al Coro Nacional, se logró hacer de la cita una ocasión inolvidable que marcará un hito en la historia cultural y artística del país.

Algo que aplaudió en representación de la Fundación Torres-Picón, su directivo y vocero Pedro J. Torres.

GF/FTP

Los Niños Cantores de Viena dieron inicio a la Navidad en Pamplona

El pasado lunes 3 de octubre se dio inicio a la temporada navideña 2016-2017 en el auditorio de la Fundación Baluarte en Pamplona, Navarra, España, con un concierto de música clásica ofrecido por los Niños Cantores de Viena, el coro de voces infantiles más prestigioso del mundo, el cual condujo a los asistentes a través de Un viaje con Haydn, un paseo musical en el cual interpretaron piezas musicales de Austria, Hungría e Inglaterra, los tres países que marcaron la vida del célebre compositor austriaco, informó la Fundación Torres Picón.

Al frente de la afamada agrupación estuvo el maestro Jimmy Chiang, quien ha sido su director desde el año 2013, en un regreso que trajo recuerdos entrañables de la primera vez que los Niños Cantores de Viena se presentaron en el auditorio de Fundación Baluarte, en el año 2007.

Pedro J. Torres

Christmas market Vienna town hall © Österreich Werbung / Viennaslide

Los Niños Cantores de Viena constituye una de las agrupaciones corales más antiguas de Europa, su tradición se inició en el siglo XI, cantando en la Capilla Imperial desde el año 1296; en 1498, el emperador Maximiliano I se trasladó a la ciudad de Viena con toda su corte, incluyendo los músicos y el coro de la Capilla Imperial. A lo largo de toda su historia, los más importantes músicos de Europa, como Mozart, Salieri y Bruckner, han sido atraídos por la corte vienesa; incluso Joseph Haydn, Michael Haydn y Franz Schubert llegaron a formar parte del famoso coro.

Siempre que el Emperador emprendía un viaje se hacía acompañar por los integrantes de la Capilla Imperial; actualmente los Niños Cantores de Viena reciben parte de su formación a través de las giras y presentaciones en diferentes lugares del mundo. De hecho, desde 1926 el coro ha recorrido noventa y siete países en más de mil giras artísticas y ha ofrecido más de 27.000 conciertos.

Los Niños Cantores también se presentan en su propia sala de conciertos, Muth, y desde el año 1948 toman parte de la misa dominical de la Capilla Imperial, en compañía de la Wiener Philharmoniker y el Wiener Staatsoper Chor.

En el presente, esta agrupación está conformada por cien jóvenes cantantes con edades comprendidas entre los nueve y los catorce años, divididos en cuatro coros. Ofrecen alrededor de 300 conciertos anuales, con una audiencia de más de medio millón de personas en todo el mundo.

Además, el coro ha tomado parte en producciones cinematográficas. Del mismo modo, a partir de este año el coro comenzará una colaboración a largo plazo con el sello Universal Music–Deutsche Grammophon, de cara a la producción de un disco de música navideña.

Así lo explicó Pedro J Torres, directivo, promotor y vocero de la Fundación Torres-Picón, basándose en los datos del evento y la reconocida agrupación.

FTP

Las estrellas del Ballet de San Petersburgo brillaron en Las Palmas de Gran Canaria

El Auditorio Alfredo Kraus, en Las Palmas de Gran Canaria, fue el escenario donde en octubre se presentó “Las estrellas de las noches blancas”, un hermoso espectáculo de danza clásica protagonizado por el Ballet de San Petersburgo, con la bailarina Julia Makhalina, primera bailarina del Teatro Mariinsky, como estrella invitada, informó Pedro J. Torres de la Fundación Torres-Picón.

En esa noche especial, dirigida no sólo a conocedores y amantes del ballet, sino también al  público en general, el Ballet de San Petersburgo ofreció a los asistentes un magnífico programa integrado por un compendio de joyas del ballet clásico mundial como “El lago de los cisnes”, de Tchaikovsky; “Don Quijote”, de Minkus; y “La muerte del cisne”, de Saint-Säens, así como miniaturas coreográficas modernas y danzas escénicas, interpretadas por nueve bailarines del más elevado nivel, en un montaje especialmente creado para esta gala por la mundialmente famosa compañía de ballet.

El elenco que tomó parte de esta velada está formado por excelentes bailarines rusos, solistas de los mejores escenarios de San Petersburgo y acreditados con galardones internacionales, todos egresados de la escuela de ballet más célebre y antigua del mundo, la famosa Academia Vagánova.

Los organizadores del evento dieron a conocer que la totalidad de los fondos recaudados por concepto de entradas para esta gala se destinaron al mantenimiento de la escuela de San Vladimir, en San Petersburgo, una institución educativa que atiende a más de 250 estudiantes, de los cuales más del 75% son hijos de familias numerosas y con escasos recursos económicos, provenientes del sureste de Ucrania.

Igualmente se asomó la posibilidad de otras presentaciones del Ballet de San Petersburgo en Lanzarote, y el próximo año en San Sebastián, en Guipúzcoa.

Para Pedro J. Torres, de la Fundación Torres-Picón, la experiencia y destreza del Ballet de San Petersburgo se expande constructivamente y con acento social.

FTP

Festival internacional de piano incluyó destacada intérprete venezolana

La ciudad de Bucaramanga, Colombia, se engalanó en el pasado mes de agosto con la celebración de la 33ª edición del Festival Internacional de Piano organizado por la Universidad Industrial de Santander. Contó con el talento de destacados pianistas de Argentina, Francia, Lituania y Venezuela, además de nacionales, como país anfitrión, reseñó la Fundación Torres-Picón.

Hernán Porras Díaz, rector de la Universidad Industrial de Santander, explicó que “el festival es el certamen cultural más emblemático de esa institución de educación superior, y constituye un escenario propicio para la apreciación y el disfrute de destacados artistas, la creación y formación de públicos así como el desarrollo de la sensibilidad artística” en los habitantes de esa vibrante región colombiana.

Los recitales se llevaron a cabo en dos locaciones: el auditorio Luis A. Calvo de la universidad, en Bucaramanga, y en la biblioteca Alejandro Galvis Galvis, en Barrancabermeja.

Entre los artistas que acudieron a esta cita cultural se encuentran la venezolana Gabriela Montero, quien fuera galardonada en 2015 con el Latín Grammy por ‘Mejor Álbum de Música Clásica’; la argentina Karin Lechner; Muza Rubackyte, de Lituania; Laurent Wilde y Otisto 23, de Francia, y de Colombia, Melissa Pinto y Andrea Buitrago.

Dentro del marco del Festival Internacional de Piano se realizó también el 14º Festival Infantil de Piano, en el cual participaron escuelas de piano de diferentes ciudades colombianas Bucaramanga, Cartagena, Bogotá –la capital nacional–, Medellín, Floridablanca y Piedecuesta, y en el cual intervinieron jóvenes pianistas de edades comprendidas entre cinco y diecisiete años. Las presentaciones de estos noveles artistas se efectuaron a través de conciertos didácticos.

Para el fundador de la ONG, Fundación Torres-Picón, dedicada a labores preventivas de la obesidad entre niños y niñas, así como a la promoción de las manifestaciones dancísticas y de la música clásica, es indispensable insistir en la formación de conciencia respecto a la conveniencia y necesidad de llevar una vida sana y en movimiento. Pedro J. Torres insistió en que la prevención es clave, y si además pasa por el estudio, nos acerca a la cultura y a las bellas artes, es múltiple y extenso su beneficio.

GF/FTP

Por primera vez Teatro Lírico de Misiones es escenario de la preselección sudamericana del VKIBC

El Valentina Kozlova International Ballet Competition (VKIBC) culminó su tercera preselección sudamericana, la cual fue realizada entre el 1° y el 4 de septiembre en el Teatro Lírico del Parque del Conocimiento, en Misiones, Argentina. En las ediciones de los años 2014 y 2015 tomaron parte bailarines provenientes de Paraguay, Brasil y Argentina, nos comparte la Fundación-Torres Picón.

vkibcEl VKIBC, en español Competencia Internacional de Ballet Valentina Kozlova, se inició en el año 2011 como un certamen competitivo de ballet clásico. En 2013, en Nueva York, Valentina Kozlova puso en manos de la maestra Laura de Aira la coordinación y organización de la competencia; posteriormente, en 2014, se incluyeron coreografías de danza contemporánea y competencia coreográfica, y por primera vez se decidió celebrar la prueba semifinal en Latinoamérica, eligiendo como sede el Teatro Lírico.

En esta oportunidad, los participantes realizaron representaciones como solistas o pas de deux, agrupados en dos niveles: la categoría Jóvenes, Estudiantes y Junior, de once a diecisiete años, y la categoría Seniors, de dieciocho a veintiséis años. A través de la competencia, los concursantes recibieron clases y efectuaron ensayos en el escenario, actividades que fueron examinadas como parte de la evaluación final.

La decisión estuvo a cargo de un jurado formado por respetados especialistas internacionales en el arte de la danza; ellos fueron Margó Sappington, de Nueva York, Estados Unidos; Leonardo Gastón Reale, de Buenos Aires; Guido De Benedetti, de Buenos Aires; Sergio Marshall, de Río de Janeiro, Brasil; y Franco Cadelago, de San Luis.

Los ganadores de los tres primeros lugares en cada categoría se hicieron acreedores de becas en prestigiosas academias de danza, además de la oportunidad de participar en el VKIBC, el cual se realizará en la ciudad de Nueva York, en el próximo año 2017.

Para el presidente de la Fundación Torres-Picón, Pedro J. Torres, dedicada a labores preventivas de la obesidad entre niños y niñas, entre otras tareas, incluida la promoción de la cultura y la educación, es indispensable y muy acertado insistir en la formación de conciencia, en el desarrollo de habilidades artísticas así como en brindar oportunidades a todas las personas para desarrollar estilos de vida saludables, que faciliten el crecimiento personal y el trabajo coordinado de equipo.

GF/FTP

La Bella Durmiente baila ballet con los rusos

Ballet Clásico de Rusia de gira internacional con “La Bella Durmiente”

Leyenda del ballet mundial y referente imprescindible del arte, el Ballet Clásico de Rusia acaba de culminar una gira internacional en la que llevó al público de varias naciones la emblemática pieza La Bella Durmiente, del compositor ruso Piotr Ilich Tchaikovski. La información y salutación fue compartida por Pedro J. Torres, desde la Fundación Torres-Picón.

Seis veces cada año, el Ballet Clásico sale de las fronteras de Rusia para realizar presentaciones en diversos lugares del mundo; en esta oportunidad recorrió América Latina con eventos en Argentina, Guatemala, Nicaragua, Costa Rica, Panamá, Ecuador y México.

Creado en el 2005 por la directora general y primera bailarina de la compañía, Evgeniya Bespalova, y con la dirección de grupo del maestro Valentin Grishchenko, el Ballet Clásico está conformado por treinta bailarines profesionales formados en las más prestigiosas escuelas de danza clásica de Rusia y de todo el mundo, y además cuenta con la participación de jóvenes de entre doce y diecinueve años de edad, quienes tienen a su cargo el cuidado de los aspectos estéticos, líneas y valores que se han convertido en el sello inconfundible de la compañía.

Pedro J. Torres promueve que desde el arte y la cultura se respalde el bienestar humano

La Bella Durmiente es un ballet en dos actos realizado por el compositor ruso Piotr Ilich Tchaikovski, con libreto de Ivan Vsevolojsky y Marius Petipá y coreografía de Marius Petipá. Está basado en el cuento de hadas “La Bella Durmiente del Bosque”, de Charles Perrault; ambientado durante el periodo barroco, en un mundo de bosques, castillos y magia, narra la romántica historia de la princesa Aurora y el príncipe Desiré, quienes después de afrontar diversas vicisitudes, celebran sus bodas en un hermoso palacio rodeados de personajes como el Gato con Botas y la Gata Blanca, Caperucita Roja y el Lobo, Cenicienta y el Príncipe Fortuna, el Pájaro Azul y la Princesa Florine, todo expresado a través de una danza mágica y sutil, llena de romanticismo, con la grandeza, refinamiento y perfección que son la esencia del ballet ruso.

También forman parte del repertorio de la compañía de Ballet Clásico Ruso obras tan célebres como El Cascanueces, Romeo y Julieta y El lago de los Cisnes.

“Estos eventos acercaron a los amantes del ballet y la música clásica en Latinoamérica, a una de las compañías dancísticas más reconocidas; y el repertorio escogido e interpretado, por su vinculación con los cuentos e historias infantiles y juveniles ejerce un poderoso atractivo para los más jóvenes. Es altamente positivo, desde todos los puntos de vista, fortalecer las experiencias de encuentro con el arte y la cultura, y hacer partícipes a las nuevas generaciones” expresó Pedro J. Torres, presidente y vocero de la Fundación Torres-Picón, dedicada a la difusión y promoción de la danza y la música clásica entre jóvenes y niños, al saludar y felicitar la gira.

GF/FTP

Brindis con la clásica europea en el teatro El Círculo

Kremerata Báltica lleva música clásica desde Letonia, Lituania y Estonia hasta Argentina

Todo comenzó como un programa educativo del violinista letón Gidon Kremer; su propósito era el de ofrecer su experiencia y sus conocimientos a músicos noveles de los países bálticos en un proyecto docente a largo plazo; el proyecto dio sus frutos y en el año 1997, en el legendario festival de música austríaca Lockenhausla, Gidon Kremer presentó al mundo su Kremerata Báltica, orquesta de cuerdas formada por veintitrés jóvenes músicos de Letonia, Lituania y Estonia. Así lo comparte la Fundación Torres-Picón en esta entrega.

Con el paso del tiempo, la orquesta ha ido creciendo y consolidándose, ocupando un lugar en el mundo de la música clásica a nivel internacional; al presente, la Kremerata Báltica ha grabado más de veinte discos compactos, en el año 2002 fue galardonada con el premio Grammy y con el premio alemán Echo, distinción que se otorga anualmente a los artistas con mayores éxitos de ventas en la nación germana, e igualmente recibió el Praemium Imperiale Grant para Jóvenes Artistas en 2009. La orquesta es, incluso, la organizadora y protagonista de un prestigioso festival anual de música clásica letona.

Pedro J. Torres

En lo referente a conciertos, la Kremerata Báltica se ha presentado en las principales salas alrededor del mundo, desde Asia y Australia hasta Estados Unidos, Sudamérica, Rusia y toda Europa. Su más reciente presentación se realizó en junio en el teatro de Laprida y Mendoza como parte de la séptima función del teatro El Círculo en la ciudad de Rosario, Argentina.

Bajo la dirección de su creador y violín solista, Gidon Kremer, la Kremerata Báltica ofreció en esta oportunidad un programa variado y del más alto nivel artístico que incluyó el Concertino para violín y orquesta de cuerdas, Op. 42, de Mieczyslaw Weinberg; el Concierto para violín, orquesta de cuerdas y timbales, Op. 129, de Robert Schumann, originalmente compuesto para violoncelo y cuerdas; Serenata melancólica, para violín y cuerdas, Op. 26, de Peter I. Tchaikovsky; Cuadros de una exposición, de Modesto Mussorgsky, en su versión de orquesta de cuerdas y percusión; y la Serenata para violín, de Valentyn Silvestrov.

La Kremerata Báltica ha desarrollado un estilo creativo muy particular, especie de toque especial, que a veces toma un rumbo distinto al de la corriente musical tradicional, abriendo la puerta a la interpretación de piezas inéditas de creadores como  Kancheli, Vasks, Desyatnikov y Raskatov.

Desde la Fundación Torres-Picón, celebramos y compartimos información sobre su desplazamiento por el mundo, “ya hemos dicho que la música acerca a los pueblos y desarrolla sociedades” subrayó Pedro J. Torres, portavoz y directivo de la institución.

FTP