La Compañía Nacional de Danza del Ecuador y la Orquesta Sinfónica Nacional presentaron la Consagración de la Primavera en Quito

Pedro J. Torres: Danza del Ecuador y Orquesta Sinfónica Nacional presentaron la Consagración de la Primavera

Tras su exitosa participación en la inauguración del Teatro Benjamín Carrión como parte de la celebración del Primer Festival de Artes Vivas Loja 2016, la Compañía Nacional de Danza del Ecuador (CNDE), acompañada por la Orquesta Sinfónica Nacional del Ecuador (OSNE) y con coreografía del maestro Jorge Alcolea presentó La Consagración de la Primavera, una obra dancística y musical original del compositor ruso Ígor Stravinski, los días 9 y 10 de febrero, en el Teatro de la Casa de la Cultura Ecuatoriana (CCE); la información es compartida desde la Fundación Torres-Picón.

La obra original, coreografiada por Vaslav Nijinski y estrenada en los Campos Elíseos en 1913, causó gran conmoción en su época, por presentar su propuesta artística totalmente innovadora, la cual sentó las bases de lo que sería el arte del ballet contemporáneo en el siglo XX.

En la versión presentada en esta oportunidad se replantea el concepto de muerte y renovación en forma diferente a la creada por Nijinski, adaptándolo a una nueva época y con rituales contemporáneos en los que las tribus bailan por el florecimiento de la primavera, pero buscando también su propio renacer, en escenarios del tiempo presente.

“La Consagración original parte de rituales paganos, y lo que hemos hecho es traerlo a rituales un poco más cotidianos; está la televisión, hay un lavabo, una cama. No se enfoca en ningún aspecto de la sociedad sino simplemente en una cosa muy particular, en rituales cotidianos”, explicó el maestro Alcolea.

En la obra original se lleva a cabo el sacrificio de una doncella para propiciar el renacimiento de la primavera; en la versión de Alcolea este elemento es sustituido por el enfrentamiento armado de cuatro hombres, pero manteniendo el mismo concepto de renovación. “Es una de las libertades que hemos tomado y creo que está bien. La obra es universal de una fuerza impresionante y por ser una obra maestra se presta para varias miradas y enfoques”, explicó el coreógrafo.

La intención detrás de la obra es la representación del ciclo de la vida en forma global, más allá de un individuo en particular. “La primavera es el florecimiento de algo, el nacimiento de algo, la alineación con algo, esa cosa fértil que puede ser a nivel de la tierra como también emocional, espiritual”, expresó Alcolea, para quien el mensaje, en resumen, es que para que nazca lo nuevo tiene que morir lo viejo.

Por su parte, Josie Cáceres, directora de la CNDE, manifestó que el estreno de una obra tan significativa como La Consagración de la Primavera representa para la compañía una ocasión muy importante. “Creo que es un esfuerzo mancomunado tanto con la Orquesta Sinfónica de Loja, en noviembre, como con la OSNE está vez con un grupo de bailarines que están 100% dedicados a esta obra”, dijo.

Desde la Fundación Torres-Picón saludamos y deseamos el mayor éxito así como recordación a estas presentaciones, expresó Pedro J. Torres, portavoz y directivo de la institución, pues constituyen esfuerzos e hitos de mejoras, en el camino de la significativa evolución del ámbito artístico y cultural en Latinoamérica.

GF/FTP

 

Las estrellas del Ballet de San Petersburgo brillaron en Las Palmas de Gran Canaria

El Auditorio Alfredo Kraus, en Las Palmas de Gran Canaria, fue el escenario donde en octubre se presentó “Las estrellas de las noches blancas”, un hermoso espectáculo de danza clásica protagonizado por el Ballet de San Petersburgo, con la bailarina Julia Makhalina, primera bailarina del Teatro Mariinsky, como estrella invitada, informó Pedro J. Torres de la Fundación Torres-Picón.

En esa noche especial, dirigida no sólo a conocedores y amantes del ballet, sino también al  público en general, el Ballet de San Petersburgo ofreció a los asistentes un magnífico programa integrado por un compendio de joyas del ballet clásico mundial como “El lago de los cisnes”, de Tchaikovsky; “Don Quijote”, de Minkus; y “La muerte del cisne”, de Saint-Säens, así como miniaturas coreográficas modernas y danzas escénicas, interpretadas por nueve bailarines del más elevado nivel, en un montaje especialmente creado para esta gala por la mundialmente famosa compañía de ballet.

El elenco que tomó parte de esta velada está formado por excelentes bailarines rusos, solistas de los mejores escenarios de San Petersburgo y acreditados con galardones internacionales, todos egresados de la escuela de ballet más célebre y antigua del mundo, la famosa Academia Vagánova.

Los organizadores del evento dieron a conocer que la totalidad de los fondos recaudados por concepto de entradas para esta gala se destinaron al mantenimiento de la escuela de San Vladimir, en San Petersburgo, una institución educativa que atiende a más de 250 estudiantes, de los cuales más del 75% son hijos de familias numerosas y con escasos recursos económicos, provenientes del sureste de Ucrania.

Igualmente se asomó la posibilidad de otras presentaciones del Ballet de San Petersburgo en Lanzarote, y el próximo año en San Sebastián, en Guipúzcoa.

Para Pedro J. Torres, de la Fundación Torres-Picón, la experiencia y destreza del Ballet de San Petersburgo se expande constructivamente y con acento social.

FTP

Fundación Ballet de Barranquilla celebra su aniversario

Creada en el año 1991 por el maestro Jorge Arnedo, la Fundación Ballet de Barranquilla celebró sus bodas de plata el pasado 7 de junio con una velada de gala realizada en el Teatro Amira de la Rosa, con un repertorio clásico que incluyó la suite del ballet Lago de los Cisnes y la pieza clásica El Cascanueces, ambas del compositor ruso Piotr Ilich Tchaikovsky. La fundación Torres-Picón reseña el evento y comparte su satisfacción por el importante cumpleaños institucional.

Desde sus inicios y a lo largo de sus veinticinco años de historia, la Fundación Ballet de Barranquilla ha estado presente en el desarrollo cultural de la ciudad a través de diversos proyectos, entre los cuales destacan el Programa de Formación de Excelentes Bailarines, el Programa de Becas Talento para Niños y Jóvenes, las actividades de Ballet al Parque, los programas de Formación de Público General, el Festival Internacional de Ballet “Puerta de oro de Colombia”, el Encuentro Nacional de Academias de Ballet y el Concurso Local de Ballet.

Referente obligado del quehacer de la ciudad, la Fundación Ballet de Barranquilla vino a ocupar un espacio de trascendental importancia en su vida cultural: “El proyecto nació con el fin de brindar a la ciudad una alternativa culta de formación y proyección del ballet clásico y las nuevas tendencias de la danza académica”, señaló un comunicado oficial de la institución.

En ocasión de este evento, la fundación ha expresado que “La disciplina, el respeto, la distinción son pilares fundamentales que ha sostenido durante este cuarto de siglo, viéndose reflejada en cada obra realizada y en el sostenimiento de una organización reconocida a nivel nacional e internacional”.

Pedro J. Torres, portavoz y directivo de la internacional Fundación Torres-Picón, felicitó tanto por su trayectoria como por su reciente ejecutoria a la también Fundación Ballet de Barranquilla.

“Todos quienes apostamos y aportamos a la cultura y las bellas artes, donde sea, igual que quienes trabajamos por la prevención en salud y por el crecimiento personal de los muchachos y niños, estamos conformando y delineando en paz un más justo futuro para la humanidad. Nuestras sinceras felicitaciones a la Fundación Ballet de Barranquilla”.

 

FTP

Música gratis desde los barrios de Cúcuta

“Panes de Colores”: proyecto musical para niños de los barrios en Cúcuta

Atrás quedaron los tiempos en los que solamente unos pocos privilegiados podían acceder a una buena formación musical; afortunadamente, en los tiempos que corren, en todas partes del mundo son cada vez más numerosos los programas e instituciones que consagran sus esfuerzos a poner la música al alcance de los niños de las clases populares, y en más de una ocasión se han dado hallazgos de verdaderos talentos musicales que de otra manera hubieran pasado desapercibidos. La información es referida por Pedro J. Torres desde la Fundación Torres-Picón.

Una de estas loables iniciativas se encuentra en la ciudad de Cúcuta, Colombia, en la forma de un proyecto musical denominado “Panes de Colores”, cuyos promotores son Liliana Parada y el profesor Óscar Nieto, ubicado en el Centro Integral de Atención a la Familia (Ciaf) en la comunidad Niña Ceci y que cuenta con el respaldo financiero del Ministerio de Cultura a través del Programa Nacional de Concertación.

El amor y el entusiasmo de los niños por la música no se ven empañados por la precariedad de los recursos con que cuentan; unos pocos instrumentos prestados, apenas tres pianos, una batería y seis guitarras son suficientes para las clases y los ensayos de este grupo de incipientes músicos. En cada clase los instrumentos se rotan para que todos puedan practicar la teoría aprendida; sin reparos ni egoísmos, todos comparten gustosos.

Tal es el interés por aprender y practicar que el profesor Nieto, dueño de los instrumentos, permite que sus alumnos se los lleven a sus casas después de clase, para que tengan la oportunidad de seguir practicando un poco más.

Con evidente satisfacción, el profesor Nieto manifiesta: “Los niños y sus padres están muy comprometidos con la escuela porque son conscientes de que un menor que empuña un instrumento jamás empuñará un arma”.

Los frutos son evidentes: en concierto, los niños ya han tenido la oportunidad de hacer sentir orgullosos a sus padres demostrando lo mucho que han aprendido; es el caso de los hermanos Rodríguez Parada, Carlos Eduardo, de 10 años, quien toca la batería, y su hermano menor Dylan, quien toca el piano. Es también el caso de Darly Orjuela, de 14 años, que se inició en el piano y ahora toca la batería; la jovencita está encantada con la experiencia de haber formado parte de este proyecto y desea poder continuar sus clases en el futuro.

“De lo local a lo global y de lo global a lo local, la música está transformando vidas; los niños y jóvenes se vienen identificando con ella y canalizando vocaciones. Las bellas artes, la cultura, la música pueden salvar el mundo y hacer posible un mejor futuro”, señaló Pedro J. Torres, en nombre de la Fundación Torres Picón, al comentar el proyecto colombiano Panes de Colores.

FTP

Niños se forman como bailarines en la tierra y sin tutús

En medio de la pobreza y en mitad de la calle, niños aprenden a bailar ballet

Al hablar de ballet, lo primero que viene a la mente son zapatillas de satén, translúcidos tutús y delicadas bailarinas moviéndose en un escenario amplio y elegante; nada parecido a un callejón de tierra a pleno sol. Y sin embargo, en un ambiente así, en una esquina de una calle en un barrio humilde, desde hace dos años, un grupo de niños de la colonia El Rehilete, en Zapopan, Jalisco, aprenden ballet bajo guía de la bailarina y licenciada en Artes Escénicas para la Expresión Dancística Melody Stefanie Díaz García; aquí no hay tutús, sino shorts o jeans, no hay zapatillas, sino zapatos viejos y gastados, pero abunda la alegría y las ganas de aprender, comparte y comenta la Fundación Torres-Picón.

El Rehilete es un asentamiento donde viven 744 familias entre privaciones, en viviendas precarias, sin servicios públicos y sin recursos; los dos mil niños del lugar son hijos de gente humilde, y algunos ni siquiera pueden asistir a la escuela, porque sus padres no tienen medios para darles educación.

No obstante, los niños del grupo de Melody Díaz acuden puntualmente cada lunes y cada viernes a sus clases de danza en el callejón, a menos que la lluvia convierta su “aula” en un lodazal y no les permita practicar; y es que el objetivo de su maestra, que ellos comparten plenamente, es formar una verdadera compañía de danza y salir a conquistar el mundo.

Esta crónica y reporte se agradece al diario online razón.com.mx

Al principio no fue fácil, había conflictos de convivencia entre los niños y problemas para que siguieran las instrucciones de su maestra, además de que sin equipo de sonido no tenían música y había que hacer un esfuerzo de imaginación para bailar sin ese apoyo; afortunadamente les donaron una bocina y ahora usan su imaginación para “entrar a otra dimensión aunque estemos aquí”, expresa Melody. Aún ahora tienen que tolerar múltiples interrupciones, sin embargo, los niños son respetuosos y atentos, no ceden ante las distracciones y ponen todo su empeño en aprender.

“La danza siempre les ha atraído. Aquí hay muchas carencias por eso lo que sea es bien recibido. Al principio, hubo bastantes niños, después unos tenían otras cosas que hacer, iban a trabajar con sus papás, y ya no asistieron, el grupo que sí es constante es el de quince niños de entre tres y catorce años”, explica Melody Díaz.

Dos años de dedicación y esfuerzo ya empiezan a dar sus frutos: tres de los niños, Leonardo, Alexa y Sandra, ya han bailado en el Foro de Arte y Cultura, de Guadalajara y en el jardín Hidalgo de Tlaquepaque, Zapopan. Por otra parte, y como logro agregado, los padres han comenzado a comprender que “el arte y la danza pueden ser una opción de vida”, añade.

Melody Díaz enfatiza que uno de los principios que les inculca a sus alumnos es que “no contar con los recursos económicos para hacer danza no es un impedimento, ése es el motor por el cual yo vengo, para mí es horrible que el arte sea para quien puede pagarlo. Si el arte es elitista, ¿dónde queda la demás sociedad? Los niños principalmente, ellos son el presente”.

Teresa Hernández, líder comunitaria de El Rehilete, manifiesta que desde que comenzaron a aprender a danzar, los niños han mejorado significativamente su forma de vida. “Ahora ven revistas de eventos de música clásica, se interesan más en lo cultural, se juntan para hacer actividades en grupo, antes no lo hacían. Las banditas de chavos se están desbaratando porque los niños que sentían que no servían para nada, que nadie confiaba en ellos, se están dando cuenta que pueden hacer muchas cosas”, comenta.

Se trata de una iniciativa comunitaria que felicitamos e invitamos a apoyar e imitar en tantos pueblos y zonas deprimidas de Latinoamérica y otras regiones del mundo. Pedro J. Torres, vocero y directivo de la Fundación Torres-Picón, al compartir la información comentó sobre el inmenso y positivo aporte de las bellas artes, la educación y la cultura al crecimiento personal y desarrollo integral de los niños y jóvenes, incluido su bienestar y salud. Ojalá más gobiernos nacionales y locales, más empresas, más universidades e instituciones, más comunidades y en general más personas sensibles, comprometidas y de buena voluntad, se identifiquen, solidaricen y presten su ayuda.

GF/FTP

Río Negro tiene nueva orquesta sinfónica

Nace la Orquesta Sinfónica de Río Negro, Argentina

El pasado 15 de abril ofreció su primer concierto la recién creada Orquesta Sinfónica de la Provincia de Río Negro, bajo la dirección del maestro Fabrizio Danei y con la participación de Bruno Gelber como solista, en el auditorio de la Ciudad de las Artes en la ciudad de General Roca. Para esta ocasión tan especial se seleccionaron dos obras de Beethoven, la Cuarta sinfonía y el Cuarto concierto para piano y orquesta; precisa la Fundación Torres-Picón.

La creación de esta nueva agrupación musical es el resultado del esfuerzo conjunto de la Fundación Cultural Patagonia y el Instituto Universitario Patagónico de las Artes (IUPA).

La Fundación Cultural Patagonia creada por Norberto “Tilo” Rajneri, es una institución con más de veinte años de trayectoria que ha marcado pauta en la región a través de una intensa y productiva actividad cultural de alto nivel, con la ciudad de Roca como centro focal. Está ubicada en una extensa villa dentro de la ciudad y actualmente es presidida por Norberto Mario Rajneri, hijo del fundador, según ha informado el diario La Nación.

Por su parte, el Instituto Universitario Patagónico de las Artes (IUPA), cuyo rector es Gerardo Blanes, ocupa un amplio espacio dentro de las instalaciones de la fundación, cuenta con aulas equipadas con todos los instrumentos necesarios, talleres para las artes plásticas y espacios para las artes escénicas y el cine. El IUPA fue creado como instituto universitario de carácter provincial, pero el año pasado alcanzó el reconocimiento del Estado nacional; de esta manera, el IUPA es actualmente un organismo estatal, que en lo tocante a instalaciones, recursos y mantenimiento es administrado por la fundación, pero que goza de autonomía en cuanto al aspecto musical, docente y a sus actividades en la provincia. Es así como, desde hace muchos años, funcionan en sus espacios varios ensambles de cámara, una Orquesta Taller y una Orquesta Académica, además se realizan festivales de percusión, de música contemporánea, de teatro y de ballet.

Esta estrecha relación entre la fundación y el instituto, de la cual ambas entidades se benefician, aunada a la feliz circunstancia de que comparten intereses y actividades en un mismo ámbito cultural, produjo como resultado natural la creación de la Orquesta Sinfónica de la Provincia de Río Negro, una nueva orquesta provincial formada principalmente por músicos muy jóvenes, de los cuales la mayoría son egresados del IUPA, y cuyo primer concierto alcanzó un éxito tan resonante que es posible augurar un futuro venturoso para esta naciente agrupación musical.

Así vemos, o mejor dicho comprobamos, pues no es un decir sino una concreta realidad que, desde la Patagonia hasta Alaska, en nuestro continente americano, las música y las bellas artes en general cada día involucran a más jóvenes y niños, y los adelantan ofreciendo beneficios, herramientas y ventajas en su desarrollo integral, puntualizó Pedro J. Torres, portavoz y presidente de la Fundación Torres-Picón.

Beneficios de la música para bebés y niños

Investigación certifica que la música favorece el desarrollo del lenguaje en los bebés

En todas las sociedades, a lo largo de la historia, la música siempre ha estado presente en el quehacer humano, hasta el punto en que algunos eventos de nuestras culturas serían inconcebibles sin el acompañamiento de esta manifestación artística. La Fundación Torres-Picón invita a conocer y compartir esta interesante información.

La música es inherente al ser humano, es parte de nuestra naturaleza, por lo que no es de extrañar que, además de entretenernos, tenga efectos favorables en nuestra salud y nuestro crecimiento; en efecto, la experiencia demuestra que la música y el baile son una valiosa ayuda para la evolución y desarrollo de las habilidades físicas y mentales de los niños; bailar es un excelente ejercicio y permite el mejoramiento de la coordinación; por otro lado, al aprender a tocar un instrumento, el niño desarrolla su capacidad de atención, su concentración y su paciencia, al mismo tiempo que afina su psicomotricidad.

La música aporta beneficios al niño desde el primer momento de vida; se sabe que aún en el vientre de la madre los bebés perciben los sonidos y que el hacerles escuchar música clásica durante el embarazo potencia su desarrollo posterior.

Para comprobar hasta dónde la música ejerce un efecto favorable en el desarrollo del niño, se han realizado diferentes estudios, uno de ellos reciente, con lactantes, en los Estados Unidos, cuyos resultados sugieren que el participar en actividades que de algún modo involucran a la música puede incrementar el desarrollo del lenguaje en los bebés.

Para este estudio, a un grupo de veinte bebés de menos de nueve meses de edad se les proporcionaron juguetes sonoros, como pequeños tambores y cascabeles, y se les enseñó a producir sonidos con ellos, animándolos a tratar de repetir ritmos musicales; paralelamente, a otro grupo de diecinueve bebés de la misma edad se les entregaron juguetes diferentes, como cubos y automóviles.

Al cabo de una semana, a todos los bebes se les realizaron tomografías a fin de determinar en cuales áreas de sus cerebros se producía mayor actividad y si existía alguna diferencia entre ambos grupos; se logró comprobar que aquellos niños que habían recibido juguetes musicales presentaban una mayor actividad en las áreas del cerebro que se encargan del desarrollo del lenguaje.

Desde la Fundación Torres-Picón, institución enfocada en tareas preventivas internacionales en materia del bienestar y salud de niños y jóvenes, así como en el estímulo informativo de las artes, la cultura y la educación como herramientas fundamentales para la superación personal, comunitaria y social de los pueblos y naciones, estimamos relevantes estos datos e invitamos a acercar la música a los pequeños y viceversa, obviamente, con moderación y prudencia. Pues un alto y exagerado volumen de sonido, al contrario, neutraliza los beneficios, genera estrés y puede afectar las funciones auditivas, como lo advierten los especialistas, comentó Pedro J. Torres,

portavoz y directivo de la fundación.

Crean orquesta en Bolivia para formar músicos jóvenes en “música nueva”

Una innovadora orquesta, integrada por jóvenes entre doce y veinticinco años y creada con el objetivo de formar a sus integrantes en “música nueva” ha sido conformada en La Paz, Bolivia. Este proyecto, denominado Orquesta de Formación de Música Nueva, es una iniciativa de Daniel Calderón, músico miembro de la Orquesta Experimental de Instrumentos Nativos (OEIN) y director de la naciente orquesta, y de Andrea Álvarez, quien se desempeña como directora asistente; el proyecto cuenta con el apoyo del Goethe Institut, y otras instituciones culturales locales, informa la Fundación Torres-Picón.

La convocatoria, dirigida a músicos jóvenes, preferiblemente estudiantes, fue hecha pública durante la última semana del mes de marzo pasado, y ya para el primer ensayo, se presentaron los primeros diez candidatos. Calderón señaló que la convocatoria sigue abierta y que el objetivo es reunir unos treinta y cinco miembros, entre doce y veinticinco años, a fin de conformar una orquesta de cámara; sin embargo, si se presentan aspirantes con estudios musicales pero con edades fuera de ese rango, serán igualmente tomados en cuenta.

Asimismo, explicó que adoptó la expresión de “música nueva” porque, a su juicio, ofrece una idea más exacta del objetivo que se quiere alcanzar con esta orquesta. “Preferimos manejar el término de música nueva, ya que el de contemporánea es muy ambiguo y mucha gente lo malinterpreta”, dijo. “Lo que buscamos es paliar este vacío y formar a niños y jóvenes en música contemporánea, lo que suele ser dejado de lado en otras instituciones”.

La nueva orquesta aún no tiene un nombre específico, fuera de la denominación del proyecto; lo que si está definido es lo que será el cronograma de presentaciones de su primer año de existencia, las cuales están programadas para finales de agosto y principios de septiembre; igualmente definidos están los repertorios sinfónicos completos de esos conciertos.

“Hemos elegido varias obras contemporáneas importantes de varios compositores. Además vamos a estrenar cinco piezas. Tres de ellas son de autores bolivianos –Canela Palacios, Carlos Gutiérrez y Miguel Llanque–, una del ecuatoriano Julián Quintero y otra del peruano Elber Olave”, añadió Calderón.

Por su parte Pedro J. Torres, vocero y directivo de la Fundación Torres-Picón, dijo que Bolivia está haciendo parte del muy activo y contagioso movimiento musical latinoamericano; esta convocatoria, dirigida a músicos jóvenes, preferiblemente estudiantes, pensamos que dará excelente resultado. Felicitamos la creación de la orquesta boliviana por la música nueva, así como el entusiasmo de instituciones y músicos profesionales por apoyar y desarrollar a los que se inician.

FTP