El Ballet y la Orquesta Filarmónica de Santiago presentaron Raymonda en el Teatro Municipal

Pedro J Torres Raymonda Ballet

 

Con cuatro funciones, desde el 25 hasta el 29 de noviembre, se presentó en el Teatro Municipal de Santiago, Chile, una nueva versión del clásico Raymonda, uno de los “grandes ballets” por antonomasia del extenso repertorio creado por el legendario coreógrafo francés Marius Petipa.

Esta nueva versión es una coreografía creada por Luis Ortigoza, quien fuera Primer Bailarín Estrella del Ballet de Santiago, y está basada en la coreografía de Petipa; en esta oportunidad la obra fue interpretada por el Ballet de Santiago, acompañado por la Orquesta Filarmónica de Santiago, bajo la dirección musical de José Luis Domínguez y la dirección artística de Marcia Haydée, contó además con la escenografía y el vestuario del talentoso diseñador chileno Pablo Núñez.

En su versión original, Raymonda fue estrenada el 7 de enero de 1898 en el Teatro Mariinski de San Petersburgo, con música del compositor ruso Alexandr Glazunov, libreto de Lydia Pashkova y Marius Petipa, y coreografía de Petipa. Ambientada en la Edad Media, la obra cuenta con un argumento simple, basado en una antigua leyenda medieval, y narra la historia de una joven que es pretendida y amada por dos hombres de distintas posiciones sociales. En Raymonda se encuentran presentes todos los elementos distintivos del ballet de la época: un gran castillo, una elegante dama, un valiente caballero, ensoñaciones románticas y exóticos extranjeros, todo expresado mediante una excelente técnica interpretativa y la gran elegancia del ballet clásico.

Respecto a su coreografía, Luis Ortigoza explicó que “del original mantengo obviamente el argumento, la trama, los personajes principales y la forma en qué está construido el ballet en escenas. Hay mucha coreografía mía sobre lo de Petipa, respetando la presencia del cuerpo de baile, diagonales y círculos. He respetado ese tipo de cosas, pero las he actualizado y he agilizado bastante el ballet original”.

Por su parte, Pablo Núñez expresó que la creación de la escenografía está inspirada en la estética del estilo decorativo gótico: “todo es dorado, es una jaulita de oro gótica”; sobre el vestuario dijo que se trata de una fantasía basada en el estilo del medioevo, utilizando los colores para marcar la diferencia entre los personajes europeos y los sarracenos.

Trabajar por la excelencia artística, en este caso en favor de la danza, del ballet clásico, enLatinoamérica, es una actitud positiva y una iniciativa sobresaliente. Desde la Fundación Torres-Picón les deseamos el mayor éxito, expresó Pedro J. Torres, portavoz y directivo de la institución, al compartir esta información.

GF/FTP

 

Dos compañías de danza se unen a través del mar para homenajear a Horacio Quiroga en Montevideo

Pedro J Torres Horacio en Montevideo

Este año se cumple un siglo de la obra Cuentos de amor de locura y de muerte, del brillante escritor uruguayo Horacio Quiroga, nacido en Salto en 1878 y fallecido en Buenos Aires en 1937; en ocasión de tan importante fecha un grupo de bailarines españoles y uruguayos se unieron para rendir homenaje al insigne escritor, a través de la escenificación de los dieciocho cuentos que componen la obra, en un espectáculo de danza contemporánea. Esta nota informativa es compartida por la Fundación Torres-Picón, en su tarea de difundir las artes y la cultura, en especial la danza y la música.

Este espectáculo iberoamericano tuvo lugar los días 21 y 22 de noviembre en el Teatro Solís de Montevideo y fue protagonizado por el grupo Danza Martín Inthamoussú, de Uruguay, y el grupo Provisional Danza, de España.

En la dirección de este grupo combinado estuvo la coreógrafa española Carmen Werner, ganadora del Premio Nacional de Danza 2007, para quien presentar este espectáculo en la patria del escritor fue todo un reto. “En Uruguay la palabra Quiroga es mucho”, expresó.

Señaló que para este montaje no quiso profundizar en detalles exactos o descriptivos, sino reflejar en forma integral la atmósfera oscura, depresiva y rara de Quiroga. “Lo que he hecho ha sido un compendio, hay algunos detalles que son más descriptivos, pero realmente es un genérico, es un general lo que se respira, se respira el ambiente de Quiroga”, manifestó.

Explicó que, siendo ésta una coproducción española-uruguaya, cada compañía ensayaba el montaje en su país, y se comunicaban a través de llamadas, fotos y grabaciones. “Le mandaba videos de información desde España a Martín Inthamoussú y ellos lo ensayaban aquí en Uruguay”.

Por su parte, para la bailarina uruguaya Andrea Salazar, este sistema de ensayos e instrucciones por video y a través del correo fue extraño al principio, pero el sistema funcionó y dio buenos resultados. Salazar fue la encargada de interpretar en escena uno de los cuentos más famosos de Quiroga, El Almohadón de Plumas, un desconcertante relato en el que una mujer muere desangrada por un enorme parásito que vive en su almohadón.

Indicó que ésta fue la segunda oportunidad en que interpretó este cuento en danza, ya que a principios de noviembre, ella y su compañero Gonzalo Decuadro viajaron a España para el estreno de la obra, el cual fue realizado en Madrid.

“La pieza gustó mucho”, comentó, y explicó que la medida que indica a los bailarines cuándo y cuánto es exitosa una pieza es el número de veces que los artistas salen a saludar al público, una vez que ha sido bajado el telón.

Así como Salazar u Decuadro viajaron a España a principios de mes para el estreno de Amor, locura y muerte en Madrid, para su presentación en Montevideo correspondió el turno de cruzar el Atlántico a los artistas españoles Taiana Chorot y Cristian López.

En nuestro continente americano, la música y las bellas artes en general cada día involucran a más personas, y aumentan las coincidencias y colaboraciones con países europeos, eso redunda en beneficio de la cultura y merece tanto estímulo como reconocimiento, pues es una manera de proyectar y atesorar creaciones formidables, puntualizó Pedro J. Torres, portavoz y presidente de la Fundación Torres-Picón.

GF/FTP

De nuevo en el escenario Torero y Bernarda junto a Tristán e Isolda, en el marco del Festival Internacional Madrid en Danza

Pedro J Torres Madrid Festival

 

Durante la segunda semana del Festival Internacional Madrid en Danza, evento que se celebra del 21 de noviembre al 17 de diciembre en la capital española, los Teatros del Canal de la Comunidad de Madrid fueron el escenario para el estreno en Madrid de Tristán e Isolda, del Ballet du Gran Théâtre de Genève, y las piezas Torero y Bernarda, del bailarín y coreógrafo sevillano Antonio Canales. La información fue compartida por la Fundación Torres-Picón.

Tristán e Isolda se presentó en la Sala Roja del Teatro el miércoles 29 y el jueves 30 de noviembre pasado, en tanto que  Torero se escenificó el sábado 2 de diciembre, y Bernarda el domingo 3, ambas en la misma sala.

Tristán e Isolda es un montaje creado por la bailarina y coreógrafa francesa Jöelle Bouvier, basado en la ópera homónima del compositor alemán Richard Wagner; Bouvier expresó que “para ilustrar este drama épico” diseñó “una escenografía simple, donde una escalera de caracol evoca una nave o un castillo y una cuerda simboliza el filtro que une irremediablemente a los amantes”.

“Unas simples planchas de madera recuerdan el bosque, un muro o una habitación; y las grandes telas azules, tornasoladas y en movimiento, son evocadoras de las olas en el mar”, explicó.

Torero, obra original de Antonio Canales, es un montaje en el que se evocan los momentos más intensos, “la plasticidad, el miedo y la fe del mundo taurino”. Esta pieza, ganadora de un premio Emmy en el año 1994, fue interpretada por tres bailaores “sobresalientes”: Ángel Rojas, Mariano Bernal y Pol Vaquero.

Bernarda, también original del maestro Canales, fue estrenada en el Teatro Nuevo Apolo de Madrid en 1997; se trata de una suite inspirada en La casa de Bernarda Alba, del poeta y dramaturgo español Federico García Lorca, escrita en 1936 y considerada por la crítica como su obra fundamental. En esta oportunidad el montaje se presentó bajo la dirección de Lluís Pasqual, “conocedor del universo lorquiano”, la pieza “muestra la sumisión, la resignación y la rebeldía de un grupo de mujeres (interpretadas por hombres) bajo la represión extrema de Bernarda”.

A propósito de la presentación de Torero y Bernarda, dos de las obras más emblemáticas del maestro Antonio Canales, éste manifestó su agradecimiento por la alegría de verlas de nuevo en un escenario de Madrid, “la tierra que me regaló las mejores de mis cosechas, Torero y Bernarda; para homenajear con ellas a mi persona, al esfuerzo y a la entrega de toda una vida de sacrificio”.

Canales, que en 1995 fue galardonado con el Premio Nacional de Danza, en España, manifestó que con estas puestas en escena también se festejaron los últimos cuarenta años de arte y danza “que han ido copando, generación tras generación, tantísimos intérpretes”.

“Ahora, con el pozo de sobriedad que han ido depositando los años en mí, me siento agradecido enormemente y feliz de la vida que me tocó vivir. Y sé que mis obras serán ya un legado que vivirá eternamente. Gracias a todos por tanto amor”, expresó.

Pedro J. Torres, vocero y presidente de la Fundación Torres-Picón, celebró el festival y felicitó a Antonio Canales por su vigencia y densos aportes.

GF/FTP

Con dos días de concierto, el Centro Cultural Provincial María Victoria Atencia inauguró la Navidad malagueña

Pedro J Torres Christmas Concert

Comenzó diciembre y para inaugurar el último mes del año, el Centro Cultural Provincial María Victoria Atencia (MVA) en la española ciudad de Málaga, capital de la provincia del mismo nombre, sirvió de escenario para los tradicionales conciertos de Navidad que cada año ofrecen la Orquesta Sinfónica Provincial de Málaga (OSPM), la Joven Orquesta Provincial de Málaga (JOPMA) y la Orquesta Escuela (OE). Desde la Fundación Torres-Picón reseñamos estos emblemáticos eventos de la temporada.

El primer concierto lo ofreció la OSPM el sábado 2 de diciembre, dirigida por Arturo Díez Boscovich y con la participación de Luis María Pacetti como tenor solista. En esta oportunidad el público pudo disfrutar de un nutrido repertorio de piezas tradicionales navideñas compuesto por los villancicos A Christmas Festival, Sleigh Ride, Plink! Plank! Plunk! y The Typewriter, de L. Anderson; Dein ist mein ganzes Herz de Das Land des Lächelns, de Franz Lehár; Wien du Stadt meiner Träume, de Rudolf Syeczinski; The Bells of Christmas y Christmas at the Movies, de Arr. J. Krogstad; Adeste Fideles, de J.F. Wade; y Have yourself a merry little Christmas, de H. Martin y R. Blane.

Al día siguiente, el domingo 3, se celebró un concierto doble iniciado por la JOPMA la cual, bajo la dirección de Iván Nuño Guerrero, regaló a los asistentes con la interpretación de la Sinfonía número 5 de P.I. Tchaikovski y villancicos populares. Seguidamente se presentó la OE, la cual a su vez ofreció su interpretación de la pieza Popular Marroquí, de Hyjaz, y otros villancicos.

La Orquesta Sinfónica Provincial de Málaga, OSPM, está integrada principalmente por músicos nativos o residentes en esa provincia; fue creada en el año 1945 y realizó su primer concierto al año siguiente, y a lo largo de su trayectoria ha cumplido una destacada labor dentro de la vida cultural de la provincia, llevando a cabo su misión primordial que es la difusión y el desarrollo de la música.

Por su parte, la Joven Orquesta Provincial de Málaga, JOPMA, de más reciente creación, fue fundada en el año 1990 y desde entonces, bajo el patrocinio de la Diputación de Málaga, ha llevado adelante cabalmente su principal objetivo que es la difusión de la música clásica a través de todos los municipios de esa provincia andaluza.

Si bien, los villancicos son sinónimo de Navidad, Málaga sin lugar a dudas es un importante referente musical de España, comentó Pedro J. Torres, directivo y vocero de la Fundación Torres-Picón.

GF/FTP

 

Carmen visitará China por otros siete años, llevada por el Ballet Flamenco de Madrid

Pedro J Torres Carmen Visits China

 

Como culminación de una gira artística que lo llevó a catorce ciudades en China durante el último mes, el sábado 2 y el domingo 3 de diciembre el Ballet Flamenco de Madrid presentó en Pekín su versión de la ópera Carmen del compositor francés Georges Bizet, un montaje especialmente creado para que pueda ser comprendido por públicos de culturas diferentes, y cuyo éxito en el país asiático ha comprometido a la compañía a continuar representándola en los escenarios chinos hasta el año 2024. Esta nota es compartida y publicada por la Fundación Torres-Picón como apoyo a la complementariedad y divulgación de las artes y la cultura.

Luciano Ruiz, director de la compañía, expresó: “Tenemos un compromiso con una productora muy importante de este país que nos compromete siete años de gira y que no quiere quitar Carmen. Nosotros tenemos cuatro producciones en marcha y realmente con Carmen llevo viniendo aquí dieciséis años”.

El Ballet Flamenco de Madrid fue creado por Ruiz en el año 2001, está conformado por veintiocho personas, entre artistas, técnicos y músicos. En sus dieciséis años de trayectoria, la compañía se ha presentado en escenarios de Japón, China, Egipto, Italia, Portugal, Francia, Alemania, Brasil, Argentina y México, y todo esto se ha llevado a cabo sin “ningún tipo de subvención” gubernamental, aseguró el director.

Además de su versión de la obra de Bizet, la compañía tiene en su repertorio una producción de la ópera Carmina Burana de Carl Orff, que presentó con gran éxito en El Cairo, Egipto, el pasado octubre, y la cual Ruiz cree que también “podría entrar muy bien en el país”.

Expresó el director que el público chino ha demostrado su gusto por el flamenco, si bien no espera que este género artístico experimente un auge tan rápidamente como ha sucedido en Japón.

Señaló Ruiz que en China “tienen muy buena escuela de ballet clásico, una escuela de música maravillosa, unos pianistas excelentes, guitarristas maravillosos. Lo único que no pueden ‘enganchar’ es el flamenco (…), algo que les interesa y que nosotros podemos aportar a su cultura y a su forma de ver los espectáculos”.

Indicó que el principal desafío que debe afrontar la compañía para presentar un espectáculo de este tipo en un país como China no reside en la capacidad del público para comprender la obra, sino en los inconvenientes técnicos ya que, aunque los teatros cuentan con la tecnología necesaria, el personal encargado no posee preparación técnica suficiente para manejarla; esto crea “un desfase” que la compañía tiene que enfrentar.

Francisco Guerrero, el artista que en la obra representa el papel de “Don José”, reveló que al principio no estaban seguros de cuál sería el recibimiento que tendría la obra por parte de los espectadores, pero encontraron a un “público que muestra mucho calor” y que entiende muy bien el argumento de la historia.

Pedro J. Torres, portavoz y presidente de la Fundación Torres Picón, considera la música y la danza herramientas fundamentales para la promoción de la convivencia pacífica de los pueblos así como para la integración cultural y social.

GF/FTP

 

La Orchestre National du Capitol de Toulouse presentó al cierre su temporada 2017 en Montevideo

Pedro J Torres La Orchestra

 

En el marco de una gira internacional que incluye conciertos en Argentina y Brasil, el pasado jueves 26 de octubre, la Orchestre National du Capitol de Toulouse visitó por primera vez el Teatro Solís de Montevideo, atendiendo una invitación del Centro Cultural de Música de Uruguay para presentar al cierre su temporada 2017. Esta nota informativa es compartida por la Fundación Torres-Picón.

En esta ocasión, la agrupación francesa ofreció una singular propuesta musical consistente en dos programas de su gira en una única presentación, seleccionados por el  Centro Cultural de Música, con obras de Shostakovich, Debussy y Stravinsky.

 Pedro J. Torres, with former Mexican President Felipe Calderón, both in favor of culture for healthy life


Pedro J. Torres, with former Mexican President Felipe Calderón, both in favor of culture for healthy life

“Es un programa siglo XX, lleno de contrastes, un vehículo perfecto para deleitarse con esta orquesta que llega dirigida por su director titular, el maestro ruso Tugan Sokhiev”, expresó María Julia Caamaño, presidenta del Centro Cultural de Música, durante el anuncio del evento.

Más de cien músicos componen la Orchestre National du Capitol de Toulouse, lo que requirió de una coordinación extraordinaria para hacer de este concierto uno de los acontecimientos culturales más importantes del año; en este sentido, señaló Caamaño: “Decimos que nuestra institución provee una ventana al mundo, justamente porque presenta grandes organismos sinfónicos internacionales, corales y figuras de renombre del mundo, en nuestra ciudad”.

En este concierto el repertorio incluyó el Concierto No 1 para piano, trompeta y cuerdas de Shostakovich, el cual es una obra sumamente interesante; comprende citas a varios de los grandes autores de la música clásica, como Bach y Beethoven, además de música para bandas sonoras de cine e incluso una parodia alusiva a la música romántica. En esta original pieza participaron dos importantes solistas, el pianista Bertrand Chamayou y Lucienne Renaudin Vary, una joven trompetista de dieciocho años que ha venido destacándose tanto en la música clásica como en el jazz.

La orquesta interpretó también la magnífica pieza La Mer (El Mar), del compositor francés Claude Debussy, quien marcó una pauta en el impresionismo

Pedro Torres and Jane Fonda

In all of America, as in other continents, there are good initiatives and commitment to culture, arts and health promotion, but we must persist, says Pedro J. Torres

francés.

Finalmente la Suite del Pájaro de Fuego, escrita por Stravinsky para los ballets rusos de Diaghilev, obra de gran riqueza tímbrica, cerró con broche de oro la velada musical; comentó la Fundación Torres-Picón, en boca de su portavoz y fundador Pedro J. Torres.

GF/FTP

Gala Concierto “Estrellas de Vaganova” del Ballet de San Petersburgo se presentó en Las Palmas de Gran Canaria

Pedro J Torres Gala Stars Concert

 

El 5 de noviembre se realizó en el Auditorio de Música Alfredo Kraus, en Las Palmas de Gran Canaria, la Gala Concierto “Estrellas de Vaganova”, un evento especial para los amantes de la danza clásica, quienes pudieron disfrutar de las actuaciones de los principales solistas rusos del Ballet de San Petersburgo; informa la Fundación Torres-Picón, orientada a la divulgación artística y cultural, así como a la prevención en salud.

La Gala Concierto “Estrellas de Vaganova” forma parte de un proyecto cultural internacional llamado “El Arte sin Fronteras”, organizado por el Centro del Desarrollo Cultural Ruso, dirigido por Olga Romashchenko, con la colaboración del Ministerio de la Cultura de la Federación Rusa, la Embajada de Rusia en España, el Consulado de España en Rusia y el Consejo de Coordinación de los Compatriotas Rusos en España, entre otros. Este proyecto se viene poniendo en práctica desde hace varios años en diversos países europeos, como Francia, Italia y Alemania; en España ya ha tenido lugar en Barcelona, y ahora se extiende a Gran Canaria.

Este maravilloso concierto estuvo dirigido a todo público, tanto jóvenes como adultos, con un programa conformado por lo mejor del repertorio clásico del ballet en una sola presentación; las estrellas ofrecieron al público las piezas más brillantes de obras como El Lago de los Cisnes, La Bella Durmiente; La Bayadera; Don Quijote, Espartaco, así como coreografías de ballet moderno, todo en una misma sala. En esta gala también intervinieron dieciocho jóvenes bailarinas canarias, alumnas de diversas escuelas de ballet de las islas, quienes formaron parte del cuerpo del baile junto a las estrellas rusas.

De esta forma, Las Palmas de Gran Canaria, fueron escenario de tan especial presentación, comentó la Fundación Torres-Picón, en la oportunidad de que su vocero y directivo, Pedro J. Torres, compartiera la información.

Considerado por muchos como uno de los mejores del mundo, el Ballet Clásico de San Petersburgo ha sido desde hace varios siglos un símbolo característico y un motivo de orgullo para Rusia; su escuela de ballet, la Academia de Ballet Ruso de Agripina Vaganova, es la más antigua del país y acreditada como la más importante academia de ballet del planeta; fue creada en 1738 y lleva el nombre de su fundadora, una de las más grandes bailarinas rusas de todos los tiempos. En esta institución se imparte a sus estudiantes una sólida formación académica y un elevado sentido de la profesionalidad; de sus salones han surgido bailarines mundialmente famosos como Matilde Kchesinskaya, Olga Spesivtseva, Natalia Dudinskaya, Vatslav Nezhinskiy, Mikhail Baryshnikov, Rudolf Nureyev, Yuliya Mahalina, Diana Cherry, Svetlana Zakharova y muchos otros.

GF/FTP

Escuela de danza tradicional japonesa “Kikunokai” se presenta en el Teatro Municipal de Ñuñoa, Chile

Pedro J Torres Japanese Culture

 

El Teatro Municipal de Ñuñoa, barrio comunal chileno ubicado en la zona centro-oriental de la ciudad de Santiago, se vistió de gala el pasado 15 de noviembre para la presentación de la afamada escuela de danza tradicional japonesa “Kikunokai”, como parte de la celebración de los ciento veinte años de amistad entre Chile y Japón, comparte la Fundación Torres-Picón en esta nota.

Dicha presentación, abierta al público en forma gratuita, fue organizada por la Corporación Cultural de Ñuñoa en colaboración con la Embajada de Japón dentro del marco de una gira por América.

El amplísimo repertorio de Kikunokai abarca danzas tradicionales de todas las regiones y provincias de Japón, creadas y adaptadas por los artistas que integran la escuela; estas obras reflejan diferentes aspectos de la vida cultural japonesa, festividades locales, manifestaciones religiosas ancestrales, héroes y deidades de la historia y la mitología, todo ello representado a través de danzas brillantes y fastuosas, algunas acompañadas de tambores en vivo, y con un vestuario llamativo y el uso de abanicos, paraguas, espadas y banderas.

La escuela de danza tradicional japonesa Kikunokai fue fundada en 1972 por la maestra Michiyo Hata, alumna de Onoe Kikunojo I, heredero de la escuela de danza Onoe, la cual fue creada por el célebre actor de teatro Kabuki, Onoe Kikugoro VI.

Veinte artistas conforman el elenco, todos con formación en danza clásica y con estudios en las artes folclóricas japonesas; en todas sus creaciones se deja ver la influencia de las tradiciones y costumbres de cada localidad, combinadas y adaptadas a los tiempos que corren.

El arte de Kikunokai ha recorrido el mundo y ha engalanado los teatros de noventa y ocho ciudades de cincuenta y siete países a lo largo del mundo, informaron sus voceros; en 1976 fue galardonada con el premio Excelencia Artística en el festival cultural, patrocinado por la Agencia Nacional de Cultura del Japón. Desde su sede en Tokio, así como desde diversas localidades a lo largo del país, en 1986 Kikunokai emprendió una extensa gira como misión cultural en un recorrido a través de varios países de Europa, los Estados Unidos, India, países del Sudeste Asiático, el Medio Oriente y Australia, por la cual le fue otorgada la condecoración oficial del Ministerio de Relaciones Exteriores del Japón en atención a sus servicios destacados.

La Fundación Torres-Picón celebra y reconoce como muy positivo ese extraordinario recorrido y esfuerzo cultural, verdaderamente una gran misión de relaciones internacionales, donde la cultura y las artes se agigantan, y sirven una vez más para unir pueblos, para coincidir. Bravo por Chile, al recibirles con decoro y entusiasmo, y bravo por Japón, muy bien representado artística y culturalmente por la escuela de danza tradicional japonesa “Kikunokai”, expresó Pedro J. Torres, presidente y portavoz de la fundación, al momento de compartir esta información.

GF/FTP

 

Coro Polifónico de Cipolletti celebró sus cincuenta años con recital en el Círculo Italiano

Pedro J Torres Choir Celebrating

 

Hace cincuenta años, para ser más exactos el 24 de septiembre de 1967, nació el Coro Polifónico de Cipolletti, conformado por profesionales, empleados, estudiantes y vecinos de la ciudad de Cipolleti, en la Patagonia argentina, todos unidos por un afecto y vocación común, el amor al canto y a la música; en sus inicios, el coro sólo interpretaba música clásica, pero con el correr del tiempo el grupo ha ampliado sus fronteras artísticas, y hoy la música popular y el tango forman parte de su repertorio. Esta información es compartida por la Fundación Torres-Picón con fines de divulgación artística y cultural.

Así, con medio siglo de existencia, el Coro Polifónico se ha convertido en un referente cultural de la ciudad, llevan a cabo su trabajo con dedicación y compromiso, y lo hacen literalmente “por amor al arte” ya que ninguno de ellos percibe remuneración alguna por su esfuerzo, lo que no les impide dar todo de sí y aspirar a crecer y alcanzar nuevas metas.

El pasado sábado 28 de octubre el coro celebró su quincuagésimo aniversario con un concierto especial que tuvo lugar en la sede del Círculo Italiano, en el marco de una serie de festividades que dieron inicio con una presentación en la Feria del Libro de Cipolletti y en la de la vecina ciudad de Cinco Saltos, y culminará a fin de año, en una misa criolla que agrupará a coros de toda la provincia de Río Negro, según informó Ana María Ginnobili, integrante y presidenta de la asociación.

Como invitados a este concierto aniversarios participaron el Sexteto de Tango de Río Negro, el cual forma parte de la Orquesta Filarmónica, así como los destacados músicos Juan Carlos Cuacci, Inés Rinaldi, Daniel Sánchez y Miguel Couto, y como director estuvo presente el músico y compositor Miguel Ángel Barcos, reconocido internacionalmente como embajador y concertista de tango.

“Nosotros estamos muy agradecidos con toda la comunidad valletana, que es incondicional y nos acompaña a todos lados”, expresó Ginnobili. “Uno siempre espera los aplausos del espectador, porque eso hace que sigamos apostando a esto y que sigamos cantando”.

La Fundación Torres-Picón saluda a Cipolletti y a su buen coro, y los considera referentes y magnífico ejemplo para lo que se podría replicar y emular en muchos otros lugares en favor de la cultura y las artes, señaló Pedro J. Torres, vocero y presidente de la FTP.

GF/FTP

Llega a Republica Dominicana “La Bayadera”, de la mano del Ballet Clásico Alina Abreu

Pedro J Torres La Bayadera Returns to DR

 

El fin de semana entre el viernes 13 y el domingo 15 de octubre ha sido un momento muy especial para la danza clásica en República Dominicana, ya que por primera vez en el país se presentó el ballet clásico La Bayadera, una obra creada en 1877 por el célebre coreógrafo y bailarín francés Marius Petipa, con un libreto de Sergei Kuhdekov, escritor, dramaturgo e historiador de ballet ruso, basado en dos dramas del poeta y dramaturgo hindú Kalidasa, quien vivió entre los siglos IV y V de nuestra era; informa y comenta la Fundación Torres-Picón.

El lugar del evento fue la Sala Carlos Piantini del Teatro Nacional Eduardo Brito en Santo Domingo y la puesta en escena estuvo a cargo del Ballet Clásico Alina Abreu, conjuntamente con la Fundación Pro Danza.

Pedro J Torres with Jane

Pedro J. Torres along with Jane Fonda, famous international activist for healthy habits. Culture and the arts contribute to human well-being.

La Fundación Pro Danza es una ONG que tiene a su cargo la puesta en marcha de diversos proyectos culturales e intercambios artísticos orientados al desarrollo y expansión de la danza tanto nacional como internacionalmente.

Más de cien artistas componen el elenco que presentó La Bayadera, una obra pocas veces escenificada en nuestro continente dado su elevado nivel de exigencia, tanto en el aspecto técnico como en el estético; con la realización de este evento, República Dominicana se une a Argentina y México, países que han tenido el privilegio de disfrutar plenamente de esta obra del ballet clásico.

La creación de La Bayadera data del Romanticismo, movimiento artístico que dominó en la literatura, la pintura y la música durante el último periodo del siglo XVIII y principios del XIX; en esa época prevalecía la visión idealizada del Oriente como una región llena de magia y misterio, en esa atmósfera era sumamente atrayente la imagen de las bayaderas, jóvenes doncellas hindúes que desde muy niñas eran formadas a través de una estricta disciplina artística especialmente como bailarinas profesionales, las “devadasi”, bailarinas consagradas, para participar en presentaciones de danzas religiosas y ritos sagrados; las bayaderas eran vistas como damas misteriosas, la esencia de la luz y la belleza, que sólo emergían de las sombras para realizar sus danzas rituales.

La expresión “bayadera” proviene del vocablo portugués “bailadeira”, término que utilizaban los navegantes portugueses que llegaron a India en los siglos

 Pedro J. Torres, with former Mexican President Felipe Calderón, both in favor of culture for healthy life


Pedro J. Torres, with former Mexican President Felipe Calderón, both in favor of culture for healthy life

XV y XVI, para referirse a las exóticas bailarinas hindúes.

Así vemos, cómo República Dominicana, también hace parte y aporta al fortalecimiento y difusión en la región, de las manifestaciones artísticas y obras pertenecientes a la cultura clásica universal, señaló Pedro J. Torres, vocero y directivo de la Fundación Torres-Picón.

FTP