El Sistema está de duelo: Fallece el gran músico, director y promotor venezolano José Antonio Abreu

Pedro J Torres Venezuela Musica

El también economista, hombre público, gerente y visionario cultural murió a la edad de 79 años en Caracas. La Fundación Torres-Picón se une al duelo que embarga a los venezolanos por tan lamentable pérdida, especialmente a sus discípulos y en general a todo el Sistema Nacional de Orquestas  Sinfónicas Juveniles, Infantiles y Pre-Infantiles de Venezuela.

El fundador del Sistema Nacional de Coros y Orquestas Juveniles e Infantiles de Venezuela, José Antonio Abreu, falleció el sábado 24 de marzo de 2018 a la edad de 79 años.

El reconocido músico venezolano se caracterizó siempre por tener un solo ideal y propósito: democratizar la música clásica.

Maestro José Antonio Abreu (1)Fue economista, hombre público, gerente cultural y fiel creyente del poder que tenía la música para transformar a las personas. Se destacó por su ejecución en el piano, el clavecín, la dirección y la docencia.

Abreu concibió y desarrollo la gran creación de su vida, conocida hoy como el Sistema (Sistema Nacional de Orquestas  Sinfónicas Juveniles, Infantiles y Pre-Infantiles de Venezuela): un proyecto social, porque se trata de aplicar la música al desarrollo del hombre, y por supuesto nacional, porque aspira a que todo el país participe de él, solía explicar.

Hoy en día el Sistema de Coros y Orquestas atiende y está conformado por más de 500 mil jóvenes que buscan en Venezuela seguir los pasos del Maestro Abreu, considerado por muchos, más allá de las fronteras patrias, como el gran gestor de un modelo de educación musical a seguir, capaz de transformar vidas. Este modelo y propuesta ha sido replicada en ciudades como Boston, Los Ángeles, Nueva York, Londres, Milán, Roma, Oslo, Toulousse y Ámsterdam.

En febrero de 2016, hace dos años, quedó asentado que el  Sistema de Orquestas genera inclusión social y cultura de paz, según un estudio presentado por el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD).

La investigación, realizada desde marzo hasta noviembre de 2015, fue publicada en el primer “Cuaderno de Desarrollo Humano del PNUD”.

Pedro Torres and Jane Fonda

In all of America, as in other continents, there are good initiatives and commitment to culture, arts and health promotion, but we must persist, says Pedro J. Torres

“Este cuaderno es el resultado de la investigación liderada por PNUD Venezuela, en articulación con la Fundación Musical Simón Bolívar, para analizar el modelo pedagógico implementado por el Sistema Nacional de Orquestas y Coros Juveniles e Infantiles de Venezuela, mejor conocido como El Sistema”, indicó el PNUD en un comunicado, por esos días.

El documento “se fundamentó en el estudio de la aplicabilidad del paradigma del Desarrollo Humano en las prácticas de El Sistema, y en su repercusión en la creación de una cultura de paz”.

Pedro J. Torres, en su condición de portavoz y presidente de la Fundación Torres-Picón, expresó que la institución que dirige “se une al duelo que embarga a los venezolanos por tan lamentable pérdida, especialmente a sus discípulos y a todos los integrantes del Sistema Nacional de Orquestas Sinfónicas Juveniles, Infantiles y Pre-Infantiles de Venezuela. Estimamos sin exagerar, que es una sensible pérdida para el movimiento cultural internacional y en especial para la música clásica y las academias que la fomentan y la nutren”.

GF/FTP

 

 

 

Celebrada en San José de Costa Rica la Primera Jornada Internacional de la Música

 

Pedro J Torres Celebrate International Music

El mes de febrero tuvo un inicio musical en la comunidad de La Carpio, en San José de Costa Rica, donde estudiantes de música provenientes de todas las provincias del país, así como profesores de academias y universidades se dieron cita en esta comunidad para celebrar la primera Jornada Internacional de la Música, organizada por la Fundación Sistema Integral para la Formación Artística e Inclusión Social (SIFAIS). Comenta y comparte Pedro J. Torres.

El encuentro comenzó con un campamento internacional de verano para cuerdas, el cual tuvo lugar entre el lunes 29 enero y el sábado 3 de febrero en las instalaciones de SIFAIS; se trató de un campamento intensivo para la Camerata de Luz SIFAIS y músicos de La Carpio, el cual contó con la presencia de un invitado internacional, el director italiano Alessandro Bares, así como con la de la violinista costarricense, Grace Marín, profesora de la carrera de Violín de la Universidad de Costa Rica (UCR).

El campamento finalizó el sábado 3 con un concierto abierto al público en forma gratuita, el cual fue ofrecido por la Camerata de Luz en el Auditorio del Museo de

Pedro J Torres and Wife at Table


Pedro J. Torres and his wife Blanca Cecilia Picón Febres de Torres, invite to support the preventive actions of obesity and to promote arts and culture among children and young people.

Jade Precolombino, en el centro de San José; el repertorio de este recital incluyó piezas como el Concierto para Violín en Fa Menor, El Invierno, de Antonio Vivaldi; la Sinfonía de los Juguetes del compositor Sigmund Romberg, la cual fue interpretada por primera vez en el país; el célebre vals de la Suite de Jazz nº 2 de Dmitri Shostakovich y la Suite nº 1 de Peer Gynt de Edvard Grieg.

“La Camerata de Luz se ha convertido en un gran ejemplo de superación por su notorio avance en tan poco tiempo. Este ensamble se ha presentado en diversos lugares como el Teatro Nacional, el Teatro Popular Melico Salazar, el Auditorio Nacional, el Auditorio Clodomiro Picado, el Park Inn, el Tennis Club; además, realizó una gira musical en el teatro Rubén Darío de Nicaragua” señaló Andrei Montero, director musical de SIFAIS.

Posteriormente, el martes 6 y miércoles 7 de febrero se llevó a cabo el primer Taller Internacional de Formación Musical Cuevadeluz para profesores y asistentes de cuerdas, organizado por SIFAIS en coordinación con la Fundación para el Avance de Educación de Cuerdas (FASE) y el cuarteto de música clásica Sound Impact, ambos procedentes de los Estados Unidos.

Este taller fue dirigido a estudiantes avanzados y docentes de la mayor parte de las escuelas de música de todo el país, entre ellos profesores de la Universidad Nacional, Universidad de Costa Rica, Instituto Nacional de la Música, Sistema Nacional de Educación Musical, escuelas municipales y escuelas privadas.

En el evento también estuvieron presentes Debra Lyle, Directora Ejecutiva de FASE, Danielle Cho, co-fundadora del cuarteto Sound Impact y Juan Jaramillo, miembro del cuarteto, quienes se encargaron de dar a los presentes una capacitación para el manejo de clases grupales y calentamientos básicos a partir de una metodología pedagógica de enseñanza musical denominada método Bornoff.

Pedro Torres and Jane Fonda

In all of America, as in other continents, there are good initiatives and commitment to culture, arts and health promotion, but we must persist, says Pedro J. Torres

El presidente y portavoz de la Fundación Torres-Picón, Pedro J. Torres, que realiza labores de divulgación preventiva, basadas en extender el alcance informativo de la opinión de expertos y estudios o investigaciones científicas relacionadas con la salud infantil y juvenil, así como comprometida en promover el arte, la cultura y la educación como herramientas para la superación personal, dijo que iniciativas como esta, llevada a cabo en Costa Rica, aportan y suman mucho más allá de la cultura: son ejecutorias de muy positivo impacto social que deben ser aplaudidas y difundidas para que se repliquen o inspiren en otros lugares.

GF/FTP

Instituto Colombiano de Ballet Clásico presentó en Palmira Carmina Burana

Pedro J Torres Classical Ballet Bura

 

El pasado 15 de octubre, en el marco del Festival de Arte Ricardo Nieto de Palmira, el Instituto Colombiano de Ballet Clásico (Incolballet), en colaboración con Bellas Artes, la Banda Departamental del Valle y los Coros Infantil y Juvenil de Bellas Artes presentaron en el Coliseo de Exposiciones de Palmira la grandiosa obra Carmina Burana, una recopilación de cancioneros latinos medievales escritos hacia los siglos XII o XIII, informa la Fundación Torres-Picón.

La obra contó con la participación de veintitrés bailarines, cuarenta y cinco músicos, ciento diez cantantes de coro, además de la soprano Gabriela Mazuera, el tenor Hans Mogollón y el barítono Camilo Mendoza Nieva como solistas invitados; todos bajo la dirección coreográfica del maestro Gonzalo Galguera, la dirección musical del maestro Remo Ceccato y la dirección coral de María Claudia Ferreira y María Teresa Potes, de Bellas Artes.

Según las investigaciones, los cantos que componen el Carmina Burana (Carmina significa canción en latín, y en español medieval podría traducirse como cantiga), fueron escritos en la abadía benedictina de Seckau, o el convento de Neustift, en Austria, por un clérigo alemán hacia mediados del siglo XIII, y guardada en el monasterio benedictino de Beuren (de donde toma el nombre de Burana), estos versos fueron compilados en un manuscrito que fue encontrado en 1803, en la abadía de Bura Sancti Benedicti, Baviera, por Johann Christoph von Aretin, y se conserva en la Biblioteca Estatal Bávara de Munich.

El manuscrito fue publicado por primera vez en 1847; posteriormente, el célebre compositor alemán Carl Orff se basó en estos versos para componer su monumental oratorio escénico Carmina Burana, una obra con música intensa y a la vez sencilla, de gran sonoridad y energía, para gran orquesta y coro; la obra de Orff fue estrenada por primera vez en Frankfurt en 1937.

Carmina Burana es una combinación de veinticuatro poemas profanos latinos que celebran la alegría de vivir y en su conjunto muestran una perspectiva variada y jocosa de la vida medieval, con poemas de temas satíricos, políticos, crítica religiosa irreverente, contenidos eróticos y canciones de taberna; son de corte popular y el amor es enfocado desde un punto de vista carnal, directo, a veces mercenario.

“Los textos rompen de manera radical con el discurso religioso y prohibitivo de la época”, dijeron los coreógrafos de Incolballet; según expresaron, ese aspecto sensual y corporal, más allá del movimiento, fue la esencia de la puesta en escena. “Carmina Burana cobra valor por su esencia tanto en la edad media como en nuestros días”.

Colombia viene siendo, a lo largo y ancho de toda su geografía, un referente importante de cómo la danza clásica puede ser promovida, impulsada, enseñada y compartida. Y además el pueblo colombiano viene dando muestras de su sensibilidad y buena acogida para la música clásica, igualmente; señaló Pedro J. Torres, de la Fundación Torres-Picón.

GF/FTP