Ballet de Jalisco presenta segunda temporada de “El Jorobado de Nuestra Señora de París”

Pedro J Torres Paris Blog

Esmeralda es una bella gitana acusada de un asesinato que no cometió, y Qasimodo es un hombre deforme de nacimiento, el único que cree en su inocencia, que la ama sin esperanza, y está dispuesto a todo por salvarla; ambos son los protagonistas de la gran novela histórica Nuestra Señora de París, un drama que se desarrolla en el París del siglo XV, creado por el genial escritor francés Víctor Hugo en 1831, el cual le dio fama y permitió su nombramiento como miembro de la Academia Francesa en 1841. El ballet ha recreado de manera grandiosa esta narración y la compañía profesional de danza de Jalisco, México, la presenta en segunda temporada, comunica la Fundación Torres-Picón.

Al igual que otros clásicos de la literatura universal, la monumental obra ha sido llevada al ballet, y por segundo año consecutivo y bajo el auspicio de la Secretaría de Cultura del estado de Jalisco, el Ballet de Jalisco presenta su producción original El Jorobado de Nuestra Señora de París, gran adaptación de esta historia inmortal.

Tras su exitoso estreno el año pasado en el Hospicio Cabañas, en esta temporada la obra se pone en escena en el Instituto Cultural Cabañas (ICC), en la ciudad de Guadalajara, a partir del jueves 5 de abril hasta el domingo 8, y luego desde el  viernes 13 al domingo 15 de abril.

Según expresó Dariusz Blajer, Director del Ballet de Jalisco, el elenco fue integrado por cuarenta y cinco bailarines, para quienes la obra representa todo un reto ya que, al no ser ésta una pieza clásica de ballet, los artistas deben expresar la esencia de la historia a través de posturas y movimientos más humanos, más desenfadados. “Es neoclásico, es más contemporánea, más humano, la gente va a entender de qué se trata, en este caso la expresión dancística es mucho más precisa y muy natural”.

Indicó el director que el escenario escogido el Patio Mayor del Instituto Cultural Cabañas, ofrece un sinfín de posibilidades en cuanto a la ambientación, ya que la escenografía se realiza a través de mapping sobre el recinto de la Capilla Mayor. “La importancia de este lugar junto a las proyecciones nos transportan al París del siglo XV, creo que es muy atractivo para toda la gente, para descubrir este ambiente histórico y también las posibilidades de esta técnica de mapping que nos permite cambiar la imagen a un edificio en cuestión de segundos”.

El video mapping es una técnica que permite proyectar una animación o imágenes sobre superficies reales a fin de lograr un efecto artístico especial, basado en los movimientos que crea la animación 2D y 3D sobre dichas superficies. Actualmente el mapping se utiliza principalmente para hacer proyecciones sobre edificios monumentales acompañadas de música y efectos de sonido para darle un realce mayor a un espectáculo, así se consigue establecer una interacción con el público y se crea una relación entre el arte, la tecnología y la sociedad.

Así vemos como las nuevas tecnologías aplicadas al arte y la cultura, no solo refuerzan la escena, sino crean ambientes en los cuales apreciar la calidad de la música o la danza resulta toda una memorable  experiencia sensorial, acotó Pedro J. Torres, fundador y portavoz de la Fundación Torres-Picón, quien felicitó estas magníficas presentaciones.

FTP