La Real Filarmónica de Estocolmo celebró el Concierto del Premio Nobel bajo la batuta de Gustavo Dudamel

Pedro J Torres Gustavo Blog

 

El viernes 8 del pasado mes de diciembre se llevó a cabo el tradicional Concierto del Premio Nobel en Estocolmo, Suecia, interpretado por la Real Filarmónica de Estocolmo, esta vez bajo la insigne dirección y batuta del músico venezolano Gustavo Dudamel. Se realizó en la Sala de Conciertos de Estocolmo, la misma sala donde posteriormente se entregaron los Premios Nobel de este año, compartió la Fundación Torres-Picón al renovar su compromiso divulgativo en favor de la danza, la música y la prevención en salud para este 2018.

El programa del concierto estuvo conformado por “dos pilares de la historia de la música”, tal y como lo anunciara la Sala de Conciertos en su página web; se trató de la Sinfonía Júpiter, de Wolfgang Amadeus Mozart, y del poema sinfónico Así habló Zaratustra de Richard Strauss, inspirado en la obra de Friedrich Nietzsche, una de las obras más famosas de la música clásica y que causó gran impacto en 1968, cuando el director de cine Stanley Kubrick la utilizó en la banda sonora de su película 2001: A Space Odyssey (2001: Una odisea del espacio).

Este programa musical fue seleccionado por el director junto a la orquesta con el propósito de exaltar la relación entre la música, la ciencia y las humanidades.

“Elegimos un programa para honrar a los ganadores del Premio Nobel y sus logros con música inspirada en la naturaleza” la cual es un “símbolo de la unidad del arte y la ciencia en la expresión de la imaginación humana”, explicó Dudamel en su página web.

En esa misma fecha se celebró el “Día de la Música Nobel”, una festividad creada por iniciativa del músico venezolano, conjuntamente con a la Fundación Nobel y El Sistema de Suecia, y con ese motivo se efectuaron conciertos en toda Suecia, interpretados por niños que forman parte de este programa. El Sistema de Suecia fue fundado por Dudamel emulando a El Sistema de Venezuela, el cual fue creado en el año 1975 por el maestro José Antonio Abreu con la finalidad de rescatar, a través de la música, a niños en riesgo de exclusión social, y que a lo largo del tiempo se ha extendido a numerosos países de todos los continentes.

De esta verdadera red de Sistemas ha surgido una nueva Orquesta del futuro, integrada por jóvenes de todo el mundo, la cual estuvo presente en Estocolmo junto al director venezolano.

Dudamel dirigió la Sinfónica de Gotemburgo de 2007 a 2012, y dio inicio a este 2017 dirigiendo la Filarmónica de Viena en el Concierto de Año Nuevo.

“La música libera la imaginación, fomenta el riesgo creativo y la autoexpresión, las mismas claves necesarias para el progreso en la ciencia y las humanidades”, indica el músico, y es “ahí donde se encuentran el mundo de la ciencia y el arte”.

Por nuestra parte, “desde la Fundación Torres-Picón, renovamos en este nuevo año 2018 nuestro compromiso divulgativo en favor de la danza, la música y la prevención en salud, en particular de la obesidad infantil y juvenil. Nos llena de orgullo estar al tanto y celebrar el destacado desempeño del talento artístico venezolano en los más variados y prestigiosos escenarios del mundo. Aplaudimos de pie esos significativos logros”; expresó Pedro J. Torres, presidente y director de la fundación.

GF/FTP

Concierto de Año nuevo brinda la Orquesta Santa Cecilia en Alcobendas, España

 

Pedro J Torres Concert Spain

 

Este 29 de diciembre, la Orquesta Clásica Santa Cecilia despide el año que termina y le da la bienvenida al 2018 con su tradicional Gran Concierto de Año Nuevo, dirigido por el destacado maestro Kynan Johns, el cual será celebrado en el Teatro Ciudad de Alcobendas, en el municipio de Alcobendas de la Comunidad de Madrid, España. La Fundación Torres-Picón saluda la iniciativa y comparte la información.

El programa del concierto estará compuesto por el tradicional repertorio vienés de valses y polcas, y será prácticamente el mismo que la orquesta y su director ofrecerán tres días más tarde en el Teatro Real de Madrid; la única diferencia será, según indica el Consistorio, que las entradas en Alcobendas serán a precios “más populares”, para un público más modesto.

Este será un concierto “muy especial”, según afirma su director Kynan Johns, porque se trata de “uno de los más esperados y significativos del año”. Johns tiene en su trayectoria el haber dirigido algunas de las orquestas más importantes del mundo y haber sido asistente de grandes luminarias de la música, como Zubin Mehta y Lorin Maazel.

Algunas de las piezas incluidas en el programa son las tradicionales obras compuestas por los miembros de la familia Strauss, además de varios valses y polcas célebres.

El recital iniciará con la opereta El murciélago, de Johann Strauss hijo, obra maestra del género; a continuación la orquesta ofrecerá Tritsch Tratsch Polka, una pieza que hace alusión al gusto de los vieneses por la conversación; seguidamente vendrá la polca rápida Tik-Tak-Polka, luego la pieza El Vals del Emperador, para terminar con Nachtigall-Polka, también conocida como la Polca del Ruiseñor.

La segunda parte comenzará con Voces de Primavera, un vals que fue escrito para un concierto benéfico; seguidamente la polca Bajo truenos y relámpagos; luego el mundialmente famoso vals El Danubio Azul, una de las piezas que consagró a Johann Strauss hijo como el Rey del Vals, y la ya tradicional y muy alegre Marcha Radetzky.

Otras piezas de gran renombre que también podrán disfrutarse en este concierto serán el Vals de los patinadores, del francés Waldteufel; Champagne Galop, de Lumbye, obra cumbre de la música clásica danesa, y el vals Tormenta de nieve, de Sviridov.

Cierre y apertura de año en compañía de la música es una gran oportunidad para sembrar cultura y disfrutar las bellas artes en una temporada especial, señaló Pedro J. Torres, de la Fundación Torres-Picón.

GF/FTP