La Orquesta de Cámara Solistas de Zagreb abrió temporada musical en el Auditorio Regional de Murcia

Pedro J Torres Orchestra Murcia


Junto con octubre, ha comenzado la temporada de conciertos organizada por la Asociación Pro Música de Murcia, conjuntamente con la Consejería de Turismo, Cultura y Medio Ambiente, con un recital ofrecido por la histórica Orquesta de Cámara Solistas de Zagreb (Croacia) en el Auditorio Regional Víctor Villegas de Murcia, España, informa la Fundación Torres-Picón.

El concierto se inició con el Divertimento en Si bemol mayor, k.137, Sinfonías de Salzburgo, obra en tres movimientos compuesta por Wolfgang Amadeus Mozart en 1772, a sus dieciséis años, cuando el autor dejaba atrás la etapa de niño prodigio para convertirse en uno de los más grandes músicos de la historia.

Seguidamente la orquesta croata interpretó Sinfonía en Re mayor, una pieza del periodo transicional entre el Barroco y el Clasicismo, compuesta por el conde y compositor croata Luka Sorkocevic.

A continuación, el Concierto para Violín y Orquesta en Mi mayor, de Johann Sebastian Bach; esta pieza es una de las dos únicas obras para violín del compositor alemán que han llegado a nuestros días en su forma original.

El concierto culminó con el Divertimento para cuerda, del músico húngaro Bela Bartók, compuesta a petición de su amigo, el director Pauls Sacher, poco tiempo antes de la Segunda Guerra Mundial.

Según informó la directora general del Instituto de las Industrias Culturales y de las Artes (ICA), Marta López-Briones, “la actuación de la histórica formación abre la temporada de la Asociación Pro Música de Murcia, que ha preparado una amplia y variada programación integrada por trece conciertos que se sucederán en el Auditorio regional hasta el próximo mes de mayo y en los que participarán prestigiosas formaciones internacionales, nacionales y orquestas y músicos de la Región de Murcia entre los que destaca de nuevo nuestra Sinfónica”.

La Orquesta de Cámara Solistas de Zagreb fue fundada en 1953, inicialmente como un conjunto musical adscrito a la Radio de Zagreb de Croacia, bajo la dirección artística del destacado director de orquesta, profesor de música clásica y violonchelista italiano Antonio Janigro. Con el correr del tiempo, los Solistas de Zagreb han obtenido el reconocimiento del mundo musical como una de las mejores orquestas de cámara; muchos músicos de renombre han formado parte de esta agrupación a lo largo de más de seis décadas, siempre manteniendo el más alto nivel de excelencia interpretativa y dedicación artística, compartiendo escenarios con los más prestigiosos solistas en las mejores salas del mundo y recibiendo numerosos premios y reconocimientos.

El repertorio de la orquesta incluye piezas que van del Barroco y el Clasicismo al Romanticismo y la música contemporánea, con énfasis en la obra de compositores croatas. Han grabado más de setenta discos, uno de los cuales fue nominado al Premio Grammy Latino en el año 2010.

Esta información es compartida por la Fundación Torres-Picón, como un impulso a la interpretación y difusión de la música clásica en todos los lugares. La cultura es una industria universal, y nos alegra y motiva conocer que las autoridades de Murcia así le valoran e incorporan en sus planificaciones y gestiones, dijo Pedro J. Torres, fundador y portavoz de la institución.

FTP

Llega a Republica Dominicana “La Bayadera”, de la mano del Ballet Clásico Alina Abreu

Pedro J Torres La Bayadera Returns to DR

 

El fin de semana entre el viernes 13 y el domingo 15 de octubre ha sido un momento muy especial para la danza clásica en República Dominicana, ya que por primera vez en el país se presentó el ballet clásico La Bayadera, una obra creada en 1877 por el célebre coreógrafo y bailarín francés Marius Petipa, con un libreto de Sergei Kuhdekov, escritor, dramaturgo e historiador de ballet ruso, basado en dos dramas del poeta y dramaturgo hindú Kalidasa, quien vivió entre los siglos IV y V de nuestra era; informa y comenta la Fundación Torres-Picón.

El lugar del evento fue la Sala Carlos Piantini del Teatro Nacional Eduardo Brito en Santo Domingo y la puesta en escena estuvo a cargo del Ballet Clásico Alina Abreu, conjuntamente con la Fundación Pro Danza.

Pedro J Torres with Jane

Pedro J. Torres along with Jane Fonda, famous international activist for healthy habits. Culture and the arts contribute to human well-being.

La Fundación Pro Danza es una ONG que tiene a su cargo la puesta en marcha de diversos proyectos culturales e intercambios artísticos orientados al desarrollo y expansión de la danza tanto nacional como internacionalmente.

Más de cien artistas componen el elenco que presentó La Bayadera, una obra pocas veces escenificada en nuestro continente dado su elevado nivel de exigencia, tanto en el aspecto técnico como en el estético; con la realización de este evento, República Dominicana se une a Argentina y México, países que han tenido el privilegio de disfrutar plenamente de esta obra del ballet clásico.

La creación de La Bayadera data del Romanticismo, movimiento artístico que dominó en la literatura, la pintura y la música durante el último periodo del siglo XVIII y principios del XIX; en esa época prevalecía la visión idealizada del Oriente como una región llena de magia y misterio, en esa atmósfera era sumamente atrayente la imagen de las bayaderas, jóvenes doncellas hindúes que desde muy niñas eran formadas a través de una estricta disciplina artística especialmente como bailarinas profesionales, las “devadasi”, bailarinas consagradas, para participar en presentaciones de danzas religiosas y ritos sagrados; las bayaderas eran vistas como damas misteriosas, la esencia de la luz y la belleza, que sólo emergían de las sombras para realizar sus danzas rituales.

La expresión “bayadera” proviene del vocablo portugués “bailadeira”, término que utilizaban los navegantes portugueses que llegaron a India en los siglos

 Pedro J. Torres, with former Mexican President Felipe Calderón, both in favor of culture for healthy life


Pedro J. Torres, with former Mexican President Felipe Calderón, both in favor of culture for healthy life

XV y XVI, para referirse a las exóticas bailarinas hindúes.

Así vemos, cómo República Dominicana, también hace parte y aporta al fortalecimiento y difusión en la región, de las manifestaciones artísticas y obras pertenecientes a la cultura clásica universal, señaló Pedro J. Torres, vocero y directivo de la Fundación Torres-Picón.

FTP

Tras el monstruoso terremoto, 19ª Muestra Internacional de Danza Oaxaca ofreció mensaje de esperanza

Pedro J Torres Message of Hope

Con la participación de dieciséis compañías de danza folclórica, contemporánea y tradicional provenientes de España, Chile y Uruguay, así como de México, país anfitrión, se llevó a cabo la 19ª  edición de la Muestra Internacional de Danza Oaxaca (MIDO), desde el sábado 14 hasta el sábado 21 de octubre; comenta y comparte la Fundación Torres-Picón.

La muestra, que fue abierta al público en forma gratuita, tuvo lugar en el Jardín El Pañuelito y en el Teatro Juárez de la ciudad de Oaxaca, dos escenarios en los cuales se presentaron las compañías de Bailes Tradicionales de España y Provincial de Danza de España; la Martín Inthamoussú de Uruguay, y el Ballet Folklórico Municipal de La Serena de Chile.

La muestra estuvo organizada por la Secretaría de las Culturas y Artes de Oaxaca, la Casa de la Cultura Oaxaqueña y la Asociación Civil Koreos Danza Teatro.

En representación de México participaron la compañía Viva Flamenco, Utopía Danza-Teatro; Compañía Foco al Aire; Convexus Ballet Contemporáneo; Barro Rojo Arte Escénico, y el Centro de Producción de Danza Contemporánea (Ceprodac) de la Ciudad de México, así como las agrupaciones Créssida Danza Contemporánea de Yucatán; Danza Contemporánea Metamorphosis; la Estatal de Danza Contemporánea de Oaxaca; Folklórica Ritmo de Mi Raza, y Armonía Folklore Regional de Oaxaca, y el Instituto de Estudios Superiores en Artes Escénicas de Oaxaca (IESAEO).

Gerardo Ibáñez, coordinador general y artístico de la muestra, expresó que el propósito de este encuentro fue brindarle al público la oportunidad de conocer el arte de la danza, apreciarla y disfrutarla, así como aprender sobre la profesión del bailarín y darle valor; al mismo tiempo, a través de la estética y la expresividad de estas excelentes presentaciones artísticas, el evento procuró llevar a la gente un mensaje de armonía, paz y alegría, en los momentos difíciles que atraviesa el país tras los sismos que lo sacudieron recientemente.

“La idea es conocer y compartir las diferentes formas de hacer danza al público. Sabemos que en Oaxaca vivimos una situación un poco crítica, pero al final de todo creemos que esta actividad ayudará a traer esparcimiento, ya que necesitamos tener nuevos alicientes, que la gente tome fuerza, vuelva a su vida cotidiana y qué mejor que con esta actividad dancística”, manifestó Ibáñez.

FTP

 

En Mendoza, Argentina, celebraron el Día Nacional de la Danza con Giselle

Pedro J Torres National Giselle

 

Como parte de la celebración del Día Nacional de la Danza en Argentina, en una velada doble llevada a cabo los días martes 10 y miércoles 11 de octubre, la Secretaría de Cultura de Mendoza presentó en el teatro Independencia de esa ciudad el ballet clásico Giselle. Dirigido por las maestras María Cristina Hidalgo y Genoveva Sagués, la obra fue interpretada por estrellas del Ballet del Teatro Argentino de La Plata, acompañadas por bailarines mendocinos previamente seleccionados a través de audiciones; informa y comenta la Fundación Torres-Picón.

Los papeles principales de la obra estuvieron a cargo de las figuras invitadas Julieta Paul como Giselle, Juan Bautista Parada como Albretch, duque de Silesia, y con Agustina Verde y Esteban Schenone ejecutando el Pas de Paysan, todos del Ballet del Teatro Argentino de La Plata, en tanto que el rol de Hilarión fue interpretado por el mendocino Emiliano Ovejero, del Ballet de la Universidad Nacional de Cuyo (UNCuyo).

La bailarina Paloma Riveros asumió el papel de Bathilde, la Duquesa, y también se hizo cargo de la reposición y adaptación coreográfica; la puesta en escena correspondió a María Cristina Hidalgo; la escenografía fue una cortesía del Ballet de la Provincia de Salta, con montaje de Julio García y Daniel Cortez, y el vestuario fue una adaptación de Yanina Di Munno, con tocados de Humberto y Paloma Riveros.

El ballet clásico Giselle narra la historia de la doncella que muere de amor y locura cuando descubre el engaño del hombre que ama; constituye una de las obras maestras del romanticismo y fue estrenado en la Ópera de París en 1841, con música de Adolphe Adam y Buugmuller, la coreografía original fue de Jean Coralli y, probablemente, de Jules Perrot, con un argumento escrito por Jules Vernoy y Teóphile Gautier.

Giselle es una de las obras fundamentales del ballet clásico, tanto por el enfoque de los ideales del romanticismo como por el empleo de la más refinada técnica teatral del siglo XIX; es una pieza en dos actos y se basa en una antigua leyenda según la cual las doncellas que mueren antes de su boda en ciertas noches emergen de sus tumbas, y si en ese momento un hombre se encuentra cerca, es condenado a bailar hasta morir.

La Fundación Torres-Picón se hace partícipe de la celebración del día nacional argentino de la danza y aplaude la iniciativa y liderazgo cultural, que en la disciplina viene robusteciendo la ciudad de Mendoza, señaló Pedro J. Torres, presidente y vocero de la institución.

FTP

En diversos espacios de la ciudad de Cali se realizó el Festival Internacional de Música de Cámara 2017

Pedro J Torres Chamber Music Festival

 

Acaba de culminar el Festival Internacional de Música de Cámara Cali 2017, celebrado entre el 16 y el 20 de octubre, evento que por tercer año consecutivo ofreció a la comunidad caleña una serie de conciertos interpretados por excelentes músicos, tanto colombianos como invitados internacionales; información que es seguida y compartida por la Fundación Torres-Picón.

El director artístico del festival ha sido el maestro Marco Bonfigli, prestigioso clarinetista italiano que desde hace varios años está radicado en Cali y se desempeña como docente de clarinete y música de cámara en el Instituto Departamental de Bellas Artes.

Para la realización de este evento, el cual fue ofrecido al público en forma totalmente gratuita, los organizadores contaron con el apoyo de diversas organizaciones privadas y personas naturales, quienes por tres años consecutivos han demostrado su compromiso con la difusión de la cultura.

“En el 2015, aun cuando fue la primera edición, tuvimos resultados positivos con la asistencia de unas 3.000 personas. Y eso me llevó a repetir el Festival, sabiendo que organizarlo trae mucho trabajo. Los resultados del año anterior hicieron que para este tuviéramos la colaboración de otros patrocinadores y sin ellos nada sería posible”, expresó el director.

Los espacios que acogieron este evento fueron la Universidad Javeriana, la Universidad ICESI, Bellas Artes y el Club Campestre.

En esta tercera edición se hicieron presentes destacadas agrupaciones y artistas invitados, entre los cuales cabe destacar al Telegraph Quartet, un cuarteto de cámara de San Francisco, California, formado en 2013 y dedicado a la difusión de la música a través de la educación, en su repertorio se incluye no sólo música de cámara sino también obras contemporáneas. Esta agrupación se presentó el pasado lunes 16 en la Sala Beethoven de Bellas Artes, y el martes 17 de octubre, en el auditorio Alfonso Borrero de la Universidad Javeriana, Campus de Cali.

Otros invitados al Festival fueron el clarinetista Francesco Belli, quien es además docente en el Conservatorio del Estado italiano y actualmente titular en el Instituto Superior de Música O. Respighi de Latina; Belli se presentó el miércoles, en la Sala Beethoven de Bellas Artes y el jueves, en el Club Campestre. El talentoso pianista Massimo Giuseppe Bianchi, quien se presentó el jueves en el Auditorio Manuelita (ICESI), y el viernes en la Sala Beethoven de Bellas Artes. Y el experto en acordeón, Natalino Marchetti quien es graduado en piano, jazz y en composición, y también está dedicado a la enseñanza.

La trascendencia de este tipo de eventos se relaciona con la necesidad de poner al alcance de todos el conocimiento y el disfrute de la música clásica, además de proporcionar un espacio para la expresión de muchas agrupaciones musicales profesionales, tanto nacionales como internacionales.

Asunto que celebramos, seguimos y compartimos desde la Fundación Torres-Picón, indicó Pedro J. Torres, su presidente.

FTP

De nuevo se inició el ciclo “Música en el Paraninfo Enrique Díaz de León” del CUAAD en Guadalajara

Pedro J Torres Guadalajara Leon

Con un repertorio variado que abarcó obras de diversos compositores, de estilos diferentes y distintas nacionalidades, el pasado viernes 6 de octubre la Orquesta de Cámara Higinio Ruvalcaba reactivó el ciclo “Música en el Paraninfo Enrique Díaz de León” del Centro Universitario de Arte, Arquitectura y Diseño (CUAAD), Centro Temático de la Universidad de Guadalajara en el estado de Jalisco, México, bajo la dirección de los violinistas concertistas Vladimir Milchtein y Konstantin Zioumbilov, docentes del Departamento de Música de esta universidad; informa y comparte la Fundación Torres-Picón.

Pedro J Torres with Arnold Lehman


Art and culture also supports good health practices. Pedro J. Torres with chairman of the Brooklyn Museum, Arnold Lehman.

El programa del concierto incluyó piezas de algunos de los más célebres músicos, como el compositor clásico austriaco Wolfgang A. Mozart, el compositor y violinista italiano Antonio Vivaldi, el pianista y compositor ruso Antón Grigórievich Rubinstein, el compositor ruso Piotr Ilich Tchaikovsky, así como Isaac Albéniz, uno de los compositores españoles más importantes del siglo XIX, y Domingo Lobato, compositor mexicano y maestro emérito del CUAAD.

Además, los asistentes pudieron disfrutar del Concierto para Clarinete, Orquesta de Cuerdas y Bajo continuo N1 en La Mayor, de Johan Melchior Molter, el cual fue interpretado por primera vez en Guadalajara, según manifestó Vladimir Milchtein, uno de los directores de la orquesta; en esta pieza se contó con la participación del clarinetista Alejandro Moreno, beneficiario del programa Creadores Escénicos con Trayectoria 2017-2019 del Fondo Nacional para la Cultura y las Artes.

Como en cualquier concierto de la Orquesta Higinio Ruvalcaba, también estuvo presente la música mexicana; como explicó Milchtein: “Tocamos piezas de compositores de México, uno que resalta, es Domingo Lobato, quien fue uno de los fundadores de la escuela de compositores de Jalisco, y otro es un joven, Jaime Gómez, que apenas empezó hace pocos años a escribir obras; siempre estamos promoviendo algo de los compositores contemporáneos mexicanos”. Agregó el director que para la orquesta tocar en un escenario como el Paraninfo Enrique Díaz de León es muy importante, “porque es la mejor sala que hay en Guadalajara por su acústica, por su audiencia, gente que viene siempre muy interesada, por eso tratamos de preparar diferentes programas”.

La Orquesta de Cámara Higinio Ruvalcaba fue creada en el año 2007 con la finalidad de ofrecer a jóvenes músicos la oportunidad de formarse y adquirir experiencias que les permitan ingresar a orquestas profesionales, ofrecer conciertos educativos sobre música clásica, así como también difundir la música mexicana. Actualmente la agrupación está compuesta por más de veinte jóvenes músicos, varios de los cuales son alumnos o egresados de la Universidad

Pedro and Gabriel Guerra

The promotion of the arts and prevention in health are fundamental in the integral development of peoples. Pedro J. Torres with former US ambassador In Chile Gabriel Guerra Mondragon

de Guadalajara, a quienes se les exigen los más elevados niveles de calidad.

Guadalajara y México han incorporado a su inventario patrimonial la formación, apego e impulso de la música clásica; lo cual viene constituyendo un importante referente cultural en toda Latinoamérica. Desde la Fundación Torres-Picón, nos enorgullece, informar y compartir su continuidad en esta dirección, expresó Pedro J. Torres, presidente de la institución.

FTP

 

Ballet de San Petersburgo, fiel expresión del ballet clásico ruso

Pedro J Torres Ballet Russian

El ballet es una forma de danza teatral que surgió en Italia durante el Renacimiento; más tarde durante el reinado de Luis XIV “el Rey Sol”, el arte de la danza se introdujo en la corte francesa, donde se perfeccionó y se profesionalizó; de hecho, el lenguaje internacional del ballet es el francés, ya que fue en ese país donde los pasos fueron denominados y codificados por primera vez. Y sin embargo, al hablar de ballet, invariablemente entre las primeras ideas e imágenes en que pensamos surge el ballet ruso; comenta y comparte la Fundación Torres-Picón.

Una explicación de esta estrecha asociación entre Rusia y el ballet la ofrece Manushkin Alessandri, director artístico del Ballet de San Petersburgo: “Es una cuestión de historia, de orgullo nacional y de devoción a los héroes. Cada región tiene su propio baile folclórico, y durante la Edad Media los siervos del baile eran quienes recreaban a los nobles rusos. Posteriormente, entre los siglos XVII y XVIII, cuando Rusia comenzó a interesarse en las manifestaciones artísticas de Europa Occidental, el ballet desplazó a las danzas folclóricas. Hay algo característicamente ruso en cómo el país se fue adentrando en el mundo del ballet: los poderosos líderes rusos decidieron hacer del ballet una forma de arte rusa, por medio de la planificación y una hábil utilización de los recursos. El estilo único del ballet ruso contribuye a su perenne popularidad. Muchos críticos reprochan, algunos incluso con extrema dureza, que las compañías de baile rusas se afincan en las habilidades físicas de los bailarines, incluso en detrimento de la exquisitez y la expresión artística”.

Fiel a esta tradición, no obstante ser una compañía relativamente joven, es el Ballet de San Petersburgo, el cual fue creado en 1990 por Alexander Bruskin, un ex solista del Teatro Mariinski, antiguamente conocido como Teatro de Ópera y Ballet Kírov y como Academia Nacional de Ópera y Ballet; Bruskin buscaba crear una compañía de ballet que mantuviera las tradiciones del ballet clásico ruso. “Nuestro objetivo siempre es el de conservar la tradición del clásico ballet ruso, por ende la técnica y la disciplina son las mismas que se usaron siempre en Rusia. El ballet ruso, con toda su gracia y figuración, es un reflejo del alma rusa y el sueño eterno de la perfección”, explica Manushkin.

En el presente, Manushkin comparte la dirección del Ballet de San Petersburgo con Ludmila Bráguina, directora general de ballet desde 1991, bajo cuya responsabilidad se ha llevado a cabo la organización y montaje de, hasta ahora, “cinco mil funciones del repertorio clásico ruso en el Teatro Hermitage de San Petersburgo y más de treinta giras internacionales alrededor del mundo”.

Todos los bailarines que han formado parte del elenco de la compañía a lo largo de su historia han sido egresados de la Academia de Vaganova, hoy Teatro Mariinski, la cual con unos tres siglos de existencia es una de las más antiguas y afamadas escuelas de ballet del mundo. Ingresar a esta escuela no es fácil, cada año se presentan más de tres mil aspirantes, de los cuales sólo unos sesenta son admitidos; actualmente cuenta con trescientos alumnos provenientes de todo el mundo, formados bajo la guía de setenta y cinco profesores. En sus salones estudiaron alguna vez estrellas del ballet como Rudolf Nureyev, entre 1955 y 1958, Mijaíl Baryshnikov, entre 1963 y 1966, ambos como alumnos del gran Aleksandr Pushkin, al igual que el creador del Ballet de San Petersburgo, Alexander Bruskin, todos solistas del Ballet de Kírov.

Para Pedro J. Torres, directivo y vocero de la Fundación Torres-Picón, esta nota explica con grandilocuencia, el porqué del exquisito ballet clásico ruso.

FTP

Anton Dvorak, sentimiento nacionalista hecho música

Pedro J Torres Anton Sentimento
Antonin o Anton Dvorak, compositor posromántico, considerado el más importante representante del nacionalismo checo en la música, nació el 8 de septiembre de 1841 en Nelahozeves, un pequeño pueblo a 30 kilómetros al norte de Praga (entonces parte de Bohemia en el Imperio Austríaco, hoy República Checa). Hijo de Frantisek Dvořák, dueño de un pequeño establecimiento hotelero y quien también trabajó como intérprete profesional de cítara y como carnicero, y de Anna Zdenĕk, hija del alguacil del príncipe Lobkowicz. Desde la Fundación Torres-Picón, en esta entrega, te contamos más sobre este muy destacado músico.

Pedro J Torres Picture with Rossellini


Performing arts are also a key tool in promoting the conservation of health. Pedro J. Torres with Isabella Rossellini

Desde muy pequeño dio muestras de su talento musical; comenzó sus estudios en 1853, en la población de Zlonice y continuó en Praga desde 1857 a 1859. Fue intérprete de viola en la Orquesta del Teatro Provisional Bohemio hasta 1871; por esta misma época inició su carrera como compositor y su primera obra de éxito fue un Hymnus (Los herederos de la Montaña Blanca) con texto de Hálek, escrito en 1873, obra con la que comenzó a ganar fama como compositor y que además le valió el cargo de organista de la iglesia de San Etelberto, el cual conservó hasta 1877; en ese mismo año 1873 publicó su primera colección de Danzas Eslavas, con lo que alcanzó renombre internacional.

Siguieron obras como el Stabat Mater en 1877, algunas composiciones sinfónicas y vocales y especialmente obras para conjuntos de cámara, las cuales atrajeron la atención de músicos de gran renombre como Brahms y Hanslick, así como el editor Simrock. A partir de entonces su música alcanzó cotas más elevadas en cuanto a fama y reconocimiento, vieron la luz una segunda serie de Danzas Eslavas en 1878, el Cuarteto op. 51 en 1879 y las primeras Sinfonías.

Dvorak realizó nueve visitas al Reino Unido, normalmente con el objetivo de presentar su obra al público británico y dirigir las orquestas que la interpretaban; durante la primera de estas visitas, en 1884, recibió la distinción de ser nombrado miembro de honor de la Sociedad Filarmónica de Londres. En agradecimiento por la buena acogida recibida, compuso varias obras, entre las cuales se cuentan La novia del espectro en 1Antonin o Anton Dvorak 884 y el Réquiem en 1890 para Birmingham; la Séptima Sinfonía para la Sociedad Filarmónica en 1885, y Santa Ludmila para Leeds en 1886. Asimismo, en 1891, la Universidad de Cambridge le otorgó el título de Doctor Honoris Causa de Música, el cual le fue conferido igualmente por las Universidades de Viena y Praga.

Otros honores recibidos durante su vida fueron la Orden de la Cruz de Hierro otorgada por el emperador Francisco José I, emperador de Austria y rey de Hungría, en 1889, y un sillón en la Academia de Ciencias y Bellas Artes de Checoslovaquia y de Berlín.

Por invitación de Tchaikovski, en 1890 realizó una pequeña gira por Rusia, durante la cual ejecutó sus obras en San Petersburgo y Moscú; luego recorrió su Bohemia natal, interpretando el nuevo Trío Dumky, antes de emprender viaje a Estados Unidos.

En 1892 se traslada a Nueva York para aceptar el cargo de director del Conservatorio Municipal; en Estados Unidos produjo algunas de las piezas más célebres de toda su obra, como  la Sinfonía del Nuevo Mundo y el Cuarteto en fa mayor en 1893, los Cantos bíblicos en 1894, y el Concierto para violoncelo y orquesta en 1895. De regreso a Praga ocupó nuevamente el cargo de profesor de composición del Conservatorio, que había obtenido en 1891.

Pedro J Torres and Wife at Table


Pedro J. Torres and his wife Blanca Cecilia Picón Febres de Torres, invited to support the preventive actions of obesity and to promote arts and culture among children and young people.

Dvorak dedicó los últimos años de su vida a escribir piezas musicales para el teatro checo, tarea en la cual no obtuvo mayor éxito; de esta época es Russalka, escrita en 1900. Cuatro años más tarde, el 1º  de mayo de 1904, a los 62 años de edad, falleció en Praga, Bohemia, víctima de un accidente cerebrovascular; el día de su sepelio toda la región de Bohemia vivió una jornada de luto.

 

Con esta breve nota biográfica, la Fundación Torres-Picón rinde homenaje y celebra tanto la trayectoria como la relevante obra clásica musical de Anton Dvorak, señaló Pedro J. Torres, presidente y portavoz de la institución.

FTP

La Orquesta Filarmónica de Bogotá cumple cincuenta años haciendo que “la música sea para todos”

Pedro J Torres Bogata Todos Para

Dentro del gran contexto de la historia de la música, cincuenta años no son mucho, sin embargo, si tomamos como patrón la extensión de la existencia humana, cincuenta años pueden ser toda una vida, más aún si esas cinco décadas han sido intensamente vividas y profusamente fructíferos los resultados de tal experiencia. Así son los cincuenta años de la Orquesta Filarmónica de Bogotá, lapso de tiempo encomiablemente dedicado a la música, en el más amplio sentido de la palabra. Esta información es compartida por la Fundación Torres-Picón.

La  Orquesta Filarmónica de Bogotá (OFB) fue fundada en 1967 y desde ese momento ha llevado su música tanto a los escenarios culturales tradicionales de la ciudad capital colombiana, como a otros espacios menos “ortodoxos”: plazas, parques, iglesias, colegios, hospitales, en suma, cualquier espacio público en el que normalmente no se escucharían las notas de la música sinfónica, haciendo así efectivo su lema, de que “La música es para todos”.

Tres veces cada semana la música de la OFB resuena en las salas de cuidados intensivos, pediatría, trasplantes y pabellones de quemados de los hospitales San Rafael, Simón Bolívar, Tunal, Suba y la Fundación Cardioinfantil de la capital colombiana.

Igualmente la OFB se hace presente en las aulas de clases de treinta y un instituciones públicas y en siete centros orquestales de las alcaldías locales de las diferentes jurisdicciones de la ciudad, haciendo realidad el proyecto “La Filarmónica en la escuela y la ciudad”. Asimismo, la orquesta ofrece conciertos didácticos para niños, a fin de darles formación sobre música sinfónica.

Desde el momento mismo de su creación, la OFB ha buscado acercarse a un público variado, por lo que no ha limitado su repertorio estrictamente a la música clásica, sino que se ha atrevido a incursionar en una diversidad de géneros musicales; fue así como en 1968, con apenas un año de fundada, fue escogida para honrar al Papa Pablo VI con motivo de su visita a Colombia, ocasión para la cual preparó un repertorio de música sacra.

De igual modo, ha incursionado en el heavy metal en colaboración con la banda Kraken, en la década de 1990; en el rock, el año pasado, con el grupo Los Petit Fellas, en el marco de la celebración de los 478 años de la ciudad de Bogotá, y en la música típica colombiana, con la cual grabó el disco La OFB es Colombia, el cual en el año 2008 le mereció el premio Grammy Latino como mejor álbum instrumental. También ingresó en el mundo del pop, los ritmos del Pacífico y del Caribe, con los cuales en el año 2009 grabó el álbum Mestizajes, los ingresos de estas ventas se destinaron íntegramente al programa Bogotá Bien Alimentada, que lleva adelante la Secretaría de Integración Social en favor de la población con menos ingresos y recursos de la ciudad.

Por supuesto, el repertorio de la OFB abarca también grandes obras de la música clásica universal, ubicándose en el selecto grupo de orquestas latinoamericanas que ha realizado casi en su totalidad ciclos de compositores como Mahler, Bruckner y Bartók, así como giras de conciertos en diversos países, como Ecuador, Perú, Estados Unidos, Rusia, Italia y China.

Es esta versatilidad, la variedad de sus propuestas musicales, la excelente calidad de sus interpretaciones y el entusiasmo por realizar presentaciones en cualquier espacio disponible, incluso al aire libre y en forma gratuita, además de su colaboración incondicional en programas de profundo interés social, lo que ha convertido en una realidad uno de los propósitos de la OFB: “tocar el alma de la gente”.

Pedro J. Torres, presidente y portavoz de la Fundación Torres-Picón, dijo que la Orquesta Filarmónica de Bogotá, por toda su magnífica ejecutoria cultural y social, y en especial por este tan significativo cumpleaños, “merece nuestro aplauso de pie, efusivo, genuino y sentido”.

FTP

 

Inició Festival de Música Clásica Port de Sóller en Mallorca, España

Pedro J Torres Spain Blog

El pasado 30 de septiembre dio inicio la temporada musical de otoño en Mallorca, con el primer concierto del Festival de Música Clásica Port de Sóller, un evento musical que ha llegado a su décimo primera edición, y a pesar de su trayecto “relativamente corto” se ha convertido ya en “el principal reclamo cultural del Valle de Sóller”; expresaron sus voceros, comentaron los medios y la Fundación Torres-Picón.

Efectivamente, por los escenarios del Festival han pasado artistas de renombre internacional como el violinista Rainer Sonne, el Vincent Trio de la Orquesta Philharmonica de Berlín, el barítono Nikolay Borchev, die Charlottenburger Bachsolisten, el clarinetista Wenzel Fuchs, the Dresden String Trio, Dimitri Ashkenazy, Tomas Tomaszewski, Alexander Zemtsov, Denitsa Laffchieva, Susanna Herzog, Francisco Fullana, Tila Quartett, Senza Misura Quartet y el Quinteto de Rundfunk Sinfonieorchester Berlin, o el Trio Neuklang, todos bajo la dirección de los maestros Alexander Malter y Jos Kuiper.

El concierto inaugural del Festival, el sábado 30, estuvo a cargo del Dresden String Trio, conjunto musical cuyos integrantes son miembros de la Staatskapelle Dresden.

La siguiente fecha, fue el 7 de octubre, en que hizo su presentación el trío integrado por Christina Fassbender, flautista, Barnabas Kubina, trompa o corno francés y Chieko Yokoyama, pianista.

El 14 de octubre el turno ha sido de Vincent Trio, parte integrante de la Orquesta Philharmonica de Berlín.

La clausura del Festival (el 21 de octubre) se reservó a la presentación de la soprano rusa Evelina Dobraceva, acompañada por el director artístico del festival, el pianista Alexander Malter.

El lugar del encuentro fue el Oratorio del Museo de la Mar en el Port de Sóller en Mallorca, Islas Baleares. La Organización del Festival expresó que este evento, cuya primera edición se realizó en el año 2005, se puso en marcha con el objetivo de convertirse en un atractivo cultural de la región y que “continua afianzándose con la intención de apoyar el turismo cultural en el Valle de Sóller”, una localidad que ha acogido con entusiasmo la celebración del evento desde sus inicios y que por ello “debe perdurar”.

Para la Fundación Torres-Picón, así como su portavoz y directivo Pedro J. Torres, este festival de música clásica ya ha alcanzado un carácter de tradición cultural, por su madurez, y al mismo tiempo es un ejemplo de atractivo turístico, de iniciativa, en tal sentido. Muchas regiones en el mundo están apalancando su turismo en programas permanentes culturales, que dan cabida a la música y a la danza clásica.

FTP