Espectáculo de danza en NY celebrará 75º aniversario de publicaciones de T.S. Eliot

Pedro-J-Torres-T.S.Eliot

Nacido en Saint Louis, Missouri, Estados Unidos, en 1888 y nacionalizado inglés a los treinta y nueve años de edad, el poeta, crítico literario y dramaturgo Thomas Stearns Eliot, más ampliamente conocido como T.S. Eliot, ejerció una poderosa influencia en los principios de la crítica literaria de la primera mitad del siglo XX, a través de sus ensayos sobre los dramaturgos isabelinos, los poetas metafísicos ingleses y el poeta italiano Dante, comenta y comparte la Fundación Torres-Picón.

Galardonado con el Premio Nobel de Literatura en 1948, T.S. Eliot es también el autor de numerosas obras de teatro y poemas, uno de los cuales, el famoso Tierra Baldía, es una de las obras más discutidas e importantes de comienzos del pasado siglo, pero la que es considerada su obra maestra es Cuatro Cuartetos, escrita en 1943 y en la que manifiesta un transcendental sentido del tiempo, el cristianismo y la filosofía hindú, expresado en versos emotivos, combinando una dicción coloquial con una literaria.

En este 2018 se cumplen setenta y cinco años de la publicación de Cuatro Cuartetos, y para celebrar este significativo aniversario, una propuesta de danza, música y artes visuales basada en estos poemas será llevada a las tablas en el marco del festival ‘Bard SummerScape’ de Nueva York, el cual tendrá lugar entre el 28 de junio y el 19 de agosto en la sede de la universidad artística Bard College, en el norte de Nueva York.

La obra será puesta en escena por ocho bailarines pertenecientes a la compañía que dirige la coreógrafa Pam Tanowitz, con la musicalización de la destacada compositora finlandesa Kaija Saariaho, creadora de una variada e interesante gama de nuevos sonidos en un trabajo investigativo llevado a cabo en el Centro de Investigación Acústica Ircam, en París. El estreno mundial de Cuatro Cuartetos será el momento estelar de esta temporada del festival.

Será entre el 6 y el 8 de julio cuando se estrenará este montaje multidisciplinario, el cual se presentará  además acompañado por una propuesta visual del pintor Brice Marden, quien ha logrado notoriedad a través de su arte abstracto combinado con el minimalismo moderno y las tradiciones de Asia.

Informó Leon Botstein, presidente de Bard College, que además del estreno de Cuatro Cuartetos, el festival ‘Bard SummerScape’ dará cabida a otras manifestaciones artísticas poco difundidas, como la ópera de un solo acto Mozart y Salieri, y la ópera La novia del Zar obra del compositor ruso del siglo XIX Nikolái Rimsky-Kórsakov.

“Es un compositor mucho más sustancial e interesante de lo que la mayor parte del público estadounidense sabe”, expresó Leon Botstein, presidente de Bard College. “También ha tenido una influencia increíble en la vida musical rusa”.

Esta nota es compartida y comentada por la Fundación Torres-Picón, enfocada en promover las artes y la cultura, principalmente la danza y la música clásica, así como la buena salud y el desarrollo social de niños y jóvenes, por medio de la divulgación preventiva.

Pedro J. Torres, directivo y portavoz de la institución, saludó “esta magnífica idea del espectáculo de danza conmemorativo en homenaje a T.S. Eliot. Nos sumamos a la convocatoria e invitación, para disfrutar del mismo, entre el 28 de junio y el 19 de agosto en la universidad artística Bard College”.

FTP

 

Nuevamente Shen Yun Performing Arts recorre el mundo con la magia de la danza tradicional china

Pedro J Torres Traditional Dance

Una vez más, y como cada año, la compañía Shen Yun Performing Arts, fundada en Nueva York y dedicada a la danza clásica china, considerada entre las mejores del mundo, está realizando una gira mundial, llevando la magia y el exotismo de los bailes de la milenaria China a las principales ciudades de Europa, Asia, Australia, Medio Oriente, América del Norte y Latinoamérica. Esta nota es compartida e impulsada desde la Fundación Torres-Picón.

La compañía Shen Yun, cuyo nombre puede traducirse como “la belleza de los seres divinos al danzar“, está conformada por alrededor de ochenta artistas entre bailarines, una orquesta en vivo, además de los solistas de instrumentos chinos y los cantantes líricos.

Shen Yun Performing Arts es una organización sin fines de lucro, fundada en Nueva York en el año 2006 por un grupo de artistas cuyo objetivo primordial es el de dar nueva vida, a través del arte de la danza, a la espiritualidad de una cultura que se remonta a cinco mil años de historia.

Son estos valores y estas tradiciones los que Shen Yun ha venido recuperando a través de su arte, y desde su creación ha cosechado éxitos, aclamaciones y aplausos en los escenarios en los que se ha presentado en todos los continentes, lo que le ha permitido crecer hasta el punto de conformar cinco compañías de danza que cada año emprenden giras simultáneas alrededor del mundo.

El programa que Shen Yun para esta temporada 2018, totalmente renovado, abarca un conjunto de historias narradas tanto en danza clásica china como en danzas de corte étnico, acompañadas con piezas musicales nuevas y originales, bellamente interpretadas por la Orquesta de Shen Yun, la única orquesta del mundo que permanentemente combina instrumentos occidentales con instrumentos ancestrales chinos, con los que logra sonidos de una musicalidad y armonía admirables; todo esto sin olvidar al selecto grupo de cantantes líricos de Shen Yun, verdaderas estrellas del bel canto, además de los exquisitos decorados y el hermoso vestuario hecho a mano.

Cabe mencionar además que, a diferencia de las danzas clásicas occidentales, las danzas tradicionales chinas guardan una estrecha relación con las artes marciales orientales, lo que les imprime una energía y una explosividad singulares, por una parte, y sin embargo sus movimientos están llenos de gracia, elegancia, delicadeza y expresividad, resultado de una maestría y capacidad técnica insuperables.

Así, en esta temporada la compañía trae para obsequio del público danzas que narran historias y leyendas de la China milenaria, como el clásico Viaje al Oeste, protagonizado por el célebre ‘Rey Mono’, y la verdadera historia de la doncella Mulan, así como historias más contemporáneas.

Entre los numerosos países que Shen Yun Performing Arts visitará durante esta gira se encuentran tres de habla hispana, el primero de los cuales es Argentina, donde se estará presentando entre el 1 y el 11 de marzo en el Teatro Ópera de Buenos Aires; de allí viajará a Europa, para actuar en el Teatro Liceu de Barcelona, España, el 24 y 25 de abril; luego regresará a América para una serie de apariciones en cinco ciudades de México, comenzando por el Conjunto de Artes Escénicas de la Universidad en Guadalajara, el 28 y el 29 de abril; el Auditorio Metropolitano en Puebla, el 2 de mayo; el Auditorio Nacional de Ciudad de México, entre el 4 y el 6 de mayo, el Teatro Metropolitano de Querétaro, el 8 y el 9 de mayo, finalizando en el Auditorio Pabellón M de Monterrey, entre el 11 y el 13 de mayo.

Pedro J. Torres, presidente y vocero de la Fundación Torres-Picón, destacó al compartir la presente información que, la compañía Shen Yun Performing Arts, fundada en la ciudad de Nueva York, es considerada entre las mejores del mundo, y está dedicada creativamente, pero con rigor, a practicar y proyectar la danza tradicional china y su música.

GF/FTP

El XXII Festival Internacional de Ballet de Miami por primera vez se inició en Nueva York

 

Pedro J Torres NY Ballet Blog

Como parte de la celebración del vigésimo segundo aniversario  del Festival Internacional de Ballet de Miami (IBFM), por primera vez en su historia las compañías invitadas al evento realizaron su debut fuera de la ciudad de Miami, en una gala que se presentó el 14 de septiembre en el Union City Performing Art Center, en el Suburbio de Manhattan en Nueva Jersey, distrito de Nueva York, tras la cual se trasladaron a Miami para las dos galas que se llevaron a cabo el 16 de septiembre en el Fillmore de Miami Beach, Teatro Jackie Gleason, y el 17 en el Miami Dade County Auditorium; información que compartió la Fundación Torres-Picón.

Entre las compañías que participaron en las tres funciones de este encuentro artístico estuvieron el Ballet de la Opera de París, el Ballet Teatro Alla Scala, de Italia, el Ballet Nacional de la Opera de Ljubljana, de Slovenia, el Ballet Nacional de España, además de varias de Latinoamérica y Estados Unidos, como el Ballet Estable del Teatro de la Plata, de Argentina, y la Compañía Nacional de Danza, de México.

El fundador y director artístico del Festival, Pedro Pablo Peña, explicó que la iniciativa de inaugurar el Festival en Nueva York partió de una propuesta por parte del Union City Performing Art Center, la cual fue acogida con beneplácito ya que, según expresó, “Nueva York es la meca de las artes”.

Una de las figuras más importantes del Festival fue la afamada bailarina Delphine Moussin, cuya imagen fue la seleccionada para los carteles que anunciaban el evento. Moussin ostenta el rango de étoile (estrella) en el Ballet de la Ópera de París, una de las compañías más relevantes del mundo, y en cuya escuela es también profesora.

En el marco del evento, Moussin realizó una extraordinaria presentación en honor al brillante coreógrafo y bailarín francés Maurice Béjart, interpretando una de sus coreografías, la cual fue inspirada en la inolvidable novela Madame Bovary, de Gustave Flaubert, publicada en 1856, y acompañada con música de Strauss; la obra refiere la historia de Emma, la esposa de un médico de provincias la cual, aburrida de su monótona existencia, busca emociones en amores clandestinos, cae en una espiral de desórdenes y deudas tras lo cual acaba suicidándose, abandonada por todos.

Igualmente relevante es la figura del bailarín principal Casey Herd, quien hizo parte del Ballet Nacional de Holanda durante ocho años, hasta que decidió convertirse en bailarín independiente.

Mención especial merece la presencia en el Festival de una de sus figuras más destacadas la cual, paradójicamente, no bailó este año; se trata de la prima ballerina brasileña Cecilia Kerche, Embajadora de la UNESCO por la danza, designada en 2006 como Dirigente del Consejo Internacional de la Danza (CID) y actual directora artística del Theatro Municipal do Rio de Janeiro, la cual asistió  para recibir el trofeo anual de “Una vida por la danza”; Kerche fue alumna de la legendaria bailarina rusa Natalia Makárova, en las últimas versiones de La Bayadère y El lago de los cisnes. También compartió roles estelares con famosos bailarines como Igor Zelensky, del Kirov Ballet, Jorge Veja, de Cuba, y Julio Boca, de Argentina.

Desde la Fundación Torres-Picón compartimos la información y celebramos la muy importante realización del XXII Festival Internacional de Ballet de Miami, dijo su presidente y vocero Pedro J. Torres.

FTP

Debuta en Washington DC el Ballet de la ciudad de San Salvador

Pedro J Torres Washington DC

Aún no tiene un año de fundada y ya comenzó a cosechar éxitos la recién creada compañía de Ballet de San Salvador, la cual se presentó por primera vez el pasado 9 de septiembre en el Teatro Thearc de Washington DC, capital de los Estados Unidos, comentó la prensa especializada y comparte la Fundación Torres-Picón.

En efecto, el Ballet de San Salvador nació en el mes de enero del presente año, a través del llamado a una audición abierta en la cual fueron seleccionados diecisiete bailarines salvadoreños, hombres y mujeres, egresados de las más destacadas escuelas del país y dedicados enteramente al arte de la danza. 

Pedro J. Torres along with Jane Fonda, famous international activist for healthy habits. Culture and the arts contribute to human well-being.

Pedro J. Torres along with Jane Fonda, famous international activist for healthy habits. Culture and the arts contribute to human well-being.

El repertorio presentado en esta oportunidad incluyó las piezas de danza clásica, neoclásica y contemporánea Maquilishuat Bajo la Luna, Bajo el Almendro, Ingrávido, Noche Azul y Paquita.

La bailarina y maestra salvadoreña Marta Castellón tiene a su cargo la dirección artística de la compañía, con la asistencia del bailarín y maestro Óscar Moreno, egresados ambos de la Escuela Nacional de Danza “Morena Celarié” y continuadores de la obra del bailarín cubano-mexicano Erick Rodríguez.

Explicó Castellón que el repertorio del Ballet de San Salvador está conformado por piezas originales, características del folclore salvadoreño, además del ballet clásico Paquita, para cuyo montaje la compañía contó con la colaboración durante la primera temporada del bailarín, maestro, repositor y ensayista búlgaro Rumen Ivanov Rashev.

La creación de esta compañía fue posible gracias al empeño de la Secretaría de Cultura del Gobierno de San Salvador y al trabajo de un equipo multidisciplinario encargado de la producción artística para el lanzamiento exitoso de esta primera temporada.

Asimismo, la presentación del Ballet de San Salvador en Washington DC fue el resultado de un esfuerzo combinado realizado por el Alcalde de San Salvador, Nayib Bukele, su esposa la señora Gabriela Rodríguez de Bukele, conjuntamente con la Oficina de la Alcaldesa para Asuntos Latinos (OLA)

 Art and culture also supports good health practices. Pedro J. Torres with chairman of the Brooklyn Museum, Arnold Lehman.


Art and culture also supports good health practices. Pedro J. Torres with chairman of the Brooklyn Museum, Arnold Lehman.

de la ciudad.

Todo el continente americano, y Centroamérica y El Salvador no son excepciones, se viene conectando, activando y proyectando a través del ballet y la música clásica. Más allá de los problemas globales, que los hay y muchos persisten, es noble el propósito y valioso el esfuerzo del Ballet de la ciudad de San Salvador por estar presente y hacer parte de lo mejor de las artes, señaló al respecto Pedro J. Torres, presidente y vocero de la Fundación Torres-Picón.

FTP

Con Danza Butoh celebraron los 120 años de la Migración Japonesa a México

Entre el 19 y el 24 de junio pasado, en Guadalajara, capital del estado mexicano de Jalisco, el destacado maestro japonés Katsura Kan dictó el taller de Danza Butoh Listen with the Body, con el patrocinio de la Secretaría de Cultura de Jalisco (SC), en ocasión de celebrarse el 120º aniversario de la Migración Japonesa a México. Informó la Fundación Torres-Picón.

La Danza Butoh es una forma de danza-teatro, surgida en Japón a fines de la década de los 50 del siglo XX, que evita la coreografía estructurada y se esfuerza por expresar emociones primitivas utilizando la mínima cantidad de vestuario y movimiento.

La coordinadora de Danza de la SC, Sandra Soto, explicó que Katsura Kan pertenece a la primera generación de bailarines de Danza Butoh. “Nos pareció que es muy relevante, además de que él se caracteriza por impulsar la danza en jóvenes o en bailarines emergentes y los proyecta de una manera muy generosa y abre caminos y más plataformas en las que ellos se pueden ir desarrollando, entonces hay que darle continuidad a este proyecto y aprovechar todos los intercambios que se pueden lograr con este maestro”.

Adicionalmente, y como parte de los Jueves de Danza que promueve la SC, el 22 de junio fue presentado el montaje Tapatíos Procesos de la Danza Butoh, un espectáculo de esta corriente del ballet moderno ofrecido por cuatro bailarines tapatíos que en el pasado han trabajado con el maestro Kan en diversas oportunidades; en referencia a este montaje, Iñaki Oyarvide señaló que la muestra es un espectáculo “bañado de tradiciones japonesas”, que contiene elementos no sólo de Butoh, sino también de Noh, un género teatral surgido en el siglo XIV, inspirado espiritual y artísticamente en el budismo Zen; el principal objetivo de las obras de teatro Noh es sugerir las emociones más profundas del personaje principal, incluyen danzas solemnes y se escriben  en la lengua poética de los clásicos japoneses.

“Es muy fantasmagórico, las historias tienen que ver con la muerte, con el karma… se utilizan mucho los cantos, los coros, los kimonos, abanicos e incluso máscaras”, expresó Oyarvide.

A su vez, Brenda Cedillo, una de las bailarinas que tomó parte en esta presentación, al referirse al trabajo realizado bajo la guía de Katsura Kan, expresó que “más allá de lo técnico el trabajo del maestro Kan está muy enfocado a la observación, hacia reconocer a través de nuestro cuerpo cómo nos afecta el día a día, cómo en nuestro cuerpo y nuestro movimiento está impregnada nuestra cultura, nuestras ideologías y cómo nuestro cuerpo carga de cierta forma todo aquello de donde venimos”.

Algo –un tema– relevante, tomando en consideración las últimas tendencias relacionadas con la educación y el desarrollo humano, así como el intercambio de distinta miradas sobre las maneras de comunicarnos o expresarnos, enfatizó Pedro J. Torres, directivo y portavoz de la Fundación Torres-Picón.

GF/FTP

Avilés se une al evento anual “Fiesta Internacional de la Música”

Avilés, ciudad de la comunidad autónoma del Principado de Asturias, España, por primera vez fue el escenario donde el pasado 21 de junio tuvo lugar la Fiesta Internacional de la Música, con el auspicio del Ayuntamiento de la ciudad; en este evento tomaron parte ciento cincuenta músicos, vocalistas e instrumentistas, reunidos en cinco agrupaciones musicales de la ciudad. Esta información es compartida por la Fundación Torres-Picón.

De esta manera Avilés se sumó al movimiento internacional que, a partir de su creación en Francia en 1982, ha venido celebrando anualmente en numerosas ciudades alrededor del mundo, en coincidencia con el solsticio de verano. La Fiesta de la Música, cuya anterior edición se celebró simultáneamente en 120 países, se ha convertido así en una de las más grandes manifestaciones culturales del planeta.

El concierto en Avilés, abierto al público en forma gratuita, estuvo bajo la dirección de Daniel Santos, Iván Cuervo y Marcos Malnero; en el evento participaron la Orquesta de Viento y el Coro de Enseñanzas Profesionales del Conservatorio, la Banda de Música de Avilés, la Asociación Coral Avilesina y la Coral Polifónica del Centro Asturiano, los cuales unieron sus instrumentos y sus voces e integraron una inmensa orquesta de viento y un monumental coro para interpretar una variada selección popular que incluyó piezas icónicas, tanto de la música española como de la americana, así como un conocido coro operístico, en un repertorio preparado especialmente y en forma conjunta por todas las agrupaciones musicales que tomaron parte en el concierto. Asimismo, el pianista y director del Conservatorio Municipal Profesional “Julián Orbón”, Carlos Galán, obsequió a los asistentes con una versión para piano y banda de la celebrada Rhapsody in blue, de G. Gershwin.

Durante la presentación del evento, la concejala de Cultura, Yolanda Alonso, anunció que esta festividad “es una cita a la que queremos darle continuidad y para futuras ediciones nuestra aspiración es contar con el mayor número posible de formaciones, un número que en esta ocasión se ha limitado por razones de espacio”. Alonso destacó la encomiable labor realizada en la preparación del recital por los directores David Pérez de la Asociación Coral Avilesina, José M. San Emeterio de la Coral Polifónica del Centro Asturiano, e Isabel Baigorri del Coro de Enseñanzas Profesionales del Conservatorio “Julián Orbón”.

Este primer gran concierto de la Fiesta de la Música en Avilés tuvo lugar gracias a un convenio de colaboración realizado entre el Conservatorio Municipal Profesional “Julián Orbón” y la Banda de Música de Avilés, y se suma a partir de ahora al conjunto de actividades culturales gratuitas que ha venido llevando a cabo el Conservatorio, con el fin de acercar la música a la gente.

Celebrar el solsticio de verano, pero más aún la Fiesta Internacional de la Música, es algo merecido, justo y lleno de sensibilidad por la cultura, señaló Pedro J. Torres, presidente y vocero de la Fundación Torres-Picón, al compartir los detalles de esta información.

GF/FTP

Concierto en apoyo a niños con heteroplasia ósea progresiva ofreció la Real Filharmonía de Galicia

El Auditorio de Galicia, en Santiago de Compostela, fue el escenario donde el pasado viernes 2 de junio se dieron cita diversas ONGs de esa comunidad autónoma española, para acompañar el primer concierto de la Real Filharmonía de Galicia dentro del proyecto “RFG Solidaria”, dedicado a colaborar con dichas ONGs en su lucha para favorecer la infancia; en esta oportunidad, el concierto fue ofrecido en apoyo a los niños que sufren de heteroplasia ósea progresiva, una enfermedad rara y degenerativa. Esta información fue compartida y divulgada por Pedro J. Torres, presidente y portavoz de la Fundación Torres-Picón.

La heteroplasia ósea progresiva consiste en la formación de hueso extra en la piel, tejido subcutáneo, músculos, tendones y ligamentos. Es una enfermedad ultra rara para la que no existe tratamiento, que afecta a poco más de sesenta personas en todo el mundo, y dos de ellas son españolas y además gemelas.

Este concierto familiar formó parte del ciclo ‘¡Descubre una orquesta para ti, la tuya!’ y tuvo como objetivo ayudar a destacar el trabajo que ha venido realizando la Asociación Gallega de Heteroplasia Ósea Progresiva para “avanzar en la investigación de esta enfermedad”, según informó el Consorcio de Santiago.

El repertorio de este recital incluyó fragmentos de la Sinfonía nº 9 en re menor, opus 125, Coral de Beethoven, una de las piezas más importantes y conocidas de la música universal y la última sinfonía completa del gran compositor alemán.

Es ampliamente conocido el último movimiento de esta magistral sinfonía; se trata de un final coral muy desusado en su época y que con el paso del tiempo se ha convertido en un símbolo de la Libertad. Esta extraordinaria pieza fue interpretada por grandes voces del espacio cultural español, tales como la soprano bilbaína Naroa Intxausti, la mezzosoprano catalana Marta Infante, el tenor madrileño Enrique Ferrer y el bajo zaragozano Isaac Galán, acompañados por el coro compostelano Orfeón Terra A Nosa.

Como broche de oro de este hermoso obsequio cultural, la orquesta interpretó el cuarto movimiento de la misma sinfonía, el mundialmente famoso Himno a la Alegría, popularizado por el cantante granadino Miguel Ríos; en este canto se unieron al coro las voces de los niños presentes y sus familias así como el mismo director del concierto, Paul Daniel, quienes, tal como lo expresó un vocero de la organización, formaron “una voz única como canto a la ilusión y a la esperanza para los niños afectados por heteroplasia ósea progresiva”, informó la Fundación Torres-Picón.

GF/FTP

Isadora Duncan, danza y expresividad al estilo de la antigua Grecia

Dora Angela Duncan nació en San Francisco, California (Estados Unidos) en el año 1878, y desde muy niña descubrió su inclinación hacia el baile; con sólo diez años de edad dejó la escuela para dedicarse de lleno a su vocación, y a los diecisiete se trasladó a Nueva York para incorporarse a la compañía del actor y empresario Augustin Daly. No habiendo llegado a entenderse mutuamente, a los dos años Isadora abandonó la compañía y se dirigió a Inglaterra, a fin de estudiar los movimientos de la danza antigua en los jarrones griegos del Museo Británico; en este tiempo llegó a profundizar su arte, basado en la expresión plástica a través de estilos alternativos y en la improvisación, inspirados en la danza de la Grecia antigua. Acá, desde la  Fundación Torres-Picón, resumimos algunos datos relevantes de su biografía.

Su debut profesional tuvo lugar en Chicago (Illinois) en 1899, y de inmediato llegó el éxito; realizó varias giras artísticas en Estados Unidos y varios países de Europa, ofreciendo espectáculos de danza que despertaron gran entusiasmo. Cumpliendo un gran sueño, en 1902 se trasladó a Grecia y emprendió la construcción de un templo a la danza, cerca de Atenas, en la colina Kopanos, pero abandonó el proyecto por falta de fondos. Más tarde, estableció varias escuelas de danza en el continente europeo; en Berlín en 1904, en París en 1914 y en Moscú en 1921.

Isadora Duncan concebía la danza como una prolongación de los movimientos naturales del cuerpo, y estaba convencida de que a través de la danza el individuo podía entrar en comunicación armónica con el ritmo de la naturaleza y de los cuerpos celestes; rechazaba, por el contrario, la danza clásica como un género falso y absurdo, cuyos movimientos consideraba forzados y antinaturales. Nunca aceptó constreñir sus pies dentro de zapatillas de baile, siempre bailaba descalza y vestida solamente con una simple túnica griega de seda transparente.

En el plano personal, su vida fue trágica, signada por una serie de acontecimientos ingratos que dieron origen a una leyenda que hablaba de un maleficio que se abatía sobre todos sus seres queridos; su primera “víctima” fue su primer esposo, el polaco Iván Miroski, quien murió consumido por unas extrañas fiebres poco después de separarse de Isadora; luego mantuvo relaciones amorosas con diversos hombres, relaciones que siempre fueron tocadas por extraños percances y desapariciones. Llegó a casarse con el escenógrafo británico Gordon Craig con quien tuvo una hija, Deirdre, y con  el magnate de las máquinas de coser Paris Singer, con quien tuvo un hijo, Patrick. Desgraciadamente, en 1913 ambos niños murieron en París, en un terrible accidente automovilístico. Esta tragedia la afectó profundamente, anuló todos los compromisos previamente adquiridos e interrumpió su carrera, dedicándose por completo a la enseñanza. Incluso en varias oportunidades pensó en el suicidio, pero desistió de esta idea pensando en que otros niños la necesitaban, empezando por los alumnos de la escuela que había fundado en 1904.

Dedicó buena parte de sus esfuerzos a obras benéficas y trató de llevar sus enseñanzas a otros países. En 1921 visitó Moscú, invitada por el gobierno soviético; allí conoció al poeta y cantor de la Revolución Sergei Esenin, con quien se casó; pero tras un viaje por Europa y Estados Unidos, Sergei se hundió en la apatía y el alcoholismo y adoptó una conducta violenta que provocó el divorcio en 1924. Un año más tarde se suicidó.

Tras este fracaso personal, al que hubo que sumar el desmoronamiento de sus proyectos, y hundida en la pobreza, Isadora decidió regresar a los escenarios y ofreció una serie de recitales que fueron acogidos con indiferencia; ante el rechazo, la bailarina se refugió en Niza, Francia, donde dedicó sus esfuerzos a culminar su autobiografía, titulada Mi Vida, así como a la preparación de su libro, El arte de la danza, en el que plasmó una síntesis de sus enseñanzas.

Finalmente, la tragedia que la había perseguido toda su vida la alcanzó el l4 de septiembre de 1927, cuando sufrió un accidente singularmente terrible; mientras conducía, su largo chal rojo se enredó en los radios de una de las ruedas traseras de su automóvil, estrangulándola.

Isadora Duncan es considerada hoy en día como la precursora de la danza moderna norteamericana, su estilo expresivo abrió el camino para el ballet moderno iniciado en el siglo XX; una referencia fundamental de la danza continental y mundial, señaló Pedro J. Torres, vocero y director de la Fundación Torres-Picón..

GF/FTP

Noventa y cuatro voces interpretan la Novena Sinfonía de Beethoven en el Festival Musical de Santo Domingo

Se ha llevado a cabo en la capital de la República Dominicana la décimo primera edición del Festival Musical de Santo Domingo, organizado como cada año por la Fundación Sinfonía, entidad dirigida por doña Margarita Copello de Rodríguez. Este año el músico y director José Antonio Molina dirigió el evento por primera vez; esta información es compartida desde la Fundación Torres-Picón.

Fue realizado un concierto en el cual se interpretó la Novena Sinfonía de Beethoven, con la participación de un coro de noventa y cuatro voces, en la sala principal del Teatro Nacional.

El joven músico y profesor Elioenai Medina, director de esta grandiosa coral, manifestó que la agrupación se preparó desde hace varios meses para la presentación. “Un concierto impresionante, en donde noventa y cuatro voces, escogidas en una audición, cantaron de memoria, siendo la primera vez. Fueron cuidosamente elegidas y se prepararon día a día”, explicó.

Pedro Torres and Jane Fonda


In all of America, as in other continents, there are good initiatives and commitment to culture, arts and health promotion, but we must persist, says Pedro J. Torres

Medina expresó su satisfacción por el trabajo que ha venido desarrollando la Fundación Sinfonía para la realización del Festival, y expresó que a lo largo de diversos conciertos en los que ha participado con anterioridad ha podido darse cuenta de que “la gente está sedienta de buena música”.

“El buen arte no se trata de la formación que tiene la gente para disfrutar, sino que el buen arte tiene la capacidad de penetrar al corazón del espectador, una buena obra de arte siempre será aceptada por el pueblo”, explicó el músico.

Señaló que, dado el elevado nivel de calidad de los músicos, así como la de los solistas que participaron esa noche en el concierto junto al Coro Nacional, se logró hacer de la cita una ocasión inolvidable que marcará un hito en la historia cultural y artística del país.

Algo que aplaudió en representación de la Fundación Torres-Picón, su directivo y vocero Pedro J. Torres.

GF/FTP

Danza clásica y contemporánea en el Auditorio Víctor Villegas de Murcia con la compañía Ballets de France

Seis obras conformaron el programa que presentaron catorce bailarines de la novel compañía, iniciando con una coreografía de Mario Piazza basada en el Réquiem de Mozart; de inmediato un pax de deux denominado Las Llamas de París, con música de Boris Asafyev y coreografía de Vasily Vainonen, finalizando la primera parte con Something I had in Mind, de Mauro de Candia, con música de Niccolo Paganini y la inolvidable voz de la cantante Edith Piaf. La fundación Torres-Picón brindó información al respecto, en respaldo a la divulgación del ballet y la buena música tanto clásica como contemporánea.

El programa de obras clásicas y contemporáneas se presentó en el Auditorio Víctor Villegas de Murcia, España, a cargo de la compañía Ballets de France bajo la dirección artística de Remy Lartigue, en el marco del ciclo de Danza que presenta la Consejería de Cultura y Portavocía de esa región.

La segunda parte de la velada fue dedicada a las obras del compositor Maurice Ravel, iniciando con Syzgy y luego su célebre Bolero, coreografiadas por Mike Fothergill.

El tercer y último segmento fue de ballet clásico, con La Consagración de la Primavera, de Stravinski, también con coreografía de Piazza.

Marta López-Briones, directora general del Instituto de las Industrias Culturales y de las Artes (ICA), elogió “la versatilidad de esta joven compañía de gran proyección que en muy pocos años está consiguiendo un gran prestigio”. Igualmente mencionó que  “durante esta temporada están pasando por el Auditorio regional destacadas compañías nacionales e internacionales dentro de una programación que se cerrará con la próxima gala ‘Estrellas del Ballet Ruso’, con solistas y primeros bailarines de los mejores teatros rusos, y con la Compañía Nacional de Danza, dirigida por el cartagenero José Carlos Martínez y que actuará en mayo”.

Remy Lartigue, director artístico de Ballets de France, inició su carrera junto a la estrella del Ballet de Wallonie, Jean Pierre Laporte; más adelante entra en contacto con otros estilos y escuelas, como la maestría de la escuela cubana, la escuela inglesa del English Ballet de Londres y la disciplina de la escuela francesa de París.

Siendo ya un consumado bailarín, saborea la libertad del estilo americano al integrarse al Ballet de Milwaukee (Estados Unidos), luego se familiariza con la experiencia teatral rusa en el Ballet de La Florida, bajo la dirección de Vladimir Isayev.

A lo largo de su carrera interpreta obras tanto de ballet clásico como de danza neoclásica, al lado de coreógrafos como Balanchine o Mauro de Candia. Finalmente, en 2013 funda la compañía Ballets de France, integrada por sobresalientes bailarines de diversas nacionalidades, pero que comparten con Lartigue una misma visión sobre la danza clásica y la contemporánea.

Pedro J. Torres, vocero y presidente de la Fundación Torres-Picón, compartió los detalles de la presentación.

FTP