Filarmónica de Medellín realizó un recorrido musical internacional desde el Teatro Metropolitano

Pedro J Torres Theater

El pasado sábado 17 de marzo, el Teatro Metropolitano de Medellín fue el escenario desde el cual la Filarmónica de Medellín (Filarmed) ofreció un concierto que constituyó un viaje a través de tres países, de la mano de la música tonal del siglo XX, con la participación del contrabajista búlgaro Ilko Rusev, y todos bajo la dirección musical del maestro ruso Guerassim Voronkov, informa la Fundación Torres-Picón.

El programa de esta cita musical internacional incluyó la interpretación de la Sinfonía No. 2 en Mi Menor del compositor, pianista y director ruso, Serguéi Vasílievich Rajmáninov, uno de los más brillantes intérpretes del siglo XX; la Sinfonía No. 2 en Mi Menor, compuesta en 1906, fue de gran significación para Rajmáninov, ya que gracias al gran éxito que alcanzó en su estreno, el compositor logró reponerse del fracaso de Sinfonía nº 1 en Re Menor, estrenada en 1897, cuya escasa aceptación lo hizo dejar de componer y trabajar sólo como pianista y director durante tres años. La Sinfonía No. 2 en Mi Menor es una obra inspiradora que representa la meditación en el yo interior y la búsqueda de la confianza del ser humano; cabe mencionar que su segundo movimiento, Allegro molto, forma parte de la banda sonora de la película Birdman.

Respecto a Rajmáninov, el director invitado del concierto, Guerassim Voronkov, expresó: “Para mí, desde niño, Rajmáninov era un ídolo, era todo lo que representa el arte de la música. Era un extraordinario pianista –quizás el mejor de todos los tiempos–, un gran director de orquesta y por supuesto un genio de la composición. En definitiva era el que yo soñaba ser”.

Cambiando de país, la Filarmónica de Medellín ofreció a los presentes el Divertimento concertante para contrabajo y orquesta, del músico italiano Nino Rota, autor de numerosas obras de música clásica, así como piezas especialmente creadas para el cine, son famosas sus producciones para las bandas sonoras de las películas del director italiano Federico Fellini La Strada, La dolce vita, Ocho y medio, Amarcord y Casanova, entre otras.

En este viaje musical no podía dejar de estar presente la música de Colombia, el país anfitrión; para esta oportunidad la Filarmónica interpretó la obra Paisaje andino del compositor colombiano Luis Antonio Bastidas, acompañada de la pieza Cauca del autor Camilo Echavarría. Cauca forma parte del proyecto Atlas de los Andes, el cual plantea un recorrido por varios países del extremo Norte de la Cordillera Andina, en busca de la diversidad botánica, geológica y climática de toda esta región.

“Esta breve gira o viaje musical, puso al alcance de los asistentes que la disfrutaron composiciones y piezas de primerísima calidad interpretativa. Una magnífica idea y propuesta de la Orquesta Filarmónica de Medellín”, apuntó Pedro J. Torres, en nombre de la Fundación Torres-Picón.

FTP

 

Ballet Clásico de Cuba y Compañía de Ballet de San Petersburgo coinciden en Talavera de la Reina

Pedro J Torres Cuba Ballet

Durante el mes de febrero, la ciudad de Talavera de la Reina, provincia de Toledo, en la comunidad autónoma de Castilla-La Mancha, España, se convierte en la capital internacional de la danza, al dar cabida a una amplia programación que según se planificó incluye diversos géneros del arte, a presentarse en el escenario del teatro Palenque de esta ciudad, divulga la Fundación Torres-Picón.

Así lo informó María Ángeles Núñez, concejal de Cultura del Ayuntamiento de Talavera de la Reina, quien anunció que el día domingo 4 de febrero, se estará presentando el Ballet Clásico de Cuba, el cual pondrá en escena una obra clásica, la ópera Carmen del compositor francés Georges Bizet. Posteriormente, el jueves 8 de febrero,  se presentó en ese mismo escenario la Compañía de Ballet de San Petersburgo, “para enmarcar y completar la programación de danza con mayúsculas en Talavera”.

Más adelante, los días sábado 17 y domingo 18 de febrero, y como parte de este evento cultural, se llevó a cabo el Campeonato Nacional de Danzas multidisciplinar y por categorías, el cual reunirá en el teatro Palenque a más de 1.200 bailarines que participarán en las modalidades de Danzas Española y Flamenco, Ballet Clásico, Danzas Modernas, Contemporáneo, Danzas Latinas y Bailes de Salón.

Igualmente se dieron cita en este encuentro diferentes personalidades del mundo de la danza, tanto en España como en el mundo, entre los cuales se cuenta Antonio Najarro, director del Ballet Nacional de España, quien también impartió una ‘master class’ de baile.

Asimismo explicó la concejal de Cultura que el afamado coreógrafo Ángel Martínez fue quien presentó al Ayuntamiento de la ciudad el proyecto de este Campeonato, y es ahora el encargado de la organización del evento, que reune en Talavera de la Reina a todo lo mejor de la danza española e internacional.

Para la Fundación Torres-Picón, prosigue la labor y tarea de divulgar y promover la cultura y las artes; aquí allá y donde sea. En cuanto a estas presentaciones, las mismas han logrado hacer coincidir y reunir a compañías y bailarines de muy alta calidad. Ello es un estímulo al talento dancístico y una motivación para los futuros profesionales del área. En la Fundación Torres-Picón aplaudimos este proyecto hecho realidad, apuntó Pedro J. Torres, su presidente y vocero.

GF/FTP

Rudolf Nureyev, destacada estrella dancística que vino del frío

Pedro J Torres Rudolf Blog

 

Nació en 1938, a bordo de un tren entre el lago Baikal e Irkutsk, en la Unión Soviética. Rudolf Nureyev fue un bailarín y coreógrafo ruso de ballet, considerado por muchos como el más virtuoso y carismático de su generación. Estudió danza clásica, arte escénico y dramático, literatura, historia, filosofía, pintura y música, y luego de ganar en Moscú una competencia estudiantil organizada por el Estado, ingresó en la Escuela Coreográfica del Ballet del Teatro Kírov de Leningrado (hoy San Petersburgo), donde cursó desde 1955 hasta 1958, año en el que se convirtió en el primer bailarín del Ballet del Teatro Kírov. Su excelencia artística y su brillante interpretación de clásicos como La bella durmiente, El lago de los cisnes y Don Quijote, lo catapultaron de inmediato al primer plano de la élite mundial. La Fundación Torres-Picón comparte en esta nota sus principales datos biográficos, y celebra su legado artístico.

Rudolf Nureyev (1)Con la misma rapidez se hicieron evidentes su carácter rebelde y su desapego a las estrictas normas impuestas por la jerarquía cultural soviética, sumamente restrictivas para la expresión de su arte, por lo que vivía en constante conflicto con la dirección de la compañía; este conflicto llegó a su clímax con el escándalo que tuvo lugar durante una gira artística realizada en París, en junio de 1961, cuando al separarse de la compañía, contraviniendo las órdenes del Ministerio de Cultura soviético, las autoridades rusas le ordenaron suspender la gira y regresar de inmediato a la Unión Soviética; evadiendo a los agentes de la seguridad soviética, Nureyev entró en contacto con dos policías franceses y solicitó asilo político y protección personal.

Esta deserción representó un duro golpe para la imagen la Unión Soviética, pero para Nureyev representó la entrada a un nuevo mundo que lo admiraba y le ofreció una cálida bienvenida, y en el cual pudo florecer y desarrollar su arte al máximo; a partir de entonces tomó residencia alternativamente en diversos países de Europa Occidental y bailó en las mejores compañías del mundo. En 1962 ingresó al Royal Ballet de Londres y allí, bajo la guía del coreógrafo Frederick Ashton, conformó junto a la bailarina británica Margot Fonteyn lo que llegó a ser la pareja más famosa de la historia del ballet clásico; juntos protagonizaron inolvidables puestas en escena de El lago de los cisnes, Las sílfides y Giselle. Igualmente llevó a cabo actuaciones brillantes con el American Ballet Theatre, la compañía de la coreógrafa, bailarina y profesora de danza estadounidense Martha Graham, entre otras agrupaciones.

Como bailarín, Nureyev poseía una técnica extraordinaria que le permitía abarcar un amplio repertorio, destacándose especialmente en el gran ballet del romanticismo tardío. Como coreógrafo, desplegó una originalidad portentosa; renovó y transformó la coreografía de obras como La bayadera, con música de Minkus; El lago de los cisnes, de Tchaikovsky; Romeo y Julieta de Prokofiev, así como varias coreografías de Marius Petipa, entre ellas Don Quijote.

En 1962 se publicó su auto biografía, Nureyev, y en 1972 fue estrenada una película basada en la historia de su vida, I am a dancer.

Pedro J Torres Picture with Rossellini


Performing arts are also a key tool in promoting the conservation of health. Pedro J. Torres with Isabella Rossellini

En 1982 adoptó la ciudadanía austriaca, y en 1983 fue nombrado director del Ballet de la Ópera de París, cargo que ejerció hasta 1989, y se mantuvo activo en esta compañía hasta su muerte, ocurrida en París en 1993.

Sus brillantes actuaciones con diferentes e importantes compañías y agrupaciones de ballet, dan cuenta de su alto nivel y especial talento; desde la Fundación Torres-Picón celebramos su legado, señaló Pedro J. Torres, portavoz y directivo. Nureyev, muy destacada estrella dancística que vino del frío impregnó de calor o calidez la danza clásica, apuntó Torres.

GF/FTP